Publicidad invasora en los periódicos e infrautilización de recursos en la red

Julio Alonso | 17 de octubre de 2005 a las 1:14

Dos grandes empresas periodísticas norteamericanas, New York Times Company y Tribune Company, están a punto de introducir en sus periódicos formatos publicitarios novedosos, pero también muy controvertidos. Los hay de dos tipos:

  • Los llamados ‘anuncios sombra’, que consisten en una especie de manchas o marcas de agua —en su mayoría logotipos— que se imprimen bajo el texto redaccional, preferentemente en páginas como las de las cotizaciones bursátiles o las carteleras.
  • Los anuncios en cascada, o de forma irregular, casi siempre escalonada, y tan ‘agresiva’ como para hacer del denostado ‘robapáginas’ un tamaño mil veces preferible.

Lo peor (‘date por muerto’, querido) es que los promotores de esta iniciativa son, por un lado, el New York Times, arquetipo de lo ‘periodísticamente correcto’, y por otro, la Tribune Company, empresa que presume de llegar con alguno de sus medios al 80% de los hogares estadounidenses. Entre sus cabeceras más conocidas figuran Los Angeles Times, Chicago Tribune y Newsday.

La noticia, oficializada en una nota de prensa de la New York Times Company, luego publicada en el propio periódico, y explicada al detalle en un informe cuatrimestral de la Tribune Co. (un PDF de 7 páginas, de 1,8 MB), la recoge, comenta y contextualiza Editors Weblog.

Mientras tanto, un estudio realizado en la Escuela de Periodismo de la Universidad de Misuri concluye que la publicidad en los websites periodísticos está desaprovechando las potencialidades que le ofrece internet. De los medios analizados, asegura la autora del estudio, Sarah Farebrother, ninguno de ellos utiliza clips de audio; sólo el 4,2% recurre a los videoclips, apenas un 8,3% soporta clips de audio o de vídeo y únicamente el 2,8% admite charlas a través de mensajería instantánea.

Más información en Click Z News, la Universidad de Misuri y Editors Weblog.

En la imagen, un detalle de la portada del informe de Tribune Company.

‘The Daily Telegraph’ sigue siendo sábana

Julio Alonso | 10 de octubre de 2005 a las 23:40

Hoy se ha puesto a la venta en el Reino Unido un nuevo Daily Telegraph, con las siguientes novedades: dos nuevos cuadernillos y el hecho de ser el único diario británico —periódicos económicos y semanarios aparte— que permanece fiel al formato sábana. Y lo ha hecho, desafiante, bajo el siguiente eslogan publicitario: “Orgulloso de ser grande, lo grande es bello”. La frase suena bien, pero es falsa: no todo lo grande es bello y, por lo demás, los cambios de formato no se producen por razones estéticas, sino funcionales.

La nueva fórmula de The Daily Telegraph apuesta por la información general, que pasa de 12 a 18 páginas; la económica, que se refuerza con un cuadernillo diario de 12 páginas, y la deportiva, a la que se dedican 32 páginas (¡en formato tabloide!).

Por lo demás, el periódico —de centro derecha— goza de buena salud: 900.000 ejemplares de venta media diaria, con la seguridad que da que un tercio de éstos lo sean por suscripción.

Más información en The Independent.

Que yo sepa, hay tres rediseños en ciernes: el día 12 lo hará el Star Tribune de Minneapolis (Minnesota, EEUU); el domingo, día 16, el británico The Independent on Sunday, que se pasa a tabloide (de 32 páginas sábana a 104 en tamaño compacto), y el 17, las ediciones europeas y asiáticas del Wall Street Journal, de las que ya hemos hablado aquí.

El futuro del periodismo local

Julio Alonso | 10 de octubre de 2005 a las 22:52

Está en la red desde principios de septiembre, pero me parece —y ahora no sabría decir qué valoro más— interesante y sintomático. Se trata de un blog firmado con seudónimo, Demain tout journalistes?, escrito por Numero 2, al parecer un redactor jefe adjunto, o cargo similar, de un periódico regional francés.

Sus reflexiones sobre el futuro del periodismo y de los periódicos me parecen sumamente atinadas. Recomiendo las siguientes:

Los jóvenes británicos no leen periódicos en internet

Julio Alonso | 9 de octubre de 2005 a las 0:59

El 31% de los jóvenes británicos entre 14 y 21 años tiene su propio blog o website y pasa casi ocho horas a la semana conectado a internet, según una encuesta realizada por encargo de The Guardian. Sin embargo, la mayor parte de ese tiempo la dedica a comunicarse con sus amigos, no para acceder a las noticias de los medios tradicionales. Sólo uno de cada diez utiliza internet para este tipo de información. En cambio, en conjunto declaran que al mes se descargan de la red una media de 34 canciones.

La mitad de este grupo de jóvenes dice que lee un periódico a la semana, y a la hora de decantarse por alguna cabecera, estas son sus preferencias: el sensacionalista The Sun y los populares Daily Mirror y Daily Mail.

Otro dato: ocho de cada diez de estos jóvenes disponen de banda ancha.

Grandes expectativas publicitarias en Internet

Julio Alonso | 4 de octubre de 2005 a las 23:02

“La publicidad en Internet se dispara en Europa”, asegura Ramón Salaverría en su blog. Y aporta, como muestra, estos dos datos: un 66% de crecimiento en el Reino Unido y un 18% en Italia (en Estados Unidos está en el 28,6%).

Ayer, hablando con Gumersindo Lafuente, responsable del website de El Mundo, me adelantaba esta cifra sotto voce: en su periódico, a estas alturas del año, las inserciones publicitarias en línea superan en un 43% las previsiones presupuestarias.

Etiquetas:

Cambios de forma y fondo en ‘Le Figaro’

Julio Alonso | 3 de octubre de 2005 a las 1:06

El decano de los periódicos franceses, Le Figaro, acude esta mañana a los quioscos totalmente remozado. Ha cambiado su diseño —cabecera incluida—, ha reducido en 3,4 centímetros su anchura y ha reorganizado completamente su estructura. Incluso estrena sede en el número 14 del bulevar Haussmann de París. El periódico, hoy controlado por Serge Dassault, empresario aeronáutico, comerciante de armas y confidente de Jacques Chirac, cumplirá 180 años en 2006.

A partir de hoy, el periódico consta de tres cuadernillos: uno para la actualidad del día, otro con la información económica, impreso como venía siendo habitual en papel salmón, y un tercero —y aquí está la novedad— consagrado al lector, “a su vida y su estilo de vida”. Por tanto, con páginas de cultura, moda, viajes, salud, televisión, ocio, etcétera.

El cambio, que ha llevado un año de gestación y se ha ensayado con cinco números cero, ha supuesto un desembolso de cinco millones de euros. Su objetivo, adaptarse a un tiempo de “zapping informativo”, abrirse al público joven y femenino, apostar por la infografía y la fotografía, mejorar el espacio publicitario; en definitiva, “invertir la curva de difusión y reconducirla al alza”, como ha explicado Pierre Conte, presidente-director general de Publiprint, la agencia publicitaria del grupo. La venta actual de Le Figaro, con 326.690 ejemplares de media diaria, es un 3,2% inferior a la del período 2003-2004.

Más información (toda ella en francés), aquí, aquí, aquí y aquí.

Para hoy también estaba anunciado el rediseño del website de Libération (diario sobre el que pende desde el viernes “una optimización de la organización”). Y para el 7 de noviembre, la segunda fase de los cambios en Le Monde.

Desde principios de año la difusión de los periódicos nacionales franceses ha bajado un 7%.

Los periódicos necesitan programadores digitales

Julio Alonso | 2 de octubre de 2005 a las 23:53

Editors and Publisher le preguntaba el jueves pasado a Adrian Holovaty, a quien The Washington Post fichó recientemente como editor de innovaciones editoriales, si los websites de periódicos son la plataforma ideal para desarrollar nuevas e innovadoras formas de periodismo digital. He aquí su respuesta:

“No veo en los periódicos de la Web trabajos particularmente innovadores. (Dos o tres veces he estado tentado de abandonar el sector precisamente por eso, pero la pasión por el periodismo y por la libertad de información me han retenido.)

“Mi consejo a los periódicos es que contraten programadores de web, sobre todo a los que tengan formación periodística. Un sitio web sin programadores es como un periódico sin periodistas. Quizá mi analogía no sea muy afortunada, pues no sé mucho sobre periodistas, pero me parece que si los periódicos no escatiman en periodistas es porque comprenden que contar con ellos es vital para el buen desarrollo del medio. Por eso carece de sentido escatimar en programadores.

“Para innovar es importante saber lo que es posible, y para eso se necesita gente técnicamente preparada que conozca lo que es posible.”

PricewaterhouseCoopers: bajarán las tiradas pero aumentarán los ingresos

Julio Alonso | 30 de septiembre de 2005 a las 21:46

En los próximos cuatro años los periódicos europeos registrarán una creciente reducción de sus tiradas y, a la vez, un ligero aumento de sus ingresos. Es la principal conclusión del informe Global Entertainment and Media Outlook, elaborado por PricewaterhouseCoopers, del que se puede descargar un extracto en esta dirección (PDF, 18 páginas, 1 MB).

El informe considera que la caída de las tiradas sería aún más dramática si no fuera por iniciativas como los cambios de formato de algunos periódicos, la aparición de nuevos suplementos, la generalización de las suscripciones colectivas o el aprovechamiento de las nuevas tecnologías. En este punto pone como ejemplo el uso de Servicios de Mensajes Cortos (SMS).

Fuentes: Editors Weblog y Hollywood Reporter.

Sobre las razones del declive de las ventas de los periódicos, Corante acogió días atrás las opiniones enfrentadas de dos de sus colaboradores: Bob Cauthorn y Ben Compaine.

La influencia de los blogs

Julio Alonso | 30 de septiembre de 2005 a las 14:50

The Economist está ofreciendo una suscripción gratuita a los blogueros que considera influyentes. Por si acaso, hay que recordar que el semanario británico no pierde lectores, sino todo lo contrario. En marzo último, según recogía Visión, alcanzaba su récord de ventas: 1.009.759 ejemplares.

Como comentan Jeff Mignon (en francés) y su compañero Eliot Bergson (en inglés), los cuales toman la noticia del magacín Folio, lo que pretende The Economist es que estos blogueros influyentes, al citar artículos del semanario y crear enlaces con ellos, que luego activan sus lectores, le permitan detectar por vía indirecta posibles suscriptores. O aumentar el número de páginas vistas en el website.

Mignon y Bergson comparan esta iniciativa con Adsense, el programa de venta de publicidad contextual de Google.

La influencia de los blogs es motivo de otra nota de Jeff Mignon a propósito de una encuesta entre adeptos al shopping recogida por el web de la BBC. Con estos resultados, que traduzco directamente:

  • El 77% de los consumidores consulta los blogs antes de efectuar sus compras, pues cree en las opiniones y experiencias de verdaderos consumidores.
  • El 83% de los jóvenes entre 25 y 34 años confiesa que los blogs influyen en sus compras.
  • El 49% considera que son tan creíbles como los magacines.
  • El 46%, tan creíbles como los periódicos.
  • El 40%, tan creíbles como las informaciones en televisión.

Amenazas para los medios impresos

Julio Alonso | 29 de septiembre de 2005 a las 22:48

Hay un interesante artículo resumen de John Burke en Editors Weblog sobre la transformación de los periódicos en el nuevo panorama de los medios. Destaco algunas de las ideas que recoge:

  • La fusión que ahora se está registrando en las salas de redacción (recordemos la anunciada por New York Times para dentro de dos años) se ha producido ya en las mentes de los lectores. Los periódicos están obligados a seguirla.
  • Yahoo! y Google van a ser los grandes beneficiarios del auge de la publicidad online que se anuncia para los dos próximos años, en gran parte a costa de la correspondiente pérdida de anuncios en los medios impresos, lo cual constituye un preocupante aprovisionamiento de combustible para futuras operaciones de aquéllos.
  • Con todo, la amenaza más grande para los medios tradicionales, aunque todavía tarde años en concretarse, es la que apunta Yahoo! cuando, de ser un mero buscador y agregador de contenidos ajenos, abre una vía para la creación de contenidos propios (la aparición del blog de Kevin Sites, comentada aquí hace unos días, o el fichaje de 30 conocidos columnistas económicos para su página financiera).
  • La supervivencia de la periódicos depende también de que entren en la dinámica del enlace con otros medios, en vez de obstinarse en la protección de la marca o en la oposición al sistema de lectura con links.

A todo lo cual, añado yo, hay que sumar la ofensiva de la prensa gratuita (en Europa alcanza ya los 14,5 millones de ejemplares) y los daños colaterales de la ‘venta directa al consumidor’ iniciada por las grandes agencias de noticias. Por ejemplo, el servicio de alertas mediante SMS de Reuters (en la imagen).