Archivos para el tag ‘Soleá Morente’

“Van saliendo nuevos grupos que hacen más o menos lo mismo, pero con otras caras”

Blas Fernández | 24 de febrero de 2017 a las 5:00

chinarro_1“Son grandes músicos, muy jóvenes, y me contagian su energía”, dice Antonio Luque, Sr. Chinarro, de la banda que ahora lo acompaña -el guitarrista Jaime Beltrán y el baterista Mario Fernández, del grupo granadino Pájaro Jack, y el bajista Mario Rodríguez-, el mismo grupo con el que grabó su décimo sexto álbum, El progreso (2016), producido por J (Los Planetas), y con el que este sábado actúa en el Teatro de Triana.

-¿Cuánto hace que no ofrece en Sevilla un concierto al uso?

-Pues no lo sé. Hace ya tiempo que no hago distinción de dónde estoy tocando… El año pasado tocamos en un evento publicitario o algo así, en el Muelle de Nueva York, frente a la antigua Fábrica de Tabacos. Fue en verano y hacía muchísimo calor. Y en el nuestro hizo menos, pero en el de Christina Rosenvinge, que fue el siguiente, creo… Casi se tuvo que ir al hospital. Esa genética del norte no aguanta.

-Sigue y déjate de hablar / De principios y finales / La historia no está ni bien ni mal / Son sólo efectos especiales. ¿Qué hay de autobiográfico en la canción que abre El progreso?

-Bueno… Todas las canciones tienen algo de autobiográfico, lo que pasa es que hay que fantasear un poco intentando montar una historia que se cierre en la propia canción. Luego la gente no sabe qué es ficción y qué realidad, pero esa frontera hace tiempo que dejó de tener sentido para mí.

-¿Toleramos mal la veteranía en el pop?

-Recuerdo cuando era un chaval y la profesora de francés nos ponía a Georges Moustaki. Yo pensaba “¿A mí qué me importa este tío con el pelo blanco?”. Ahora me veo en esas fotos en las que tengo el pelo largo y con canas y me digo “¿Por qué yo? ¿Por qué tengo que parecerme yo a Moustaki?”. Bueno, igual es que sus canciones también eran un poco rollo. No lo sé, porque no he vuelto a escucharlas. Creo que haciendo buenas canciones que transmitan vitalidad o ideas como nosotros podemos y todo ese rollo, la gente joven, que es la que va a los conciertos, las va a recibir bien sea cual sea el aspecto del cantante o del bajista o del baterista. Aunque, claro, hay que hacer buenas canciones. En realidad, la veteranía debería ayudar a eso, pero hay que contar también con la inspiración, que puede llegarle igual a un chaval de 20 años. Como dijo Dean Wareham en su libro Black Postcards, ningún tonto está libre de hacer un hit de vez en cuando. Se trata de que te salga alguno e ir tirando con eso.

-Pero es evidente que existe un cierto sector de público, y no necesariamente joven, que se pone en guardia ante el músico con una discografía amplia. Como preguntándose “¿Éste todavía sigue?”.

-Claro, siempre se quieren novedades. De todo se cansa uno. Van saliendo nuevos grupos que hacen más o menos lo mismo, pero con otras caras. Igual pasa con las actualizaciones de los teléfonos, que son más o menos los mismos, pero uno tiene la sensación de que… No sé… ¿Por qué la gente se deshace del iPhone 6 para pillarse el 7? “Es que es nuevo”. Pues así pasa con los grupos. Pero, insisto, por mucho que un grupo lleve 20 discos, si el vigésimo primero tiene calidad y varios hits, a la gente le va a gustar.

-Otro fenómeno observable en músicos, como usted, de larga trayectoria: llegados a cierto punto, recurren al molde, al canon, al patrón. En La fiebre del oro tiene un aire western; en Maravilla, el ritmo es de batucada… Y no es el primer álbum suyo en que esto ocurre…

-Pues concretamente la batucada en Maravilla y el aire Morricone en La fiebre del oro no son ideas mías, sino aportaciones de la gente con las que grabé el disco. Cuando entro en un estudio de grabación, si no siento que van a pasar cosas que no están previstas, que va a haber algo de diversión e improvisación, entonces no me interesa grabar. Para eso mejor grabar en directo y ya está. No me gusta entrar en el estudio con ese aire de solemnidad de “vamos a hacer algo grande”. No, yo quiero divertirme un poco. Cuando J sugirió meter lo de Morricone, me pareció divertido y, además, pegaba con la letra. Igual con el baterista, que había hecho cosas de música brasileña. Pensó que ese ritmo encajaba y a todos nos pareció divertido. En la música hay muchos patrones que puedes seguir. A mí me interesa la recombinación, sin llegar a hablar, por supuesto, de fusión y ese tipo de cosas. Sobre todo si uno se puede divertir.

-Quizás también sea una manera de cambiar, de hacer algo que, después de 16 discos, aún no haya hecho.

-Sí, pero de verdad que eso no me preocupa. Ahora estoy escribiendo canciones nuevas y lo que quiero es que suenen a Chinarro. No se trata de reinventarse al estilo de Madonna haciendo ahora un disco de techno y al siguiente otro de country. Entre otras cosas, porque para eso hace falta gente más capacitada que yo, que no tengo tantos recursos. Pero de pronto puede llegar el baterista nuevo y meter ese ritmo de batucada. Y queda bien y lo acepto. Hace tres discos, Babieca también tenía acordes con aires un poco brasileños. Jordi [Gil] ya le puso a San Antonio cierto aire bossa… Me parecía coherente dentro del historial de canciones de Chinarro. En el fondo, vas haciendo discos y ves que es bonito cómo se han ido integrando otras posibilidades que no son aquellas del noise-pop de los 90. Pero, vaya, tengo claro que por mi tono de voz, por mi manera de ser y por mi impronta metafísica, que diría alguno, lo que me queda mejor son las canciones con aire taciturno y un poco tristes.

chinarro_2

-En el disco se acredita a J la letra de El progreso. Creo que, versiones aparte, nunca había cantado en un álbum propio un texto que no fuera suyo…

-Bueno, esto es una frikada que casi no merece la pena recordar, pero en el primer disco, la versión de New Order [Leave Me Alone] tiene una letra distinta a la original, que escribió Jesús Llorente. Pero más allá de eso, creo que no. Respecto a El progreso… J tenía una idea musical y yo escribí una letra, pero no la terminé. Así que lo hizo él y yo cambié parte de la música. La letra es de los dos y creo que se ve claramente cuáles son sus frases y cuáles las mías, así que no lo voy a decir.

-En esa misma canción colabora Soleá Morente. ¿Cómo surgió esa posibilidad?

-Lo sugirió J mientras grabábamos. Creo que ha quedado muy bien, pero ahora el problema viene cuando tengo que cantarla en directo haciendo los dos papeles… No es fácil, no. Lo que hace Soleá no lo hace cualquiera.

-Ha tenido la oportunidad de trabajar con padre e hija. Con Enrique lo hizo en El rito, del disco El fuego amigo.

-Eso es un honor. En fin, no voy a descubrir yo a estas alturas quién era Enrique Morente.

-Hay una hermosa canción en El progreso, La ciudad provisional, en la que narra un viaje desde la ciudad en la que vive, Málaga, a esa otra en la que nació y creció. ¿Es una declaración de amor a Sevilla?

-Sí, de amor-odio. La verdad es que echo de menos Sevilla. Cualquier día hago la desbandá, pero de vuelta. Aunque el calor… Hace mucho calor. Se me baja la tensión y me pongo de muy mal humor. Fíjate lo que le pasó a Christina Rosenvinge… Bueno, en realidad siempre estoy de un lado a otro, así que no estoy en ninguno.

-El progreso resulta un disco particularmente calmado. ¿Responde eso a un estado de ánimo concreto?

-Entre el productor y nosotros decidimos darle ese aire taciturno que, como decía antes, es el de Chinarro. Cada disco sale como sale porque se hace en un momento concreto y con unas sensaciones concretas. Y además, también una vez más, coincidió con un cambio de banda justo antes de entrar a grabarlo. Con ellos ya he hecho un montón de conciertos y tenemos otra dinámica de trabajo que no existía cuando grabamos el disco y que va a dar otros frutos. De hecho, ya hemos grabado algunas canciones nuevas.

-El potro de tortura es parte de la diversión / La vida no es tan dura / Déjate de inquisiciones que no van contigo / Levántate el castigo. ¿Nos castigamos en exceso?

-Todo el rato, sin lugar a dudas. Y los que tenemos hijos lo sabemos bien. Ya vemos para qué sirve el sistema educativo y por qué se pelean tanto los políticos sobre la educación: porque no es educación, es castración. Se trata de tener a todo el mundo acojonado todo el tiempo. Y es difícil romper esa barrera y sentirse un poco libre. Vivimos en una sociedad en la que a poco que saques los pies del tiesto ya te tildan de loco. Y hay muchas cosas en juego.

-Han pasado ya cinco años desde su novela Exitus. ¿Está escribiendo?

-No, ya no voy a escribir más hasta que no tenga ganas de hacer conciertos. Mientras tenga ganas de ir con la guitarra por ahí… Un disco llega a mucha más gente, lo puedes poner en el spoti mientras friegas el suelo o te peinas. Eso no lo puedes hacer con un libro. Y luego… Se escucha más música que libros se leen. Aquí y en cualquier parte del mundo. Teniendo la capacidad de hacer las dos cosas, de momento elijo la música. Cuando ya sea un señor decrépito, si es que llego, cuando se me caiga el pelo o me vea ridículo con la guitarra, pues ya me pondré. En realidad, tenía una idea para una segunda novela, pero me pareció que eso me iba a tener concentrado durante un año y pico. Y un disco me permite hacer conciertos y tener mejores ingresos que escribiendo una novela, vaya. Te pegas un año y pico y te vuelves loco: empiezas a vivir la vida de tus personajes y abandonas la tuya por completo. Lo cual es muy liberador… Pero, por otro lado, abandonas el grupo. Eso explica el lapso de tiempo que hubo entre Ronroneando y Presidente. Tres años. Fue por la novela. Creo que me hubiera ido mejor haciendo más discos con aquella banda, pero bueno, me pegué el vacile de poder escribir una novela, que no tuvo malas críticas ni vendió mal tampoco.

Sr. Chinarro presenta El progreso este sábado a las 21:00 en el Teatro de Triana (Condes de Bustillo, 17). Grupo telonero: The Royal Landscaping Society. Entradas anticipadas a 12 euros.

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 60)

Blas Fernández | 10 de noviembre de 2016 a las 5:00

furia_trinidad_n_lvp
Arranca en esta ocasión El Podcast de La Ventana Pop con un pasodoble compuesto por Luis Troquel e interpretado por Soleá Morente, buena muestra de lo variado de nuestro menú, marca de la casa. Suenan los nuevos trabajos de Furia Trinidad -fotografiados ahí arriba-, Beatlove, Error 6 y Marklenders; seguimos desgranando las últimas entregas de Hi Corea! y Apartamentos Acapulco y apuntamos algunos conciertos destacados a cargo de Nikki HillRyley WalkerMaika Makovski y Delbosque.

Como siempre, puede escuchar El Podcast de La Ventana Pop en el reproductor bajo estas líneas o, también, en la web de ScannerFM.

scannerfm_560

Tracklist

1.-Soleá Morente: Suelo español

2.-Nikki Hill: Heavy Hearts Hard Fists

3.-Ryley Walker: The Roundabout

4.-Maika Makovski: Chinook Wind

5.-Beatlove: Modern Art

6.-Hi Corea!: Space Waltz

7.-Error 6: SMS

8.-Apartamentos Acapulco: Pensando en ti

9.-Furia Trinidad: The Morning After

10.-Furia Trinidad: Detroit

11.-Marklenders: Ojos

12.-Marklenders: Esto está muerto

13.-Delbosque: Protocolo de emergencia

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 54)

Blas Fernández | 16 de junio de 2016 a las 5:00

mor_lvp_n
El Podcast de La Ventana Pop despide la temporada con un repaso, inevitablemente escueto, a algunos de los discos de grupos andaluces que sonaron en él entre un verano y otro. Comprimir en poco más de una hora el efervescente estado de una escena tan rica como variopinta se antoja tarea imposible, así que no queda otra que acudir a aquella socorrida máxima: no están todos los que son, pero sí son todos los que están.

Volvemos en septiembre. Sean felices.

Como siempre, puede escuchar El Podcast de La Ventana Pop en el reproductor bajo estas líneas o, también, en la web de ScannerFM.

scannerfm_560

Tracklist

1.-All La Glory: Can’t Take My Eyes Off You

2.-MOR: Satellites (*)

3.-Éter: Domo A

4.-Soleá Morente: Eso nunca lo diré

5.-Sr. Chinarro: La ciudad provisional

6.-David Cordero: Río Salado (Conil)

7.-Orthodox: Suyo es el rostro de la muerte…

8.-Naja Naja: Hateful Wine

9.-Perlita: Romance

10.-Holögrama: Fire

11.-Pinocho Detective: Sólo sé que no sé nadar

12.-Pájaro: Sudeck Man

13.-Delbosque: Protocolo de emergencia

14.-Los News: In Blues We Trust

15.-El lobo en tu puerta: Mother

(*) Los protagonistas de la foto que ilustra este podcast no son otros que los gaditanos MOR.

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 53)

Blas Fernández | 2 de junio de 2016 a las 5:00

midi_puro_lvp

Las consecutivas cancelaciones de Territorios y Trafalgar Festival ocupan parte de un programa que, afortunadamente, también cuenta con buenas noticias. Apunte: la gira española de Os Mutantes; Pájaro en las Bodegas Descalzos Viejos de Ronda; Cómo Vivir en el Campo en el Anfi-Rock; Unsuspected y Apartamentos Acapulco en las semifinales de Emergentes; Carla Morrison y Quentin Gas y Los Zíngaros en Nocturama; The Milkyway Express en el Festival Radiópolis… También suenan, con sus últimos trabajos, Jose Domingo, A92, Brío Afín y Midi Puro (en la imagen de ahí arriba).

Como siempre, puede escuchar El Podcast de La Ventana Pop en el reproductor bajo estas líneas o, también, en la web de ScannerFM.

 

scannerfm_560

Tracklist

1.-Os Mutantes: A Minha Menina

2.-Jose Domingo con Soleá Morente: Me gustabas más cuando fumabas

3.-Pájaro: Danza del fuego

4.-Cómo Vivir en el Campo: Perdido

5.-A92: Desierto

6.-Unsuspected: Waves of This Sound

7.-Apartamentos Acapulco: Scarlett

8.-Carla Morrison: Un beso

9.-Quentin Gas & Los Zíngaros: Fire Walk With Me

10.-Brío Afín: Calor

11.-The Milkyway Express: Lonesome Man

12.-Midi Puro: Soy una mamona

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 46)

Blas Fernández | 25 de febrero de 2016 a las 5:00

091_doce_lvp

Arranca en esta ocasión El Podcast de La Ventana Pop con la noticia de las reediciones en vinilo del primer álbum del Grupo de Expertos Solynieve, Alegato meridional; el debut en solitario de Soleá Morente, Tendrá que haber un camino, y los cuatro discos grabados en su día por 091 -fotografiados ahí arriba por Fin Costello en la portada de 12 canciones sin piedad- para el sello Zafiro, que también se rescatan en formato CD.

La VII edición del Freek Fest anuncia sus primeros nombres, entre ellos, The Long Ryders; el Campus Rock de la UCA, que también acogerá un concierto de Chencho Fernández, arranca con La Bien Querida; Automatics y Trepàt, entre otros, se apuntan al Ciclo Cardiode; All La Glory y Midi Puro muestran en directo sus nuevos trabajos y Betunizer coprotagoniza la fiesta de presentación del Anfi-Rock Sound Festival en Sevilla.

Y aún nos queda tiempo para mirar al otro lado del Atlántico y escuchar a los peruanos Tourista

Fe de erratas: El grupo que estará acompañando a All La Glory y Peces Barbas en el concierto de este sábado en la Sala X de Sevilla no es Midi Puro, sino Pinocho Detective.

Como siempre, puede escuchar El Podcast de La Ventana Pop en el reproductor bajo estas líneas o, también, en la web de ScannerFM.

Tracklist

1.-Grupo de Expertos Solynieve: Se ve que hay calidad

2.-Soleá Morente: Están bailando

3.-091: En tus ojos

4.-The Long Ryders: And She Rides

5.-La Catedral Sumergida con Chencho Fernández: La edad de oro

6.-La Bien Querida: Vueltas

7.-All La Glory: The Guy Who Knew Johnny Thunders

8.-Midi Puro: No giras

9.-Tourista: Select y start

10.-Automatics: Puppet Boy

11.-Trepàt: Retrofestiva

12.-Betunizer: Camilo José Shellac

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 39)

Blas Fernández | 19 de noviembre de 2015 a las 5:00

david_cordero_n_lvp
Antaño integrante de formaciones como Úrsula o Jacob, también componente de Viento Smith, David Cordero, en la foto de ahí arriba, firma ahora con nombre propio El rumor del oleaje, un álbum inspirado en diversas playas de la costa gaditana y el País Vasco que publicará el próximo mes de enero el sello japonés Home Normal.

Antes, a finales de este mes, llegará al mercado Una nueva dimensión, recopilatorio de novísimos -entre ellos, Éter y The Loud Residents- que supone el estreno como sello discográfico de la editorial granadina Ondas del Espacio. Y de Granada llega también Tendrá que haber un camino, el poliédrico debut en solitario, es un decir, de Soleá Morente.

Más discos recientes: el Solita por el mundo de Cathy Claret; el Big Sur de Quentin Gas & Los Zíngaros; el Hotel Florida de Ricardo Vicente; el Rugen las flores de McEnroe… Estos últimos, por cierto, pronto en directo en Andalucía, al igual que Pumuky, I Am Dive y The Godfathers.

Como siempre, puede escuchar El Podcast de La Ventana Pop en el reproductor bajo estas líneas o, también, en la web de ScannerFM.

scannerfm_560

Tracklist

1.-Soleá Morente: Están bailando

2.-Soleá Morente: Dama errante

3.-Cathy Claret: Chocolat

4.-Quentin Gas & Los Zíngaros: Going Back To Sevilla

5.-Éter: Domo A

6.-The Loud Residents: Verlaine

7.-Nothing Places: Draw Blood

8.-Pumuky: Taniyama-Shimura

9.-I Am Dive: The Lower You Fall

10.-David Cordero: Río Salado (Conil)

11.-David Cordero: Gaztelugatxe (Bermeo)

12.-McEnroe: Coney Island

13.-Ricardo Vicente: Como que sale el sol

14.-The Godfathers: Birth, School, Work, Death

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 36)

Blas Fernández | 8 de octubre de 2015 a las 5:00

solea_lvp_n

En esta ocasión, El Podcast de La Ventana Pop repara en nuevas ediciones de grupos y solistas andaluces -Soleá Morente (ahí arriba, fotografiada por Pepe Villoslada), Holögrama, Le Parody, Tote King, M.O.R., Esplendor, El lobo en tu puerta, Santacruz…-, pero también en la siempre bienvenida reedición de títulos ya conocidos -Chencho Fernández, Furia, Niño de Elche…-. Muchos de ellos, además, pasarán a partir de mañana por la nueva edición del Monkey Week, auténtico festín sonoro para oídos indómitos.

Otras buenas noticias: la editorial granadina Ondas del Espacio se lanza, también, a la publicación de discos y anuncia para 2016 álbum de Éter; Antonio Arias presenta en su ciudad la doble edición en vinilo de Multiversos y, desde Sevilla, The Rosquettes hacen lo propio con Frothy Songs.

Como siempre, puede escuchar El Podcast de La Ventana Pop en el reproductor bajo estas líneas o, también, en la web de ScannerFM.

scannerfm_560

Tracklist

1.-Soleá Morente: Todavía

2.-Antonio Arias: Sol de agua

3.-Éter: Cuerpos en órbita

4.-Holögrama: Embrace The Light

5.-Le Parody: Peligroso criminal

6.-Tote King: Robocordones

7.-Chencho Fernández: Radio Fun Club

8.-The Rosquettes: You Run Faster Than a Cow

9.-M.O.R.: Boooooom!!!

10.-Esplendor: Quédate

11.-Furia: Pushloop

12.-El lobo en tu puerta: I Don’t Lie

13.-Santacruz: Cuarenta por ciento

14.-Niño de Elche: Mercados

La misa sónica de Los Evangelistas

Blas Fernández | 1 de octubre de 2012 a las 7:13

Foto: Juan Carlos Muñoz

Los Evangelistas. XVII Bienal de Flamenco de Sevilla. Formación: Antonio Arias (bajo, guitarra y voz); J (guitarra y voz); Florén (guitarra); Éric Jiménez (batería); J. Machuca (teclados); Carmen Linares y Soleá Morente (voces invitadas). Lugar: Teatro Central. Fecha: sábado 29. Aforo: algo más de media entrada.

1997: Carmen Linares actúa en el festival granadino Espárrago Rock; entre los damnificados de tan gloriosa colisión, una nutrida de legión de melómanos rock se deja tentar, una vez más, por esas sonoridades que permanecen ocultas e incrustadas en lo más hondo de su subconsciente. 1998: Enrique Morente, también en el Espárrago, sube al escenario con Lagartija Nick y muestra cómo de bien, cómo de sentido y hercúleo, suena ya el directo de Omega. La legión se multiplica.

Estos dos hechos puntuales se incardinan en una larga oración que juega lo suyo con las subordinadas: en lo referente a Lagartija Nick, se inicia con los tímidos contactos entre banda y cantaor para dar forma a una colaboración cuya revolucionaria naturaleza aún tardaríamos en descubrir; en lo referente a Morente, es un jalón más en esa incansable necesidad de satisfacer su curiosidad por tantas otras músicas al margen del flamenco, por dialogar y descubrir qué pasaría si…; en lo que respecta a la ocasional pero reiterada relación entre flamenco y rock, se revela como un capítulo nuevo: Omega, y lo que vendrá (incluido el descubrimiento de una nueva devoción que servirá a J para reinventar a Los Planetas en La leyenda del espacio), ha pasado página y destapa una dirección inédita, una lectura flamenca desde el rock contemporáneo que esquiva con acierto los tics convertidos en clichés.

Foto: Juan Carlos Muñoz

Flamenco y rock… Sólo quienes desconocen esta compleja cronología pueden todavía incomodarse, incluso después de otros acercamientos vistos en anteriores ediciones del festival, con la presencia de Los Evangelistas en la programación de la Bienal de Flamenco; sólo ellos pueden pensar que la evocación de Morente es en realidad un mero pretexto para buscar un bolo más.

Homenaje a Enrique Morente, editado a comienzos de este año, es fruto de la admiración y convierte el legado del cantaor en un rompehielos que sigue abriendo vía al feliz hallazgo. “El flamenco es tan potente que acaba haciendo de ti una persona mucho más purista de lo que pensabas” , confiesa Antonio Arias. “Él [Morente] se vestía de moderno para hacernos fundamentalistas; gente, a la que por cierto, odiaba”, reflexiona J. Ahí queda eso, para futuras disquisiciones en torno a esta historia.

Pero allá donde el disco desvela un glorioso equilibrio entre mimo y talento, entre laboriosa dedicación y habilidad creativa para llevar a terreno propio las enseñanzas recibidas, el directo revela patentes desequilibrios. Fuera de toda duda el cancionero elegido -no todo grabado o, en ocasiones, como en Ciudad sin sueño, extraído de Omega-, estas apropiaciones y reconversiones morentianas, o al menos así fue en el Central, sufren sus altibajos. Las interpretadas por Antonio Arias mantienen por lo general el tipo; las cantadas por J -letrista certero e inmisericorde, pero vocalista limitado más allá del universo propio y reconocible generado por Los Planetas; y ése es un mérito incontestable- pierden algo respecto a su registro fonográfico. Señalando lo obvio, se puede decir que Antonio entra afinado y con presencia, mientras que J lo hace tanteando el tono adecuado para sólo a partir de ahí crecerse.

¿Problemas en los monitores? No lo sé. Quizás: pese a lo limpio del sonido durante todo el concierto, servidor echó en falta más volumen y más peso en las guitarras, responsables de la particular textura de estas adaptaciones y pieza fundamental en una ambiciosa estructura sólidamente asentada sobre la fiera batería de Éric Jiménez y el bajo preciso y preciosista de Arias. Aun así, con sus defectos, la anunciada misa sónica en recuerdo del maestro contenta a los creyentes y, como cabe esperar, los llena de gozo. Por contra, me temo, los incrédulos seguirán ejerciendo como tales.

Donde probablemente unos y otros coincidan sea en la fascinación frente a Carmen Linares, quien ya en los bises borda Delante de mi madre con la misma hondura, sentimiento y dignidad que ha enseñoreado su larga carrera. Por su parte, Soleá Morente, pura hambre de escenario todavía en busca de identidad  propia, se entrega con pasión junto a Arias en Yo poeta decadente -qué texto, Dios, qué texto…- y pone la misma voluntad en La estrella.

Viniéndose arriba con cada canción, con cada minuto, el fin de fiesta es justo eso, celebración de lo vivido con Donde pones el alma: todos sobre el escenario evidenciando que, en efecto, han hecho justo eso.

Foto: Juan Carlos Muñoz