Archivos para el tag ‘Úrsula’

Señales desde el lado oscuro

Blas Fernández | 16 de marzo de 2013 a las 5:00

Jacob. / Foto: Cristo Ramírez

“Son esas ideas que nos surgen y que quizás no encuentran cabida en nuestras discografías oficiales. Tenemos muy claro que somos y queremos ser un sello pequeño, de ediciones limitadas, y eso nos da pie a plantearnos cosas más arriesgadas”, explica David Cordero respecto a Knockturne Records, un singular sello discográfico sevillano recién estrenado con sendas referencias oscuras: Jacob meets Blooming Látigo, CD con tres remezclas de cortes incluidos en el único álbum de los segundos, y Der Fliegende Holländer, otros tres cortes, en intimidante directo registrado en la sala del mismo nombre, a cargo de los siempre pujantes Orthodox y publicado en… ¡cassette! “Vemos qué queremos sacar y analizamos el posible formato -explica Cordero-. Creo que no tiene mucho sentido sacar tres canciones Orthodox en un CD. En los pocos días que el sello lleva activo la cassette está barriendo en ventas al CD. Y casi todas se han vendido fuera de España. Además, sinceramente, es muy económico. Hoy en día, la poco gente que compra música no quiere cedés, sino formatos diferentes. Por desgracia el vinilo ha incrementado mucho sus costes. Ya nos gustaría sacarlos, pero por ahora nos conformamos con cosas pequeñas. Y ya que los sonidos son extraños, vamos a hacerlo en formatos extraños”.

Blooming Látigo. / Foto: Daniel Rejano

Formatos extraños, incluida esa cassette convertida desde hace unos años en simbólico artefacto de resistencia -y a la que hoy se reenganchan incluso escuderías independientes de gran calado-, y tiradas limitadas. Limitadísimas: 300 copias en el caso de Jacob meets Blooming Látigo y apenas 100 en el de Der Fliegende Holländer. Que, literalmente, vuelan. “Claro, salir con Orthodox desde el principio despierta interés. Y ellos encantados, porque les gusta hacer este tipo de cosas. Son tan fetichistas como todos nosotros y les gusta conseguir ediciones raras y limitadas”, reconoce Cordero aludiendo a la proyección del trío en el circuito underground internacional, una apuesta para connoisseurs adictos al objeto que, además, perfila con claridad los márgenes estéticos de Knockturne: grupos oscuros, proclives a una vertiente de la experimentación con base rock en la que igual confluyen mentes inquietas procedentes de la escena del metal inclasificable -los propios Orthodox, Blooming Látigo o Monkey Priest- que francotiradores precozmente desligados del indie especulativo -Cordero, ahora en Jacob, atesora una amplia discografía como Úrsula y su nombre también figura en alguna banda sonora tan interesante como la de Seis puntos sobre Emma, la película de Roberto Pérez Toledo-. Y todos, a su vez, coinciden en Sevilla. “Más que parte de una escena, creo que nos hemos dado cuenta de que, sin pretenderlo, formamos parte de una comuna. En Jacob hay un componente de Orthodox; en Blooming Látigo también… Somos un grupo de personas del que van surgiendo proyectos diferentes”, explica de esta célula creativa, a la que se suman desde la logística de Knockturne Pedro Román -integrante a su vez de grupos como Monkey Priest y Tentudía- y Francisco López -discjockeyimprevisible, cronista ocasional, antaño promotor bajo el sello colectivo de Producciones Informales-.

Aunque en origen, está la convicción de Cordero de asistir a algo grande e inédito. “Fui a ver un concierto de Blooming Látigo con su nueva formación, con la que grabaron el álbum, y me quedé sorprendido –recuerda–. Hacía bastante tiempo que un grupo de por aquí no me dejaba en directo con la boca abierta. Los conocía y les dije que me había gustado mucho su disco. Me pidieron que les hiciera alguna remezcla, y les remezclé el disco entero. Cuando conseguimos terminar las tres canciones que van en el primer epé comenzamos a moverlo, pero nadie se interesó. Así que llegas la conclusión: ¿por qué no lo muevo yo? Ya era hora. Siempre había tenido la idea de montar mi pequeño sello, pero no tenía claro qué sacar. Ahora sí”.

Orthodox. / Foto: Daniel López

Tan claro lo tiene, y lo tienen, que ya preparan nuevas referencias. La tercera será una cassette en directo Jacob, el complemento al primer álbum del dúo que Cordero comparte con Marco Serrato (Orthodox), un disco de edición inminente a cargo del sello norteamericano Utech Records. Y en la recámara inmediata aguardan otros dos proyectos. “Sí -afirma David-, hay un par de bandas en activo a las que tenemos muchas, muchas ganas de pillar… No sabemos cuándo lo vamos sacar ni cómo ni qué, pero nos gustaría editar a Pylar, que son muy peculiares, y a Malheur, que están en una onda entre krautrock, post-rock y el rollo de Miles Davies en su época más psicodélica. Es un trío de guitarra-bajo-batería impresionante”.

Con venta casi exclusiva a través de la web del sello -y a precios más que ajustados: siete euros incluyendo gastos de envío postal dentro de España-, Knockturne Records prepara también su puesta de largo oficial con una fiesta de presentación el próximo 5 de abril en la sala El Holandés Errante, ocasión para certificar los imponentes directos de las bandas de su catálogo y para hacerse con sus títulos. “Nuestra filosofía es vender los discos muy baratos. No tenemos mentalidad empresarial -confiesa David-, sólo aspiramos a poder seguir sacando cosas interesantes. Sin arruinarnos, obviamente. Así que la intención como sello es ir consiguiendo fondos para publicar la siguiente referencia”.

Electrónica oportuna

Blas Fernández | 2 de junio de 2011 a las 8:07

En la imagen, Darkstar.

Entendiendo el término música electrónica en una inevitable acepción amplia, y orientando con sumo cuidado y dedicación su radar hacia algunos de los más novedosos territorios en los que ésta se desarrolla, el ciclo Electrochock (US), acogido y financiado por la Universidad de Sevilla dentro de su programa estival 21 grados, ha deparado a los melómanos locales durante las últimas temporadas un surtido plantel de propuestas servidas en su momento justo de cocción, cuando la cercanía de un disco particularmente significativo ha elevado el interés por comprobar cómo se defiende su directo.

El noruego Lindstrøm, los alemanes To Rococo Rot, el estadounidense Nico Muhly o el tándem formado por el francés Erik Truffaz junto al mexicano Murcof han dejado así en la ciudad buena muestra de su hacer con una serie conciertos programados en el marco temporal preciso y en unas condiciones particularmente atractivas para el aficionado, incluido el acceso gratuito a las actuaciones previa retirada de invitación.

Son las mismas que, de nuevo en la sede del Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (Madre de Dios, 1), se repetirán este año durante la primera quincena del próximo mes de julio, cuando Electrochock (US) tome el testigo de Noches 2+1, la tanda de conciertos de rock previstos en el mismo espacio para los dos últimos fines de semana de junio, de próxima presentación pero con algunos de los nombres protagonistas, entre ellos el de los madrileños Lüger, circulando ya por el ciberespacio.

El gaditano afincado en Sevilla David Cordero será el encargado de abrir la serie electrónica de 21 grados, el viernes 1 de julio, al frente de sus remozados Úrsula, una nueva formación que incluye, entre otros miembros, al contrabajista Marco Serrato, integrante de otra banda local tan formalmente inclasificable como Orthodox. Embarcado ahora en la composición de la banda sonora para el debut en largo del cineasta Roberto Pérez Toledo, Seis puntos sobre Emma –con Verónica Echegui como protagonista–, Cordero anuncia una actuación encuadrable en su habitual gusto por el ambient, pero en la que los temas de su último trabajo, el muy reseñable Hasta que la soledad nos separe, cederán protagonismo a las composiciones inéditas.

Muy diferente es la propuesta que tendremos oportunidad de escuchar al día siguiente, sábado 2, y que llega de la mano de los británicos Fujiya & Miyagi. Abonado a la métrica implacable del krautrock, pero también asido al pop, el grupo se dio a conocer internacionalmente en el ámbito indie con la aparición de su segundo álbum, Transparent Things (2006); confirmó su posición con Lightbulbs (2008), recipiente para un hit tan irresistible como Knickerbocker (2008), y la mantiene con Ventriloquizzing (2011).

El segundo fin de semana de julio Electrochock (US) ofrecerá sendas propuestas internacionales de particular atractivo. La primera, el viernes 8, es la de los británicos Darkstar, penúltimo nombre clave en ese fantástico catálogo de sorpresas que atesora la escudería Hyperdub. North, debut en largo del dúo integrado por James Young y Aiden Wahlley tras varios sencillos, suma la voz de James Buttery al tiempo que resta sombras al canon dubstep para iluminar nuevas formas de pop. Un símil pertinente: es el mismo proceso llevado a cabo por James Blake en su homónimo álbum de debut, sólo que donde aquél pone soul, Darkstar se decanta por una suerte de synth-pop en suspensión. Para prueba, la versión narcótica del Gold de The Human League

La segunda presencia del fin de semana y última del ciclo, el sábado 9, corresponde al dúo noruego Deaf Center, excelente representante de ese ambient que tiende puentes con la escena neoclásica tanto por el uso recurrente de determinadas instrumentaciones –en su caso, el piano– como por su tendencia al formalismo. Debutantes en largo en 2005 con un disco tan hermoso como Pale Ravine, Erik K. Skodvin y Otto A. Totland han puesto en circulación este mismo año un nuevo y aclamado trabajo, Owl Splinters, el que pronto les traerá hasta Sevilla.

El refugio de David Cordero

Blas Fernández | 3 de diciembre de 2010 a las 19:49

Juan Luis Castro, a la izquierda, y David Cordero, con las manos ocupadas. / Foto: Cristo Ramírez

Juan Luis Castro, a la izquierda, y David Cordero, con las manos ocupadas. / Foto: Cristo Ramírez

Ursula-disco

Hasta que la soledad nos separe. Úrsula. Foehn Records. LP / CD. Ambient / Experimental / Neoclásica

¡Oh vosotros que entráis, abandonad toda esperanza! A partir de ahora podríamos reconvertir una vez más la célebre cita de Dante: ¡Abandonad toda voz y recuperad la esperanza! O bien, más dilatada: ¡Oh vosotros que entráis en Úrsula, perdeos en sus silencios, dejad en suspenso vuestra consciencia, flotad por el infinito espacio sonoro de su melancólica ensoñación y quizás así recuperéis, aunque sólo sea momentáneamente, parte de vuestra esperanza!

David Cordero descubrió hace un tiempo que su capacidad como letrista quedaba bastante por debajo de su ambición como compositor, una situación más proclive a incrementar el grado de desazón que a encauzar ésta de forma creativa, productiva y, a su vez, sanadora. Con Mejor seguir al silencio -más que un título profético, toda una declaración de intenciones- dio un acertado golpe de timón que lo lanzó a navegar por otros mares. Y a juzgar por la nueva entrega, ese rumbo para esquivar la quemazón sí que lo llevó a buen puerto.

Hasta que la soledad nos separe -más que un título hermoso, un grave recordatorio de cierta condición humana- es la quinta entrega larga de Úrsula, la segunda que Cordero factura con la inestimable complicidad de Juan Luis Castro, la primera estrictamente instrumental. Y, más aún, es el perfecto equilibrio entre seis cortes destinados a una escucha arropada por el cielo gris, plomizo, que precede a la nevada; un cielo observado con cordura y distancia desde el refugio del hogar -o, al menos, sería preferible escucharlo así-.

Ya me gustaría disfrutar de Úrsula en esas condiciones, en el salón, tocando para mí. Pero como por aquí tampoco nieva, no me hago ilusiones. Me contento con la cita que el grupo ha preparado en el CAS (Monasterio de San Clemente, Torneo 18), el próximo jueves 9 a las 20:00, a la que están invitados todos ustedes hasta completar el aforo. No va a ser lo mismo, seguro. Lo cual no impide que siga siendo una ocasión especial.

El testigo

Blas Fernández | 7 de enero de 2010 a las 12:28

Tannhäuser

Tannhäuser

Tiene su punto paradójico: en días con abundancia de tiempo libre, se reduce drásticamente la oferta de conciertos.

Eso pasa de manera habitual en Sevilla durante las Navidades, quizás porque el personal anda en otros asuntos y lo de acudir a actuaciones se antoja raro. O no, quién sabe.

El caso es que se acaban las fiestas y, plas, de pronto nos encontramos con dos citas de alto interés, muy distintas en sus planteamientos sonoros, pero que de alguna forma trazan un curioso arco temporal, y sentimental, entre la escena local de ayer y hoy.

Mañana mismo, viernes 8, la sala Malandar acoge a las 21:00 un concierto triple protagonizado por tres grupos con algo más en común que el hecho de pertenecer a la escudería Foehn Records: Úrsula, Tannhäuser y Blacanova. Los dos primeros, ya lo saben, publicaron disco el pasado año; los últimos, tras tres deliciosos epés, debutarán en largo en este recién estrenado 2010.

¿Qué es lo que tienen en común? Sus propuestas son diferentes -Úrsula potencia en su nueva etapa el componente experimental y atmosférico; Tannhäuser sigue representando el elemento post-rock del lote, aunque libre de cualquier corsé; Blacanova aprende a trascender el ámbito canónico shoegaze mientras construye su propia identidad-, pero les une una misma sensibilidad y, claro, la amistad, eso que los convierte en otra célula autónoma dentro del superpoblado y efervescente panorama local.

Helio_b

De amistad saben también lo suyo los integrantes de Helio, que vuelven a reunirse, el sábado 9 también en Malandar, para celebrar el 30 aniversario, ahí es nada, de su primera actuación y, de paso, presentar Helio Collection, el disco que recopila todas y cada una de las canciones grabadas por el grupo a lo largo de su historia.

Si no es del 80, mi primer recuerdo de Helio debe ser del 81 u 82: los cuatro componentes originales tocando sobre el escenario de una caseta de feria. Pura nueva ola.

Pioneros valientes, los de Helio no lo tuvieron fácil. Se enfrentaron con ganas al estigma períférico, ese que aún hoy sigue condenando poco menos que a la anécdota a todo lo que acontece fuera de los límites de Madrid y Barcelona, y ni ganaron ni perdieron. Se lo pasaron bien, eso sí, y reclutaron a una dispersa legión de seguidores que los sigue celebrando como una de las mejores bandas de power-pop españolas. Felicidades.

Vuelve el ciclo ‘Sevilla Indiferente’

Blas Fernández | 18 de marzo de 2009 a las 10:39

Un total de 22 grupos de pop y rock participarán en la segunda edición del ciclo musical Sevilla Indiferente, que arrancará el próximo viernes con la actuación a las 22:00 en la explanada de Santa Justa, tras un recorrido en autobús descapotable desde la Avenida de la Palmera, de Los Sentíos y Pen Cap Chew.

Leer el resto del artículo »