Los encantos de Espanto

Blas Fernández | 11 de febrero de 2009 a las 23:45

Foto: Estíbaliz Echeverría

ÍSIMOS. Espanto. Birra y Perdiz. Pop. CD-R

Por una u otra razón, esta reseña lleva algunas semanas en la recámara, tiempo más que suficiente para que el Ísimos de Espanto ascienda varios peldaños en su condición de secreto a voces dentro del cada vez más reanimado panorama del pop independiente español.

Publicado a finales del pasado 2008 por el singular sello madrileño Birra y Perdiz –centrado en tiradas cortas en CD-R a precios reducidos, con vocación artesanal y el compromiso de no reeditar, en principio, ninguna de sus referencias–, la última entrega del dúo logroñés, precedida de un recopilatorio de maquetas –Cantando en tu siesta– y un epé compartido con Antonna –de Los Punsetes–, proclama sus virtudes boca a boca, blog a blog, de manera que resulta imposible no prestarle atención y, finalmente, rendirse a sus encantos.

Lo que Teresa y Luis manejan con inteligente humor en estas ocho canciones son elementos de la cotidianidad insertados en canciones de falsa apariencia deslavazada: el encuentro ocasional resuelto en torno a lugares comunes –A ver si nos vemos–; la mirada, entre resignada y orgullosa, al patito feo –Ya vendrán otros–; el desamor pertinaz –Qué casualidad–; la observación aguda y hasta compasiva –La cotilla–; la ironía endulzada –enorme El último día de las vacaciones–; el desamor, otra vez el desamor –Ciento volando–; el ingenioso cuento antropomorfizante –La Casa–; la diversión de los demás –El final de la fiesta–.

Sin embargo, y más allá de lo textual –son canciones tan vivas que las interpretaciones pueden y deben diferir–, Espanto conecta también con algunos ilustres precedentes del pop de mesa camilla español –Vainica Doble y Le Mans resultan referentes obvios– en su voluntad de crear canciones con un valor musical intrínseco, cualidad que adorna cada uno de los cortes citados pese a esa también mencionada impresión de obra inacabada.

Ambos elementos, al fin y al cabo los detonantes del atractivo de una canción, son los que conjugados con tanto acierto hacen de Ísimos uno de los grandes discos del pasado 2008, quizás semioculto por su pretendida factura como artefacto underground, pero también, como ya han reseñado otros compañeros, con sobradas razones para que la nueva entrega del dúo, llegue cuando llegue, multiplique el impacto.

Ahí les dejo el curioso clip de No cabe un tonto más, canción incluida en el epé compartido con Antonna…

  • manolodominguez

    teresa y luis son una de las mayores alegrías de los últimos dos años del pop nacional (¿blacanova son la otra?). y si no fuera por la existencia de la descarga en internet, espanto cantando en tu siesta ya debería ser objeto de culto superbuscado como lo fue durante muchos años el debut de vainica doble. porque lo que hay en ese cd son sencillamente algunas de las mejores canciones nacionales de esta década.

    hay que seguirles la pista, porque se lo merecen y porque no parece que nos lo quieran poner fácil.

  • diego j.

    totalmente de acuerdo; las tres referencias de espanto contienen unas canciones preciosas.

  • […] ¿Recuerdan aquel delicioso disco de Espanto titulado Ísimos? Fue sin duda una de las referencias más celebradas de Birra y Perdiz, ese sello que, hasta hace […]

  • […] miércoles 11 contaremos con doble cartel: Espanto, uno de los secretos mejor guardados del pop nacional, y Doble Pletina. Doble será también el […]


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber