Archivos para el tag ‘Blooming Látigo’

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 38)

Blas Fernández | 5 de noviembre de 2015 a las 5:00

perro_lvp_n
Arranca en esta ocasión El Podcast de La Ventana Pop con la noticia del retorno a los escenarios, casi 20 años después de su disolución, de la banda granadina 091. En el apartado de nuevas ediciones suenan los discos de Los News, Víctor Sánchez, Blooming Látigo, Music Komite, Alondra Bentley, Nothing Places, Ricardo Vicente y Perro (ahí arriba fotografiados por Cristóbal Osete). Precisamente estos últimos, con su nuevo trabajo, Estudias, navajas, recién publicado, serán unos de los grandes protagonistas del ciclo Los conciertos del SEFF, por el que también pasarán, entre otros, Le Parody y Las Ruinas.

Como siempre, puede escuchar El Podcast de La Ventana Pop en el reproductor bajo estas líneas o, también, en la web de ScannerFM.

scannerfm_560

Tracklist

1.-091: Esperar la lluvia

2.-091: ¿Qué fue del siglo XX?

3.-Víctor Sánchez: Aviones a reacción

4.-Los News: In Blues We Trust

5.-Los News: Words

6.-Blooming Látigo: El gran alivio

7.-Music Komite: Korean War

8.-Alondra Bentley: The News

9.-Joaquín Pascual: Una nueva psicodelia

10.-Nothing Places: Powder in the Gun

11.-Ricardo Vicente: Muriendo de frío

12.-Le Parody: Por el camino largo

13.-Las Ruinas: International Yonki Tour

14.-Perro: Cuñao, cuñao, cuñao

15.-Perro: Azul mayoría absoluta

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 26)

Blas Fernández | 12 de marzo de 2015 a las 5:00

santacruz_blog_lvp

Nuestra esquizofrenia estilística crece a pasos agigantados. Será consecuencia directa, se deduce, de la amplitud y variedad que la escena musical andaluza muestra en estos tiempos que corren. Entre discos ya editados, otros por llegar e ilustres visitantes en directo, en esta entrega suena un poco de todo, de rock a jazz, de electrónica a funk. Pase y escuche.

Como siempre, puede escuchar El Podcast de La Ventana Pop en el reproductor bajo estas líneas o, también, en la web de ScannerFM.

scannerfm_560

Tracklist

1.-Santacruz: Cuarenta por ciento

2.-Unsuspected: Waves of This Sound

3.-Reina Republicana: Mikoyan

4.-Hidalgo: Nadie comprenderá

5.-Conmutadores: Faith In You

6.-Fred Wesley and The New JB’s: Sex Machine

7.-Malheur: Las muñecas cabronas del espacio

8.-Blooming Látigo: Los espárragos y la inmortalidad del alma

9.-Combray: Glacera

10.-Cabezafuego: Pachuca

11.-Los Technicolours: Everybody

12.-The Ships: Want

13.-Cooper: Entre girasoles

14.-Sr. Chinarro: La canción de amor de turno

Duro, lento y fluido

Blas Fernández | 15 de septiembre de 2013 a las 5:00

Foto: Óscar Romero.

Foto: Óscar Romero.

“Fue hace un par de años viendo un concierto de Retribution Gospel Choir –explica el guitarrista Pablo Vinuesa sobre el origen de Tentudía–. A mi derecha estaba Pedro, al que había conocido hacía poco trabajando en Territorios. Teníamos muy buena onda, porque aunque es muy heavy, le gustan muchas otras cosas. Y a mi izquierda estaba Alberto, que es un colega del Puerto de toda la vida, pianista de carrera, con el que siempre había hablado de hacer algo juntos. Estábamos flipando los tres con Retribution, ni los había presentado, y de pronto me di cuenta de que éramos un guitarrista, un bajista y un teclista… ¡Un grupazo! Les propuse montar un grupo, pero un grupo de hombres, como Swans, como Neurosis… Aunque luego no nos salió tan bruto, porque somos buenas personas”.

Vinuesa, antaño en bandas como D4Insight y mercenario en una etapa particularmente oscura de Sr. Chinarro, llevaba casi una década alejado de los locales de ensayo cuando coincidió en aquel concierto del grupo paralelo de Alan Sparhawk (Low) con Alberto Trigueros y Pedro Román, este último curtido ya en formaciones como Monkeypriest y, además, tercera pata de un banco capaz de mantener en equilibrio a un sello local con vocación de riesgo, Knockturne Records. A partir de ahí, los acontecimientos no se precipitaron: los precipitaron ellos. “Debutamos el año pasado en el Monkey Week, grabamos una maqueta y ahora el disco… Y eso a pesar de que me frenan. Es normal, los otros son más jóvenes y yo tengo 37 años. ¡Quiero hacer las cosas ya!”, bromea Pablo.

Foto: Óscar Romero.

Foto: Óscar Romero.

El disco es el homónimo Tentudía, sexta referencia de Knockturne en sus escasos meses de vida, siete cortes instrumentales –con ocasionales y viscerales intervenciones vocales a cargo del propio Pedro y de otros notables invitados– que transitan con ánimo slowcore por las ruinas del post-rock a la busca de objetos sonoros que otros desecharon o desecharían. ¡Viva el post-jevi!, bromean en su cuenta de Twitter. “Obviamente, es una coña”, dice Pablo. “Es que estamos un poco en tierra de nadie. La gente más heavy lo mismo te dice no está mal, pero es flojito; y al que le gustan cosas más tranquilas te dice mira, esto se me va de las manos”, apunta Pedro. “Y luego está el sector que llamamos post-Toundra –comenta irónico Pablo en referencia al grupo madrileño, quizás hoy la cabeza más visible en España de ese heavy intelectualizado–, chavales muy jóvenes, muy post-hardcore, todos con equipos fantásticos y tocando estupendamente, para los que seguramente nosotros tocamos mal. Así que para los heavies somos unos moñas; para los indies, demasiado heavies; y para los post-Toundra, simplemente, tocamos mal”.

“De todas maneras –añade Pedro–, me está sorprendiendo que el disco también le guste a mucha gente del ámbito del metal, que es el que yo más controlo. Aunque parece que también gusta a gente de esa que dice que escucha de todo. La verdad, es un poco inquietante”. “Sí –interviene Pablo–, Alberto, que es ingeniero y ahora trabaja en una plataforma petrolífera, me mandó un correo el otro día diciéndome tío, toda la gente me cuenta que le gusta el disco, y eso no me da buena espina”.

Lo más interesante de esa tierra de nadie –territorio no inédito, pero sí aún con amplias extensiones vírgenes– es que en ella coinciden hoy músicos inquietos sin la rémora de los prejuicios estilísticos. “Creo que hay bandas de metal que han bebido mucho de otras cosas que no eran precisamente metal. Por ejemplo, Neurosis –explica Pedro citando otra vez a la veterana formación estadounidense–, que comenzó a finales de los 80 como un grupo hardcore, pero al que ya se le veía algo extraño. Hoy hay bandas como Isis o Pelican que beben de Neurosis, pero también de otros grupos. De hecho, Neurosis es de las primeras bandas de metal que citan influencias como Godspeed You! Black Emperor”. “Es interesante además traer esa reflexión hasta nuestro terreno –comenta Pablo–, porque estoy viendo en los locales de Sevilla a una generación de grupos nuevos que es… ¡¡¡uff!! Y es una generación que los que tenemos más edad no controlamos en absoluto. Tíos que tocan estupendamente. Igual para mí todavía no están haciendo cosas realmente interesantes, porque son muy chavales, pero viendo cómo tocan, cuando escuchen más música… De aquí a cinco o seis años nos van a dar sopas con honda”.

Foto: Óscar Romero.

Foto: Óscar Romero.

La suya, en cualquier caso, aspira a ser música “dura, lenta y fluida”, señalan como declaración de intenciones, aunque no precisamente de grupo de hombres. A la postre, otra broma: su baterista es Paula Castilla, también tras los tambores en otro grupo sevillano, Holland. “Nos pasamos varios meses tocando sólo los tres –recuerda Pablo– y luego, cuando la cosa comenzó a funcionar, tuvimos dos baterías. Pero en la prueba que le hicimos a Paula… ¡Ya se sabía las canciones!”.

Ella completa la formación que en el último año apretó el acelerador hasta alcanzar la meta, Tentudía, registrado apenas en un par de maratonianas sesiones en los Estudios La Mina de Raúl Pérez –“Todo lo bueno que se habla de él está completamente justificado”, dice Pablo–. En la primera jornada registraron en vivo ocho largos temas –uno se ha quedado en la recámara–; en la segunda hicieron sus aportaciones los invitados –gentes de Orthodox y Blooming Látigo, entre otros– y mezclaron. “Grabamos todos los temas en directo, sin claqueta, a excepción de uno –señala Pedro–. Y no era sólo una cuestión de presupuesto, que también, sino que pensamos que era la manera de conseguir lo que queríamos. Es difícil conseguir el sonido que buscamos grabando por pistas. Se puede aproximar, pero no es igual”.

Tentudía presenta Tentudía en Sevilla el próximo domingo 29, a las 19:00, en la sala D.F. Höllander (Polígono Calonge, Uranio 5). Entradas a 5 euros.

Señales desde el lado oscuro

Blas Fernández | 16 de marzo de 2013 a las 5:00

Jacob. / Foto: Cristo Ramírez

“Son esas ideas que nos surgen y que quizás no encuentran cabida en nuestras discografías oficiales. Tenemos muy claro que somos y queremos ser un sello pequeño, de ediciones limitadas, y eso nos da pie a plantearnos cosas más arriesgadas”, explica David Cordero respecto a Knockturne Records, un singular sello discográfico sevillano recién estrenado con sendas referencias oscuras: Jacob meets Blooming Látigo, CD con tres remezclas de cortes incluidos en el único álbum de los segundos, y Der Fliegende Holländer, otros tres cortes, en intimidante directo registrado en la sala del mismo nombre, a cargo de los siempre pujantes Orthodox y publicado en… ¡cassette! “Vemos qué queremos sacar y analizamos el posible formato -explica Cordero-. Creo que no tiene mucho sentido sacar tres canciones Orthodox en un CD. En los pocos días que el sello lleva activo la cassette está barriendo en ventas al CD. Y casi todas se han vendido fuera de España. Además, sinceramente, es muy económico. Hoy en día, la poco gente que compra música no quiere cedés, sino formatos diferentes. Por desgracia el vinilo ha incrementado mucho sus costes. Ya nos gustaría sacarlos, pero por ahora nos conformamos con cosas pequeñas. Y ya que los sonidos son extraños, vamos a hacerlo en formatos extraños”.

Blooming Látigo. / Foto: Daniel Rejano

Formatos extraños, incluida esa cassette convertida desde hace unos años en simbólico artefacto de resistencia -y a la que hoy se reenganchan incluso escuderías independientes de gran calado-, y tiradas limitadas. Limitadísimas: 300 copias en el caso de Jacob meets Blooming Látigo y apenas 100 en el de Der Fliegende Holländer. Que, literalmente, vuelan. “Claro, salir con Orthodox desde el principio despierta interés. Y ellos encantados, porque les gusta hacer este tipo de cosas. Son tan fetichistas como todos nosotros y les gusta conseguir ediciones raras y limitadas”, reconoce Cordero aludiendo a la proyección del trío en el circuito underground internacional, una apuesta para connoisseurs adictos al objeto que, además, perfila con claridad los márgenes estéticos de Knockturne: grupos oscuros, proclives a una vertiente de la experimentación con base rock en la que igual confluyen mentes inquietas procedentes de la escena del metal inclasificable -los propios Orthodox, Blooming Látigo o Monkey Priest- que francotiradores precozmente desligados del indie especulativo -Cordero, ahora en Jacob, atesora una amplia discografía como Úrsula y su nombre también figura en alguna banda sonora tan interesante como la de Seis puntos sobre Emma, la película de Roberto Pérez Toledo-. Y todos, a su vez, coinciden en Sevilla. “Más que parte de una escena, creo que nos hemos dado cuenta de que, sin pretenderlo, formamos parte de una comuna. En Jacob hay un componente de Orthodox; en Blooming Látigo también… Somos un grupo de personas del que van surgiendo proyectos diferentes”, explica de esta célula creativa, a la que se suman desde la logística de Knockturne Pedro Román -integrante a su vez de grupos como Monkey Priest y Tentudía- y Francisco López -discjockeyimprevisible, cronista ocasional, antaño promotor bajo el sello colectivo de Producciones Informales-.

Aunque en origen, está la convicción de Cordero de asistir a algo grande e inédito. “Fui a ver un concierto de Blooming Látigo con su nueva formación, con la que grabaron el álbum, y me quedé sorprendido –recuerda–. Hacía bastante tiempo que un grupo de por aquí no me dejaba en directo con la boca abierta. Los conocía y les dije que me había gustado mucho su disco. Me pidieron que les hiciera alguna remezcla, y les remezclé el disco entero. Cuando conseguimos terminar las tres canciones que van en el primer epé comenzamos a moverlo, pero nadie se interesó. Así que llegas la conclusión: ¿por qué no lo muevo yo? Ya era hora. Siempre había tenido la idea de montar mi pequeño sello, pero no tenía claro qué sacar. Ahora sí”.

Orthodox. / Foto: Daniel López

Tan claro lo tiene, y lo tienen, que ya preparan nuevas referencias. La tercera será una cassette en directo Jacob, el complemento al primer álbum del dúo que Cordero comparte con Marco Serrato (Orthodox), un disco de edición inminente a cargo del sello norteamericano Utech Records. Y en la recámara inmediata aguardan otros dos proyectos. “Sí -afirma David-, hay un par de bandas en activo a las que tenemos muchas, muchas ganas de pillar… No sabemos cuándo lo vamos sacar ni cómo ni qué, pero nos gustaría editar a Pylar, que son muy peculiares, y a Malheur, que están en una onda entre krautrock, post-rock y el rollo de Miles Davies en su época más psicodélica. Es un trío de guitarra-bajo-batería impresionante”.

Con venta casi exclusiva a través de la web del sello -y a precios más que ajustados: siete euros incluyendo gastos de envío postal dentro de España-, Knockturne Records prepara también su puesta de largo oficial con una fiesta de presentación el próximo 5 de abril en la sala El Holandés Errante, ocasión para certificar los imponentes directos de las bandas de su catálogo y para hacerse con sus títulos. “Nuestra filosofía es vender los discos muy baratos. No tenemos mentalidad empresarial -confiesa David-, sólo aspiramos a poder seguir sacando cosas interesantes. Sin arruinarnos, obviamente. Así que la intención como sello es ir consiguiendo fondos para publicar la siguiente referencia”.

Agenda de conciertos

Blas Fernández | 13 de marzo de 2012 a las 12:51

Si está en Sevilla esta semana, sepa que dispone de una abigarrada agenda de conciertos de estilos variopintos e interés sobradamente contrastado. De entre tan abultada oferta, La Ventana Pop le recomienda los que siguen…

Jueves 15

Bien recibida por estos pagos, que ha visitado en diversas y celebradas ocasiones, a la francesa Françoiz Breut, en la actualidad residente en Brusuelas, la conocimos como musa de Dominique A, condición que pronto se demostró irrelevante. Discos como su homónimo debut (1977), Vingt à Trente Mille Jours (2000), Une Saison Volée (2005) y À L’Aveuglette (2008), amén de unos directos tan cercanos como compactos, revelaron y ensacharon las hechuras de una cantante que invoca la puesta al día de la chanson y hace del susurro su mejor arma. Volcada durante los últimos años en su faceta como ilustradora gráfica, la Breut planea volver a la actividad discográfica este mismo año (puede escuchar aquí un corte de su nuevo álbum). Actuará en la sala Chicarreros (Centro Cultural Cajasol) a las 21:00 dentro de los actos programados con motivo de la Semana de la francofonía. Las entradas cuestan 10 euros en venta anticipada y 12 en taquilla.

Servidor tuvo la oportunidad de ver en directo a los gallegos Disco Las Palmeras! en la última edición del Monkey Week y encontró justo lo que esperaba. O sea, lo que presagiaba su iracundo debut en largo, Nihil Obstat: andanadas de rock en español con claro ascendente en la relectura que cierta escena nacional de los 80 hizo del punk (con Eduardo Benavente a la cabeza, claro). Si los echáramos a pelear con sus paisanos de Triángulo de Amor Bizarro, probablemente sólo decidiría la veteranía. Actuarán dentro del ciclo 2+1, programado por el Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (Cicus) en su sede de la calle Mother of God. A las 21:00 y con las entradas a 6 euros (3 euros para la comunidad universitaria).

Viernes 16

También dentro del ciclo 2+1, al día siguiente, en el mismo espacio, horario y con idénticos precios, actúa Los Eterno, nueva formación, ahora como cuarteto, del incombustible Fino Oyonarte, exbajista de Los Enemigos y partícipe de los nunca suficientemente valorados Clovis. Su único álbum hasta la fecha, Eterno saludo musical (a la venta en vinilo en sus conciertos), supone una auténtica e inesperada sorpresa por sus cualidades psicodélicas, sustentadas en un robusto armazón motorik que emparenta con la vertiente más hipnótica del krautrock.

Los granadinos Pájaro Jack ya habían puesto en circulación dos espléndidos epés digitales, Las luces y En los días de calor, cuando en 2010 ganaron, junto a Tannhäuser y también dentro del marco del Monkey Week, el concurso andaluz Desencaja. Su inmaculado folk-rock no encontró justa plasmación en el premio de aquel certamen -un disco compartido con el cuarteto sevillano-, pero sí lo hace ahora en un primer álbum homónimo con edición física inminente y ya disponible en su bandcamp. Actuarán en la sala Malandar a las 21:00 y con las entradas a 8 euros en venta anticipada (en Granada lo harán, el sábado 17, en la sala Planta Baja).

Por último, la sala Fanatic (en la calle Herramientas del Polígono Navisa), acoge a partir de las 22:00 un triple cartel idóneo para aventureros sonoros con mentalidad abierta: Orthodox, Monkey Priest y Blooming Látigo presentan en vivo sus respectivos nuevos trabajos discográficos. Al las 22:00 y con las entradas a unos ajustados 8 euros.

El ‘Tour Interminable’

Blas Fernández | 12 de noviembre de 2009 a las 7:48

damo

Damo Suzuki, durante una gloriosa época vocalista de Can, trae su Neverending Tour a Andalucía. Eso sí, son sólo dos escasas paradas: hoy en Sevilla (Malandar) y mañana en Almería (Lili Marlene).

Si alguien se pregunta qué es el Neverending Tour, podríamos contestar con un lacónico “una manera como otra cualquiera de ganarse la vida”. O también, una práctica puesta en marcha por el japonés en los 90 y consistente en improvisar junto a bandas afines en los países que visita. Durante su paso por España, esa banda será Cuzo, la nueva formación del volcánico guitarrista Jaime Pantaleón, ex 12Twelve.

El concierto de Sevilla contará además con unos ilustres teloneros, Blooming Látigo.