Canciones de amor y humor

Blas Fernández | 26 de marzo de 2009 a las 10:39

EN LA CAMA CON ANNTONA. Anntona. Gramaciones Grabofónicas. Pop. Descarga copyleft

Precedido y hasta impulsado por el éxito de Los Punsetes, también por sus maquetas previas y aquel CD-R compartido con Espanto, el primer disco en solitario de Manu, guitarrista del grupo madrileño, llega en descarga libre y directa desde la web de Gramaciones Grabofónicas antes de su publicación física.

Sea por intentar repetir de manera consciente la estrategia que tan buen resultado le ha dado a la banda, o simplemente porque ésta se ha mostrado ya, y de manera reiterada, como una fórmula eficaz de presentar y difundir nuevas propuestas, la opción copyleft engrosa en cualquier caso su ya amplio repertorio de atractivas descargas de música española con esta curiosa colección de canciones, que Manu firma con el seudónimo habitual, Anntona.

Grabado en casa, “sin molestar a los vecinos”, con el apoyo puntual de varios amigos –Ariadna y J Punset, La Bien Querida, Cristina Clovis y Luis Espanto–, En la cama con Anntona recoge once canciones de muy diferente adscripción sonora. Podía volar, por ejemplo, podría pasar por un tema de Los Punsetes –sensación reforzada, además, por el hecho de que sea Ariadna Punset quien le ponga voz–, mientras que la hermosa Tú hueles mejor parte de una base rítmica casi de reggaeton perezoso sobre la que La Bien Querida entona con deliciosa delicadeza unos versos cargados de nostalgia: Huelo tu perfume / eso que te echas / me voy por otra calle / no doy una a derechas / Recuerdo que tú estabas / más bien enamorada / recuerdo que me echabas unas cuantas miradas / Pero ahora debe darte igual que yo / vaya por la calle percibiendo ese olor / que me recuerda que por bien que huela algo / tú hueles mejor…

Como en el caso de Los Punsetes, la ironía y el humor negro forman parte sustancial del lenguaje de Anntona –queda claro desde el principio, en el a cappella inicial de Nunca es tarde y en el patético retrato de Y además bastante fea–, lo que de partida supone ya un acicate para acercarse al álbum. Pero, claro, hay más: cuando bordea el riesgo de chiste fácil –la ya conocida Todo el mundo tiene porno en casa–, Anntona se saca de la manga unos arreglos europop que no sólo le salvan el corte, sino que incluso lo convierten en uno de los más resultones del disco.

Lejos de cualquier intencionalidad chistosa es, además, donde se sitúan las mejores canciones de un álbum que, sin la rotundidad del debut en largo de Los Punsetes, confirma el interés de este proyecto personal. Es en la mencionada Tú hueles mejor, en Ausencia de miedo o Te escribo desde el barro –ambas con colaboración de Cristina Clovis– donde Anntona se destapa como el gran escritor de canciones que puede llegar a ser.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber