Los años de la luna en cáncer

Blas Fernández | 1 de mayo de 2008 a las 13:47

Cancer Moon

Josetxo Anitua (izquierda) y Jon Zamarripa (derecha).

Como desgraciadamente ya apunté en otra entrada de este blog, el pasado martes 22 de abril falleció en Bilbao a los 43 años de edad Josetxo Anitua, quien fuera cantante, letrista y compositor de Cancer Moon, una de las bandas más apasionantes, también injustamente semiolvidadas, del rock español de los 90. Con tres álbumes publicados en un periodo de cuatro años -Hunted by The Snake (1990), Flock, Colibri, Oil (1992) y Moor Room (1994), amén de varios temas dispersos en distintos recopilatorios-, el grupo, integrado en primera instancia por Anitua, el implacable guitarrista Jon Zamarripa y el hoy también desaparecido baterista Jesús Suinaga, supuso una especie de bisagra entre el eco ya remoto y desgastado de la sacudida pop que vivió España en los 80 y la por entonces todavía balbuceante eclosión indie, en primera instancia hinchada gracias a una crítica más entusiasmada por la posibilidad de cambio que vislumbraba que por los resultados reales de sus protegidos, quienes, contados con los dedos dos manos, aún tardarían tiempo en ofrecer discos con auténtica enjundia.

Situados en tierra de nadie, un terreno apenas compartido entonces por nombres como The Pantano Boas, Los Bichos y los Surfin’ Bichos, los integrantes de Cancer Moon, pronto reducidos al núcleo Anitua-Zamarripa junto a músicos de apoyo, experimentaron un desmoralizante rosario de idas y venidas por distintas discográficas -una por cada álbum-.

Ese detalle, sin embargo, apenas dejó mella en sus trabajos, imponentes colecciones de rock indómito oteando siempre las posibilidades experimentales del ruido eléctrico, aunque sí legó, por contra, un posterior efecto nocivo para la historia del rock de este país: ninguno de aquellos sellos, unos fruto de la despistada ambición comercial y otros del sincero ardor del fan, existe hoy en día; el resultado, puede imaginarse, es que toda la discografía oficial de Cancer Moon está descatalogada y que aquellos títulos emblemáticos sólo pueden adquirirse, con suerte, en tiendas de segunda mano, ferias de coleccionistas o recurriendo al bendito p2p.

Ello explica en buena medida el porqué del desconocimiento que aún en 2008 persiste respecto a una banda de semejante calibre y de tan decisiva influencia entre las generaciones de músicos y aficionados que la sucedieron, generaciones a las que debe resultarles difícil sospechar, a no ser que recurran a las hemerotecas, el impacto que en su momento provocó a los melómanos rock españoles la publicación de Hunted by The Snake.

Hunted by The Snake
Hunted by The Snake

Polar Records. 1990. LP / CD.

Una guitarra distorsionada y ululante nos daba la bienvenida en Ramblin’; luego, el contundente redoble de Suinaga y la voz de Anitua (Oh ramblin’ / Yes I do / Oh ramblin’ / That’s for truth / I could eat you like a ham) restallando en los oídos. “Perdón, ¿dices que son de aquí?”. La pregunta resultaba inevitable, pues hasta ese momento ningún disco español provocaba la duda de manera tan incontestable. Hunted by The Snake (Haunted, según el lomo de la edición en vinilo) no sólo soportaba las comparaciones foráneas, sino que le hablaba de tú a tú a sus coetáneos europeos y norteamericanos marcando el punto de fuga del rock underground contemporáneo español.

Pero Ramblin’ apenas es el principo. El muro de guitarras levantado por el maestro Zamarripa en Tell Me The Secret; las fieras espirales de (Feedback) The Iron Need, el puñetazo seco de Cruella Devil… Todo en Hunted by The Snake, una venenosa y adictiva mezcla de noise-rock, garage-rock y pop psicodélico que ya flirtea con la vocación experimental de sus creadores, va creciendo ante los incrédulos oídos del espectador hasta el lacerante bucle final de Voice of The Sax (bucle sin fin real en la edición en vinilo; en el formato CD se añadió como coda una versión de Iggy Pop, I Need Somebody).

La producción de Jaime Gonzalo, codirector de Ruta 66, fue en su momento denostada por el grupo, aunque contemplada en la distancia quizás resulte que aquella polémica respondiera más a la extraña situación de Cancer Moon en Polar Records, división de pruebas rock de un sello especializado en megamixes, que al trabajo de Gonzalo, que aguanta sin perder empuje el paso de los años.

Flock, Colibri, Oil
Flock, Colibri, Oil

Munster Records. 1992. LP / CD.

Tras resolver no pocos problemas contractuales, Anitua y Zamarripa, ya sin Suinaga y flanqueados por músicos de apoyo, recalan en la entonces pujante independiente Munster Records con la esperanza, vana, de recibir un trato mejor. Apenas cuentan con cuatro días, entre el 16 y el 19 de abril, para registrar su segundo álbum en un estudio de Burdeos. Y pese a todo, Flock, Colibri, Oil vuelve a desplegar una fascinante colección de canciones en la que, junto a las andanadas tan propias de Cancer Moon -de las que ya avisa el primer corte del disco, Solution (Mooncycle)-, gana peso ese componente ensayístico siempre presente en sus trabajos. Indians, registrada en un cuatro pistas casero, White Sky, Ink o Folks dan fe de ello. La edición en CD incluyó dos temas extras, ambos versiones, Human Jukebox, de The Scientists, y Girl#, de Suicide.

Moor Room
Moor Room

Radiation Records. 1994. LP / CD.

Instalados en Radiation Records, Anitua y Zamarripa parecen por fin disponer del tiempo y la calma suficiente para afrontar una grabación sin demasiadas presiones. Moor Room, mejor disco nacional del año para la revista Rock de Lux, tiende a considerarse su álbum más equilibrado, quizás por condensar en su docena de canciones todas las vertientes exploradas por el dúo en las entregas previas desde una perspectiva más madura y con mayor oficio. Todo está en él, la entrega de Josetxo al agarrarse al micro y dejarse el alma en unas melodías de oscuro atractivo y la imaginación de Jon tejiendo capas y capas de guitarras de las que sobresalen en los momentos precisos arrolladores riffs; la rabia -Girls Hangin’ Round, Sweet, Sweet Cake, Lie, Stupid Pumpgirl, In a Hurry- y la dulzura -I’m Head Down, Caster, Blue Sky y la impresionante Stone of Head-, la desazón -Daniel Boone, Wolf of Cool- y el toque marciano -Risin’-.

Y después de Moor Room, el silencio, o casi. Anitua, DJ residente en uno de los locales más conocidos de Bilbao, el Kafe Antzokia, siguió vinculado a la música tanto a través de variadas colaboraciones -entre otras con Le Mans y Single, además de un álbum de versiones junto a Atom Rhumba- como de proyectos propios -Josetxo Grieta-. Con su muerte el rock español pierde a uno de los personajes más notables e inquietos, amén de afables, de su historia. Otra pregunta inevitable. ¿Se le ocurrirá ahora a alguien reeditar los discos de Cancer Moon?

Una última sugerencia. Para profundizar en la historia de la banda resulta sumamente recomendable, por no decir indispensable, visitar esta web.

  • ADOLFO DE MOTTA ROMERO

    Así son las cosas.Me entero de la existencia de este blog buscando información sobre la ida de este personaje,sin duda uno de los GRANDES del ROCK sin etiquetas de este país al que ahora llaman ”estado”.Me viene a la mente el concierto en Sevilla de Cancer Moon,donde supuestamente teloneaban a Died Pretty (aussie rock sin más)y acabaron dejando claro que los realmente BUENOS BUENOS BUENOS eran ellos.Qué poderío…aún tiemblo cuando suena en mi plato el Haunted by the snake al completo.Y de todo lo que vino después,incluida su faceta más ruidista,experimental o como quiera llamársele, buena música para orejas inquietas..Sobre tus motivos,querido Josetxo,nada que decir:seguro que eran de peso.La música pierde,los gusanos ganan,la vida sigue.

  • Blas Fernández

    Hombre, Adolfo, no desmerezcas a Died Pretty, que también era un grupazo. ¿Recuerdas la versión de ‘The Cross’ de Prince que se marcaron en aquel concierto? El de Cancer Moon fue fenomenal. Lo tengo grabado en cassette. A ver si algún día puedo ripearlo y subirlo para disfrute general. Saludos.

  • ADOLFO DE MOTTA ROMERO

    También me gustan los DIED PRETTY,

  • ADOLFO DE MOTTA ROMERO

    Muy bien,Blas,de camino ¿porqué no ripeas también alguna selección de VENTANA AL POP?.Hubo un tiempo en el que Radio Aljarafe era reducto de melómanos hasta que ,por razones que tú conocerás mejor que nadie,alguien decidió acabar con tu programa y con el ISLA DE ENCANTA.Jó,qué viejos somos.Por cierto,también me gustan DIED PRETTY,de hecho,algún vinilo tengo,pero su ”afectada oscuridad”(la de Peno en concreto)se me hace pelín pesada.

  • mbarea

    me encanta oir-leer a gente hablando-escribiendo de Died Pretty. recordándolos, vamos. como dice adolfo, qué viejos somos… pero que nos quiten lo bailao. saludos.

  • Blas Fernández

    Pues verás, Adolfo, soy tan desastre que no tengo grabado ni un solo programa de Ventana al Pop. Y no sólo eso, tampoco tengo guardada ninguna grabación del programa que luego hice en Canal Sur Radio, Olas en el aire, ni del programa de TV que también hicimos en Canal Sur TV dirigido por Pive Amador, Fanzine.
    Con Ventana al Pop no acabó nadie. Bueno, sí: yo. Fueron, creo recordar, ocho años ininterrumpidos haciendo dos horas diarias de radio en directo. Y estaba cansado, necesitado de hacer otras cosas. De Olas en el aire no puedo decir lo mismo: ése sí que se lo cargaron por el morro tras año y medio en antena y cuando la cosa iba viento en popa. Fue una decisión de la entonces jefa de programas de la emisora que, en realidad, escondía una cuestión bastante prosaica: se cepilló un par de espacios, incluido el mío, para meter en la parrilla a una amiga suya. Me dolió, claro, porque hacer un programa de difusión regional era algo nuevo para mí y el feedback con la audiencia era estupendo (mi mujer, que es mucho más ordenada que yo, me tiene archivadas un montón de cartas de oyentes de aquella época; también los guiones de las hilarantes columnas de opinión del Profesor Franz -el Habitante del Plano era más de improvisar-, que merecen un blog para ellas solas). Pero bueno, no pasa nada, aquí sigo.
    ¿Sabes lo que lamentó de verdad? Que centenares de discos, quizás miles, de la época de Ventana al Pop se quedaron en Radio Aljarafe. Y aún peor, las maquetas. No sé qué habrá pasado con ellas, pero confío en que las mantengan a buen recaudo, porque en esa colección puede escucharse de primera mano no sólo la historia del rock sevillano de los 80, sino también de toda Andalucía y de gran parte del país.
    En fin, lo dejo aquí que voy a terminar por ponerme nostálgico. Y no tengo motivos. Estoy bien donde estoy y encantado de mantener el contacto, años después, con los oyentes de aquellos programas de radio. Un fuerte abrazo, Adolfo.

  • sonu

    Tengo diez cassettes de la epoca de Ventana al Pop a quien le pueda interesar,que se ponga en contacto conmigo!!!Son impagables,las regalo como copias gratis

  • Blas Fernández

    ¡Tío, yo mismo las quiero!

  • sonu

    EA!PO AVER COMO QUEDAMOS,AH….NO SOY TIO,SOY TIA,SALUDOS.

  • sonu

    Hay de todo:Cancer Moon,El Pecho de Andy,Bromea o que?,Tarik en Alcazaba ´90,La Granja,Franky Franky y el Ritmo Provisional,Tahures Zurdos,Dulce Venganza,Comite Cisne,Sex Museum,etc

  • sonu

    Por cierto,yo tb he sentido mucho la muerte del cantante de Cancer Moon,que conciertazo en Tomares………Tengo fotos…

  • arantxa león almeida

    Pues ya que sale el tema Ventana al Pop… he de decir que yo he crecido escuchando a este hombre en la radio. El “culto”, la pasión por la música para mí nació contigo. Un año significativo de auténtica iniciación: 1989. yo no sé cuántas cintas tendré grabadas con temas de tu programa… la verdad es que no las tengo localizadas, puede que estén en algún armario por casa de mi madre o puede que estén trituradas… pero singles, maquetas, eps inencontrables ahora mismo… como Ventana al Pop ninguno. Y me pasaba el día y la noche escuchando la radio, quiero decir, que conocía, creo, todos los programas “aprovechables” de otras emisoras independientes (de Castilleja de Guzmán, de San Juan, Radio COCO…). Tomaba notas a la vez que escuchaba el programa, tenía hecho un fichero con los grupos, los componentes, lo que habían editado, en maqueta o en vinilo, las colaboraciones… todo eso por poco no me cuesta la EGB!!

    Un abrazo!

  • sonu

    Arantxa,a ver si me dices qha sido de tu hermana Carolina….

  • Boka

    Claro, Arantxa, te recuerdo llamando al programa para participar en todos los concursos. Y tu hermana Carolina fue quien se hizo cargo del programa cuando lo dejó Blas, puede ser? un saludo

  • sonu

    Arantxa contestaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!

  • arantxa

    jajaja!
    quienes sois? sonu y boka? así todo junto parecen nombres de personajes de Bola de Dragón…
    bueno, yo dejo aquí mi correo el que quiera que me busque: zazuleona@gmail.com
    Es más, escribidme, por favor, a ver si nos juntamos unos pocos y organizamos una fiesta-homenaje y pinchamos discos de la época, o algo parecido, estaría genial!!!
    Encantada de reencontraros! pero es que no sé si es del todo correcto usar el blog de Blas para charlar de la familia, la verdad…
    Blas, te debo la cinta, no creas que se me ha olvidado, está ahí pendiente, cualquier día de estos te llamo o te escribo…

    Un beso!

  • Blas Fernández

    Gracias, guapa. Pero será… ¡a la vuelta de las vacaciones!

  • Vicente

    Hola Sonu, me llamo vicente, como tu fui un incondicional de blas fernadez y creci escuchando su programa, tenia muchas cintas grabadas que recopile en una sola de 90, la perdi, me gustaria mucho que me dijeras algunas canciones que las guardo en la memoria y que no se los nombres de los grupos solo las letras. un saludo

  • […] una de las últimas grabaciones de Josetxo Anitua, el añorado vocalista de los inolvidables Cancer Moon, auténtico punto de fuga del rock español de los 90, fallecido en 2008. Tres años antes, banda y […]


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber