Archivos para el tag ‘Pony Bravo’

El Central recuperará el rock

Blas Fernández | 3 de septiembre de 2010 a las 9:01

lanegan_campbell

Se achacó su suspensión a “motivos de agenda en la producción” que hacían inviable “ofrecer una programación de calidad a la altura de temporadas anteriores”, aunque a nadie se le escapó entonces que Rock en el Central, el ciclo que durante 12 años llevó hasta el teatro de la Isla de la Cartuja a un significativo listado de nombres propios del rock de vanguardia, caía víctima del recorte presupuestario por parte de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, propietaria y gestora del espacio.

Ahora, apenas tres meses después de tan triste anuncio, los melómanos locales, que tenían en el ciclo uno de los escasos puntos de conexión con la escena internacional, pueden albergar esperanzas: el Central planea recuperar dicho programa, aunque con variantes respecto a su naturaleza anterior. Esto es, no será ya un ciclo empotrado en fechas consecutivas como cierre de la temporada, sino una serie de actuaciones, cinco en principio, ofrecidas entre los meses de octubre, noviembre y diciembre.

Leer el resto del artículo »

Sobrios y vehementes (Territorios 2010, viernes 4)

Blas Fernández | 5 de junio de 2010 a las 17:37

Pony Bravo, durante su actuación en Territorios. Foto: Belén Vargas

Pony Bravo, durante su actuación en Territorios. Foto: Belén Vargas

No es el escenario adecuado. No es el repertorio idóneo. La gente no se calla y el permanente murmullo ahoga esos detalles tan consustanciales a la música de Tindersticks.

Servidor escucha estos y otros argumentos con una oreja mientras que la otra se centra en la dificultosa tarea de percibir y extraer de las canciones de Stuart Staples esas emociones tantas veces experimentadas con sus discos y, en alguna ocasión memorable, en la cercanía de un teatro.

No es una misión imposible, pero casi, y el repertorio escogido, en efecto, no ayuda. Tindersticks no es una banda de festival, ni tampoco parece dispuesta a hacer las concesiones necesarias, aunque recursos le sobran, que podrían capturar y retener la atención del público, de su público.

El reformado grupo inglés está en su irrenunciable derecho, pero así no levanta el vuelo un concierto que, en otras circunstancias, tendría una lectura bien diferente.

Y mientras los de Nottingham están a lo suyo en el escenario Tres Culturas, en el Cruzcampo Pony Bravo se reviste de sobriedad para certificar –y van…– el trote firme de una galopada con vocación de largo recorrido. Esta vez no sacan a Curro, la mascota de la Expo; no hay intermezzos de esos que muestran la vertiente empírica de la banda sevillana ni proyecciones para reforzar la experiencia. Sólo hay música: el conocido repertorio de un primer álbum convertido ya en pequeño clásico local –y quién sabe…–, desplegado con inapelable soltura, y el anticipo de esas canciones que esperan su turno en el estudio de grabación, incluida a modo de colofón La rave de Dios, con su subidón tan Underworld.

Como hay que elegir, servidor se queda sin ver a Maika Makovski –animal de escenario, confirman quienes sí disfrutan de su contundente directo– y se enfrenta luego al dilema de escoger entre la certeza y la curiosidad.

Los Planetas se dan un baño de masas –relativo, la afluencia de espectadores no parece mucho mayor que la del día anterior, algo más de media entrada– manejando con habilidad su incontestable repertorio de hits generacionales y exploraciones jondas en un concierto extenso y extenuante.

Pero en el pequeño escenario CAAC, bautizado ya extraoficialmente como escenario Nocturama –una provechosa marca de la que el propio CAAC no parece muy consciente: habrá menos actuaciones este verano como consecuencia de nuevos recortes en el presupuesto del ciclo–, los madrileños Nudozurdo explican con vehemencia el porqué de su ascenso entre la afortunada maraña de grupos de rock nacionales con el español como idioma.

Lo ominoso de sus letras, esos inquietantes rincones oscuros donde se agazapan fantasmas más que reconocibles, se conjuga sobre las tablas con bien medidas dosis de fiereza y control, electricidad domeñada que amaga con desbordarse y termina haciendo saltar por los aires el muro de contención en canciones tan enormes como El hijo de Dios.

En el Cruzcampo Hendrick Weber se pone duro, deja a un lado las sutilezas de su último y recomendable trabajo como Pantha du Prince, el fantástico Black Noise, y apuesta con resolución por un energético continuum por completo ajeno en fondo y forma al universo paralelo en el que para entonces habita el escenario Tres Culturas.

Rinôçérôse fue, hace ya muchos, muchos años, un interesante y divertido cruce entre la métrica house y el riff rockista. Lo de los galos llegó a tener cierta enjundia, sí, pero hoy la cosa ha cambiado y es el efectismo lo que prima sobre cualquier otra consideración. Como fin de fiesta pedestre no está mal, aunque tampoco cabe esperar mucho más .

Siete razones para visitar Territorios

Blas Fernández | 3 de junio de 2010 a las 9:46

En la imagen, Mulatu Astatke

En la imagen, Mulatu Astatke

Recortes en el presupuesto, con la consiguiente reducción de la programación, y no pocos problemas en la ubicación del festival han limitado el cartel de Territorios en su XIII edición a una oferta de tres días, desde hoy y hasta el próximo sábado en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, con una media de nueve conciertos por jornada –mañana serán diez–.

Sin embargo, ese mismo cartel ofrece sobradas razones a muy diversos tipos de público para acercarse al festival. Y de entre todas las combinaciones posibles –podrían haber sido otras: atención a Soul Jazz Records Sound System, Maika Makovski y Griffi & DJ2D2, por ejemplo–, La Ventana Pop se queda con estas siete.

MULATU ASTATKE & THE HELIOCENTRICS.
Multinstrumentista con especial predilección por el vibráfono, Mulatu Astatke (Jimma, Etiopía, 1943) es hoy leyenda viva. Representante de la segunda generación de músicos africanos abducidos por las sonoridades del jazz y sus ramificaciones caribeñas –un fascinante viaje de ida y vuelta nunca suficientemente ponderado–, se formó en Londres, Nueva York y Boston y a caballo entre los últimos 60 y los primeros 70 dejó para la historia varios títulos capitales, fundacionales, de aquello que ha venido en llamarse ethio-jazz: ecos locales y orquestaciones globales con guiños que abarcan del son al funk. Los volúmenes 1 y 2 de Afro-Latin Soul (1966), Mulatu of Ethiopia (1972) y Ethio Jazz (1974) eran ya objetos de culto reducido cuando la cuarta entrega de la serie Ethiopiques (Ethio Jazz & Musique Instrumentale, 1969-1974) y la banda sonora de la película Broken Flowers, de Jim Jarmusch, relanzaron su carrera en Occidente, coronada hasta la fecha con el subyugante álbum Mulatu Steps Ahead (2010). Hoy a las 01:00 en el escenario Cruzcampo.

TINDERSTICKS. El abandono de parte de la formación en 2006 –entre otros salió un componente básico, Dickon Hinchliffe, arreglista de la banda– hizo temer por la continuidad de uno de los grupos británicos más relevantes y personales de los 90. Afortunadamente, The Hungry Saw (2008) y, aún más, el reciente Fallig Down a Mountain (2010) han corroborado que la intensidad de Tindersticks sigue intacta. Lo que se dice un valor seguro. Mañana a las 22:30 en el escenario Tres Culturas.

LOS PLANETAS. La leyenda del espacio (2006) marcó el punto de fuga: la banda granadina se inspiraba en palos jondos para protagonizar un acercamiento inédito al flamenco por parte del indie-rock. El epé Cuatro palos (2009) continuaba por la misma senda con leves variaciones, concretadas en la reasimilación de postulados estéticos heredados, entre otros, del kraut-rock. Justo lo que desvela su último trabajo, Una ópera egipcia (2010), ya no tan sorprendente, pero todavía fascinante. Mañana a las 00:15 en el escenario Tres Culturas.

PONY BRAVO. Si bajo de espalda no me da miedo (y otras historias) (2008) perfiló al menos un par de objetivos claros en el argumentario de la banda sevillana: uno, la voluntad ferréa de perseguir un estilo propio, un sonido original pese a lo reconocible de sus deudas; dos, la tozuda inclinación por hacerlo al margen de los cauces habituales, usando con habilidad las posibilidades tecnológicas a su alcance para mostrar al respetable el mucho talento condensado en el cuarteto. En el lamentablemente desaparecido ciclo Rock en el Central nos mostraron el pasado año algunas de las enormes canciones que conformarán su segundo álbum, ése que, consumado ya el proyecto paralelo Fiera, miles de seguidores esperan con oídos hambrientos de nuevas sensaciones. Mañana a las 23:30 en el escenario Cruzcampo.

NUDOZURDO. Otra sensación acrecentada por obra y gracia del boca a boca virtual. El entonces trío madrileño grabó en 2002 un primer álbum, hoy codiciada pieza, fruto de su victoria en otro de tantos pequeños concursos. No pasó nada, hasta que en 2008, con una formación completamente renovada y en la que sólo permanecía el indiscutible líder de la banda, Leopoldo Mateos, el grupo registró una segunda entrega, Sintética, arrollador compendio de oscuras influencias ochentistas que explotan en directo con la energía y persistencia de un volcán islandés. Mañana a las 00:30 en el escenario CAAC.

PANTHA DU PRINCE. Diamond Daze (2004) y The Bliss (2007) ya avisaron de la idoneidad de seguir la pista a los pasos del alemán Hendrick Weber, una apuesta saldada con creces tras la publicación, a comienzos de este año, de Black Noise. Amparado en una coartada conceptual –el ruido negro sería el aviso que advierte a los animales de la inminencia del desastre–, Weber teje un hipnótico tapiz electrónico permanentemente mecido entre la robustez del techno-house y la ensoñación ambient. Un entramado, por cierto, en nada ajeno al de ilustres precedentes de la era psicodélica en su vertiente más marciana. Mañana a las 02:20 en el escenario Cruzcampo.

PUBLIC ENEMY. Vale: sus mayores e indiscutibles logros quedan bastante lejanos y barbaridades de ésas que rehacen nuestra percepción del concepto música popular –It Takes a Nation of Millions to Hold Us Back (1988), Fear of a Black Planet (1990) o Apocalypse 91…The Enemy Strikes Black (1991)– llevan ya más de una década entre nosotros manteniendo imbatibles su condición de clásicos insuperables. Pero de que Chuck D sigue en buena forma deja pruebas un título todavía tan reciente, y lúcido, como How You Sell Soul to a Soulless People Who Sold Their Soul? El sábado a las 00:20 en el escenario Tres Culturas.

Me parto (literalmente)

Blas Fernández | 25 de enero de 2010 a las 12:07

Pony_CCCB_b

Daniel Alonso, superándose a sí mismo con uno de los dos carteles, bajo licencia CC, para los conciertos que Pony Bravo ofrecerá próximamente en Barcelona. Lo tienen aquí en alta resolución.

Garganta profunda en noche dispersa

Blas Fernández | 21 de junio de 2009 a las 16:41

Manuel Gómez.

Martha Wainwright. Foto: Manuel Gómez.

Martha Wainwright / Pony Bravo / Don Caballero

Pop-Rock en el Central. Lugar: Teatro Central. Fecha: sábado 20. Formación Pony Bravo: Daniel Alonso (voz y teclado); Pablo Peña (bajo, guitarra, teclado y percusiones); Darío del Moral (bajo, guitarra y percusiones); Javier Rivera (batería y guitarra). Formación Don Caballero: Damon Che (batería); Eugene Doyle y Jason Jouver. Aforo: casi lleno.

La segunda y última jornada de la ajustada edición 2009 de Pop-Rock en el Central devino en batiburrillo: tres propuestas dispares, sin conexión alguna y hasta antitéticas en su concepción e interpretación del hecho sonoro. Llamó la atención, en cualquier caso, lo nutrido del aforo, sólo levemente inferior al de la noche del viernes pese a la amplitud de la oferta de conciertos provocada por la celebración anticipada del Día de la Música.

El hecho de que acudiera en formato acústico sirvió como argumento para que Martha Wainwright, en estado de buena esperanza (dos meses), se convirtiera en la encargada de abrir la velada. A solas con su guitarra o acompañada más tarde al piano por su fiel Brad Albetta –se le anunció al bajo, que, según parece, se perdió en algún aeropuerto (¿?)–, dejó claro desde el primer momento que en su ilustre familia no ha sido sólo su famoso hermano quien ha heredado la condición de animal escénico. Que se le pierda la púa, se de en los morros con el micro o hasta se le vaya el hilo del estribillo de I Know You’re Married But I’ve Got Feelings Too –contratiempo resuelto con oficio, pericia y desvergüenza– son divertidas anécdotas frente al fondo del asunto: la profundidad de esa garganta por la que asoma una potente y versátil voz blanca, capaz de travestirse de Edith Piaf –sendas versiones– con emoción y respeto. Sus cincuenta minutos, no fue su culpa, supieron a poco.

Los vítores y aplausos con que el respetable recibió a Pony Bravo revelaron que buena parte del mismo había acudido al Central para ver sobre tan señalado escenario al grupo sevillano, protagonista de un fenomenal golpe de efecto en forma de álbum de debut, Si bajo de espalda no me da miedo (y otras historias), y artífice de una de las más sonadas sacudidas a la escena rock local de los últimos años. Con el Curro de la Expo’92, definitivamente elevado a los altares de una localizada iconografía generacional, dando la bienvenida a los espectadores, tanto el volumen como el tempo con que atacaron sus primeros temas desvelaron las ganas de epatar en casa. Un objetivo cubierto sólo a medias: sonar fuerte no ha sido nunca sinónimo de sonar bien.

Banda ambiciosa e inquieta, ahí reside buena parte de su interés, los Pony de hoy están situados en una encrucijada aún no resuelta. Esa tensión creativa, como insinúan los nuevos temas presentados, los ubica por momentos más cerca de lo escuchado a Fiera, el proyecto paralelo de Pablo Peña, que de la formación que conocíamos hasta la fecha. Esto es, se pierde parte del marchamo popular en favor del componente experimental, en ocasiones desarrollado con notable acierto (¿La rabia de Dios o La rave de Dios?).

Punto final a la noche, los resucitados Don Caballero de Damon Che, único componente original que permanece en el grupo, provocaron notables estampidas con su sobreexplotación de añejos patrones post-rock derivados en heavy ilustrado. Eso sí, los tres tocan estupendamente.

Incógnita resuelta

Blas Fernández | 24 de mayo de 2009 a las 10:26

Don Caballero, o más exactamente lo que queda de ellos, será finalmente el grupo que complete el cartel de conciertos de este año en los tres teatros de la Consejería de Cultura, el Central, el Cánovas y el Alhambra.

La cosa queda como sigue:

Teatro Central

19 de junio, 22:00: Damien Jurado y Lambchop

20 de junio, 22:00: Marta Wainwright, Pony Bravo y Don Caballero

Teatro Cánovas

18 de junio, 22:00: Damien Jurado y Lambchop

19 de junio, 22:00: Marta Wainwright, Pony Bravo y Don Caballero

Teatro Alhambra

20 de junio, 21:00: Damien Jurado y Lambchop

21 de junio, 21:00: Marta Wainwright, Pony Bravo y Don Caballero

Pony on fire

Blas Fernández | 3 de diciembre de 2008 a las 19:51

http://www.vimeo.com/2416767

Etiquetas: , ,

Cuando la música es un placer

Blas Fernández | 5 de noviembre de 2008 a las 0:43

Ilustración: Miguel Brieva

El nombre de Las Buenas Noches venía sonando en la escena sevillana de música independiente desde hace casi un par de años, pero fue a finales del pasado mes de agosto cuando su primer disco, Aventuras domésticas, constató que lo que se había gestado durante ese tiempo era algo realmente original: doce canciones de difícil categorización, entre el folk fronterizo y la reinterpretación de sones de la tradición popular -del blues a la copla-, enfrentadas con un amplio arsenal instrumental -charango, pianos de juguete, ukelele, banjo, dobro, xilófonos, cuatro, guitarras acústicas y eléctricas, bajo, contrabajo, batería…-.

Leer el resto del artículo »

Las puertas abiertas de Tom Cary

Blas Fernández | 24 de octubre de 2008 a las 10:18

Hoy publico en Diario de Sevilla esta breve entrevista a Tom Cary con motivo del inicio de su gira junto a Pony Bravo dentro de esa cosa llamada Circuito de Pop-Rock Andalucía. La gira comienza hoy en Málaga (sala Elemental Music) y, en lo que queda de año, pasará por Sevilla (mañana en la sala Malandar), Cádiz (25 de noviembre en sala La Central Lechera), Madrid (5 de diciembre en la sala Art Brut), Barcelona (11 de diciembre en la sala Sidecar), Almería (13 de diciembre en la sala Manchester) y Jaén (20 de diciembre en la sala Bariloche).

Leer el resto del artículo »

El disco invisible de Las Buenas Noches

Blas Fernández | 25 de agosto de 2008 a las 10:10

¡ACTUALIZACIÓN!!! (28/8): Aventuras domésticas ya está disponible en descarga directa en la web de Las Buenas Noches. Y visiten la página, que vale la pena.

Desde que a mediados de la pasada semana Rubén Alonso, cantante de Las Buenas Noches, me pasó el álbum del grupo, Aventuras domésticas, no he parado de escucharlo. También desde entonces he estado intentando escribir esta entrada, pero había un problema: al margen de mis palabras, consideraba que lo importante era que ustedes pudieran escuchar sus canciones sobre la marcha, y no podía ser de otro modo que subiendo algunas de esas mismas canciones al blog, pues a día de hoy difícilmente van a encontrar en la red referencias a este singular grupo sevillano.

la-palma

Leer el resto del artículo »