Archivos para el tag ‘John Burke’

15 citas sobre la crisis del periodismo

Julio Alonso | 10 de agosto de 2008 a las 0:51

La migración de este blog, desde Typepad a esta otra plataforma, creada por Mecus, me ha obligado a revisar prácticamente todas sus entradas. Gracias a ello he podido releer algunos textos y subrayar ciertas citas, que reproduzco a continuación por parecerme que siguen de actualidad.

  • Esther Thorson, profesora de Publicidad y decana asociada de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Misuri.
    “Si reduces la cantidad de dinero invertida en la redacción, en muy poco tiempo el producto noticioso llega a ser tan malo que comienzas a perder dinero.”
  • Robert G. Picard, padre de los estudios económicos sobre los medios.
    “Los mayores desafíos a los que se enfrenta hoy la gente que trabaja en los medios tradicionales son el pesimismo y la falta de visión. […] Las cosas nunca volverán a ser como eran. Así que supéralo. Muévete. Descubre y abraza las nuevas formas y oportunidades de hacer periodismo.”
  • Gérard Ayache, profesor de la Universidad de París.
    “Hoy, el público ya no le pide al periodista que le reduzca las complejidades del mundo para poderlas comprender mejor; por dos razones: 1) ya no confía en él, 2) sabe que el mundo es demasiado complejo como para que baste con un solo ‘ángulo de ataque’, una sola interpretación o una opinión maniquea artificialmente tajante. Lo que le exige al periodista es exactamente lo contrario. Le pide que le ayude a ver el conjunto de los contenidos en su diversidad y en su contradicción, que le muestre el más amplio espectro de interpretaciones posibles. No espera de él que simplifique la complejidad, sino, por el contrario, que privilegie los puntos de vista complejos.”
  • Jeff Mignon, periodista, consultor y consejero delegado de 5W Mignon-Media.
    “Será demasiado tarde para despertarse el día en que Google (ya la mayor empresa de medios de comunicación del mundo en términos de capitalización) y Yahoo! ofrezcan la mejor información local tras tejer una gigantesca red nutrida por periodistas profesionales y periodistas ciudadanos. Esto es, tal como lo imagina ya el documental de ficción Epic .
  • John Burke, responsable del Editors Weblog de la WAN.
    “La industria periodística […], en vez de seguir preocupándose primero por las ganancias, lo que ha de hacer es preocuparse por el cambio a un mundo digital en el que los márgenes de beneficio sean aceptables.”
  • John Belknap, diseñador británico.
    “Si usted no rediseña el contenido cuando rediseña el periódico, todo lo que consigue es un cadáver pintado”.
  • Hollis Towns, director de The Cincinnati Enquirer.
    “En lo que primero pensamos es en el online. De la edición en papel no nos preocupamos hasta muy avanzado el día”.
  • Philip Stone, columnista de Follow the Media.
    “¿Ha notado cómo los periódicos de estos días llevan muchas más imágenes y más grandes, y lo poco originales que son en la presentación de las informaciones? ¿De qué otra manera van a llenar el espacio editorial cuando tienen menos periodistas?”.
  • Olivier Fleurot, ex director ejecutivo del Financial Times Group.
    “El internauta ha nacido con los videojuegos y rechaza permanecer inactivo ante la información. […] Cuando se busca una información, se hace a través de un motor de búsqueda, no desde el sitio de un diario. […] En el Financial Times no hablamos más de diarios o de sitio web, lo que queremos es ser la mejor fuente de información y de análisis”
  • Adrian Holovaty, periodista, programador de internet y fundador de EveryBlock.
    “Para innovar es importante saber lo que es posible, y para eso se necesita gente técnicamente preparada que conozca lo que es posible.”
  • Rosental Calmon Alves, periodista brasileño, profesor de Periodismo en la Universidad de Austin y directivo de Global Voices.
    “El futuro está en internet. No podemos tener miedo de canibalizar los periódicos. Se están hundiendo. Es lo que llamo el ‘mediacidio’; la muerte lenta de los medios tradicionales. No estoy preocupado por el fin de los periódico. Me preocupa el futuro del periodismo”.
  • Claude Perdriel, presidente del Consejo de Vigilancia de Le Nouvel Observateur.
    “Somos demasiado conservadores y los lectores evolucionan […], es necesario que los directores de periódicos —yo incluido— evolucionen más y más aprisa”.
  • Arthur Sulzberger Jr., editor de The New York Times.
    Realmente no sé si de aquí a cinco años imprimiremos el Times, ¿y sabe qué? Tampoco me interesa.”
  • John Battelle, cofundador de Wired.
    “El modelo de negocio que parece justificar el coste de hacer periodismo de calidad es el que no crece, y el que crece —internet— no genera suficientes ingresos como para producir un periodismo de la misma calidad”.
  • Rob Curley, ex presidente de Desarrollo de Productos en Washingtonpost Newswek Interactive.
    “Hay dos clases de editores de periódicos: los que piensan que la parte más importante de la palabra newspaper es news y aquellos otros que piensan que la parte más importante es paper. Si usted trabaja para una empresa cuyo editor piensa que paper es la parte más importante de esta palabra, le sugiero que vaya preparando un currículum”.

Aumenta el número de experimentos en la prensa

Julio Alonso | 1 de mayo de 2006 a las 21:34

No están los tiempos para despreciar lectores y hacen bien los periódicos en experimentar cualquier fórmula para acrecentar su audiencia. Prueba de ello es la variedad de iniciativas puestas en práctica en estos últimos días, entre las que destaco las siguientes:

The Manchester Evening News, uno de los más importantes periódicos regionales del Reino Unido, vespertino, con 138 años de existencia, comenzará mañana, lunes, a distribuir gratuitamente en el centro de la ciudad 50.000 ejemplares, lo que representa casi la mitad de la circulación media alcanzada el año pasado (128.400 ejemplares).

La empresa editora, Guardian Media Group, distribuye gratuitamente desde noviembre de 2004 una versión condensada del periódico, titulada MEN Lite, que ahora suspenderá, pero que parece haberle inclinado hacia el mundo del gratuito; de momento, al menos, del semigratuito. Fuentes: Hold the Front Page y The Guardian (previo registro gratuito).

The Independent, periódico innovador desde su nacimiento, hace 20 años, y primero de los quality británicos que optó por un fomato más reducido (en este caso el tabloide, también llamado compact para distinguirlo de los populares de igual tamaño), acaba de lanzar un suplemento de 24 páginas, denominado Extra, con el que pretende ofrecer a diario “lo mejor del periodismo y la fotografía”.

Este lanzamiento hace pensar a John Burke, del Editors Weblog, que The Independent esté tanteando también el mundo del gratuito.

The Christian Science Monitor, un reputado periódico que desde 1908 publica en Boston la Iglesia de la Ciencia Cristiana, acaba de rediseñar su web en lo que para muchos es un último intento de supervivencia. El periódico, uno de los primeros en poner sus textos en la web (1996), en lanzar una edición en PDF (2001) o en valerse de la tecnología RSS, está perdiendo lectores a pasos agigantados; según el Boston Herald, un 19% entre 2003 y 2005.

Desde hace un año se viene diciendo que en un futuro no muy lejano el periódico acabará por renunciar a la edición imprensa y fortalecerse en su versión digital, ahora remozada.

The Herald, periódico escocés, ofrece desde el 24 de abril una versión digital de su edición impresa, totalmente configurable e interactiva, que incluye alimentaciones RSS, herramientas de ampliación, índice desplazable, búsqueda de texto, enlaces a los anuncios, direcciones de internet y de correo electrónico, un archivo de 30 días y traducción a 11 idiomas; es interesante echarle un ojo. El servicio, que promete audio y vídeo para más adelante, es gratuito durante tres días y, según dice Journalism.co.uk, cuesta menos que la suscripción anual a la edición impresa.

Dos diarios financieros, el francés Les Echos y el belga De Tijd (ver también mi nota del 4 de febrero) están experimentado igualmente con soportes conocidos como papel electrónico desde hace unas semanas, según informa International Herald Tribune.

The New York Times ha llegado a un acuerdo para desarrollar un programa, denominado Times Reader, que permitirá a sus lectores descargarse una versión electrónica del periódico y visualizarla en un soporte portable. Al anunciar este acuerdo, el patrón del Times, Arthur Sulzberger jr., repitió su famosa frase: “Somos agnósticos respecto a la plataforma, hemos de seguir a los lectores hasta donde ellos quieran estar”.

El País, por último, ha lanzado lo que de un modo un tanto rimbombante llama “el primer periódico gratuito actualizado permanentemente”. Lo que no deja de ser un paquete cerrado de noticias, con sus variantes (Suscriptores, General, Internacional, España, Economía); actualizado en el momento de recogerlo y sin duda obsoleto a la hora de leerlo; en un formato más o menos amigable y manejable, sí; gratuito, también, pero a la larga costoso si se le añaden los gastos de la impresora, y desde luego sin las ventajas de interactividad o de participación que puedan ofrecer los experimentos en e-paper. De hecho, algunos comentarios que conozco no le son muy favorables: Arsenio Escolar, Raphaël Benoît, Jeff Mignon (estos dos últimos en francés) o Daniela Bertocchi (en portugués).

En tan amplia variedad de iniciativas, unas de ellas son circunstanciales, las que no buscan más que aumentar la tirada o una alternativa al papel, lo cual es muy legítimo; otras, de mayor recorrido, son las que, sin menosprecio de la edición impresa, se preparan para un nuevo tipo de lector, o si se quiere de lectura. La que va desde los tiempos de nuestros abuelos, cuando el periódico se leía en el casino, en un ejemplar entablillado por el lomo, de uso colectivo y por cierto gratuito, y cuya lectura alimentaba luego la conversación en las tertulias, a la generación de nuestros hijos, acostumbrados ya a una forma de adquirir conocimiento —esto es, de leer— en la que se dan a la par la lectura en sí, los frecuentes saltos a otras fuentes secundarias enlazadas a la principal, el envío a los más allegados de esa información recién asimilada, y en definitiva, la conversación: todo al mismo tiempo, pues ahí está la diferencia.

En la imagen, Tom Bodkin, subdirector y jefe de Diseño del New York Times, con la tableta gráfica en la que mostró un avance de Times Reader. (Foto Elaine Thompson, AP.)

Retos y exigencias del periodismo profesional

Julio Alonso | 29 de abril de 2006 a las 19:45

El debate sobre blogs, periodismo ciudadano y periodismo profesional sigue dando que hablar. Da lectura para todo este largo puente del Primero de Mayo.

The Editors Weblog
John Burke, del Editors Weblog, ha dedicado al temas dos entradas en un mismo día. En la primera de ellas recoge dos opiniones enfrentadas: la del gurú Dave Winer (entrevista en audio), quien considera más íntegro el periodismo amateur por lo que tiene de desinteresado y de ocupación circunstancial, y la de Amy Gahran, columnista de Poynter Online, la cual le recuerda que la integridad es precisamente una de las cualidades más apreciadas en el periodismo profesional, amén de estas otras, que raramente se dan entre aficionados salvo que medie cierto aprendizaje: objetividad, exactitud, corroboración, distanciamiento de las fuentes, transparencia y cuidado editorial.

La segunda nota de Burke parte de lo manifestado por periodistas de reconocido prestigio en internet a esta curiosa pregunta que les hizo la Online Journalism Review: ¿conviene que los profesionales del periodismo mantengan blogs aparte de su trabajo en un medio? La respuesta, con sus matices, es no. Porque les resta tiempo para investigar o, visto por pasiva, porque no tienen tiempo para atender en línea los comentarios y sugerencias de los lectores.

Ahora bien, las respuestas apuntan a una nueva figura en las redacciones, a un nuevo tipo de redactor de mesa: personas capaces de filtrar informaciones, de lograr que determinadas preguntas de los lectores sean respondidas personalmente, así como de contestar ellos mismos a las otras muchas que lleguen al periódico, y también de explorar en la blogosfera.

Las respuestas perfilan otro cambio: el formato ideal para la opinión es el blog, como está haciendo la prensa británica.

The Economist
Más de lo mismo. El último número de The Economist dedica al tema de los nuevos medios un especial survey, coordinado por su corresponsal tecnológico Andreas Kluth, con estos ocho artículos:

  • ‘Heard on the street’ (un modo de escuchar música, a gusto del consumidor, que está cambiando la forma de hacer radio).

Completan estos ocho artículos de The Economist (por el momento en abierto, aunque del tercero al octavo se anuncian como sólo para abonados) unas entrevistas sonoras con Andreas Kluth, el especialista en economía, finanzas y tecnología del semanario, residente en San Francisco; David Sifry, fundador y consejero delegado de Technorati; Chris Anderson, director de la revista Wired; Jerry Michalski, fundador y presidente de Sociate, y Paul Saffo, director del Institute for the Future.

Como contrapunto, estas páginas de The Economist han sido fuertemente criticadas por Luiz Weis en Observatório da Impressa (en portugués).

Las cabeceras de los periódicos perderán valor en la Web

Julio Alonso | 15 de abril de 2006 a las 23:25

Interesante tesis la de John Burke en The Editors Weblog, la página de la Asociación Mundial de Periódicos dirigida a jefes de Redacción: lo que tienen que hacer los periódicos para asegurarse el porvenir en la Web es contratar a periodistas influyentes y de prestigio, pues en un futuro no muy lejano será el nombre de éstos, y no la marca de cabecera, la que asegure el éxito del medio.

El argumento de Burke es que en los tiempos que se avecinan, en un mundo de agregadores, nichos informativos, noticias personalizadas y consumo a la carta, lo que atraerá a los lectores no será el emisor de la noticia, análisis o comentario, inapreciable para el lector dada la diversidad de entradas, sino quienes se las seleccionen, se las comenten o los encaminen a otras fuentes.

Por las mismas, dice, la financiación de los medios se basará en micropagos, en los ingresos que generen las suscripciones a un columnista particular o la compra de paquetes informativos muy concretos (el huracán Katrina, la guerra de Iraq y así por el estilo).

Los grandes diarios descuidan la información local

Julio Alonso | 29 de enero de 2006 a las 19:10

En sólo cuatro años The New York Times ha perdido un 20% de lectores neoyorquinos. Para John Burke y Bertrand Pecquerie, que analizan la noticia en The Editor Weblog, esto “demuestra una tendencia sutil en la industria periodística que refleja la brecha cada vez mayor entre las organizaciones noticiosas de cobertura local y las de cobertura nacional/internacional”.

Según ellos, se trata de una tendencia, norteamericana pero también europea, en virtud de la cual los grandes periódicos metropolitanos, alentados por la publicidad nacional, han mimado las informaciones nacionales e internacionales frente a las locales. Y citan el caso concreto de España, donde —dicen— “los periódicos gratuitos han penetrado en muchos mercados locales cuyas noticias no cubrían las ediciones regionales de los periódicos nacionales”.

Burke y Pecquerie apoyan su análisis en un interesante estudio de Bob Cauthorn, publicado en agosto pasado en Rebuilding Media.

En internet aún queda mucho por sembrar antes de recoger

Julio Alonso | 3 de noviembre de 2005 a las 19:26

John Burke publica en The Editors Weblog un interesante análisis sobre los pros y contras del tránsito de los periódicos hacia el mundo digital. Su conclusión es esta:

“La industria periodística tiene mucho trabajo por delante hasta crear una audiencia en línea tan arraigada como la audiencia en prensa. En vez de seguir preocupándose primero por las ganancias, lo que ha de hacer es preocuparse por el cambio a un mundo digital en el que los márgenes de beneficio sean aceptables. Aquellos que comienzan asumiendo sacrificios e invertiendo en sí mismos están asegurándose una buena posición en el futuro ecosistema de los medios.”

Etiquetas:

Amenazas para los medios impresos

Julio Alonso | 29 de septiembre de 2005 a las 22:48

Hay un interesante artículo resumen de John Burke en Editors Weblog sobre la transformación de los periódicos en el nuevo panorama de los medios. Destaco algunas de las ideas que recoge:

  • La fusión que ahora se está registrando en las salas de redacción (recordemos la anunciada por New York Times para dentro de dos años) se ha producido ya en las mentes de los lectores. Los periódicos están obligados a seguirla.
  • Yahoo! y Google van a ser los grandes beneficiarios del auge de la publicidad online que se anuncia para los dos próximos años, en gran parte a costa de la correspondiente pérdida de anuncios en los medios impresos, lo cual constituye un preocupante aprovisionamiento de combustible para futuras operaciones de aquéllos.
  • Con todo, la amenaza más grande para los medios tradicionales, aunque todavía tarde años en concretarse, es la que apunta Yahoo! cuando, de ser un mero buscador y agregador de contenidos ajenos, abre una vía para la creación de contenidos propios (la aparición del blog de Kevin Sites, comentada aquí hace unos días, o el fichaje de 30 conocidos columnistas económicos para su página financiera).
  • La supervivencia de la periódicos depende también de que entren en la dinámica del enlace con otros medios, en vez de obstinarse en la protección de la marca o en la oposición al sistema de lectura con links.

A todo lo cual, añado yo, hay que sumar la ofensiva de la prensa gratuita (en Europa alcanza ya los 14,5 millones de ejemplares) y los daños colaterales de la ‘venta directa al consumidor’ iniciada por las grandes agencias de noticias. Por ejemplo, el servicio de alertas mediante SMS de Reuters (en la imagen).

Malas y buenas noticias para la prensa escrita

Julio Alonso | 15 de marzo de 2005 a las 19:13

Siete periódicos franceses han reunido en Lille a 1.400 jóvenes como parte de una iniciativa destinada a convertir en lectores de prensa escrita a los jóvenes de entre 15 y 25 años. Según uno de los organizadores, Libération, el encuentro no ha servido sino para constatar el “desamor” de éstos hacia los periódicos, según se desprende de sus opiniones. Una encuesta realizada entre los asistentes refleja estos dos datos, aparentemente contradictorios: sólo un 4%, en el mejor de los casos, lee asiduamente periódicos, si bien el 47% de lo jóvenes considera que la prensa escrita es el mejor medio informativo. Libération concluye: “La estiman pero no la leen”.

El Cambridge-MIT Institute convocó el pasado día 4 a altos ejecutivos de medios de comunicación británicos y estadounidenses para hablar del futuro de la prensa en línea. El encuentro se celebró a puerta cerrada y bajo los límites del Chatham House Rule (algo así como ‘se dice el pecado pero no el pecador’), de manera que sólo han trascendido las conclusiones de lo tratado, que no son precisamente muy halagüeñas en lo que se refiere a la prensa escrita: “Los periódicos están muertos pero todavía llevará un rato el enfriamiento del cuerpo”.

Los asistentes han calificado como “rayana en lo patológico” la resistencia al cambio que ofrecen algunos diarios y aseguran que mientras los webs de los periódicos sigan encadenados a los modelos anticuados de la industria editorial no serán capaces de prosperar en línea. John Burke comenta y matiza estos análisis en Editors Weblog.

Más drásticas aún son las conclusiones de una especie de videoconferencia acogida el día 9 en el Media Center del American Press Institute, de la que se hace eco el Toronto Star. Entre los asistentes figuraba Philip Meyer, profesor de Periodismo en Carolina del Norte y autor de un libro que está dando mucho que hablar: The vanishing newspaper: saving journalism in the information age (citado aquí el 28 de enero). Meyer va más lejos que ninguno e incluso ha puesto fecha a la defunción de la prensa escrita: será en abril de 2040.

Hasta aquí, la noticias malas; la buena, el récord de ventas de The Economist (¡1.009.759 ejemplares!), lo cual parece confirmar que, pese a los malos tiempos que se auguran a la prensa escrita, todavía hay espacio para productos de calidad. Ángel Arrese, profesor de Marketing en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, examina en un artículo publicado por Mediaccionline los motivos de este éxito. A su vez, Raymond Snoddy, del londinense The Independent, ha mantenido una larga charla con el director del semanario británico, Bill Emmott (el noveno en 162 años), sobre el pasado, presente y futuro de The Economist.

En la foto, Philip Meyer.