El ‘mono’ que aguarda

Blas Fernández | 14 de septiembre de 2014 a las 5:00

En la imagen, Holy Fuck.

En la imagen, Holy Fuck.

Cada año más afianzado en su condición de cita singular en el variopinto y abigarrado panorama de los festivales musicales españoles, el Monkey Week, del 10 al 12 del próximo mes de octubre en El Puerto de Santa María, alcanza su sexta edición abundando con acierto en esa atractiva fórmula que mezcla el plano profesional con el festivo y termina por convertir a la localidad gaditana, bien conocida además por sus no pocas bondades gastronómicas, en un ineludible punto de encuentro para la industria musical de talante independiente –ahí sigue, contra viento y marea– y el público especializado.

En la primera vertiente figuran los apartados Monkey Market –mercado de sellos discográficos y promotoras instalado en esta ocasión en la Bodega de Fernán Caballero de Osborne, abierto a todo tipo de espectadores y contenedor además de recomendables conciertos en formato showcase– y el Monkey Brain –el programa de mesas redondas y talleres, este año con una notable nómina de participantes internacionales en la que aparecen, entre otros, múltiples programadores de festivales foráneos, incluido el potente Vive Latino de Ciudad de México–.

Forest Swords.

Forest Swords.

Pero probablemente sea su segunda faceta, la de los conciertos, la más llamativa y golosa para el grueso de participantes en el evento. En el Monkey Week, en cualquier caso, no sólo cuenta la nutrida oferta de actuaciones –una interesante paleta de descubrimientos, promesas y revelaciones en cuanto a rock nacional se refiere–, sino también la particularidad de los escenarios en los que ésta se presenta. Pequeños o grandes, cubiertos o al aire libre, el festival, de carácter netamente urbano, se sirve de hasta una docena de espacios escénicos diseminados por la ciudad –teatros, discotecas, bares, plazas públicas… Todos dentro de un área de movilidad razonablemente cómoda– que propician una agradecida cercanía entre espectadores y artistas.

La lista de estos últimos en 2014 vuelve a ser, ya se ha apuntado, extensa. Con más de un centenar de bandas y solistas confirmados, las posibles combinaciones de nombres dan pie a rutas dispares. Y al gusto del consumidor: Miraflores, Orthodox, PeloMono, Hi Corea!, Rusty River, Trèpat, Sweethearts From America, Pony Bravo, Chencho Fernández, Éter, Deers o Maria Rodés serán sólo algunas de las propuestas con las que el Monkey Week, que este año también ofrecerá un breve espacio al flamenco joven, tome el pulso a las escenas andaluza y española.

Más allá del circuito de showcases –al que en esta ocasión se suma el Muelle del Vapor– quedan los escenarios mayores: el de la Plaza Alfonso X el Sabio –que acogerá la ya tradicional final del concurso Desencaja–, el Teatro Pedro Muñoz Seca y la sala Mucho Teatro. En esta última arrancará el festival el viernes 10 con la Jägermeister Opening Night, cuyo cartel encabezan los canadienses Holy Fuck –electrónica analógica entre la pulsión rave, la especulación kraut y el ánimo punk– y completan trallazos nacionales como Betunizer, The Parrots y los portuenses Suomo, con su primer álbum a la vuelta de la esquina.

Dorian Wood.

Dorian Wood.

La misma sala será marco el sábado 11 de la Noche Magno, con Delafé y Las Flores Azules, Ginferno y Los Saxos del Averno, Unicornibot y Perro. Por su parte, esa misma noche, el Teatro Pedro Muñoz Seca ofrecerá algunos de los conciertos más singulares del festival: el del colectivo gaditano Music Komité, el del angelino de ascendencia costarricense Dorian Wood –tan inclasificable como recomendable– y el del británico Forest Swords.

También en el Pedro Muñoz Seca, el domingo 11, viviremos la última noche de este sexto Monkey Week, que echará el cierre apelando al clasicismo con las actuaciones del sevillano Pájaro –grabando ya su segundo álbum en solitario–, los canadienses The Sadies y los estadounidenses The Handsome Family.

Como en años anteriores, el festival oferta tres tipos de abonos, que contemplan desde el acceso a todos los escenarios –el más caro: 54 euros– a la entrada exclusiva en los del circuito de showcases –el más barato: 23 euros–. Para abrir boca, además, Monkey Week ha preparado dos fiestas de presentación. La primera será en Sevilla, en la Sala X, el próximo día 20 y contará con la participación de Miraflores –a punto de publicar su esperado primer álbum–. La segunda se celebrará en El Puerto de Santa María el próximo 3 de octubre en la Sala Milwaukee y tendrá como invitados a los estadounidenses The Mockers.

Los comentarios están cerrados.