Archivos para el tag ‘Amy Gahran’

Enlaces recomendados (11-8-2008)

Julio Alonso | 11 de agosto de 2008 a las 23:30

  • Las pérdidas registradas por AOL, en la que Google invirtió hace tres años miles de millones de dólares, es interpretada por Enrique Dans como el fin de la era de los portales; “esos monstruos abigarrados de finales de los noventa que intentaban retener al usuario proporcionándole la mayor cantidad de funciones posibles mientras lo bombardeaban con todo tipo de publicidad intrusiva”. Se trata, concluye, de un cambio generacional en Internet.
    Ver también la nota de Scott Karp titulada ‘How Newsrooms Throw Away Value By Not Linking To Sources On The Web’.
  • Ideas, palabras y sonidos. Daniela Bertocchi recoge un ejemplo de videoclip bien realizado, sólo con juegos tipográficos, movimiento, colores y sonido. Se titula The Girl Effect y dura 2m23s. Realmente bueno.

Recortes de plantilla y cambios de modelo de negocio en EEUU

Julio Alonso | 18 de febrero de 2008 a las 1:35

Noticias que nos deben dar que pensar, tanto a empresarios como a periodistas, todas ellas procedentes de América del Norte:

  • Bill Keller, director de The New York Times, ha comunicado en una reunión de directivos del periódico que en este año se eliminarán unos 100 puestos de trabajo en la Redacción, sobre una plantilla de 1.332 periodistas. Es la más grande de Estados Unidos, pues el diario que más redactores tiene apenas llega a los 900. (El texto integro de la intervención de Keller lo ha publicado The New York Observer. Al hilo, hay también un interesante comentario de Jeff Jarvis.)
  • El Star-Tribune, diario de Minneapolis y St. Paul, en Minnesota, ha anunciado el despido de 58 empleados (el 3% de su fuerza laboral), la mayoría de ellos del departamento de circulación, y una congelación salarial indefinida. ¿Razones? La continua disminución de los ingresos, la eficiencia de las nuevas tecnologías y la externalización.
  • Tribune Co. va a reducir su plantilla en unas 400 a 500 personas (un 2% del total); de ellas, unas 100 ó 150 en la que quizá sea su cabecera más emblemática: Los Angeles Times. También en este caso, a causa de la constante disminución de ingresos.
  • El vespertino The Capital Times, de Madison, la capital de Wisconsin, cambiará de formato (de sábana a tabloide) y sólo se publicará dos días a la semana (miércoles y jueves). Con estas medidas pretende más que cuadruplicar su distribución (de 17.000 ejemplares a 80.000) y, fundamentalmente, concentrar todos sus esfuerzos en la Web. Todo ello, según escribe Philip M. Stone en The Follow the Media, con el 25% menos de personal de redacción; de 60 periodistas, a 40 ó 45.
  • Otro modelo de negocio, escribe Stone en el mismo artículo, es el del Palm Beach Post, de Florida (circulación, 175.000 ejemplares), el cual proyecta reorganizar su Redacción local (flujo de trabajo, horarios, etc.), de manera que la versión digital prime claramente sobre la de papel.
  • El St. Petersburg Times se convirtió va para tres semanas en el último gran periódico de la Florida que ha dejado de distribuirse en Tallahassee, la capital del estado.
  • El caso de cambio de negocio más brusco se ha dado en Canadá: cierre por sorpresa del Halifax Daily News (20.000 ejemplares de circulación), despido de toda la plantilla (algo más de 90 personas) y anuncio de que el próximo día 21 reaparecerá como periódico gratuito. El nuevo diario, el Halifax Metro, contará con un equipo de 20 personas, se publicará 5 días a la semana, en lugar de 7, y reducirá el número de páginas de 56-60 a 20-24. Una de las explicaciones ofrecidas es que en una ciudad dominada por la competencia (The Chronicle Herald, con una circulación de 114.000 ejemplares) no había espacio para el Halifax Daily News.
  • The New York Times apuesta por el digital, pero sigue considerando a quienes trabajan en él como empleados de segunda clase. Henry Blodget cuenta en Silicon Alley Insider que la empresa se niega a igualar los salarios y prestaciones de éstos con las que rigen para el papel. Blodget apunta como una de las razones la falta de flexibilidad negociadora de los sindicatos.
  • La Newspaper Association of America ha lanzado las campanas al vuelo en un reciente comunicado: en el pasado año los índices de audiencia única de los websites periodísticos alcanzaron los 3,6 millones, lo que supone un aumento de más del 6% respecto a las cifras de 2006. El jarrón de agua fría lo echa The Washington Post: es cierto, pero el número total de visitantes de la Red creció en los últimos años un 51%, frente al 24% registrado por los ciberperiódicos, de modo que éstos están perdiendo cuota.
  • La alianza de cuatro grandes grupos mediáticos estadounidenses para crear una red de publicidad en internet que compita con Yahoo! quizá sea una de las maneras de abordar el problema. Componen la alianza Gannett, Hearst, New York Times Co. y Tribune Co., que suman 120 publicaciones con más de 50 millones de visitas mensuales. (Amy Gahran ha recogido en E-media Tidbits algunos comentarios surgidos al respecto.)

Todo esto sucede por ahora al otro lado de Atlántico, pero sin duda la tormenta llegará a esta otra orilla, no nos llamemos a engaño.

El periodismo es conversación y participación ciudadana

Julio Alonso | 10 de julio de 2006 a las 0:48

El futuro (si no el presente) del periodismo y de los periodistas ha suscitado en estos días interesantes aportaciones en internet, y casi todas coinciden en lo mismo. Destaco las siguientes:

  • Gérard Ayache, profesor de la Universidad de París 1: Le désir de méta-information (en francés)
    “Hoy, el público ya no le pide al periodista que le reduzca las complejidades del mundo para poderlas comprender mejor; por dos razones: 1) ya no confía en él, 2) sabe que el mundo es demasiado complejo como para que baste con un solo ‘ángulo de ataque’, una sola interpretación o una opinión maniquea artificialmente tajante. Lo que le exige al periodista es exactamente lo contrario. Le pide que le ayude a ver el conjunto de los contenidos en su diversidad y en su contradicción, que le muestre el más amplio espectro de interpretaciones posibles. No espera de él que simplifique la complejidad, sino, por el contrario, que privilegie los puntos de vista complejos.”
  • Steve Outing, columnista de Editor and Publisher: How to make your web site more conversational
    “Cuando el trabajo de un periodista aterriza en una página web, es a menudo —o por lo menos debe ser— el comienzo de una conversación en curso; entre el periodista y los lectores, y de los lectores entre sí. Internet permite la conversación, y los consumidores de noticias del siglo XXI están haciéndose a la idea de que ahora sus voces se pueden difundir tan lejos y con la misma amplitud que las voces de los periodistas profesionales.”
  • Jeff Jarvis, profesor en la Escuela de Periodismo de la Universidad de la Ciudad de Nueva York y reconocido bloguero: Networked journalism
    “La cuestión no está entre ciudadanos o aficionados contra profesionales. En esto estamos todos juntos. El periodismo es una empresa de colaboración. El periodismo es una red.”
  • Amy Gahran, consultora y columnista del Poynter Institute: Has news competition outlived its usefulness?
    “En mi opinión, la cultura fuertemente competitiva del negocio de las noticias es una adaptación que ayudó al periodismo a madurar y prosperar durante el siglo pasado. Pero los tiempos han cambiado. […] Nuestra cultura competitiva se está convirtiendo, quizá, en un albatros alrededor del cuello del periodismo.”

Especialmente —añado yo en relación al último punto—, cuando esa obsesión por lo que publica o deja de publicar la competencia, a veces hasta el extremo de rechazar noticias sólo por el hecho de haber aparecido antes en otro medio, se traduce en un claro desprecio del lector.

Frente a actitudes como ésta, basadas en rutinas del pasado, destaca la decisión del Guardian de publicar en internet antes que en la edición impresa cierto tipo de noticias, una iniciativa polémica que ha sido comentada por Jeff Jarvis en el propio periódico (requiere registro, aunque gratuito) y por Steffen Fjaervik.

Retos y exigencias del periodismo profesional

Julio Alonso | 29 de abril de 2006 a las 19:45

El debate sobre blogs, periodismo ciudadano y periodismo profesional sigue dando que hablar. Da lectura para todo este largo puente del Primero de Mayo.

The Editors Weblog
John Burke, del Editors Weblog, ha dedicado al temas dos entradas en un mismo día. En la primera de ellas recoge dos opiniones enfrentadas: la del gurú Dave Winer (entrevista en audio), quien considera más íntegro el periodismo amateur por lo que tiene de desinteresado y de ocupación circunstancial, y la de Amy Gahran, columnista de Poynter Online, la cual le recuerda que la integridad es precisamente una de las cualidades más apreciadas en el periodismo profesional, amén de estas otras, que raramente se dan entre aficionados salvo que medie cierto aprendizaje: objetividad, exactitud, corroboración, distanciamiento de las fuentes, transparencia y cuidado editorial.

La segunda nota de Burke parte de lo manifestado por periodistas de reconocido prestigio en internet a esta curiosa pregunta que les hizo la Online Journalism Review: ¿conviene que los profesionales del periodismo mantengan blogs aparte de su trabajo en un medio? La respuesta, con sus matices, es no. Porque les resta tiempo para investigar o, visto por pasiva, porque no tienen tiempo para atender en línea los comentarios y sugerencias de los lectores.

Ahora bien, las respuestas apuntan a una nueva figura en las redacciones, a un nuevo tipo de redactor de mesa: personas capaces de filtrar informaciones, de lograr que determinadas preguntas de los lectores sean respondidas personalmente, así como de contestar ellos mismos a las otras muchas que lleguen al periódico, y también de explorar en la blogosfera.

Las respuestas perfilan otro cambio: el formato ideal para la opinión es el blog, como está haciendo la prensa británica.

The Economist
Más de lo mismo. El último número de The Economist dedica al tema de los nuevos medios un especial survey, coordinado por su corresponsal tecnológico Andreas Kluth, con estos ocho artículos:

  • ‘Heard on the street’ (un modo de escuchar música, a gusto del consumidor, que está cambiando la forma de hacer radio).

Completan estos ocho artículos de The Economist (por el momento en abierto, aunque del tercero al octavo se anuncian como sólo para abonados) unas entrevistas sonoras con Andreas Kluth, el especialista en economía, finanzas y tecnología del semanario, residente en San Francisco; David Sifry, fundador y consejero delegado de Technorati; Chris Anderson, director de la revista Wired; Jerry Michalski, fundador y presidente de Sociate, y Paul Saffo, director del Institute for the Future.

Como contrapunto, estas páginas de The Economist han sido fuertemente criticadas por Luiz Weis en Observatório da Impressa (en portugués).

Dos empresas en apuros recurren al blog

Julio Alonso | 12 de noviembre de 2005 a las 22:05

Algunas empresas han llegado a sancionar con el despido a empleados que blogueaban durante sus horas de trabajo. En IBM es al revés, se fomenta el uso de esta herramienta de comunicación.

Las razones son varias: reducir los costes de funcionamiento, así como los de publicidad y marketing, promocionar los productos de la empresa y, por último, fomentar el intercambio de opiniones, no sólo dentro de la empresa sino con proveedores, clientes y desarrolladores externos. Estas actividades de blogueo —para las que se establecieron reglas muy precisas— incluyen entrevistas con directivos de la empresa.

En los seis meses que dura ya la campaña —ahora ampliada al podcasting—, 15.000 empleados de IBM cuentan con un blog interno y 2.200 con un blog ajeno a la compañía. La empresa, que no atraviesa su mejor momento, tiene en nómina a más de 300.000 personas.

El Philadelphia Inquirer, propiedad de la cadena Knight Ridder, hoy en serias dificultades, ha recurrido igualmente al blogueo para charlar con sus lectores sobre el futuro. Daniel Rubin, del Inquirer, describe este debate en Blinq. La iniciativa ha sido comentada favorablemente por Amy Gahran en Poynter Online; según ella, blogueros y profesionales tienen mucho que decirse, y que aprender, uno de otros.

En estos dos casos se recurre al blogueo, a la conversación tú a tú, en situaciones de crisis. Pero mejor sería hacerlo en tiempos de calma.

Más información de IBM: en inglés, en CNN Money y en Silicon Valley Watcher; en francés, en las notas de Pointblog.com del 12 de noviembre y del 16 de mayo.