Archivos para el tag ‘Niño de Elche’

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 50)

Blas Fernández | 21 de abril de 2016 a las 5:00

chinarro_lvp_n
Abre en esta ocasión El Podcast de La Ventana Pop el nuevo álbum de Sr. Chinarro, El progreso, con Antonio Luque, fotografiado ahí arriba por Valentín Ramos en los Baños del Carmen de Málaga, dejando otra vez pruebas -y van…- de su enorme talento como letrista. Otro veterano, Fernando Alfaro, resucita a Chucho con un disco de altura y presumible largo recorrido, Los años luz. Suenan también los recientes trabajos de Novedades Carminha y Kill Kill! y avances de los que prontos serán discos de Jose Domingo, Salétile, Bbbang y Niño de Elche con Los Voluble. Holögrama nos deja una nueva versión de In Your Head y Miraflores y Triángulo de Amor Bizarro, fechas en directo.

Como siempre, puede escuchar El Podcast de La Ventana Pop en el reproductor bajo estas líneas o, también, en la web de ScannerFM.

scannerfm_560
Tracklist

1.-Sr. Chinarro: La ciudad provisional

2.-Sr. Chinarro: El progreso

3.-Chucho: Predicar en el desierto

4.-Chucho: Desidia

5.-Holögrama: In Your Head

6.-Salétile: Tingle Bells

7.-Bbbang: Caruso

8.-Niño de Elche y Los Voluble: El ravero

9.-Jose Domingo: En tu indiferencia

10.-Novedades Carminha: Que dios reparta fuerte

11.-Kill Kill!: En tu piso

12.-Triángulo de Amor Bizarro: Barca quemada

13.-Miraflores: The Bodies in the River Float Beneath The Sun

Música para imaginar olas

Blas Fernández | 3 de febrero de 2016 a las 7:54

Foto: Juan A. Romero

“La leí hace mucho tiempo –cuenta David Cordero cuando se le pregunta por aquella novela de Yukio Mishima, El rumor del oleaje–. Estaba buscando un título para el disco que fuera corto, bonito, y que plasmara ese concepto de grabaciones de campo del agua. Andaba dándole vueltas en casa y… ¡resultaba que tenía el libro enfrente! ¡Era ése! Me vino perfecto, aunque el disco no tenga nada que ver con la novela”.

Así que, además de uno de los más celebrados textos del polifacético artista japonés, El rumor del oleaje es ahora también el nuevo álbum del músico de San Fernando, afincado en Sevilla desde hace años, el primero firmado con nombre propio tras múltiples registros como Úrsula o en proyectos compartidos. Son ocho delicadas piezas de ambient music, con ocasionales pinceladas neoclasicistas, hilvanadas por una misma idea: la contemplación del mar desde la playa. “Surgió de manera un poco casual –evoca Cordero–. 2014 fue para mí un año un tanto complicado. Aunque sea de San Fernando nunca he sido muy de ir a la playa. Sin embargo, ese verano, mi amigo Juan y yo fuimos mucho. A hablar de nuestras cosas, a meditar, a mirar el agua… Fue en Conil, en Río Salado, donde me quedé como dos horas escuchando las olas. Me di cuenta de lo bien que me sentía con ese sonido y ahí me hizo click¿Por qué no lo grabo e intento hacer música con el agua? Si sólo el agua ya me produce esa paz, esa relajación, ¿por qué no lo llevo a mi terreno? A partir de ahí, y después de hablar mucho con Juan, empezó a desarrollarse la idea”.

Juan es Juan Antonio Romero, un amigo de la infancia que se embarcó junto a Cordero en un viaje por diversas playas de las costas de Cádiz y el País Vasco con el objetivo de realizar grabaciones de campo del oleaje, tomar fotografías y filmar vídeos. “La idea principal era recoger el sonido del agua, grabarlo en las playas. Llegamos a ir a quince diferentes, aunque al final en el disco sólo están ocho. Una vez en casa empecé a seleccionar. Puedes pensar que el agua siempre suena igual, pero dependiendo del día, de las mareas, de la climatología, de la zona geográfica, suena de maneras muy diferentes –explica el músico–. Primero filtré las que realmente me llamaban la atención, las que podían resultar más interesantes. Una vez seleccionadas comencé con el proceso digital: pasar las grabaciones por pedales, por el ordenador, meterle reverb, bajarle los pitch… Todos los ambientes que suenan son el agua”.

¿Y por qué concretamente playas de Cádiz y el País Vasco? “Las de Cádiz porque soy de allí y me evocan recuerdos muy personales, tienen un significado para mí; las del País Vasco porque eran la excusa para hacer un viaje –reconoce Cordero–. Me apetecía centrarme en el proyecto durante una semana sin mezclarlo con nada, ni trabajo ni otras cosas. Allí tengo muchos amigos que me ayudaron: ven aquí, tienes que ir a este sitio... Conocí zonas del País Vasco brutales. Son conceptos de agua y de playas muy diferentes. En Cádiz, desiertos y kilómetros de arena clara y blanca; en el País Vasco, más norte, más piedra, más salvaje. Eso me ayudó mucho a la hora de diferenciar las canciones. Te das cuenta de que las del País Vasco tienen más fuerza, mientras que las de Cádiz son más pausadas, más lineales”.

Foto: José Ángel García

Foto: José Ángel García

El rumor del oleaje cuenta con una cuidada edición en CD que deja pruebas del carácter conceptual del proyecto. El libreto recoge ilustraciones de cada una de las ocho playas que inspiraron las piezas. Y éstas, a su vez, incluyen las coordenadas cartográficas que permiten contemplarlas mediante Google Earth –“Para que desde el ordenador puedas darte un paseo por los sitios exactos”, dice Cordero–. El resultado es un bonito artefacto publicado internacionalmente por el sello japonés especializado en ambient Home Normal. “Este disco no tenía destinatario cerrado –explica David–. Empecé con el proyecto por cuenta propia y cuando ya tuve suficiente material para enseñarlo comencé a enviarlo a sellos de fuera. El panorama de la música ambient en España es… nulo. Hay gente haciendo cosas, pero pocos espacios, sellos o medios que apoyen este tipo de música, como sí ocurre fuera. Hace años que soy amigo del músico argentino Federico Durán. Le comenté lo que estaba haciendo y él me sugirió que le escribiera a la gente de Home Normal, porque pensaba que podía gustarles. Y lo hice. Es curioso, cuando las cosas vienen de fuera parecen más interesantes. El disco está teniendo unas críticas increíbles, se está vendiendo muy bien… Intentarlo fuera era dar un paso más. Si grabas para un sello extranjero llegas a más gente. Yo no vivo de esto ni tampoco me lo planteo, pero sí me gusta que pueda llegar a todo el que tenga interés”.

Habituado a las colaboraciones –de la amistad con los guechotarras McEnroe surgió otro proyecto paralelo, Viento Smith–, Cordero también invita a participar en el álbum a diversos músicos sevillanos o residente en la ciudad, entre ellos Marco Serrato (Orthodox) y Niño de Elche. “Con ellos hice el mismo proceso que con el agua –comenta David–. Con este disco no he tenido prisas. La primera parte, la estructura básica de las canciones, la hice en casa con mucha tranquilidad. Después, en los Estudios La Mina, grabamos todos los elementos acústicos. Pero no era algo cerrado, sino que íbamos probando: tira por aquí, tira por allí… Luego volví a llevarme esas pistas a casa y comencé a montarlo todo otra vez. Por ejemplo, hay gente a la que le cuesta localizar la voz de Paco [Niño de Elche], que es como una sirena, ahí de fondo… Está muy procesada, muy integrada en el agua. A veces parecía más que estaba con el Autocad dibujando un edificio que haciendo música. Es un disco de orfebrería digital. Todo muy integrado”.

Con varios de esos músicos –Serrato al contrabajo, el clarinetista Gustavo Domínguez, el trompista Moisés Alcántara y el teclista Nacho García– prepara ahora el estreno en directo del disco, el próximo viernes 11 de marzo dentro del ciclo ShowCASe, en el Centro de las Artes de Sevilla. “Va a ser algo especial, sólo para 60 espectadores y con el mar de fondo: un plano secuencia del oleaje en San Fernando que filmé el 1 de enero a primera hora de la mañana”, avanza.

Y en breve, nuevas aventuras, entre ellas Nanas, un sencillo en vinilo grabado junto a Niño de Elche que publicará el sello Acuarela. Por esta vez, será mejor dejar a un lado su papel como uno de los artífices del sello Knockturne Records, que tantas y tan enjundiosas sorpresas está deparando a la escena independiente nacional… “Empezó como un hobby y ahora me quita muchísimo tiempo –apunta– Parecía una locura, pero está funcionando bien. Nuestra mentalidad no es de empresa, sino de familia y puente. Nuestra única preocupación es apostar por bandas con algo que decir y que lleguen al mayor público posible”.

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 42)

Blas Fernández | 31 de diciembre de 2015 a las 5:00

joaquin_pascual_lvp

La Ventana Pop despide 2015 con un programa especial que no pretende en ningún caso ser una lista de lo mejor del año, tan sólo un recordatorio de algunos de los buenos discos, y de sus buenas canciones, que sonaron por aquí a lo largo de los últimos doce meses. No están todos los que fueron, por obvia razón de limitación de tiempo, pero sí que fueron, claro, todos los que están: desde veteranos como Joaquín Pascual -en la imagen de ahí arriba-, Francisco Nixon, Cathy Claret o Ricardo Vicente a sorprendentes recién llegados como MOR, Holögrama, El lobo en tu puerta o Quentin Gas y Los Zíngaros; desde las incontestables confirmaciones de Niño de Elche o Le Parody a las habituales dianas de Dominique A, José González o Björk. ¿Preparado para dos horas de recuerdos sonoros? ¡Y feliz 2016!

Como siempre, puede escuchar El Podcast de La Ventana Pop en el reproductor bajo estas líneas o, también, en la web de ScannerFM.

scannerfm_560

Tracklist

1.-Le Parody: Peligroso criminal

2.-Panda Bear: Boys Latin

3.-Aurora: Voces

4.-MOR: Starship #9

5.-Holögrama: Fire

6.-Unknown Mortal Orchestra: Can’t Keep Checking My Phone

7.-Nothing Places: Draw Blood

8.-Antonio Arias: Sol de agua

9.-Joaquín Pascual: El misionero

10.-Dominique A: L’ocean

11.-Camila Moreno: No parar de cerrar

12.-Niño de Elche: Mercados

13.-Blacanova: La soga

14.-Björk: Stonemilker

15.-Natalie Prass: Christy

16.-Alondra Bentley: Our Word

17.-Cathy Claret: Juste une petite chose

18.-Sufjan Stevens: Four of July

19.-José González: Leaf Off / The Cave

20.-Francisco Nixon: Lo malo que nos pasa

21.-Ricardo Vicente: Como que sale el sol

22.-Reina Republicana: Ahora que hace bueno

23.-Quentin Gas y Los Zíngaros: Divé

24.-Los News: I’m Gonna Ride This Horse (‘Till The Day I Die)

25.-Guadalupe Plata: Calle 24

26.-El lobo en tu puerta: 17

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 36)

Blas Fernández | 8 de octubre de 2015 a las 5:00

solea_lvp_n

En esta ocasión, El Podcast de La Ventana Pop repara en nuevas ediciones de grupos y solistas andaluces -Soleá Morente (ahí arriba, fotografiada por Pepe Villoslada), Holögrama, Le Parody, Tote King, M.O.R., Esplendor, El lobo en tu puerta, Santacruz…-, pero también en la siempre bienvenida reedición de títulos ya conocidos -Chencho Fernández, Furia, Niño de Elche…-. Muchos de ellos, además, pasarán a partir de mañana por la nueva edición del Monkey Week, auténtico festín sonoro para oídos indómitos.

Otras buenas noticias: la editorial granadina Ondas del Espacio se lanza, también, a la publicación de discos y anuncia para 2016 álbum de Éter; Antonio Arias presenta en su ciudad la doble edición en vinilo de Multiversos y, desde Sevilla, The Rosquettes hacen lo propio con Frothy Songs.

Como siempre, puede escuchar El Podcast de La Ventana Pop en el reproductor bajo estas líneas o, también, en la web de ScannerFM.

scannerfm_560

Tracklist

1.-Soleá Morente: Todavía

2.-Antonio Arias: Sol de agua

3.-Éter: Cuerpos en órbita

4.-Holögrama: Embrace The Light

5.-Le Parody: Peligroso criminal

6.-Tote King: Robocordones

7.-Chencho Fernández: Radio Fun Club

8.-The Rosquettes: You Run Faster Than a Cow

9.-M.O.R.: Boooooom!!!

10.-Esplendor: Quédate

11.-Furia: Pushloop

12.-El lobo en tu puerta: I Don’t Lie

13.-Santacruz: Cuarenta por ciento

14.-Niño de Elche: Mercados

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 34)

Blas Fernández | 10 de septiembre de 2015 a las 5:00

rafael_amador_lvp
Retomamos la actividad tras el paréntesis veraniego y abrimos temporada, la tercera ya, con el homenaje que diversos músicos andaluces rendirán este sábado día 12 a Rafael Amador, el que fuera mitad de Pata Negra. Más sobre música en directo… Se acerca la nueva edición del Monkey Week, que en esta ocasión acogerá en sus diversos y numerosos escenarios a formaciones como Niño de Elche, Chencho Fernández, Grupo de Expertos Solynieve, Holögrama -con nuevo inminente trabajo-, Tremolina -que además pasará por el festival El Alternador- y Gentemayor, entre muchas otras. Por otro lado, Los Planetas inaugurarán el nuevo curso en el Teatro Central de Sevilla -las entradas se agotaron hace semanas- y M. Ward y Howe Gelb pasearán su gira conjunta por el Palacio de Viana de Córdoba y el Teatro Quintero de la capital hispalense. No se vaya, aún hay más: Montgomery lleva Welcome to The Montgomery Experience hasta Seúl; Antonio Arias se embarca en una nueva aventura espacial con United Sound of Cosmos y, desde El Puerto de Santa María, M.O.R. pone también rumbo hacia el cielo con su primer álbum.

Como siempre, puede escuchar El Podcast de La Ventana Pop en el reproductor bajo estas líneas o, también, en la web de ScannerFM.

scannerfm_560

Tracklist

1.-Pata Negra: Rock del Cayetano

2.-Niño de Elche: Estrategias de distracción

3.-Chencho Fernández: Este matrimonio no casa

4.-Grupo de Expertos Solynieve: No te olvidaré

5.-Holögrama: Sweet Breaking Dawn

6.-Tremolina: Remember We Are Strong

7.-Los Planetas: El duendecillo verde

8.-M. Ward: Watch The Show

9.-United Sound of Cosmos: Villafranca/Cebreros/New Norcia/Malargüe (también brilla la materia)

10.-Montgomery: You Know That Kind of Girl

11.-M.O.R.: Starship #9

12.-Gentemayor: …and Tato went for his brutal yellow cream

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 31)

Blas Fernández | 21 de mayo de 2015 a las 5:00

tremolina_blog_lvp

Arranca una nueva entrega del Podcast de La Ventana Pop con Amphetamine Discharge, de vuelta a los escenarios tras largos años de silencio. A las tablas se suben también The BellRays, una de las bandas invitadas a la nueva edición del Freek Fest en El Puerto de Santa María, Guadalupe Plata y Julieta Venegas -nombres ilustres ya anunciados para el cartel de Nocturama Agosto en Sevilla-, Tremolina -en la imagen-, Hi Corea!, Víctor Coyote, Detergente Líquido y los sorprendentes Burning Parachute.

Pero no se vaya, aún hay más: los malagueños BSN Posse remezclan a su paisano Abrigo de Pelos; Niño de Elche habla claro en el primer número de Karate Press; Antonio Arias sigue las pistas del Big Bang y Pablo und Destruktion nos recuerda, a su manera, que a veces la vida es hermosa.

Como siempre, puede escuchar El Podcast de La Ventana Pop en el reproductor bajo estas líneas o, también, en la web de ScannerFM.

scannerfm_560

Tracklist

1.-Amphetamine Discharge: Denis

2.-The BellRays: Power To Burn

3.-Guadalupe Plata: Hueso de gato negro

4.-Julieta Venegas: Ese camino

5.-BSN Posse: 1993

6.-Niño de Elche: Miénteme

7.-Antonio Arias: Qui Joint Tenerife

8.-Tremolina: This is Who I Want to Be Hyped

9.-Hi Corea!: The Cave

10.-Pablo und Destruktion: A veces la vida es hermosa

11.-Víctor Coyote: Havemos de ir a Viana

12.-Burning Parachute: Rainproof

13.-Detergente Líquido: Cinco euros no dan para tanto

Antonio Arias: “Decía Morente que hay que grabar discos para diez años después”

Blas Fernández | 6 de mayo de 2015 a las 5:00

Foto: Concha Laverán

Foto: Concha Laverán

La reedición ampliada en 2013 de Hipnosis, primer álbum de Lagartija Nick, publicado originalmente en 1991, no sólo cerró el ciclo de recuperación de la contundente trilogía discográfica con que la banda granadina irrumpió en la escena del rock español –la misma operación se había llevado previamente a cabo con Inercia (1992) y Su (1995)–; también propició el reencuentro sobre los escenarios del cuarteto original –Antonio Arias (bajo y voz), Éric Jiménez (batería), Juan Codorniú y Miguel Ángel Rodríguez Pareja (guitarras)– en lo que entonces se preveía una corta gira destinada a celebrar aquel rescate. Sin embargo, dos años después la máquina sigue en marcha. “Desde la reedición –dice Arias– hacemos una media de dos conciertos al mes. Y nos siguen llamando. Siempre nos hemos llevado bien y además vemos que la cosa sigue sonando real y expresiva. Así que decidimos continuar con la gira. Lo que se impone ahora es grabar algo nuevo este verano, aunque sea un epé. Por lo menos, para que no sea siempre el mismo concierto”.

Y, de hecho, no lo es. Lo que comenzó como una ceremonia centrada en la interpretación íntegra de aquel emblemático título ha terminado por expandir, generosamente, su repertorio. “Hay once discos de Lagartija para tocar, aunque principalmente llegamos hasta Omega“, apunta Arias citando aquel otro memorable trabajo junto al desaparecido cantaor Enrique Morente, el célebre disco que, entre otras tantas cosas, señaló el punto de disolución de la formación original. “Todo fue muy rápido –recuerda–, y quizás eso nos marcó y nos mató al mismo tiempo: éramos incapaces de parar la máquina. Pero la cosa iba volando y había que hacerlo en ese momento, aun a costa de que nuestra salud mental se deteriorara rápidamente”.

Arias siguió al frente de sucesivas reencarnaciones de Lagartija Nick hasta alcanzar esa plusmarca de once álbumes; Éric alternó su rol como baterista en Los Planetas con otras aventuras y, posteriormente, se reintegró en el proyecto; Codorniú se enroló en Matilda y, con algo más de calma, se lo tomó Pareja, colaborador hoy en Lullaby. “El contacto siempre se ha mantenido y la relación ha sido cordial –afirma–. Los músicos de Granada, de lo poco que tenemos, es nuestro corporativismo. Bueno, algunos músicos de los 80 siguen mostrando una ira irreconciliable, que era algo muy de la época. No te vuelvo a hablar en la vida… Y ahí siguen, sin hablarme por algo que pasaría algún día y de lo que yo, ya, ni me acuerdo”.

Sí recuerdan los seguidores de la época –y los de posteriores generaciones, sumados sin pausa con el paso de los años– el carácter gozosamente indómito de aquella reivindicada trilogía, tan rabiosa en su electrizante sonido como premeditada en la carga de profundidad de sus textos. “En el libro de Nando Cruz, que estoy leyendo ahora –dice Arias en referencia a Pequeño circo. Historia oral del indie en España–, está muy bien explicada esa génesis heterogénea de grupos que intentaban conocerse y crear una nueva escena independiente, con más motivación que poderío económico. Algo de eso sobrevive en el sonido, esa expresividad, esas ganas de acercarse a la gente, esa vitalidad, con casi todas las canciones en tonos mayores. Eso les da mucha alegría… Quizás las letras de Hipnosis no han envejecido tan bien. En las de Inercia y Su el collage ya no se define, así que sirven para cualquier época de la vida. Pero el sonido… El sonido me sigue gustando mucho. El germen de los discos de Lagartija fue ponerse en contra de algo que eran tan normal entonces: buscar la multi [multinacional] y Los 40 [Principales]. Y eso sigue vivo en aquellos discos, muy salvajes, que además fueron el origen del trabajo con Enrique Morente”.

Sin rastro aparente de acritud, Arias define la creación de Lagartija Nick como “un golpe de estado contra 091″. Así resume su marcha de aquella otra recordada formación granadina en busca no sólo de nuevos horizontes, también de otra manera de hacer en la que el cambio se convierte en requisito indispensable para mantener el movimiento. “Fue una lucha por defender un sonido –afirma–. En algunos conciertos casi que podíamos parecer los Ramones de Graná, pero al mismo tiempo éramos el germen de lo que vino después. Algo que hicimos bien fue alentar a otras generaciones. No era sólo por nosotros. Ahí también entra, por ejemplo, el hecho de producir el primer epé de Los Planetas. Era una manera de no enquistarse, de hacer de bisagra. Se creó un vínculo de por vida: algo veríamos entre nosotros que era real”.

Foto: Concha Laverán

Foto: Concha Laverán

El vínculo se mantiene. Aquella constelación granaína protagoniza todavía hoy una red de colaboraciones de sobra conocida, concretada en proyectos conjuntos como Los Evangelistas y proclive a la intervención de unos en los discos de otros. Sin ir más lejos, varios integrantes de Los Planetas participaron en la gestación de Multiverso (2009) y Multiverso II. De la soleá de la ciencia a la física de la inmortalidad (2013), los dos discos firmados hasta la fecha en solitario por Antonio Arias, esplendorosas colecciones de adaptaciones de poesía científica –el interés de Arias por la astronomía y el espacio viene de lejos– que acaban de ser reeditadas conjuntamente en un doble vinilo de edición limitada. Una nueva oportunidad de redescubrir sendos títulos, quizás lastrados en su proyección por la modestia de las ediciones originales; quizás también, al cabo de los años, tan celebrados como los de Lagartija Nick. “Hay proyectos que tienen que vivir al margen de todo eso -reflexiona Arias-. En primer lugar, por una cuestión temporal: si tienes la oportunidad de trabajar con un poeta como David Jou, como ocurrió en Multiverso II, es ahora, no luego, intentando convencer a alguna compañía. Con Los Evangelistas podemos trabajar con Sony, pues sin problemas. Pero hay otros proyectos que sabes que podrían tenerte paseando por pasillos eternamente. Hay discos que necesitan dar una vuelta muy grande para llegar a su público, piden vida y coger aliento. Tienen esa promoción retardada, pero también bastante eficaz, que da la convicción. Decía Enrique [Morente] que hay que grabar discos para diez años después”.

La golosa edición en vinilo incluye además la descarga digital de cuatro cortes inéditos, más que probable avance de un futuro Multiverso III. “En principio era sólo eso, un apoyo al doble vinilo, cuatro canciones nuevas, pero Multiverso fue muy pop y Multiverso II podía recordar más al sonido de Los Evangelistas producidos por Martin Glover… Así que el tercero podría ser una manera de unir esas dos corrientes, sin perder nunca esa expresividad pop ni siendo tan oscuro como el segundo. Además, hace poco ha llegado a mis manos un poema de ciencia-ficción de los años 50 que es fantástico… Multiverso supone para mí una manera de seguir explorando la nueva poesía”.

Lector constante de poemas, como su maestro Morente, saca Arias a colación el reciente Voces del extremo, de Niño de Elche, con textos de autores adscritos al encuentro homónimo. “Me ha gustado mucho lo que ha hecho, esa especie de trascendencia de la poesía de la experiencia que llaman poesía de la conciencia -explica-. Hay textos un poco chunguelas y echo de menos más cantaor, más voz, porque es un tío que canta tan bien, que tiene una voz tan vieja… Al final del disco incluso hay cosas que me recuerdan un poco a Omega, y eso hace que me guste todavía más. Es un disco que incluso me reconcilia con Pony Bravo, a los que creo que había trivializado un poco. Me gusta seguir ahondando en nuevas formas poéticas y en gente joven, gente como Rafael Espejo, al que no se nombra tanto pero que es genial. Hay por ahí unos talentos tremendos”.

Entre los talentos musicales locales señala Arias a Pájaro Jack. “Jaime Beltrán -recuerda del cantante y guitarrista de la banda granadina- fue asistente de ingeniero de sonido en Multiverso. Es un tipo técnicamente muy capaz. Es lo que tienen las nuevas generaciones, que vienen muy preparadas, y lo que les falta lo pillan en Internet. Quién lo hubiera pillado entonces, eh, cuando leías libros antiguos que te hablaban de aquella canción… Ahora lo tienes todo en Deezer o Spotify, y eso es maravilloso”.

Lagartija Nick actúa el próximo viernes 8 en la Sala X de Sevilla (c/José Díaz, 7).

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 29)

Blas Fernández | 23 de abril de 2015 a las 5:00

planetas_lvp
Vuelven Los Planetas tras años de silencio con el epé Dobles fatigas, que esconde entre sus cuatro cortes Heroína, la polémica bulería del desaparecido Juan Moneo El Torta. Todavía en el terreno del rock jondo, Niño de Elche pone a los flamencos del revés con su nuevo trabajo, Voces del extremo.

Novedades (Tremolina, Nudozudo…) y conciertos, muchos conciertos: Robyn Hitchcock, Las Buenas Noches, Nueva Vulcano, Lost Twin, Chencho FernándezLagartija Nick, El Columpio Asesino, Reina Republica… También el reggae-dub de The Oniric Tree, uno de los grupos presentes en la extensa programación de la IV edición del Routing Day, que se celebrará en Sevilla los próximos días 1 y 2 de mayo. Y a la vuelta del verano, una deliciosa sorpresa en Córdoba: Noches eclécticas en el Palacio de Viana, con actuaciones, entre otros, de M. Ward y Emiliana Torrini.

Como siempre, puede escuchar El Podcast de La Ventana Pop en el reproductor bajo estas líneas o, también, en la web de ScannerFM.

scannerfm_560

Tracklist

1.-Los Planetas: Heroína (Bulería de El Torta)

2.-Niño de Elche: Mercados

3.-Las Buenas Noches: Mañana

4.-Tremolina: Remember We Are Strong

5.-Nueva Vulcano: Hemos hecho cosas

6.-Lost Twin: Acuario de plantas

7.-Chencho Fernández: Una buena noche

8.-Lagartija Nick: Napalm

9.-El Columpio Asesino: Babel

10.-Nudozurdo: El grito

11.-Robyn Hitchcock: To Turn You On

12.-M. Ward: Pure Joy

13.-Emiliana Torrini: Tookah

14.-The Oniric Tree: Like a Bird

15.-Reina Republicana: Baja la voz

Las voces acordes de Niño de Elche

Blas Fernández | 18 de abril de 2015 a las 5:00

Niño de Elche, en la librería La Fuga de Sevilla. / Foto: Celia Macías

Niño de Elche, en la librería La Fuga de Sevilla. / Foto: Celia Macías

nino_elche_portada_blvpVoces del extremo. Niño de Elche. Rock jondo. Autoedición. Descarga digital con licencia CC.

Embarcado desde hace tiempo en una incesante actividad que, sólo en los últimos meses, lo ha llevado a producir y dirigir un documental –Sobre MH–; publicar vía Knockturne Records una cassette registrada en vivo, junto al grupo experimental alicantino Seidagasa, en la casa natal de Miguel Hernández –Calle de arriba, 73– o a preparar la presentación del espectáculo Raverdial en el festival barcelonés Sónar junto al dúo sevillano Los Voluble –integrado por los hermanos Benito y Pedro Jiménez–, Francisco Contreras Molina (Elche, Alicante, 1985), alias Niño de Elche, desborda prácticamente desde sus primeros pasos –Mis primeros llantos, Dienc, 2007– los presumibles cauces de un cantaor flamenco. Y Niño de Elche lo es, qué duda cabe, aunque su innata curiosidad por experimentar con formas y sonoridades en principio ajenas al género lo reubica tanto en un universo mayor como en la cósmica estela de otros aventureros de lo jondo de ayer y hoy –es recurrente la comparación con Enrique Morente, aunque lo suyo quede generacionalmente más cerca de la absoluta libertad creativa del bailaor sevillano Israel Galván o del desprejuiciado conocimiento musicológico de la cantaora onubense Rocío Márquez, con la que ha colaborado en varias ocasiones–.

Niño de Elche, que mantiene además una apretada agenda de conciertos, bien en formatos flamencos más o menos tradicionales o poniendo en pie cualquiera de los múltiples proyectos propios o conjuntos en los que participa, se apunta con indisimulada avidez a cualquier idea o reto que sacuda la fosilizada imagen de un género que muchos pretenden sacro, intocable, premeditadamente inconscientes, en incontables ocasiones, de su natural bastardía (la de cualquier otra expresión musical, sin ir más lejos). Así, Francisco Contreras presta su voz al coreógrafo Juan Carlos Lérida; graba con el dúo experimental José Cicuta o deja escuchar su quejío junto a los rockeros Kaufer.

De uno de esos encuentros crece y florece este sorprendente Voces del extremo que nos ocupa. Colaborador en De palmas y cacería (2013), tercer álbum de Pony Bravo, no cuesta mucho entender el grado de complicidad que Niño de Elche parece haber alcanzado con el grupo sevillano: la misma curiosidad de unos es, al fin y al cabo, la del otro.

Daniel Alonso, vocalista y teclista de la formación, se pone al frente de la producción, tarea en la que cuenta con la ayuda de otro integrante de la banda, Darío del Moral, y de Raúl Pérez –ingeniero de sonido, productor de los discos de Pony Bravo y de una significativa porción de algunos los mejores discos españoles de rock de los últimos años–. Se prestan al juego, además, músicos como el contrabajista Javier Mora y los guitarristas Raúl Cantizano y Fernando Junquera, otros cómplices de largo recorrido que contribuyen a dar al álbum ese carácter de excepcionalidad, de nueva vuelta de tuerca en la ya larga historia de encuentros (y desencuentros) entre flamenco y rock.

Niño de Elche ya lo había intentado en su anterior trabajo firmado con nombre propio, Sí, a Miguel Hernández (2013), pero, por abundar en una fórmula ya reiterada de acercamiento entre ambos mundos, aquel homenaje al poeta –figura en torno a la cual pivota buena parta de la obra del cantaor hasta la fecha– carecía quizás de la inventiva y el riesgo, también de la frescura, que Voces del extremo despliega del primer al último (y décimo) corte, alternando piezas de una sonoridad eléctrica exuberante –la enorme pulsión krautrock de Que os follen, El comunista y Mercados; el aire a reggae marciano de Miénteme; los sincopados teclados de Estrategias de distracción…– con otras canciones de apariencia desnuda, ésas a las que Niño de Elche se enfrenta apenas flanqueado por uno o dos instrumentistas –Nadie, Canción de corro de niño palestino, Informe para Costa Rica, Han sido 30 años y la cenital Canción del levantado / Notificaciones, estas dos últimas con Junquera tejiendo redes de cuerdas, limpias o saturadas, que bien pudieran remitir a los discos en solitario de Tom Verlaine–.

Musicalmente, Voces del extremo es un disco deslumbrante, y lo es tanto por la interpretación de Francisco Contreras como por la pericia y entrega de los músicos que lo acompañan. Y deslumbra en tal medida que uno tiende a pasar por alto –así lo induce el conjunto– que quizás no todos los textos de las diez canciones están a la misma altura.

Nutrido en lo lírico por poemas procedentes de los encuentros que dan título al álbum, celebrados en Moguer desde 1999 con el apoyo de la Fundación Juan Ramón Jiménez y la coordinación del poeta Antonio Orihuela, Voces del extremo recala con comprensible y más que justificada rabia en eso que algunos denominan poesía de la conciencia –a esa corriente se adscriben los autores seleccionados–, en ocasiones tan concienciada que casi pierde, ¡oh!, cualquier pretendida connotación poética. Pero no ocurre nada (malo): es tal la convicción con la que Niño de Elche defiende esas tonadas que se sobra y basta para insuflarles él mismo toda la poesía necesaria.

Niño de Elche presenta en directo Voces del extremo este sábado a las 22:00 en el Teatro Alameda de Sevilla dentro del espectáculo de clausura de la XVII edición del Festival Zemos98.

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 28)

Blas Fernández | 9 de abril de 2015 a las 5:00

elche_lvp
Arranca esta entrega del Podcast de La Ventana Pop con Voces del extremo, nuevo álbum del nada convencional cantaor flamenco Niño de Elche (en la imagen), un disco producido por Daniel Alonso (Pony Bravo) con presentación en vivo en el espectáculo de cierre de la XVII edición de Zemos98.

Desde Francia nos llega el más reciente trabajo de Dominique A, Éléor, y desde Estados Unidos dos títulos tan recomendables como Carrie & Lowell, de Sufjan Stevens, y Fresh Blood, de Matthew E. White.

Rea del ritmo, de Single, Justicia poética, de Pumuky, y Regiones devastadas, de Blacanova, completan el apartado de novedades. En el de conciertos, actuaciones inminentes de Sick Buzos, Luna, La Habitación Roja y Wilko Johnson.

Como siempre, puede escuchar El Podcast de La Ventana Pop en el reproductor bajo estas líneas o, también, en la web de ScannerFM.

scannerfm_560

Tracklist

1.-Niño de Elche: Estrategias de distracción

2.-Niño de Elche: Que os follen

3.-Dominique A: L’Océan

4.-Dominique A: Central Otago

5.-Sufjan Stevens: Fourth of July

6.-Single: Rea del ritmo

7.-Single: Claros y chubascos

8.-Pumuky: Escritura automática 9 mm

9.-Blacanova: Despiece (De vacuno)

10.-Matthew E. White: Vision

11.-Chencho Fernández: Si alguna vez mueres joven

12.-Luna: Sideshow By The Seashore

13.-La Habitación Roja: Febrero

14.-Wilko Johnson & Roger Daltrey: I Keep It To Myself