Habas con jamón

lydiamunoz | 8 de diciembre de 2011 a las 12:24

1 bolsa de habas congeladas
1 o 2 huevos por persona
1 paquete de taquitos de jamón
1 diente de ajo
Hierbabuena
Un trozo de pan
1 cucharilla de pimentón dulce
1/2 cucharilla de especias reunidas
Aceite de oliva
Sal

Paso 1: Con una pizca de aceite en una cacerola, añadimos las habas, el pimentón y la hierbabuena y lo ponemos a fuego lento. Si hemos descongelado las habas previamente será mejor.

Paso 2: Sin parar de remover las habas, ponemos un dedo de aceite en una sartén aparte y dejamos que se caliente. Mientras tanto pelamos el diente de ajo y una vez que esté caliente el aceite, añadimos a la sartén el ajo y el trozo de pan. Lo hacemos durante unos minutos sin dejar que se dore demasiado el ajo para que no amargue. Una vez que esté listo, sacamos el pan y el ajo y lo majamos en un mortero.

Paso 3: El aceite sobrante lo pasamos a la cacerola de las habas una vez que estén un poco doraditas, añadimos también 100 ml de agua, un poco de sal y las especias reunidas. Lo ponemos a fuego medio y removemos continuamente.

Paso 4: Cuando veamos que las habas van cambiando de color y están blanditas, añadimos el contenido del mortero y los taquitos de jamón a la cacerola de las habas. A continuación, añadimos un poco de agua para cubrir las habas, pero no demasiada y lo volvemos a poner a fuego lento. Removemos durante diez minutos aproximadamente.

Paso 5: Añadimos los huevos haciendo un huequito entre las habas y tapamos la cacerola. Esperamos a que los huevos estén hechos y listo para servir.

Etiquetas: , , ,

  • mariano

    para cuando?

  • paco

    me gusta este guiso

  • verdiales

    La verdad es que son unas habas con jamón muy sui generis y no voy a opinar hasta que las haga.
    Pronto estaré aquí para deciros lo que me ha gustado o no este platillo.

  • mquiinn

    buen plato para los frios y si se le pone un par de alcauziles mejor que mejor .

  • verdiales

    Las hice esta mañana y la verdad es que han gustado y me ha dicho mi hija que eran muy parecidas a los esparragos esparragados por el sabor.
    Venga, plato que entrará en mi menú.