Archivos para el tag ‘BBC’

Intercambio de contenidos entre periódicos

Julio Alonso | 9 de enero de 2009 a las 21:06

Compartir con otro periódico parte de la producción propia, aquella precisamente en la que cada uno es más fuerte, puede ser una buena manera de ahorrar costos sin merma de calidad. La fórmula han comenzado a experimentarla The Washington Post (que contribuye con noticias del Gobierno federal) y el Baltimore Sun (que corresponde con otras de carácter local).

No son los únicos. Así vienen haciéndolo ya periódicos de New Hampshire, Florida y Tejas, u organizaciones como la BBC, Politico y Reuters.

Fuente: Editors Weblog.

Manuales de estilo abiertos al público

Julio Alonso | 12 de julio de 2007 a las 16:52

A finales de los años 70 el libro de estilo del Times de Londres era un documento de régimen interno y supersecreto. Lo era hasta el punto de que cuando visité por aquellas fechas la Redacción del periódico y me interesé por él, lo único que conseguí de los colegas que me atendieron durante la gira es que me dejarían echarle un vistazo. Pero ni eso. Me fui sin haberlo visto.

Cuento esto para subrayar las diferencias de ayer a hoy. Ahora The Times style and usage guide no sólo está abierto al público, sino que puede consultarse vía internet. Si se mira la URL, se alberga en el apartado ‘Tools and services’, un detalle que explica mucho.

Que yo sepa, los siguientes medios y organizaciones tienen también colgadas en la Red sus normas de estilo:

¿Hay alguien que conozca algún otro caso?

La BBC sigue abriéndose al público

Julio Alonso | 15 de octubre de 2006 a las 23:49

Lo último de la BBC en su política de transparencia informativa ha sido crear un boletín de noticias, de suscripción gratuita, desde el que la cadena británica irá informando sobre las novedades o mejoras que se introduzcan en su Editorial Guidelines (directrices editoriales).

Se trata de un exhaustivo manual de práctica profesional o libro de estilo, aplicable por igual a la televisión, la radio y las páginas digitales, cuyo rediseño en la Web se ha aprovechado para abrirlo aún más al público. No basta con que pueda consultarlo cualquiera y cuando quiera. Ahora se avisa de los cambios y de los temas debatidos. ¡Chapó!

Vía: Pontomedia

Etiquetas:

Se impone dialogar más con los lectores

Julio Alonso | 6 de agosto de 2006 a las 0:35

En los viejos manuales, cuando se definían las funciones del director de un periódico, se decía que una de sus principales tareas era escribir el editorial. De hecho, algunos no hacían otra cosa (yo he llegado a conocer a uno de ellos). Pero los tiempos han cambiado bastante desde entonces y hoy lo que se impone es menos sermón y más conversación.

Una de las últimas en iniciar un contacto regular con sus lectores ha sido la editora de Washingtonpost Newsweek Interactive, Caroline Little. No porque ande sobrada de tiempo (es también consejera delegada de la compañía), sino porque lo considera algo importante, y así lo dejó escrito en la primera de sus intervenciones en Post.blog.

La acogida ha sido buena: a la hora de publicar yo esta entrada, la nota de Caroline Little —en la red desde el 22 de marzo— ha suscitado 340 comentarios. No todos sobre el mismo asunto, es cierto; no todos dirigidos a la editora, pues los participantes han intercambiado opiniones entre sí, y de un número de personas inferior, ya que algunas han intervenido en más de una ocasión. Aun así, no hay editorial, ni carta al o del director, que aguante tanto en el tiempo ni que alcance un número de respuestas equiparable. Tampoco puede compararse el carácter unidireccional de los editoriales y de las cartas con la interactividad propia del soporte digital, ni la infinita cabida que ofrece éste con las limitaciones de espacio que impone el papel. Por eso crece por días el número de blogs mantenidos por responsables redaccionales, y de ahí que marque una tendencia.

Los hay de muchas clases:

  • Tipo ‘estrella invitada’, como Talk to the Newsroom, el espacio de The New York Times (el último en intervenir, Gerald Marzorati, responsable del magacín dominical).
  • Divulgativos, como es el caso de Editors’ blog, de The Guardian, en donde Murray Armstrong y Richard Adams se alternan para explicar a los lectores algo de los tratado en el consejo de redacción matinal.
  • Bidireccionales; es decir, dirigidos a la Redacción pero abiertos al público, tales como The editors, de la BBC, también con varios firmantes. En este caso, con su agregado de normas de estilo, y de modo muy especial sobre pronunciación de nombres propios (‘How to say…’), generalmente a cargo de Lena Oulasson.
  • Personales; en este supuesto, casi siempre a cargo de los propios directores de la publicación. Entre ellos, el español Arsenio Escolar (20 Minutos) o el norteamericano John Robinson (News & Record). No por casualidad, un periódico gratuito, primero del país por su difusión, y un diario local sesquicentenario cuyo objetivo es “hacer un periódico de internet con una edición impresa, en vez de un periódico antiguo que vuelca luego su contenido en línea”.

En cualesquiera de los casos, una tendencia a seguir.

Imagen tomada de The Guardian (autor, Dan Chung, fotógrafo estrella del periódico con blog propio).

Plan de la BBC para ‘reinventarse’ con ayuda del usuario

Julio Alonso | 30 de abril de 2006 a las 22:06

La BBC, ejemplar en tantas otras actuaciones del pasado, están dando muestras de haber comprendido como pocas empresas de medios las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías y qué puede hacerse con ellas. Así parece confirmarlo el plan de futuro, Creative Future, cuyas directrices acaba de presentar (se requiere registro, aunque gratuito) su director general, Mark Thompson.

Creative Future fija estos tres objetivos para la transformación del ente público británico, concebido por Thompson como algo más que una cadena de radio y televisión: encontrar, reproducir y compartir. En otras palabras, abrir los archivos de la BBC, implementar los puentes tecnológicos necesarios para su disfrute y contar con la participación ciudadana. No es tampoco un paquete cerrado, sino que confía su desarrollo a nada menos que 10 equipos, a los que el plan ha puesto deberes y un responsable.

Como pruebas de lo que se pretende ya están funcionando en la red dos espacios que se salen de lo normal. Uno, BBC Programme Catalogue (ver imagen), por su carácter gratuito y por el volumen de la oferta: cerca de un millón de programas de radio o televisión emitidos en los últimos 75 años. El otro, por lo que tiene de acercamiento al usuario, al que se le piden ideas para reinventar o rediseñar la página inicial del sitio web.

El ambicioso proyecto de Mark Thompson se ha topado ya con la enemiga de los políticos y de la competencia. Rupert Murdoch, hoy uno de los más firmes ‘conversos’ de internet, le acusa de querer crear un imperio mediático —lo que es sin duda el sueño del magnate de la prensa— y le ha recordado a través de persona interpuesta (James MacManus, uno de sus ejecutivos) el carácter público de la BBC, a cuya financiación contribuyen los británicos con un impuesto que este año le aportó 3.000 millones de libras (unos 4.200 millones de euros).

‘Jouranalyst’, antes ‘journalist’

Julio Alonso | 2 de abril de 2006 a las 23:28

Y como no podía ser menos, cambios también en el ejercicio de la profesión periodística. Algo así, si se me permite jugar con el inglés, como dejar de ser journalist para convertirse en lo que podría llamarse jouranalyst. Es lo que se desprende de lo escrito en Cybersoc.com por Richard Sambrook, director de Global News de la BBC.

Jeff Mignon, a través del cual accedo al artículo de Sambrook, lo resume en estos tres cometidos: verificar, explicar, analizar.

Nombramientos y fichajes que anuncian cambios

Julio Alonso | 7 de enero de 2006 a las 23:31

  • Guy Ruddle, experimentado periodista radiofónico de la BBC, ha sido contratado por The Daily Telegraph para poner en marcha y dirigir el servicio podcasting del periódico. “Es una oportunidad fantástica”, ha comentado entusiasmado Ruddle; “la oportunidad, espero, de crear estándares que luego otros seguirán”.
  • Denis Hiault, desde 2001 director de Desarrollo Multimedia y director de la región Europa África de France Presse, ha sido nombrado director de Información de la agencia. Hiault, con un brillante currículum periodístico a sus espaldas, se encargará de “reforzar la red informativa y adaptar, armonizar y desarrollar contenidos de información de todos sus servicios [los de France Presse]: texto, foto, imagen animada, infografía, multimedia”.
  • The New York Times, un periódico acostumbrado a figurar cada año entre los más premiados por la Society for News Design (en la última convocatoria acaparó 60 galardones), ha confiado la Dirección de Diseño de su website a un hombre de fuera de la casa, de 34 años: Khoi Vinh.
  • Asimismo, la compañía neoyorquina ha fichado a Michael Zimbalist, de 49 años, hasta ahora presidente de la Online Publishers Association, como vicepresidente para las Operaciones de Investigación y Desarrollo. Supervisará, entre otras tareas, las iniciativas del grupo relacionadas con la telefonía móvil.

Son sólo unos cuantos ejemplos, me parece, de por dónde van a ir los tiros. De España no hay noticias, y éso lo dice todo.

La participación de los lectores se impone

Julio Alonso | 27 de noviembre de 2005 a las 21:10

Los casos de participación de los lectores en decisiones editoriales se multiplican bajo las más variadas formas. Así, que recuerde ahora mismo, el blog editorial (requiere registro previo, aunque gratuito) que desde 2003 mantiene el Dallas Morning News, y del que se mostraba tan satisfecha recientemente la responsable de las páginas editoriales y vicepresidenta de la compañía, Keven Ann Willey. O el Seattle Post-Intelligencer, con una página web de título inequívoco, Consejo Editorial Virtual, en la que el periódico adelanta los asuntos de sus próximos editoriales, a fin de que los lectores puedan expresar sus puntos de vista y ayuden a establecer la posición editorial. Y en otra dimensión, Backstage, la página abierta por la BBC para que el público presente prototipos, aporte ideas o participe en grupos de debate (algo muy parecido a la iniciativa de The Washington Post comentada en la nota que sigue a esta).

Son manifestaciones de lo que se conoce como periodismo de ‘redacción transparente’. Lo opuesto al periodismo de ‘redacción fortaleza’, cuya manifestación más extrema —y más extendida de lo que pudiera parecer— es creer que el periodista, casi por definición, sabe lo que necesita el lector.

Sobre la democratización y el periodismo de puertas abiertas recomiendo la lectura de dos artículos recientes: el de Steven A. Smith, redactor jefe de The Spokesman-Review, aparecido en el blog de Jay Rosen, y el de Christian Walsh, editor de Idea Knowledge, publicado en Journalism.co.uk. Tienen distinto enfoque, pero se complementan.

La BBC apuesta por el periodismo participativo

Julio Alonso | 30 de octubre de 2005 a las 11:41

Hasta ahora, abrir las páginas web a los comentarios de los lectores —como hace, por ejemplo, el News & Record con su Town Square— era cosa de pequeños periódicos, y muy locales. Pero ya no. Lo hace también una gran conglomerado periodístico como es la British Broadcasting Company, quizá en honor a su carácter de empresa pública.

La sección Have your say de la BBC nació como una iniciativa ocasional, a raíz de los atentados de julio en Londres, y sólo publicaba una pequeña selección de los comentarios recibidos, lo cuales eran sometidos a un filtro previo. Desde hace dos semanas, sin embargo, el acceso es libre.

El lector puede enviar el comentario que desee (por supuesto, también fotos o o vídeos, para lo que existen normas concretas), debatir sobre un asunto ya propuesto, votar los comentarios que le parezcan más interesantes y, también, recusar cualquier comentario que considere ofensivo.

En los debates, dependiendo del tema, los comentarios pueden requerir la previa lectura de un moderador de la BBC en todos los casos (fully moderated) o sólo cuando se trata de participantes no registrados (reactively moderated).

Los comentarios más votados por los usuarios obtienen un emplazamiento preferente en la página. Y las mejores fotos figuran en una galería.

Por su parte, la Redacción de Have your say se limita a rastrear los comentarios, en busca de posibles casos de libelo o blasfemia (ver las house rules, o normas de la casa), pero no corrige las faltas ortográficas o gramaticales que pueda encontrar. “Consideramos que, con mucho, la enorme mayoría de comentarios son interesantes e inteligentes, y que un fortuito error gramatical es tolerable en beneficio de una mayor accesibilidad”, ha declarado Vicky Taylor, responsable de la edición.

Have your say recibe a diario unos 10.000 emails y en el mes próximo estrenará una nueva plataforma para los debates. Todo un modelo a copiar.

La influencia de los blogs

Julio Alonso | 30 de septiembre de 2005 a las 14:50

The Economist está ofreciendo una suscripción gratuita a los blogueros que considera influyentes. Por si acaso, hay que recordar que el semanario británico no pierde lectores, sino todo lo contrario. En marzo último, según recogía Visión, alcanzaba su récord de ventas: 1.009.759 ejemplares.

Como comentan Jeff Mignon (en francés) y su compañero Eliot Bergson (en inglés), los cuales toman la noticia del magacín Folio, lo que pretende The Economist es que estos blogueros influyentes, al citar artículos del semanario y crear enlaces con ellos, que luego activan sus lectores, le permitan detectar por vía indirecta posibles suscriptores. O aumentar el número de páginas vistas en el website.

Mignon y Bergson comparan esta iniciativa con Adsense, el programa de venta de publicidad contextual de Google.

La influencia de los blogs es motivo de otra nota de Jeff Mignon a propósito de una encuesta entre adeptos al shopping recogida por el web de la BBC. Con estos resultados, que traduzco directamente:

  • El 77% de los consumidores consulta los blogs antes de efectuar sus compras, pues cree en las opiniones y experiencias de verdaderos consumidores.
  • El 83% de los jóvenes entre 25 y 34 años confiesa que los blogs influyen en sus compras.
  • El 49% considera que son tan creíbles como los magacines.
  • El 46%, tan creíbles como los periódicos.
  • El 40%, tan creíbles como las informaciones en televisión.