El refugio de David Cordero

Blas Fernández | 3 de diciembre de 2010 a las 19:49

Juan Luis Castro, a la izquierda, y David Cordero, con las manos ocupadas. / Foto: Cristo Ramírez

Juan Luis Castro, a la izquierda, y David Cordero, con las manos ocupadas. / Foto: Cristo Ramírez

Ursula-disco

Hasta que la soledad nos separe. Úrsula. Foehn Records. LP / CD. Ambient / Experimental / Neoclásica

¡Oh vosotros que entráis, abandonad toda esperanza! A partir de ahora podríamos reconvertir una vez más la célebre cita de Dante: ¡Abandonad toda voz y recuperad la esperanza! O bien, más dilatada: ¡Oh vosotros que entráis en Úrsula, perdeos en sus silencios, dejad en suspenso vuestra consciencia, flotad por el infinito espacio sonoro de su melancólica ensoñación y quizás así recuperéis, aunque sólo sea momentáneamente, parte de vuestra esperanza!

David Cordero descubrió hace un tiempo que su capacidad como letrista quedaba bastante por debajo de su ambición como compositor, una situación más proclive a incrementar el grado de desazón que a encauzar ésta de forma creativa, productiva y, a su vez, sanadora. Con Mejor seguir al silencio -más que un título profético, toda una declaración de intenciones- dio un acertado golpe de timón que lo lanzó a navegar por otros mares. Y a juzgar por la nueva entrega, ese rumbo para esquivar la quemazón sí que lo llevó a buen puerto.

Hasta que la soledad nos separe -más que un título hermoso, un grave recordatorio de cierta condición humana- es la quinta entrega larga de Úrsula, la segunda que Cordero factura con la inestimable complicidad de Juan Luis Castro, la primera estrictamente instrumental. Y, más aún, es el perfecto equilibrio entre seis cortes destinados a una escucha arropada por el cielo gris, plomizo, que precede a la nevada; un cielo observado con cordura y distancia desde el refugio del hogar -o, al menos, sería preferible escucharlo así-.

Ya me gustaría disfrutar de Úrsula en esas condiciones, en el salón, tocando para mí. Pero como por aquí tampoco nieva, no me hago ilusiones. Me contento con la cita que el grupo ha preparado en el CAS (Monasterio de San Clemente, Torneo 18), el próximo jueves 9 a las 20:00, a la que están invitados todos ustedes hasta completar el aforo. No va a ser lo mismo, seguro. Lo cual no impide que siga siendo una ocasión especial.

  • bate

    Capitulo Siete comienza con los mismos sonidos que un tema de los tejanos Palaxy Tracks.
    No sé quién dijo que lo importante en la música era empezar bien y acabar mejor.
    Lo que hay por medio, es este caso concreto, es una visión subliminada de la muerte.
    No me imaginaba que una banda tan rompedora como Ursula, fuera a dedicarle una canción al Cristo de la Humildad y Paciencia de la Cena. Esto me ha emocionado hasta la médula espinal, como semanasantero jartible que soy.

    Me gusta los títulos de las obras de este trabajo. La foto escogida para la portada del disco, cargada de reminiscencia bermangianas, me han hecho echar de menos el pueblo de mi padre cuando se acercaba estas fechas. Nos levantábamos temprano para ir a coger setas, nos abríamos paso a través de la niebla con varas de acebuche que robábamos al vecino.
    Si Proust tenía una simple magdalena para rememorar su infancia, yo conservo la manteca colorá de mi madre, y a partir de ahora, la canción “Insomino de Verano”.
    Perdona el tostón, Blas, me cogió en horas bajas.

  • Pinto

    Úrsula, dícese de ese grupo con buenos amigos(con comillas)en la prensa musical que casi nunca osan hacer una crítica contudente de sus discos y sus conciertos, y acaban confundiendo al respetable, q se acerca, con ansías, atraído por esas críticas, a sus discos y conciertos, y descubre, cada nueva ocasión, que tanto fervoroso entusiamo no se corresponde con la realidad, llegando, claro, indirectamente, a perjuducar al grupo, dado q uno se espera mucho y se encuentra-normalmente-con poco. Se formula entonces eso, tan coloquial y tan paradigmático de “buah, no es para tanto…”

    De nuevo, oiremos el disco, nobleza obliga, a ver si esta vez se confirma la regla o es la excepción que la rompe…

    Saludos!!

  • Pedro Jiménez

    Gran concierto el del otro día en el I+CAS

  • […] desligados del indie especulativo -Cordero, ahora en Jacob, atesora una amplia discografía como Úrsula y su nombre también figura en alguna banda sonora tan interesante como la de Seis puntos sobre […]


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber