Archivos para el tag ‘Chicago Tribune’

No todos los desastres cabe atribuirlos a Internet o a la crisis económica

Julio Alonso | 9 de diciembre de 2008 a las 15:24

Tres titulares en la prensa de hoy: ‘The New York Times avala con su sede un crédito de 174 millones’ (El País), ‘La editora del Chicago Tribune se declara en suspensión de pagos’ (El País), ‘The Miami Herald is said to be for sale’ (New York Times). Es decir, tres noticias que afectan a uno de los periódicos más prestigiosos del mundo, así como a la segunda (Tribune Company) y la tercera (McClatchy Company) cadenas de diarios estadounidenses.

También hoy, Juan Antonio Giner escribe en su blog que ni Internet ni la crisis económica son los causantes de la mala situación por la que atraviesan algunos medios, sino –lisa y llanamente- la mala gestión y la codicia de algunos empresarios.

Enlaces recomendados (21/10/07)

Julio Alonso | 21 de octubre de 2007 a las 23:59

Los norteamericanos prefieren los websites de periódicos de renombre o los de prensa alternativa. Según una encuesta de la Universidad de Harvard (PDF, 160 KB), el crecimiento de éstos (10%) es muy superior al experimentado por los ciberespacios de los diarios locales, que crecen más lentamente o incluso pierden audiencia. ¿Quizá por el empecinamiento de muchos de ellos a convertirse en medios hiperlocales? Jeff Jarvis no está de acuerdo con el informe. (Vía: E-periodistas)

Los periódicos han de ser más emprendedores. Roberto Niles propone en la Online Journalism Review un plan de cinco pasos para fomentar la innovación en los periódicos y el cambio de cultura de las redacciones en un momento crítico de la prensa.

El diseño en la Web. Khoi Vinh, jefe de diseño digital del New York Times, da algunos consejos al respecto. El primero, no empezar con Flash sino con otras herramientas más elementales, pero básicas, como HTML y CSS.

Versión en papel de dos ciberespacios hiperlocales. El Chicago Tribune ha lanzado dos semanarios de barrio cuyos contenidos se nutren, fundamentalmente, de las informaciones aportadas por los ciudadanos a Triblocal.com, una fórmula de periodismo hiperlocal con apenas cinco meses de vida. Los semanarios incluyen también trabajos realizados por la Redacción.

Ejemplo de fotoperiodismo local. Colin Mulvany, veterano fotógrafo del Spokesman-Review, periódico local norteamericano, mantiene desde hace más de tres años un videoblog —todo un ejemplo de periodismo gráfico—, del que destaca la originalidad de sus enfoques locales. De él se puede aprender mucho. The Spokesman-Review es pionero en la convergencia digital.

Ser periodista, a secas, no va a ser suficiente para trabajar en una Redacción

Julio Alonso | 7 de julio de 2007 a las 0:19

Dos ejemplos sobre la conveniencia de que los periodistas se familiaricen con las nuevas tecnologías, y de que las dominen hasta el punto de poder crear con ellas nuevos productos y géneros periodísticos:

  • Chicago Tribune, según me apunta Rodrigo Ponce, acaba de abrir un ciberespacio dedicado a noticias de barrios, Triblocal, nutrido con aportaciones ciudadanas que los redactores del periódico pueden utilizar luego como fuentes informativas. Y algo más, en línea con el moderno concepto de periodismo de servicios, veta todavía por explotar: mantiene una página, Chicagotows, con la lista de todos los coches retirados por la grúa.
  • El modo con el que The New York Times ha cubierto la salida del Iphone, el móvil de Apple, es otro magnífico ejemplo: un artículo, un gráfico animado, un slideshow (no puedo enlazarlo, pero se accede a él a través del artículo) y un videoclip. Todos ellos, con una sola firma, la de David Pogue, columnista de las páginas de tecnología del periódico; se supone que con la ayuda de alguien más. Ayer, Pogue volvía a la carga con un nuevo artículo y su correspondiente complemento visual. (Recomiendo especialmente echar un vistazo a los dos videoclips.)

Hace unos días subrayaba la conveniencia para los periodistas, si no de dominar, al menos de poder manejarse con las nuevas tecnologías; es decir, ser algo más que meros usuarios pasivos. En aquella nota, el consejo digamos que estaba en forma activa. Esta vez lo vuelvo por pasiva: quienes no lo hagan, pronto quedarán obsoletos y fuera del mercado laboral, cualquiera que sea su edad; ser periodistas, a secas, no va a ser suficiente para trabajar en una Redacción. Así parecen confirmarlo varias noticias de estos días.

La primera afecta al Washington Post. Len Downie y Phil Bennett, director y subdirector del periódico, acaban de hacer llegar a la Redacción un memorándum con los 10 principios que han de regir la práctica del periodismo online. De él destaco las siguientes frases:

  • “La Redacción responderá a los ritmos de la Web tan capaz y responsablemente como lo hacemos en el periódico impreso.”
  • “Nuestros horario de cierre, las estructuras de la Redacción y las formas de hacer periodismo se desarrollarán para resolver las posibilidades de la Web”.
  • “Los empleados de la Redacción recibirán el entrenamiento apropiado al papel que asuman en la producción online”.

La segunda noticia corresponde a otro memorándum, pero en este caso del director de Time, Rick Stengel, a sus redactores. A él pertenecen estos dos párrafos, creo que suficientemente explícitos:

  • “[…] La pasada semana mandé una circular relacionada con las valoraciones. Quiero ser muy claro: las valoraciones de cada redactor, corresponsal o enviado de Time dependerán de la calidad y cantidad de las contribuciones que cada cual aporte a la revista y a Time.com. Time.com supone una responsabilidad cotidiana; Time magacín, una responsabilidad semanal. Time es el resultado de ambas.”
  • “Temo que alguno de vosotros pueda considerar que escribir para Time.com es una obligación y algo distinto de lo que vinisteis a hacer en Time. Pero los tiempos han cambiado y hemos de cambiar con ellos. Si os preocupáis por lo que hacéis —y yo sé que es así—, entonces debéis volcar vuestro talento, vuestros conocimiento y vuestro empeño tanto en el online como en la revista. Esto afecta por igual a quienes editan y a quienes escriben. […]”.

Una tercera noticia, que incluyo a título de colofón, es esta: en el Reino Unido los periodistas del digital ganan más que sus colegas del papel. Según los datos de una encuesta realizada por PFJ, empresa británica de contratación laboral, 2.000 libras anuales más en el caso de quienes tienen de uno a dos años de experiencia, lo que equivale a 2.900 euros más. En la escala de los tres a cinco años en el trabajo la diferencia es aún mayor; expresada en euros, de algo más de 16.000 en un año.

Recorte de beneficios en la prensa norteamericana

Julio Alonso | 22 de abril de 2006 a las 19:44

Algunos datos a tener en cuenta, todos ellos relacionados con los balances trimestrales de los grandes en la prensa estadounidense y en internet:

  • Los ingresos por publicidad permitieron a Google unos beneficios netos de 592 millones de dólares (el equivalente a 481 millones de euros), lo que representa un aumento de casi el 80% de las cifra de negocio, establecida en 2.250 millones de dólares (fuente, en francés, Le Journal du Net).
  • A Yahoo! no le fue tan bien: ganó 160 millones de dólares (en euros, 130 millones). Las ventas brutas ascienden a 1.567 millones de dólares y el aumento sobre el mismo período del año anterior es del 34% (fuente: Expansión).
  • Gannett Company Inc., la mayor cadena de periódicos de Estados Unidos, propietaria de 90 diarios —entre ellos, el de mayor circulación del país: USA Today—, registró una caída en sus beneficios del 11% (fuente: Bloomberg.com).
  • En el caso de Tribune Company, editora de periódicos como Los Angeles Times, Chicago Tribune o Newsday, la caída fue del 28%.
  • La del New York Times Company resultó, sin embargo, la más espectacular de todas, nada menos que de un 69%.
  • Por último, el descenso de beneficios de McClatchy, editora del Sacramento Bee y del Minneapolis Star Tribune, fue del 14%.

Estas reducciones de beneficios obedecen a diversos motivos: el aumento de los costes de impresión, el trasvase de parte de la publicidad a internet, la reducción de anuncios de la industria automovilística, el pago de indemnizaciones tras los recortes de plantillas en algunas empresas (500 puestos en New York Times Company, 1.200 en Tribune Company), así como a otras medidas de reposicionamiento empresarial.

Por tanto, será mejor quedarse con las palabras de Gary B. Pruitt, presidente y jefe ejecutivo de McClatchy, la empresa que pese a su poco brillante ejercicio trimestral compró el pasado mes, por 4.500 millones de dólares (3.657 millones de euros), el grupo Knight Ridder: “Muchos ven el actual panorama de caída de beneficios por anuncios como una confirmación de que los periódicos y los medios impresos están muriendo. Creemos que esto es un error” (fuente: Observatório da impresa).

Malas noticias sobre periódicos

Julio Alonso | 4 de diciembre de 2005 a las 23:59

Algunas de ellas podrían pasar por noticias propias de las páginas de sucesos o de tribunales, pero no, se trata de noticias sobre periódicos:

France Soir
La cabecera mítica de la prensa gala, que en los años 60 llegó a vender un millón de ejemplares diarios, hoy está declarada en quiebra y bajo tutela judicial. Con una deuda exigible superior a los 12 millones de euros, la tesorería de France Soir se desangra a medida que pasan los días, hasta tal punto que el tribunal tutelar ha puesto plazo (el próximo día 15) para que el actual propietario del periódico, el empresario aeronáutico Raymond Lakah, presente un plan de viabilidad. El tribunal baraja seis o siete ofertas de compra y se espera que tome una decisión hacia el 20 de enero.

Libération

Los cuatro días de huelga de Libération no han resuelto nada, sólo aplazar el conflicto. “La dirección moderó un poco su posición, aunque mantuvo su intención de ahorrar 4 millones de euros, pero abrió algunas pistas”, ha declarado un representante sindical. Ya no se habla tanto de despidos (se habían anunciado 52) como de aumentar en lo posible las jubilaciones anticipadas o pactadas, pero persisten los planes sobre externalización de tareas no estrictamente periodísticas, la apuesta por la fórmula bimedia —papel y digital, aunque con una sola redacción—, los cambios de estructura y la concentración de funciones y jerarquías, la conversión del periódico en un “magacín diario”, el reforzamiento de la edición sabatina con nuevos suplementos y la actualización permanente —24 horas sobre 24 horas, los siete días de la semana— de las noticias en línea. Todo ello, sin olvidar, como escribía el fundador del periódico, Serge July, “que el periódico en papel es el corazón de la marca, porque él es el referente, el que da credibilidad al online”. El caso es hacer frente al futuro, y en el cortísimo plazo, a los 6,6 millones de deuda prevista para 2005. Los representantes sindicales hablan incluso de un “gratuito de alta gama”.

Northcliffe Newspapers
La mayor cadena británica de periódicos regionales, la Northcliffe Newspapers, está en venta. Precio: 1.500 millones de libras esterlinas (unos 2.219 millones de euros). La cadena, propiedad de Daily Mail and General Trust, cuenta con 112 cabeceras: 20 diarios, 77 semanarios —50 de ellos gratuitos— y 24 websites locales. La difusión conjunta de las publicaciones impresas está en torno a los 9 millones de ejemplares, y la rama digital contabiliza 1,5 millones de visitantes únicos al año.

La noticia se produce tras un plan de reducción del gasto anunciada este verano, con un plan de reducción de plantilla en marcha (en Bristol y Plymouth) y cuando las ganancias de la cadena, según algunas estimaciones, ascienden a 100 millones de libras (unos 148 millones de euros). Es decir, como apunta Philip M. Stone en Followthemedia.com, aprovechando la saludable situación empresarial.

Un informe hecho público el día 1 por Market Intelligence, Mintel, abunda en este pronóstico de bonanzas. Según este informe, “las perspectivas futuras del sector de la prensa regional británica, en términos de circulación y de número total de lectores siguen siendo buenas, lo mismo que las predicciones sobre ingresos por publicidad, tanto en la impresión como en línea”.

Chicago Tribune
El Chicago Tribune anuncia cambios dolorosos aunque necesarios, explicados a los empleados en un memorándum reproducido en Poynter Online. El más significativo de todos, el cierre del New City News Service, un servicio de noticias locales que Cyberjournalist.net no duda en calificar de legendario (fue creado en 1890), y que supone la supresión de 19 puestos en el periódico. Le sigue la reorganización de la Redacción —según se explica, “para alimentar nuevas formas de periodismo”— y una nueva fórmula multimedia en la que primará la información local. Para ello, el equipo online se verá reforzado con 13 redactores más.

Knight Ridder
El servicio de noticias Dow Jones ha facilitado los nombres de tres empresas —ajenas al negocio editorial— interesadas en la compra de Knight Ridder, la segunda cadena de periódicos estadounidense. La mayoría de los accionistas de la cadena, compuesta por sociedades inversoras sin vinculación con el periodismo, pretende vender los 32 diarios que la componen; según ha escrito Dan Gillmor, no porque no esté haciendo dinero sino porque consideran que no está haciendo el suficiente (ver mi anterior nota del 19 de noviembre). Sólo que, a tenor de la nota de Dow Jones, piden demasiado por ella: 4.000 millones de dólares (unos 3.418 millones de euros). En el interior, mientras tanto, se vive una situación asfixiante, descrita por José N. di Stefano, columnista de la casa, “como de una ciudad bajo sitio” (se ha congelado todo gasto que no sea imprescindible e incluso los cursos de entrenamiento del personal).

En la imagen, empleados de Libération durante una asamblea.

El lector manda

Julio Alonso | 30 de mayo de 2005 a las 2:31

Lo que parece claro es que han pasado los tiempos del periodismo para el pueblo pero sin el pueblo, del ‘se lo digo yo’ suficiente y autoritario. En pocos días, sin buscarlo —y en un caso por partida doble—, me he topado con estos dos ejemplos de participación de los lectores en decisiones sobre los contenidos de un periódico (a la postre, el que manda es el cliente):

  • Eric Herman, del Chicago Sun-Times, informando de la competencia: antes de imprimir, el Chicago Tribune muestra las fotografías y maquetas de algunas de sus secciones a un número escogido de lectores (la técnica de los focus group), a quienes les pide su opinión. Esto lo viene haciendo, vía internet, desde abril de 2004.
  • Jemima Kiss, en el website inglés Journalism.co, y Juan Varela, en Periodistas 21: Spokesman-Review, diario de Idaho (EEUU), se vale de blogs para decidir la cobertura informativa del día siguiente. Además, invita a un lector a participar en persona en sus reuniones de planificación.