De qué hablamos cuando hablamos de música (en la Redacción)

Blas Fernández | 23 de diciembre de 2013 a las 5:00

Una de, ejem, redactor veterano: cuando llegué a la Redacción de Diario de Sevilla (bueno, en realidad llegué a Diario de Sevilla cuando aún no existía la Redacción) apenas podía hablar con nadie sobre música. Las escasas conversaciones al respecto solían surgir como resultado de alguna pregunta directa -Oye, ¿y qué te parece tal o cual?- y terminar con consideraciones, más o menos bienhumoradas, sobre la supuesta excentricidad de mis gustos personales.

Quince años después la situación es considerablemente diferente. Lo es, de hecho, en la misma medida en que ha cambiado el espacio y el tratamiento que la prensa generalista depara a ese otro pop (dedicación y rigor en los que, permítame apuntar el tanto, los periódicos del Grupo Joly fueron pioneros en España). Hoy no sólo hablo de música con mis compañeros de Redacción, sino que además varios de ellos suelen escribir también sobre el tema con impecable criterio y elegante pluma.

La Ventana Pop, más aún tratándose de un blog personal, renunció hace mucho tiempo a la vana e inútil pretensión de elaborar listas con lo mejor del año -en ello ya se empeñan todo tipo de revistas, peródicos, webs, pasquines, fanzines, panfletos y hasta catálogos-. A lo que no renuncia es a recomendarle algunos títulos especialmente destacados de la temporada, grata tarea que en esta ocasión comparto con varios de esos compañeros. Y huelga decir que, si le apetece, puede dejar las suyas, sus recomendaciones, en los comentarios.

http://vimeo.com/79693376

Las recomendaciones de Manuel Barea (Redactor Jefe de Diario de Sevilla)

mazzy_starMazzy Star: Seasons Of Your Days (Rhymes Of An Hour Records)
Si no existiera la voz de Hope Sandoval la escucharíamos en nuestros mejores sueños. Ella y David Roback -ah, aquellos inolvidables Rain Parade- nos acarician y abrigan contra el frío de la noche en un disco que es otro hito de una obra que se antoja imperecedera.

 

eelsEels: Wonderful Glorious (Coop / Music As Usual)
El disco de un joven con ya medio siglo de vida a sus espaldas. Rock solipsista, como el que ha hecho siempre Mr. E, que ha dejado atrás el desasosiego juvenil primero y el desencanto de la madurez más temprana después y ha desembarcado en ese momento de la existencia en el que ya no hay que dar más explicaciones para sólo sentir que el hoy es mejor que el ayer. Más anfetamínico que ansiolítico, guarda no obstante en algunas piezas acústicas e íntimas el contrapunto perfecto a los arrebatos eléctricos.

yo_la_tengoYo La Tengo: Fade (Matador)
El término fan se impone aquí con toda su vehemencia. No hay objetividad alguna. ¿Por qué iba a haberla? Descubiertos en aquel The River Of Water con el que se presentaron a mediados de los ochenta, no han defraudado jamás. Ni siquiera en sus bromas, como cuando se hacen pasar por Condo Fucks. Y con Fade, Ira Kaplan Georgia Hubley y James McNew, han vuelto a responder, con creces, a esta pleitesía. Siguen en los altares.

mikal_croninMikal Cronin: MC II (Merge)
Guitarrazos pop. El hallazgo de esos riffs que busca el oyente como si se tratara del elixir de la eterna juventud. Cronin los ofrece. Aquí están, en sus canciones. Canciones. Ni más ni menos. Eso es lo que pedimos a un disco, ¿no? Y las que entrega éste crean adicción. Power-pop ideal para mañanas en las que es necesario ahuyentar fantasmas, temores. Para congraciarse con el individuo que nos mira desde el espejo y pedirle que sonría.

lee_ranaldoLee Ranaldo & The Dust: Last Night On Earth (Matador)
Este orfebre de la guitarra entrega su segundo álbum como jefe de la banda, en la que cuenta a la batería con su colega de Sonic Youth, Steve Shelley. Más de un moderno debió enarcar las cejas al oír a Ranaldo admitir influencias de aquellas largas y lisérgicas jam sessions de Grateful Dead. Y hay bastante de eso: rock ortodoxo en canciones con un minutaje que a algunos puede resultar excesivo pero que, lejos de aplastar, ofrece una paleta con numerosos matices (Refree participa tocando el ukelele en Home Chds), los que cabía esperar de un innovador nato e incansable que no repara en audacias cuando se trata de sacarle jugo al mástil. La obra es íntima, personal: hay mucho en ella de la experiencia que Ranaldo y su familia padecieron, aislados y sin apenas provisiones, en su casa de Nueva York bajo el ataque del huracán Sandy en 2012.

bill_callahanBill Callahan: Dream River (Drag City)
Llueve. Es un día desapacible. La casa está vacía. Pincha este disco.

 

 

 

kurt_vileKurt Vile: Wakin On A Pretty Daze (Matador)
El hippy Kurt -qué poco caso se le ha hecho a su banda, The War On Drugs- le ha perdido el miedo al éxito. Lo ha encarado. Y la operación le ha salido redonda. Mucho más luminoso que sus antecesores, este Wakin On A Pretty Daze juega desde su salida en la actual Primera División del rock de autor norteamericano. Y le enseña la matrícula a la superpoblada grey que habita en la categoría. Compositor extremo e intérprete de altura, permítaseme el tópico: esto un discazo de 2013.

telekinesisTelekinesis: Dormarion (Merge)
¡Dios! Qué forma de abrir un disco. Power Lines y, a continuación, Empathetic People. La cosa va de trallazos apuntando a la mismísima médula. Corre el riesgo de que a partir de ahí la bajada sea inevitable. O eso se piensa. Pero no. Garage, rock, electropop, folk, post-punk. El genio Michael Benjamín Lerner lo ha vuelto a hacer. No se le resiste ningún palo. Esta nochevieja pincha Wires en la fiesta de fin de año. Si te mandan quitarla, cambia de amistades para 2014.

deerhunterDeerhunter: Monomanía (4AD)
Las canciones que nos gustaría escuchar de recogida, al final de la noche, en el último bar, con las córneas escocidas, la lengua del tamaño de un edredón empapado, las neuronas jugando al escondite y el corazón, a esas alturas, ni crudo ni cocido.

 

sonny_rollinsSonny Rollins: Our Man In Jazz (RCA-Essential Jazz Classics)

Una licencia. No es pop. Es jazz. Y no es de 2013, es de 1962. Pero se ha reeditado este año y me permito esta (leve) fullería para incorporarlo a la lista. En un tuya-mía bestial con Don Cherry, y acompañado por el bajista Bob Cranshaw (a quien reemplaza Henry Grimes en un par de piezas) y con Billy Higgins a la batería, el coloso Sonny Rollins da a luz lo que la historia ha convertido en estándares, ya clásicos: Oleo, Doxy… Uno se pregunta que con lo que cobran por un bourbon en cualquier bar de la ciudad por qué no ponen, al menos, esta música del demonio para acompañar.

Las recomendaciones de Pablo Bujalance (Jefe de Cultura de Málaga Hoy)

arcade_fireArcade Fire: Reflektor (Merge)
Es curioso, porque tras la primera audición de cada disco nuevo de Arcade Fire mi primera impresión es de cierta decepción respecto al disco anterior. Pero, concedidas tres o cuatro oportunidades más, termino rindiéndome. Reflektor tiene lo que le pido a cualquier disco y a cualquier grupo: mucha música. Y aquí la hay para hincharse. Lo del rollo bailable me resulta anecdótico en comparación con lo que armónicamente son capaces de lograr los señores Butler y compañía. Les perdono hasta lo de David Bowie. Un gozo.

peter_gabrielPeter Gabriel: I’ll scratch yours (Real World Records)
Ser fan incondicional de un tipo cuyo último disco de canciones originales se lanzó en 2002 es algo bastante difícil de llevar. El argumento general es que lo que Gabriel ha hecho desde Passion en 1989 es prescindible, pero mi opinión es muy contraria. El Up de 2002 me pareció deslumbrante, y el Scratch my back tiene momentos realmente sobresalientes, más aún en su intención de armar una obra propia a partir de canciones ajenas. En el siglo XXI asistimos a un Peter Gabriel empeñado, según sus propias palabras, en zafarse de todo lo africano y sonar como un triste blanco europeo. Para lograrlo montó una orquesta sinfónica de 60 músicos, la subió a un autobús de dos pisos y la metió en una gira mundial que en España significó un fracaso brutal y en el resto de Europa y EEUU un éxito de altura. En fin, eso es lo que hay. I’ll scratch yours devuelve la pelota de Scratch my back y en esencia no es un disco de Peter Gabriel, ya que son otros (la mayoría estuvieron en Scratch my back) los que interpretan sus temas. Algunas versiones no me gustan nada (el Game without frontiers de Arcade Fire me resulta, paradójicamente, previsible y aburrido), pero disfruto mucho con el I don’t remember de David Byrne, el Mercy Street de Elbow y la última grabación que dejó Lou Reed para la posteridad, un ardiente Solsbury Hill que es lo mejor del disco. Más que el resultado, lo que más me gusta es la idea, el yo hago una tuya y tú haces una mía. Habría estado bien comprobar lo que hubiese hecho Radiohead con Wallflower, pero Tom Yorke, que es un ceporro, se apeó cuando escuchó el Street Spirit que hizo Gabriel en Scratch my back. Una lástima.

martirioMartirio & Raúl Rodríguez: De un mundo raro (Universal Music)
Uf, es que cuando escucho a Martirio tengo la sensación de que alguien me da un abrazo. Es algo que consiguen muy pocas voces. Y aquí canta al oído, así que imagínate. Que el repertorio sea de Chavela Vargas me da más igual, la verdad. Pero esta mujer sabe romperse sin faltar al respeto, y eso es muy difícil. Y Raúl Rodríguez sigue una línea como músico y productor muy estimulante. Frente a la depuración absoluta del sonido Limón y toda su carga de mentira, aquí lo que hay es mucha verdad. Las guitarras suena como guitarras, y echarse eso a la oreja es muy gratificante.

cuarteto_quirogaCuarteto Quiroga: (R)evolutions (Cobra)
Vi al Cuarteto Quiroga con Javier Perianes y casi se me cayó la cabeza de gusto. En su último disco tocan a la Segunda Escuela de Viena, Schönberg, Berg y Webern, el momento justo en que la tonalidad se fue al carajo. Y estos cuatro tocan como si supiesen que en la nota final les espera la descarga que acabará con ellos. Buenísimo.

evangelistasSoleá Morente & Los Evangelistas: Encuentro (Sony)
Cinco canciones quiméricas, una cabeza de bella y el cuerpo de bestia, o al revés. Como si la Medusa mitológica se hubiese puesto pop. Me gusta mucho esta línea. Ojalá perdure.

 

morenteEnrique Morente: Morente (Universal Music)
Bueno, ya puestos… Es que me gustó mucho Pablo de Málaga, y esta grabación en directo del concierto en el Liceo propone una lectura más amable del disco, pero también a menudo más valiente. En la última entrevista que le hice a Morente acababa de salir Pablo de Málaga, él me decía: “Bujalance, que todavía no sé ni lo que he hecho”. Creo que cuando lo subió al escenario se quedó tranquilo. Yo vi el mismo concierto en el Teatro Cervantes de Málaga, con Eric Jiménez, y fue espectacular.

daft_punkDaft Punk: Random Access Memories (Columbia)
Me he resistido casi todo el año, pero un amigo me insistió hasta que al final le presté atención. Creo que no me gusta tanto como a casi todo el mundo, pero sí, vale, es muy bueno. Lo que más aprecio es la colaboración de Paul Williams. En el coche suena muy bien.

 

radio_futuraRadio Futura: La canción de Juan Perro (Legacy)
¿Valen las reediciones? Es que hacía como quince años que no escuchaba este disco, y al recuperarlo ahora casi me ha parecido nuevo. Sigue siendo un grandísimo disco. La pena es que abrió una puerta para el rock español que después se ha seguido poco y mal. Pero A cara o cruz suena a gloria en cualquier época.

esperanzaEsperanza Fernández: Mi voz en tu palabra (Discmedi)
En este balance me estoy poniendo más flamenco de lo que querría, pero es que esta mujer canta muy bien. Lo que más me gusta es la dirección musical de Dorantes, espléndida y juguetona. Hace buenos los versos de Saramago.

 

alberto_alcalaAlberto Alcalá: Ensayo y error (Oído Records)
Alcalá es un cantautor de Antequera que algunos escuchamos desde hace no pocos años y que acaba de lanzar su primer disco en Oído Records, en el que colabora Javier Ruibal. Es un trabajo muy honesto, muy bien facturado, con sentido del humor y mucho gusto. Merece de sobra estar aquí, vaya.

 

Las recomendaciones de Pedro Moreno (Diseñador de Joly Digital)

dean_blunt_redeemerDean Blunt: The Redeemer (World Music / Hippos In Tanks)
La confusión como estilo
La mitad de Hype Williams da continuación a The Narcissist II desmarcándose sin prejuicios de sus anteriores trabajos con un disco con mucha coña que hace de la confusión estilística su mejor baza. Blunt, que parece derrotado por el amor, no abandona su surrealismo, sus pasajes oníricos, pero ahora llega a ello por otros medios menos enrevesados, más clásicos, pero que convocan la misma inquietud. El cuánto hay de serio en The Redeemer y cuánto de comicidad o provocación queda a juicio de cada oyente.

burial_rivalBurial: Rival Dealer (Hyperdub)
Reinventarse es necesario.
Partiendo de materiales considerados más o menos polémicos o ya superados,  y generando una controversia nacida del sobreanálisis de cada paso que da, Burial ofrece como resultado uno de los picos creativos más altos de este 2013 a través de una reinterpretación muy personal de décadas anteriores para brindarnos un nuevo enfoque que muchos valorarán como un paso en falso fruto de su supuesta apertura. Lo serpenteante de sus estructuras sigue ahí, así como esos pasajes emocionales y las propiedades características de su sonido. Come Down To Us pone los pelos de punta.

drake_nothingDrake: Nothing Was the Same (Island)
La intuición de Noah “40” mejora a Drake.
La sensibilidad de Drake, a veces algo complaciente e ingenua, sale reforzada en este trabajo gracias a la meticulosa producción de un Noah “40” Shebib muy inspirado. El trío inicial, con una Tuscan Leather apabullante, es lo mejor grabado por el canadiense hasta ahora y aporta las claves en las que se moverá, con más coherencia que antes, en el resto del minutaje, que se siente como una renovación del espíritu que encerraba Here, my dear de Marvin Gaye. Además aparece Sampha (gran EP el suyo) en la confesional Too Much, lo cual habla muy bien del criterio y buen gusto de Drake.

fire-exitFire! Orchestra: Exit! (Runne Grammfon)
Mats Gustafsson actualiza la Big Band.
El disco menos disperso del aún joven proyecto de jazz psicodélico del sueco Mats Gustafsson, más conocido por sus colaboraciones con Sonic Youth, Jim O’Rourke y Neneh Cherry, que también publicó este año el destacable y crudo (Without Noticing) pero sin su Orchestra. Con un sonido más expansivo, esta improvisada Big Band ataca con robustez y naturalidad distintos frentes sin sonar nunca impostados, y sorprende en los pasajes más relajados que no ocultan la tensión que ruge e incomoda en su interior. En un buen equipo hi-fi suena imponente.

lonnie_holley_keepingLonnie Holley: Keeping a Record of It (Dust to Digital)
Pureza como sinónimo de libertad.
Artista polifacético a su pesar, Lonnie Holley lleva décadas grabando música con las mismas ideas y la misma tozudez con las que esculpe sus piezas. Sin ser muy diferente del debut de 2012, al que costaba reconocerle influencias claras a tan único discurso, las distintas colaboraciones sólo han dado más lustre a sus improvisaciones, aparcando el poso lo-fi, pero manteniendo su esencia intacta, sin alterar ni un ápice el efecto poético y puro de su música.

holter_loudJulia Holter: Loud City Song (Domino)
Abrirse un poco no hace daño.
Inspirado en el musical y la novela Gigi, Julia Holter ha grabado un disco tan ambicioso como accesible en el que deja de lado algo de su hasta ahora habitual cripticismo para transitar terrenos un tanto más luminosos sin perder de vista esa experimentación y riesgo que le caracteriza. El París de la obra de origen se transforma en el actual Los Ángeles, cuyo desquicie, desenfreno y falta de rumbo quedan perfectamente reflejados en esas dos cimas del álbum, de incontenible instrumentación y meditada estética, que son Maxims I y Maxims II.

prefabsprout_crimson-redPrefab Sprout: Crimson/Red (Icebreaker Records)
Paddy McAloon vuelve a dejarnos entrar.
Paddy McAloon en plena forma, recuperando un disco que tenía en el cajón sin nadie entender el por qué, dado el alto nivel de las composiciones y mejorando al ya de por sí sublime Let’s Change the World with Music. La candidez sigue ahí, la fragilidad de su voz también, y tan sólo se le puede reprochar, aparte de una dudosa elección de arreglos electrónicos en algunos temas, la falta de acabado del disco, aspecto que por otro lado le otorga una inusitada frescura a canciones -hits- como Adolescence.

bargeld-teardo_smilingTeho Teardo & Blixa Bargeld: Still Smiling (Specula)
Italia y Alemania reunidas esta vez con fines más constructivos.
La salida de Blixa Bargeld de los Bad Seeds y el descanso, no se sabe si definitivo, que ha dado a Einstürzende Neubauten, por fortuna no ha supuesto el fin de su creatividad. La colaboración con el compositor italiano Teho Teardo es tan abstracta, sardónica y afilada como se puede esperar de Blixa, pero Teho lima asperezas y contiene melódicamente el caudal de ideas que debe ser el alemán, que desvela una faceta crooner inédita hasta ahora en la versión de Alone with the moon. Durante algunos momentos parece que son dos gamberros jugando con distintas formas musicales, pero lo cierto es que, tras esa fachada a veces payasesca, se encuentra un disco muy conmovedor y sincero.

puritans_fieldThese New Puritans: Field of Reeds (Infectious)
Mirar atrás para saltar al vacío.
These New Puritans abandona las percusiones histéricas de Hidden en beneficio de una serenidad en apariencia clásica y minimalista pero de profunda complejidad musical. Hay mucha música contenida en Field of Reeds, toda muy bien asimilada, y esa sensación de exploración, de aventura, por la que atravesaría la banda durante la grabación, acompaña a lo largo del disco. El acercamiento a la belleza, en el sentido más romántico del término, se realiza a través de órganos, pianos, voces masculladas y sutiles arreglos electrónicos en los que se apoyan para desarrollar estados de ánimos de gran hondura emocional. La presencia del ex-Bark Psychosis Graham Sutton, ya presente en el anterior, aclara muchas dudas. Atemporal.

kanye_yeezusKanye West: Yeezus (Def Jam)
La importancia del contexto.
El disco más radical que desde los márgenes de la industria se ha publicado en bastante tiempo. La perpetua batalla contra sí mismo que desde hace ya unos años vive Kanye West se salda con un disco bipolar, vivo y rotundo donde lo que más importa es la urgencia por comunicar y en el que sus disparates son, esta vez sí, una excusa para expresar disconformidad con todo lo que le rodea en este momento. Se cita muy a menudo como influencia a Death Grips, pero en todo ese cúmulo de referencias solapadas, basadas algunas en lo superficial del sonido, hay que destacar el avant-hip hop de Shabazz Palaces y, sobre todo, aquella producción algo fallida pero llena de recursos de Trent Reznor para Saul Williams en 2007.

Las recomendaciones de Francisco Camero (Redactor de Cultura de Diario de Sevilla)

phosphorescentPhosphorescent: Muchacho (Dead Oceans)
En el apartado americana ha habido este año obras tan grandes como Dream River de Bill Callahan, que de hecho hasta me parece más abiertamente catedralicia; pero a mí este otro me ha llegado más. No sólo por llevar dentro una bomba tan precisa como Song for Zula, una de las canciones más bonitas, sinceras, emocionantes y (me imagino que sólo aparentemente) sencillas que en este momento yo recuerdo haber escuchado en discos de este año; o esa especie de coda clamorosamente indisimulada a Chris Isaak que es The Quotidian Beasts. Aunque a veces parece pisar el freno (pero tampoco importa mucho), también me gusta la producción, que por su (contenida) inclinación a las probaturas (cajas de ritmos y demás…) recuerda a algunas de las preciosas cosas que hacía Mark Linkous en Sparklehorse. Discos post-ruptura los hay a patadas y son más viejos que mear en una tapia, como mínimo tan antiguos como el pop, pero a mí, cada vez que lo escucho tranquilamente, éste se me pasa en un suspiro.

nights_gambitKA: The Night’s Gambit (Iron Works Records)
Dentro del rap, si hablamos de pirotecnia y de esa competición un puntito ansiosa por delimitar El Puto Sonido Campeón del Futuro, evidentemente el disco del año es el Yeezus de Kanye West; no he tenido ningún problema en disfrutarlo como un niño de excursión con el colegio. Pero es uno de esos que al menos yo escucho por curiosidad compulsiva, también por deformación profesional, y en este caso, por deleite personal también, sí. Pero no es esa clase de discos que me pongo en casa porque sí, o para pasear de noche, o de los que le pongo a los amigos a los que les gusta el rap desde adolescentes; no, sospecho, de esos que seguiré escuchando de principio a fin dentro de (pongamos) cuatro años. En esa división mi disco ha sido el de Ka, introspectivo y elegante hasta decir basta, ascético e hipnótico de pura sobriedad y lleno de matices que van ganando brillo y contraste a cada escucha, una obra completamente a su bola y pletórica de orgullo old school, impermeable a las tendencias de temporada (me refiero a su sonido, no a la repercusión: ese es otro tema que en gran medida no depende del músico), que obedece sólo esa especie de mística de caminante-cronista zen y que desborda amor y respeto por la historia del rap y en este aspecto, si hubiera dudas, ahí está el último corte, Off the Record.

james_blakeJames Blake: Overgrown (Universal / Polydor / Atlas)
Juro que no se trata de una pose esnobista, pero a mí Overgrown me parece mejor disco que el primero: más compacto y definido; también, inexorablemente, menos sorprendente y en ese sentido con menor capacidad de impacto. Digo esto porque tengo la impresión, por lo que he leído y escuchado, también por lo debatido varias veces con el propio amigo Blas, de que la opinión (muy) mayoritaria es la contraria. En cualquier caso (qué más da), el disco es de una hondura arrebatadora y -más allá de la jerga y la taxonomía: que si soul, que si post-dubstep, que si pop contemporáneo; y bueno, sí: es todo eso a la vez y algo más, es también esa extraña y conmovedora inspiración que vibra en sus espaciosos silencios- sigue llevando sus modernas torch songs a terrenos que le ensanchan a uno el pecho.

kurt_vileKurt Vile: Wakin on a Pretty Daze (Matador)
Hay discos que son casi bombas de oxígeno y por razones autobiográficas que no vienen al caso éste es para mí uno de ellos. Cuando pase mucho tiempo, mucho mucho tiempo, cada vez que vuelva a escucharlo, en esos viajes en el tiempo que la música propicia con esa potencia y esa vividez y ese vértigo insuperables, volveré a vivir de otra manera, pero de alguna manera, Aquel Estado de Ánimo Del 2013. Antes de proceder a guardar muy discretamente el kleenex en el bolsillo, apuntaré tan sólo una cosa más, a título informativo, y es que estas clase de cosas, incluso a pesar de la paradoja que muchas veces conllevan, le importan mucho a las personas de carácter esencialmente -¿absurdamente?- sentimental. Al margen de todo esto, el disco es gloria bendita: sus canciones sencillamente rozan la perfección y tienen un sonido absolutamente delicioso y un mood acojonante, perezoso y lánguido, vitalista y agridulce, entre un tenue, levísimo feeling psicodélico y el folk-rock de toda la vida, pero recreado hoy, aquí, ahora.

nick_caveNick Cave & The Bad Seeds: Push the Sky Away / Live from KCRW (Bad Seed Ltd.)
Me quedé frío la primera vez que escuché el disco, la verdad por delante. No era el que esperaba, aunque no sé qué disco esperaba. El desconcierto no se debió al regreso en modo sereno e introspectivo, porque de hecho The Boatman’s Call sigue siendo (creo: en realidad es imposible saberlo con certeza) mi disco favorito de Nick Cave. Fue más bien el sonido, ese sonido predominantemente atmosférico e incluso con un ligerísimo barniz electrónico. El mismo, por otro lado, que muy pronto, una vez superada la extrañeza, me caló hasta los huesos. Y todo lo demás ya había estado siempre ahí: él mismo, sus preciosas letras como puñales majestuosos. El directo editado a finales de año, hace nada, es un complemento perfecto para el disco, aparte de una demostración más de que los Bad Seeds son una de las bandas de rock más precisas, sutiles y elegantes de este planeta y puede que de todos los demás. Con el grupo en formato reducido y con un ambiente como de bar a media luz abierto ya sólo para los habituales (con la única excepción desatada del Jack the Ripper que lo cierra), el disco se marca además el puntazo de sortear toda huella de su repertorio de greatest hits oficiales (y es tan amplio ya…). Semejantes alardes están al alcance de él y dos más, puede que tres.

boards_of_canadaBoards of Canada: Tomorrow’s Harvest (Warp)
Resulta complicado, o caprichoso, tratar de explicar las razones del brutal encanto de Boards of Canada porque éste consiste en su capacidad, de momento inagotable, para la evocación y el ensueño, para el paisajismo sonoro (y mental), para ese sonido expansivo y envolvente con sus arpegios flotantes y sus texturas de otro mundo pero que es éste, y esa incansable exploración de la electrónica que trasciende cualquier género redondeada con su encantadora marca de la casa, con esa rugosidad e imperfección analógicas. Este álbum en particular, de todos los suyos, que siempre han tenido esa veta de nostalgia y abandono, se hace potentísimo en esa especie de sentimiento que colapso ante la vida moderna que lo atraviesa.

variousVarious: Music For Dancefloors: The KPM Music Library (Strut Records)
Strut, sello fino y fiable donde los haya de la cosa nigga y sus alrededores, recuperó esta colección de pepinos de todos los colores, de jazz-funk al reggae, del easy listening al soul, de la samba al blaxploitation, viejos temas usados desde los años 50 en adelante para anuncios, programas de televisión, cine más bien cutre y cortinillas de radio: música creada para fines incidentales que luego se convirtió en lo que se conoce como music library, la cual fue luego sampleada con el conocido regocijo especialmente por parte de los músicos de rap. Disco -ojo: conceptos importantes- sabrosón, variadito e hiperponible.

james_holdenJame Holden: The Inhiritors (Border Community)
No sé si este disco será una obra maestra, pero si no lo es, cuál lo es. Esa pinta tiene al menos. Fascinante, hipnótico, potente, tribal, lleno de cortocircuitos emocionales, con ese aire a veces casi de ritual pagano en medio del campo y la noche en busca del trance, Holden sigue jugando en una liga para él solo. Sobre todo porque es capaz de mezclar lo que le da la gana, desde la métrica kraut a lo que parece casi post-rock, desde el noise a la IDM y el ambient, y por supuesto ese techno tan absolutamente suyo, finísimo y a la vez visceral, al margen siempre de cualquier libro de estilo. Un disco arrebatador del que es difícil salir una vez que se está completamente dentro.

cass_mccombsCass McCombs: Big Wheel and Others (Domino)
Cass McCombs tiene una facultad prodigiosa y de momento parece que inagotable para hacer discos atemporales, canciones preñadas de romanticismo loser y clasicismo country-folk-pop-rock. El disco es largo, demasiado quizá, y tremendamente irregular a ratos, pero los picos son tantos, y tan cautivadores, y suenan con tanta naturalidad (esa sensación fantástica, al escuchar una canción, de que ésta en realidad quizás ya existía en alguna parte y él sólo la ha hecho suya), que al final, a pesar de sus imperfecciones, se va metiendo adentro, y más adentro, y más adentro, y pones el disco y te tiras en el sofá y empieza a atardecer pero demoras ese momento en el que enciendes ya alguna luz porque da igual, se está bien así.

run_theRun The Jewels: Run The Jewels (Fool’s Gold)
Menos fino y más macarra que cualquier otra cosa que haya hecho antes, El-P se marca aquí un disco de colegueo y diversión (shitty talking, por usar la impagable expresión inglesa) con su compadre Killer Mike, por lo que el tono enfermizo, apocalíptico y atravesado por la ansiedad y el horror vacui desaparece (nunca del todo) de la producción, mucho más aligerada aquí pero sin llegar a perder ese toque absolutamente suyo (denso, oscuro, abigarrado) que hace de El-P uno de las figuras más interesantes, personales y a ratos hasta intrigantes del rap reciente. De manera más que consciente, el disco no busca más trascendencia que el de pasar un buen rato, y eso, con su sonido GORDO, vaya si lo cumple, a base de bien.

Las recomendaciones de Blas Fernández (Editor de Cultura de Joly Digital, crítico musical de Diario de Sevilla)

panthaPantha du Prince & The Bell Laboratory: Elements of Light (Rough Trade)
Mejor disco del año para el prestigioso boletín trimestral de la Asociación Internacional de Campanilleros, en Elements of Light Hendrik Weber se alió con The Bell Laboratory para dotar de texturas orgánicas a esas campanas que en sus discos anteriores sólo surgían de la cacharrería electrónica. Cinco cortes para cerrar los ojos y volar. Puede leer la reseña aquí.

osoleoneOso Leone: Mokragora (Foehn Records)
Mejor disco del año para la exclusiva revista Planta y Jardín, Mokragora aupó a los mallorquines Oso Leone a la categoría de imprescindibles de 2013. Las razones están en esas canciones de hipnóticas cualidades que “sin ser estrictamente electrónicas, beben del dub y de la la tensión rock especulativa”. Puede leer la reseña aquí.

UMOUnknown Mortal Orchestra: II (Jagjaguwar)
Mejor disco del año según el hermético blog del Real Círculo Esotérico de Brujas y Magos, II es el álbum pop perfecto -lo acreditan canciones tan absolutamente deliciosas como Swim And Sleep (Like a Shark)- que busca en la ética y la estética lo-fi el distanciamiento respecto al falso oropel y al brillo artificial de un mercado desquiciado. Puede leer la reseña aquí.

balagoBalago: Darder (Foehn Records)
Mejor disco del año para la exquisita web oficial del Colectivo de Paisajistas Melancólicos, Darder certifica la vigencia de un secreto a voces: los catalanes y ya veteranos Balago han crecido a cada entrega y con ésta, la quinta, lanzan desde su evidente madurez un imponente álbum de electrónica contemplativa. Puede leer la entrevista aquí.

boards_of_canadaBoards of Canada: Tomorrow’s Harvest (Warp)
Mejor disco del año según el reputado pasquín mensual de la Federación Escocesa de Agricultores Psicodélicos, Tomorrow’s Harvest corona hasta el momento ese continuo que hilvana la discografía de los hermanos Sandison, haciendo de cada nuevo álbum el siguiente capítulo de una historia con hechuras monumentales. Puede leer la reseña aquí.

antonio_ariasAntonio Arias: Multiverso II (Autoedición)
Mejor disco del año para el periódico de la Organización Mundial de Astrónomos Metafísicos, Multiverso II lleva unos pasos más allá el interés del incombustible Arias por la espacio y la mística. Poesía científica para explicar lo micro desde lo macro. Un clásico instántaneo, aunque aún haga falta tiempo para reconocerlo como tal. Puede leer la reseña aquí.

puritans_fieldThese New Puritans: Fields of Reeds (Infectious)
Mejor disco del año para el oscuro fanzine del Club Gótico de Amigos del Traje Negro, Fields of Reeds extrae oro de la excelsa alianza entre el grupo de Jack Barnett y el músico y productor Graham Sutton, “una obra mayúscula que vuelve a disolver con perfecta naturalidad los presuntos márgenes estilísticos que distancian a la música de ascendencia pop de otras formas y géneros sonoros”. Puede leer la reseña aquí.

pony_bravoPony Bravo: De palmas y cacería (El Rancho)
Mejor disco del año según la combativa hoja parroquial de la Iglesia del Pumare-Ho!, De palmas y cacería es la banda sonora de un año (más) de resistencia frente a la caspa, la idiocia, el esperpento, la avaricia y el creciente autoritarismo de una casta política tan desacreditada como desconectada de la realidad. Bueno: es eso y muchas cosas más. Puede leer la reseña aquí.

nick_caveNick Cave & The Bad Seeds: Push The Sky Away (Bad Seed Ltd.)
Mejor disco el año según el elegante catálogo de la Confederación Australiana de Enterradores y Cuidadores de Tumbas, Push The Sky Away nos demuestra que Cave puede cambiar sin dejar de ser el de siempre, que sabe vivir su tiempo sin renunciar al tiempo ya vivido. Emoción e intensidad: esas malas costumbres. Puede leer la reseña aquí.

james_blakeJames Blake: Overgrown (Universal / Polydor / Atlas)
Mejor disco del año según el Facebook de su novia, Overgrown -servidor se ratifica- no sacude quizás con la misma intensidad que el factor sorpresa regalaba al primer y homónimo álbum del británico, pero aún así, también se dijo, marca distancias siderales: con el dubstep más subterráneo por su naturaleza accesible; con el mainstream por el que ya se mueve, por su insobornable cualidad artística. Puede leer la reseña aquí.

  • De diciembre de 2013 | Beckmesser

    […] EL DIARIO DE SEVILLA: De qué hablamos cuando hablamos de música (en la Redacción) […]

  • Manuel Oliva

    Mi disco del año 2013 es Laura Pausini – 20 The Greatest Hits Un recopilatorio del vigésimo aniversario de la diva del Pop Italiana. 38 temas reversionados para la ocasión y remasterizado los más recientes. Con los grandes Hits y las colaboraciones de Michael Bublé, Miguel Bosé , Ivete Sangalo, Marc Anthony, James Blunt, Alejandro Sanz, Charles Aznavour, Lara Fabian, Andrea Bocceli, Ray Charles, Kylie Minogue y el gran maestro de la música Ennio Morricone.

  • Alberto

    Jugosas recomendaciones, si señores,a las que pemítanme añadir un poco de cálida lisergia de la mano del `Wondrous Bughouse´ de Youth Lagon. Para seguir con el placentero dolor de cabeza el `Slow Focus´ de Fuck Buttons.

  • Andrés

    Así a bote pronto me falta el de The National “Trouble Will Find Me”, por lo demás, buena lista.

  • Pedro A.

    Por favor, ninguna lista de “mejores discos del año” o similar está completa si no aparece Like A Clockwork de QOTSA y AM de los Artic Monkeys (por lo demás si les añadimos las joyas de James Blake y Nick Cave y quizas la maravilla de Devendra Banhart….)

    Ah, con todos mis respetos al primer comentario…si Josh Homme ve eso irá a buscar a Laura Pausini y se la comerá cruda…

  • Chapa

    Gran idea, Blas.

  • Esther

    Tanta modernez me choca cuando el Diario es bien rancio en cuestiones culturales (también). Y, sí, falta The National a esta lista.

  • Blas Fernández

    Esther, ignoro a cuál de los nueve diarios del Grupo Joly se refiere. Yo leo “a diario” cada una de las nueve secciones de Cultura -eso también forma parte de mi trabajo- y de ello deduzco que su concepto de “rancio” y el mío difieren de manera notable. También el de “modernez”, sin duda.

    Por otro lado, en la lista no “falta” nadie: son las recomendaciones de quienes las firman, no un podio de “lo mejor del año”.

    Ah… Reseñé ‘Trouble Will Find Me’ de The National a comienzos del pasado mes de junio. El texto tiene varios enlaces a reseñas de discos anteriores y proyectos paralelos: http://blogs.grupojoly.com/ventana-pop/2013/06/03/elaborando-la-sencillez/

  • Blas Fernández

    Gracias a Alberto, Andrés y Pedro A. por sus sugerencias. A usted Pedro A., incluso en su vehemencia: ‘Mala’ es lo mejor de Banhart en años.

    Chapa, gracias (trabajamos en otras).

  • Pepe

    Flamencordeôn, de unos amigos:

  • Trifero

    A mi entender os faltan dos discazos: el de My Bloody Valentine y el de CHVRCHES.
    Un saludo.

  • Yo

    En mi opinión, falta el último de The National.

  • Raul

    Muy buenas. Leo asiduamente su blog y valoro muy positivamente sus comentarios musicales, y es por eso que me ha provocado cierta extrañeza el no ver en su lista ninguno de los 2 discos que a mi parecer son lo mejor del año 2013: FOALS y su Holly Fire, y BIFFY CLYRO y su Opposittes. En música electrónica poco cabe decir de BRUNA y su disco Thence, simplemente sublime, y obviar a Daniel Avery tampoco me parece posible. Y finalmente, y aun cuando parezca ser mas de lo mismo, creo que el último disco de Arctic Monkeys es de una calidad extraordinaria, digna de mención en cualquier lista de lo mejor del año.

  • Blas Fernández

    Trifero, Yo, gracias por sus aportaciones. Raúl, no se extrañe, sólo son recomendaciones y nos pusimos diez por tope. Para eso están las suyas, para compartirlas con el resto de lectores. Saludos.

  • Ortega

    No sé si los mejores o no, pero a mí me gustaría recomendar los siguientes:
    –Internacionales–
    Reign of Kindo – Play with fire
    Capital cities – In a tidal wave of mystery
    Sigur Ros – Kveikur
    Arcade Fire – Reflektor
    Editors – The weight of your love
    The delta saints – Death letter jubilee
    Suede – Bloodsports
    The flying eyes – Lowlands
    –Nacionales–
    Carving Colours – No way but forwards
    Eh! – El sobresalto alpha
    Guadalupe Plata – Guadalupe Plata
    Lendrone – Uno
    Tentudía – Tentudía
    Jacob – The Ominous
    Dejadeath – ¡¡¡Viva Dios!!!
    Javier Ruibal – Quédate conmigo
    –Metal–
    The Ocean – Pelagial
    Steven Wilson – The raven that refused to sing
    Palms – Palms
    Yamantaka / Sonic Titan – Uzu
    Kadavar – Abra Kadavar
    Votum – Harvest moon
    Leprous – Coal
    Deafheaven – Sunbather
    ——–
    Espero que os gusten.
    Un saludo y feliz navidad a todos

  • FEDERICO LUIS

    Antes de nada felicitaros por vuestro blog musical. Sobre recomendaciones yo me quedo con el primer album de TOM ODELL, que a sus 20 años toca como un elton john de los 70. Tb con JAKE BUGG, con una sobriedad total en SHANGRI-LA. Tb destacaría a JONATHAN WILSON, una mezcla entre Pink Floyd y Neil Young. Para terminar un descubrimiento, John Legend (escúchenlo con la violinista Lindsay Steerling) y una recomendación para el 2014: el grupo HAERTS, los 80 en el 2014.

  • El Pan Para Pan

    Excelentes recomendaciones todas. Quisiera rendir homenaje a todos los músicos y bandas (sobre todo de nuestro país)que durante este año, con una admirable vocación y esfuerzo; no han dudado en materializar sus trabajos mediante la auto-producción, o a través del tan en boga “crowdfunding”. Con una distribución basada en la venta directa durante los conciertos. Gracias a todos ellos, la música en nuestro país, y pese a la coyuntura actual, late con fuerza y goza de excelente salud.

  • Ricardo

    Sin dudas, IMPRONTA.- Lori Meyers.
    10 años de evolución musical concentrados en un álbum indispensable.

  • Blas Fernández

    Lista variada, Ortega. Gracias por su aportación. E igualmente a usted, Federico Luis, agradecemos su comentario.

  • Blas Fernández

    Ése es, sin duda, un merecido homenaje, señor El Pan Para Pan. Gracias por recordarlo. Ricardo, gracias a usted igualmente.

  • Buckley

    Interesantes propuestas musicales para descubrir y redescubrir. Me alegra encontrarme con los últimos trabajos de Nick Cave o Arcade Fire, de estos últimos se puede decir que han facturado algún que otro himno imperecedero como Afterlife con sus reminiscencias a lo Joy Division o unos primerizos New Order, ciertamente notables.
    Echo en falta entre los imprescindibles del año el Like a Clockwork de Queens of the Stone Age, como bien ha indicado algún amigo lector. Un disco algo diferente a lo que nos tiene acostumbrados Josh Homme y su banda, pero muy sólido y absolutamente esencial para un buen gourmet musical que se precie. Temas como I sat by the ocean, The Vampyre of time and memory o My god is the sun, así a bote pronto, dan cuenta de un álbum fantástico.
    Entre lo más destacado del rock patrio, me quedo con el último trabajo de los ubetenses, Guadalupe Plata. Rara avis en el rock nacional con ese regusto por el blues y el rock de los 60 y 70. Me quedo con ese Rezando, canción alucinógena donde las haya e híbrida entre The Doors y Silvio y Sacramento. Si piensan que me estoy yendo por los cerros de Úbeda, nunca mejor dicho, dénle una escucha y no les dejará indiferentes.
    Por último, destacar también que este 2013 nos trajo las últimas creaciones de colosos del panorama musical de las últimas décadas como David Bowie, Depeche Mode o Pearl Jam, con suerte desigual pero disfrutables aún, en cualquier caso.
    Saludos y felices fiestas para todos.

  • Blas Fernández

    Saludos para usted, Buckley. Gracias por participar.

  • Faustino

    Hippytano de Diego Carrasco. Creo que es uno de los mejores discos del año. Morente y Martirio, maestros. El ‘Apartheid’ con el flamenco queda claro en estas listas. Lo dice un amante de los Beatles que no entiende como el flamenco puede estar arrinconado ante grupos pop de tercera. Cuando se celebra la vuelta de, por ejemplo, Mikel Erentxun mientras se ningunea a artistas como el chiclanero Antonio Reyes significa que algo raro está pasando en España con los gustos musicales desde hace unas décadas. Sobre todo entre los responsables de música en prensa, radio y televisión.

  • Blas Fernández

    Amigo Faustino, ‘Hippytano’ es un disco de 2012, con lo cual tiene difícil encaje en un listado de recomendaciones de 2013. Un abrazo.

  • Ortega

    Amigo Faustino, cada uno puede opinar sobre lo que conoce, y yo sinceramente no conozco mucho de flamenco. Me parecería una temeridad por mi parte hacer una aportación sobre flamenco en un blog transitado por gente que realmente sabe del tema. Si lo tienes a bien, sigue ilustrándonos. Me apunto tus aportaciones, pero no desdeñas las nuestras. Simbiosis.
    Ya de paso, añado otra recomendación de este año: Fetch, de los japonenes ‘Melt-Banana’.
    Un saludo y felices fiestas.

  • Faustino

    Me has pillado Blas, es de 2012, aunque Diego lo presentó en Jerez hace un par de meses. Un abrazo
    Amigo Ortega, soy un Beatlemaníaco de 52 años que descubrió el flamenco con 20 y ya no pudo apartarse de su riqueza musical. Como la del carnaval de Cádiz. Me maravilla lo ingenioso de esa música con respecto a otras de tipo popular y me llama la atención que en un blog de Cádiz haya tan poco flamenco. Me cabrea quiero decir. Confieso estar apartado del pop anglosajón, me quedé en Peter Gabriel, lo que escucho en, por ejemplo, Radio3, normalmente no me dice nada. Veo el barco escoradísimo al pop rock inglés y americano y no acabo de acostumbrarme a esa realidad. Me veo obligado, constantemente, a reivindicar una música y a unos músicos de un talla descomunal que viven a dos calles. Un saludo y que 2014 venga para todos lleno de salud y libertad.
    ¡Viva Ruibal!

  • Blas Fernández

    Hola de nuevo, Faustino. Permítame un par de apuntes. La Ventana Pop, como su nombre indica, es un blog de música pop, abierto y desprejuiciado, desde luego (confío en que baste un vistazo al histórico de entradas para confirmarlo), pero centrado en ese amplísimo territorio que aquí entendemos por pop y que abarca géneros muy dispares, del rock a la electrónica pasando por el rap o el jazz, entre tantos otros.
    No es exclusivamente un blog de Diario de Cádiz, sino de los nueve periódicos del Grupo Joly, grupo periodístico que -vaya, casi da sonrojo decirlo- dedica considerable espacio a informar sobre flamenco. Puede comprobarlo en el suplemento musical común a los nueve diarios, Mapa de Músicas, o incluso en el portal específico que Diario de Jerez dedica al asunto, Reserva Flamenca. Un abrazo (y persevere, si le place: hay mucha vida más allá de Peter Gabriel).

  • Mis canciones favoritas del 2014 - Instantes

    […] y películas y en mis gustos formados. Así que estas listas que hacen en Pitchfork, Jenesaispop, La Ventana Pop, o Metacritic son una oportunidad para descubrir un montón de música, solo que con un año de […]


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber