Archivos para el tag ‘Las Buenas Noches’

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 7)

Blas Fernández | 17 de abril de 2014 a las 5:00

planetas_blog
Va de reconocimientos: el homenaje a Triana por parte de un amplio plantel de músicos andaluces -con puesta en escena en el próximo festival Territorios Sevilla- y el discolibro De viaje por Los Planetas, dedicado a rastrear y celebrar la primera etapa del grupo granadino, ocupan en esta ocasión el arranque del Podcast de La Ventana Pop, en el que también suenan los nuevos trabajos del Grupo de Expertos Solynieve, Las Buenas Noches, The Milkyway Express, Tigres Leones, Barzin -con conciertos en Huelva y Cádiz-, Mac DeMarco y The War On Drugs.

Como siempre, puede escucharlo en el reproductor bajo estas líneas o en la web de ScannerFM.

scannerfm_logo

Tracklist

1.-Triana: Necesito

2.-Jose Domingo: Hubiera sido lo normal

3.-Odio París: De viaje

4.-Manu Ferrón: El centro del cerebro

5.-Grupo de Expertos Solynieve: Fandangos de la libertad

6.-Grupo de Expertos Solynieve: Sahariana

7.-Las Buenas Noches: Mañana

8.-Las Buenas Noches: La sed

9.-The Milkyway Express: Something’s Wrong

10.-Tigres Leones: España muerde

11.-Barzin: Lazy Summer

12.-Mac DeMarco: Passing Out Pieces

13.-The War On Drugs: Red Eyes

Algunos enlaces…

Presentación de Recordando a Triana.

Entrevista con Jose Domingo a propósito de Almería.

Entrevista con Manu Ferrón a propósito de Colinas bermejas, nuevo EP del Grupo de Expertos Solynieve.

Reseña de Hoy ya es mañana, el nuevo álbum de Las Buenas Noches.

 

 

Un folk alternativo

Blas Fernández | 14 de abril de 2014 a las 5:00

Foto: Esperanza Moreno

Foto: Esperanza Moreno

lbn_cover_blogHoy ya es mañana. Las Buenas Noches. Autoedición con licencia CC. Folk / Pop. DD / CD / LP.

Como tantas otras cosas sorprendentes, Aventuras domésticas (2008), el primer álbum de la banda sevillana Las Buenas Noches, aparentaba surgir desde la nada. Sin embargo, tras aquel fascinante tratado de folk imaginario –sonoridades de aquí y de más allá confluyendo en un lugar no por ensoñado menos real– se revelaba el flujo de un trabajo en ajustada sintonía por parte de sus cinco integrantes.

Amigos con ocupaciones profesionales ligadas al ámbito de la creación –algunos ya entonces tan conocidos y reconocidos como el dibujante Miguel Brieva y el videoartista Daniel Cuberta–, los miembros del grupo, lo supimos luego, apenas se citaban una decena de veces al año para ir tramando ensayos, contados conciertos y futuros movimientos, todo ello sin mayor ni menor ambición confesa que la de crear su música y compartirla libremente con quien quisiera escucharla.

Tardamos casi tres años en resolver del todo las dudas sobre la vocación de continuidad de tan atípico proyecto, disipadas sin objeción posible gracias a Un mal día lo tiene cualquiera (2011). Fue aquel un segundo álbum recibido con entusiasmo por la nutrida y entregada legión de seguidores que la formación, premeditadamente ajena a cualquier tipo de intermediación industrial, había ido reclutando a través de su cuidada página web. Desde la misma han venido ofreciendo, vía licencias Creative Commons, la descarga gratuita de sus discos, postura que no parece haber hecho mella en el fan a la hora de adquirir las correspondientes versiones físicas en CD o vinilo –al margen de la mejor calidad de sonido, los diseños de Brieva lo valen–.

Ahora, con la misma cadencia trienal, como si alguna suerte de mecanismo biológico pusiera en marcha los ocultos resortes del proceso de creación, llega Hoy ya es mañana, en descarga digital a partir de este martes día 15 y posterior publicación en formatos convencionales.

Grabado en apenas un par de sesiones, con tres meses de separación entre una y otra, lo primero que  constata este tercer álbum es cuánto le cunden a la banda los escasos ensayos anuales: desarrollar en el estudio, con tan escaso margen, esos cada vez más complejos desarrollos instrumentales –en los que, marca de la casa, se mezclan guitarras y dobros, banjos y ukeleles, contrabajos y charangos– se antoja poco menos que imposible. Y, todavía entre las mismas paredes, habrá que apuntar que éste es además el primer disco que Las Buenas Noches no registra junto al productor Raúl Pérez, dejando la tarea en manos de otro peso pesado local tras la mesa de mezclas, Jordi Gil, que ha conseguido hacer de Sputnik un lugar idóneo, entre otras, para las grabaciones en vivo –ahí quedan los discos de O Sister! para corroborarlo–.

Más luminoso que Un mal día lo tiene cualquiera –una oscuridad asumida por el propio grupo–, pero deudor de su notable complejidad armónica; más cercano a la inmediatez de Aventuras domésticas –va a encontrar aquí canciones de contagiosos efectos euforizantes que cimentan su armazón folk en un (¿subconsciente?) sustrato rock–, Hoy es mañana despliega en diez cortes la habitual y deslumbrante paleta de cuerdas pulsadas –más corpóreo y presente que nunca el contrabajo de Camilo Bosso; más suelto también con el arco– con la que Las Buenas Noches trenza su red, ésa sobre la que la voz de Rubén Alonso realiza sentidas y emocionantes piruetas; ésa bien anudada por el propio Alonso, Brieva y Daniel Matas en un permanente intercambio de púas, rítmicamente lanzada hacia las alturas por la batería de Cuberta.

El mismo arranque con Mañana deja las cosas claras sobre el calibre de lo que se avecina: una canción brillante, con texto apoyado en la figura retórica del retruécano, al estilo de la adaptación que Veneno hiciera del No pido mucho de Miquel Martí i Pol, que juega con aquel bucólico ideal de plenitud –tener un hijo, escribir un libro, plantar un árbol– para recordarnos que, por mucho que corramos, el tiempo nos alcanza a todos. Pero, vaya, es lo natural: ley de vida.

Hay mucha miga en las letras de Las Buenas Noches –y mucho amor reconocido a la figura del desaparacido Chicho Sanchez Ferlosio, a quien dedican El árbol caído–, en perfecta comunión con ese aludido y bien estructurado armazón sonoro, siempre afianzado en géneros populares o tradicionales incluso en su imposible bastardía, en esa atractiva ucronía musical que termina por dar otro significado, completamente inédito, a la etiqueta folk alternativo.

A estas alturas, resulta obvio que la repercusión subterránea de Las Buenas Noches, llamativamente extendida, no se debe a la fórmula elegida para difundir su música, sino a la música que difunde. Hoy ya es mañana supone una razón más, y de mucho peso, para disfrutarla justo en la medida propuesta por el grupo, alérgica a las convenciones, despreocupada incluso respecto al profundo calado que sus huellas van dejando en el camino. Su camino, nuestro camino.

Hoy ya es mañana está disponible para su descarga en la web de la banda. El grupo lo presentará en directo el próximo miércoles 30 en el Teatro Central de Sevilla.

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 3)

Blas Fernández | 20 de febrero de 2014 a las 5:00

chicha_libre_blog
En esta ocasión abrimos el Podcast de La Ventana Pop con Almería, el estupendo tercer álbum de Jose Domingo, que además nos da pie a seguir el rastro del rock hispano en formaciones veteranas, como La Búsqueda, o más recientes, como Las Buenas Noches. Hablamos de dos próximos festivales en Andalucía, el Territorios Sevilla, que alcanza su XVII edición con formaciones como Chicha Libre y The Jon Spencer Blues Explosion, y el debutante 101 Sun Festival de Málaga, con Franz Ferdinand como indiscutible cabeza de cartel. Por último, descubrimos a Perlita, escuchamos el nuevo álbum de Brunetto y recomendamos conciertos de Antonio Arias y The Electric Soft Parade.

Como siempre, puede escuchar el programa en el reporductor situado bajo estas líneas o en la web de ScannerFM.

scannerfm_logo

Tracklist

1.-Jose Domingo: Palidez

2.-Jose Domingo: Más que perfumado

3.-La Búsqueda: Mi despertar

4.-Las Buenas Noches: El hombre del tiempo

5.-Chicha Libre: El carnicero de Chicago

6.-Chicha Libre: The Ride of The Valkyries

7.-The Jon Spencer Blues Explosión: Bag of Bones

8.-Franz Ferdinand: Right Action

9.-Perlita: Tempura Fried Vegetables

10.-Brunetto feat. I Am Dive: Evergreen

11.-Antonio Arias: Soleá de la ciencia

12.-The Electric Soft Parade: Summertime In My Heart

Algunos enlaces…

Entrevista a Jose Domingo en La Ventana Pop

Entrevista a Las Buenas Noches en La Ventana Pop

Presentación del 101 Sun Festival (Málaga Hoy)

Presentación de Encuentros en el Multiverso (Granada Hoy)

Y usted, ¿a cuál va?

Blas Fernández | 8 de abril de 2011 a las 7:15

Trisfe, fotografiados por Josefina Andrés.

Trisfe, fotografiados por Josefina Andrés.

No me extenderé porque es un asunto tratado ya en otras ocasiones, excepto para señalar que de cuando en cuando las casualidades se conjuran para depararnos situaciones como ésta: en Sevilla coinciden hoy conciertos, entre otros, de The Sea and Cake, Las Buenas Noches, The Wave Pictures, Trisfe, Soledad Vélez y McEnroe (los tres últimos, dentro de la fiesta con la que Sello Salvaje, responsable del disco de los primeros y del inminente estreno de la segunda, se foguea como promotora).

Ya, ya… Cada grupo responde a un perfil de público diferente y tal, podrían pensar algunos. Pero yo, francamente, no lo tengo tan claro: a mí, y sospecho que a unos cuantos más, me ponen en un brete ante tan difícil elección…

The Sea and Cake (Teatro Central, 21:00, 15 euros) es esa superbanda de Chicago en la que confluyen talentos con muy recomendables trayectorias propias (caso de Archer Prewitt y Sam Prekop) o desarrolladas al amparo de grupos emblemáticos (John McEntire y Tortoise). Lo que se dice Thrill Jockey en estado puro. Aliciente extra: vienen presentando su nuevo álbum, The Moonlight Buttrefly, con salida prevista para el próximo 10 de mayo, y con Marina Gallardo como telonera, a quien hoy entrevista Paco Camero.

The Wave Pictures (Sala Fanatic, Herramientas, 35; 22:00, 10/12 euros), que anoche tocaron en Granada, también dispondrán en breve de nuevo disco, Beer In The Breakers, y cualquiera que haya tenido la suerte de escucharlo ya dará fe de su buen estado de forma. Mi compañera Blanca Durán le hizo a David Tattersall esta entrevista a propósito de su actual gira española.

Las Buenas Noches (Teatro Alameda, 22:00, 5 euros) también llegan con nuevo disco. De hecho, su participación en Zemos98 constituye la presentación oficial en directo del fantástico Un mal día lo tiene cualquiera. Si no puede asistir al concierto, pero quiere verlo y oírlo en la distancia, puede hacerlo mediante el streaming que Zemos98 ofrece desde su página web.

Trisfe son viejos conocidos de este blog, donde ya reseñamos las virtudes de su debut en largo, Quema cosas. En su actual gira andaluza comparten escenario con Soledad Vélez, chilena afincada en Valencia y con epé a la vuelta de la esquina -pueden entretener la espera con un trabajo previo, Four reasons to Sing EP-, y los vascos McEnroe. Los tres estarán en Malandar, a partir de las 21:00, con las entradas a 8/10 euros.

Así las cosas, no queda otra: ¡hagan sus apuestas!

A Zemos98 con La Ventana Pop

Blas Fernández | 7 de abril de 2011 a las 10:42

Casi da un poco de reparo regalar entradas para conciertos que sólo cuestan cinco euros, pero como la cosa está mal, seguro que a más de uno le vienen bien.

Al grano: La Ventana Pop dispone de cinco entradas individuales para el concierto que Las Buenas Noches ofrecerá mañana en el Teatro Alameda de Sevilla dentro de la programación del Festival Zemos98, así como de otras tantas para la actuación de Hexstatic el próximo sábado en el mismo escenario (y en el mismo festival, claro).

Como hace algún tiempo que no regalamos nada, me permito recordar el mecanismo: hay que realizar un comentario a esta entrada en el blog, señalando a cuál de los dos conciertos prefiere ir, y, acto seguido, enviar un correo electrónico a bfernandez@grupojoly.com especificando nombre completo y DNI.

Los primeros se llevan las entradas. Suerte.

“Las redes sociales existen desde antes de Facebook”

Blas Fernández | 5 de abril de 2011 a las 6:41

Pedro Jiménez y Sofía Coca. / Foto: Victoria Hidalgo

Pedro Jiménez y Sofía Coca. / Foto: Victoria Hidalgo

Desde hoy y hasta el próximo sábado Sevilla acoge la XIII edición del Festival Zemos98, una cita convertida en referente a la hora de tomar el pulso a la creación y gestión cultural en la red. Conferencias, debates, proyecciones y conciertos articulan su programa, que este año abandona la idea de un tema central para proponer una reflexión más amplia bajo el lema Progresa adecuadamente. Pedro Jiménez y Sofía Coca, integrantes del colectivo organizador, hablan de ello.

-¿Progresa adecuadamente Zemos98?

-Jiménez. La verdad es que creo que sobrevivir a toda la marea cultural que está viviendo la ciudad y conseguirlo haciendo un festival de cultura digital, por llamarlo de una manera sencilla, aunque no sea sólo eso, ya es suficiente para pensar que sí. Sobrevivimos y progresamos, pero toda esta mezcla de internet y cultura, tras trece años, nos está haciendo ver que tenemos que parar un poco. Con la crisis estamos viviendo una especia de huida hacia adelante. Lo vemos a nuestro alrededor: hay que trabajar más, hay que hacer más y más. Probablemente la crisis sea consecuencia de todo lo contrario, de haber estado haciendo tanto durante los últimos años. Ése es el marco de reflexión donde establecemos la broma sobre el progreso, el juego ambivalente de conceptos que hacemos siempre. Vemos que en los últimos años hemos crecido como festival, pero también vemos cómo han descendido los apoyos. Podemos ser muy optimistas, y de hecho lo solemos ser, pero cuando miras a tu alrededor, a los sectores más cercanos, lo que ves son despidos, festivales cada vez con más deudas, interlocutores cada vez menos válidos…

-Coca. La clave, creo, está en ese valor ambivalente. Por un lado planteamos la ironía que supone hablar de progreso en nuestro contexto. Por otro, hablamos de progreso en un momento en el que estamos ofreciendo menos. Se trata de algún modo de desmontar la idea de que el progreso consiste en avanzar y construir sobre una máxima. Progreso, en un periodo de austeridad importante, es también aportar la idea de que menos es más. Leer el resto del artículo »

Las Buenas Noches y sus buenas noticias

Blas Fernández | 28 de marzo de 2011 a las 7:08

Daniel Cuberta y Rubén Alonso. / Foto: Victoria Hidalgo

Daniel Cuberta y Rubén Alonso. / Foto: Victoria Hidalgo

Se supo de ellos a finales del verano de 2008. Su primer disco, Aventuras domésticas, con una pequeña edición física en CD, se distribuyó libremente por internet a través de una licencia Creative Commons. La fórmula, parte coherente de un discurso bien armado en torno a otra forma de creación artística, facilitó su expansión llevando una buena nueva a muy distantes puntos de la melomanía militante: había un grupo en Sevilla facturando emocionante folk imaginario sin más similitudes con otros destacados coetáneos que una cierta actitud iconoclasta.

Y eso que, como dice Rubén Alonso, cantante de Las Buenas Noches, en aquel primer disco “estaba nuestra voluntad de hacer canciones con un un sentido popular o folclórico, de formas muy puras, que quedaban de algún modo materializadas en ejercicios de estilo”. Tercia Daniel Cuberta, el baterista del quinteto: “Como decían los de Radio Futura, haciendo la música folclórica de un país que no existe¦”.

Casi tres años después Las Buenas Noches pone en circulación mediante el mismo método -en esta ocasión, con inminente edición física también en vinilo- un nuevo disco, Un mal día lo tiene cualquiera, cuya puesta de largo llegará el próximo viernes 8 de abril dentro del programa de actividades del Festival Zemos98.

“En comparación con el primer disco, éste tiene sus riesgos, es más oscuro y complejo”, avisa Cuberta. “Es un disco distinto -apunta Alonso-. Si nos ha requerido más trabajo a nosotros, supongo que también lo hará a quien lo escuche”.

La apreciación es relativa, aunque, de algún modo, la facilidad con que la música de Las Buenas Noches cautiva la atención del oyente contrasta con lo dificultoso de su proceso creativo. Varios de los integrantes del grupo mantienen activas trayectorias individuales en el terreno artístico: Cuberta en el campo del audiovisual; Miguel Brieva, sin duda el más conocido, en el del cómic y la ilustración. El primero comparte con Alonso y Dani Matas residencia en Sevilla; el segundo pasa más tiempo en Madrid, donde vive también habitualmente el contrabajista de la formación, Camilo Bosso.

Las Buenas Noches durante una actuación. / Foto: David Pareja

Las Buenas Noches durante una actuación. / Foto: David Pareja

Tras sacar Aventuras domésticas quedamos en hacer dos encuentros por cada estación del año. Como estamos repartidos entre Sevilla y Madrid, la idea era tener como mínimo ocho fines de semana de ensayo al año”, explica Alonso desmenuzando la lenta transformación de un grupo que comenzó como una reunión de amigos disfrutando del hecho de hacer canciones y acabó encontrándose con otro inesperado: su música gusta. Y mucho.

“No deja de sorprenderme que a la gente le guste lo que haces, sea música u otra cosa, pero siempre resulta gratificante”, afirma Cuberta a propósito de los comentarios que los visitantes a la cuidada web del grupo han ido dejando durante estos años. “Es alucinante -añade-. Dependiendo del día lo puedes entender como una gran noticia o como una casualidad. Cada vez que llega un mensaje a la web lo hace también a nuestros correos electrónicos. Estás con cualquier otra cosa y de repente llega algo así como sois geniales. Eso anima. Al fin y al cabo, la música sigue siendo algo que fascina. Creo que no hay nada que mueva tanto a la gente como la música, y en ese sentido el desarrollo de internet ha sido fantástico. Pones las cosas con un poco de amor, con los dibujos de Miguel, facilitando la descarga y es algo que la gente agradece mucho”.

“Siempre hemos tenido claro que queremos compartir nuestra música sin la intervención de ningún intermediario”, dice Alonso en referencia a la red, su inmediatez e imprevisibles conexiones. “El otro día nos ocurrió algo increíble -cuenta-. Estábamos ensayando y al abrir la puerta del local nos encontramos cinco garzas de origami en fila, una detrás de otra, con un papel en el que alguien había escrito algo sobre qué domingo tan maravilloso y nos daba las gracias”.

“Fue algo muy rocambolesco -añade Cuberta-. Pensamos que se trataba de un vecino al que en lugar de molestarle la música le habíamos hecho pasar una buena mañana. Pero de repente me llegó un mail de una chica de Madrid contándome que no podría estar en el concierto de Sevilla, pero que había pasado aquí unos días y sin saber cómo había acabado en la Plaza del Pelícano delante de una puerta por la que salía una música que reconoció. No se atrevió a llamar, pero dejó las garzas. Rubén les había hecho una foto y se la envié. Y ella me contestó con otra foto de su amiga y ella haciéndolas”.

Grabado en el ya imprescindible Estudio La Mina del ubicuo Raúl Pérez, por donde vienen pasando muchas de las más interesantes propuestas del panorama independiente andaluz, Un mal día lo tiene cualquiera constata un reajuste en la propuesta de la banda, fruto, dicen, “de ser más grupo” y de haber ofrecido ya un considerable número de conciertos. “El trabajo ha ido por desarrollar el potencial que veíamos en la instrumentación y el tratamiento del sonido. Creo que es una consecuencia de tocar más y de disfrutar haciéndolo”, explica Alonso.

A quien ya conozca Aventuras domésticas puede costarle creerlo, pero Un mal día lo tiene cualquiera aún enriquece más, mediante un exhaustivo despliegue armónico, el característico arsenal instrumental de la formación, eminentemente acústico. A su vez, se introducen nuevos ritmos y líneas melódicas con referentes orientalizantes y mediterráneos. Todo ello para configurar ese aludido folk imaginario en el que pueden rastrearse las pistas de su procedencia, pero del que resulta mucho más complejo ubicar su situación actual.

Y el método cala, tanto que su web se llena de peticiones de conciertos desde cualquier punto de la geografía española. “Es un poco frustrante -reconoce Alonso-, porque lo cierto es que tenemos la sensación de no saber muy bien cómo organizar ese tipo de cosas”. “Entre la separación geográfica y nuestros trabajos, se hace difícil”, comenta Cuberta.

Es la gran paradoja de Las Buenas Noches y, al mismo tiempo, parte de su encanto. El radio de acción del grupo queda limitado por su carácter no profesional, que es, precisamente, la cualidad que podría satisfacer las demandas de sus crecientes seguidores. Lo intentaron con un representante tan solvente como David Pareja, mánager de Pony Bravo, pero “todo era demasiado complicado. Para nosotros tomar una decisión implica mandar un montón de emails dentro del propio grupo, mientras tienes a un tipo esperando en su casa a que le des una respuesta”, dice Alonso, quien confiesa ver la música “desde la perspectiva de hacerla por puro deseo, por pura vocación, sin más condicionantes. Aunque eso tiene sus inconvenientes, como una cierta relajación”.

“Sé que montones de artistas se enfadarán con esto -va mucho más lejos Cuberta-, pero a día de hoy el trabajo cultural me parece más interesante sin depender de ello económicamente. Será mejor para ti y para el arte. El concepto de artista profesional me resulta tan raro como el de industria cultural. ¿Qué será eso?”.

Al menos, se comprometen a próximos conciertos en cada una de las ocho provincias andaluzas. Algo es algo.

Las Buenas Noches. Viernes 8 de abril a las 22:00 en el Teatro Alameda de Sevilla (Festival Zemos98). Puede descargar Un mal día lo tiene cualquiera desde la web del grupo.

Dos buenas noches

Blas Fernández | 11 de junio de 2010 a las 7:09

Este mundo necesita ya otro disco de Las Buenas Noches. Mientras llega, al menos podemos entretenernos con algunas de las canciones que no entraron en Aventuras domésticas, como La Jungla

…y, por supuesto, con sus directos, como el que esta noche ofrecerá la banda dentro del nuevo festival Sevilla Indiferente.

Recuerden: el asunto acontece hoy y mañana en el CAAC -en el oficiosamente conocido ya como escenario Nocturama-, a partir de las 21:00 y con entrada libre hasta completar aforo.

Hoy tocan Las Buenas Noches, Pinocho Detective, Pájaro Sunrise y Blacanova; mañana lo harán Ledatres, De Brrrrr, Alado Sincera y Jubilee. Ahí es nada…

Miguel Brieva se sale

Blas Fernández | 27 de octubre de 2009 a las 12:00

Un viernes para elegir

Blas Fernández | 21 de abril de 2009 a las 10:05

Si están en Sevilla este viernes tienen al menos dos propuestas de interés entre las que elegir. En realidad, son de tanto y tan parecido interés que hasta incordia el hecho de tener que decidir. Por un lado, Las Buenas Noches estará actuando en la Sala Malandar (Torneo, 43; 21:30; 6 euros), donde presentarán las nuevas canciones que darán forma a su segundo álbum. Por otro, dentro del ciclo Sevilla IndiFerente, desembarcan en el Teatro Virgen de los Reyes, a las 20:00, Tannhäuser -a punto de editar su primer disco, Para entonces habrás muerto- y 3753 Cruithne.

Y si están en Granada, recuerden que en la Industrial Copera se celebra el segundo aniversario del Loop Bar con un concierto múltiple en cuyo cartel, tras varios cambios, figuran The Wave Pictures, Pelle Calberg, Nudozurdo, Cuchillo y Manos de Topo (a partir de las 21:00, con la entrada a 16 euros en venta anticipada y 20 euros en taquilla).