Archivos para el tag ‘Poynter Institute’

Skype es útil para lo periodistas

Julio Alonso | 10 de diciembre de 2008 a las 12:24

Amy Gahran, del Poynter Institute, recomienda a los periodistas el uso de Skype, sobre todo a los que tiran mucho de teléfono. Skype es un software para realizar llamadas a través de Internet. Lo explica en esta entrada de la sección E-Media Tidbits.

Cinco consejos para dirigir una redacción

Julio Alonso | 27 de agosto de 2008 a las 14:43

Jill Geisler, del Poynter Institute, lleva 10 años enseñando liderazgo y gestión a periodistas de todo el mundo. Y lo celebra con una guía para “evitar algunos de los errores más comunes en la gestión de una redacción”, aquellos que pueden arruinar el trabajo de “jefes bien intencionados”. Son los que ella llama ‘Cinco mitos sobre los directivos’. Estos:

  • Ahora que tienes el cargo de ‘director’ la gente hará lo que tú quieres.
  • Los directivos deben mantener cierta distancia con sus empleados.
  • Lo jefes deben ser los primeros en llegar a la redacción y los últimos en abandonarla.
  • Los directivos deben contratar buenos profesionales y dejarles hacer.
  • El jefe debe ser la persona más inteligente del equipo.

El post de Jill Geisler ha sido traducido íntegramente al castellano por 233grados.com.

La lectura en Internet es más profunda que en la prensa escrita

Julio Alonso | 1 de abril de 2007 a las 23:36

Sorpresa en el último Eyetrack, el famoso estudio sobre hábitos de lectura que desde hace años realiza el Poynter Institute (Florida, EEUU): los usuarios de Internet parecen ser más perseverantes en la lectura que los de la prensa impresa.

Un avance de Eyetrack07 (las conclusiones finales no se conocerán hasta junio), ofrece estos datos:

  • En la Web se llega a leer el 77% del texto de los artículos cuya lectura se ha iniciado, frente al 62% en el caso de los periódicos sábana o el 57% de los tabloides.
  • En los periódicos impresos, sólo el 68% de los lectores sigue leyendo tras un pase de página. En los sábanas, las cifran son de un 56%.
  • En la prensa, el 75% de los lectores son metódicos en sus hábitos de lectura, mientras que el 25% ojea todos los elementos de la página antes de decidirse por uno.
  • Los lectores retienen más datos de una información cuando ésta se ofrece despiezada en gráficos, cronologías, recuadros, etc.
  • Las fotos de hechos noticiosos reciben mayor atención que las estáticas o las realizadas en estudio.

En la imagen, gafas electrónicas utilizadas por los investigadores del Poynter Institute para seguir el movimiento del globo ocular de los lectores y poder determinar así sus hábitos de lectura.

Consejos a las redacciones para 2007

Julio Alonso | 5 de enero de 2007 a las 21:24

Steve Outing, un veterano columnista de Editor & Publisher, aprovecha estas fechas para dar 10 consejos sobre cómo hacer frente a la pérdida de lectores y de anunciantes que sufre la prensa escrita. Los consejos están dirigidos a empresarios y responsables redaccionales de pequeños periódicos, pero creo que valen igualmente para el resto. Son los siguientes, que me limito simplemente a enunciar ya que están muy bien resumidos por Lluís Cucarella en Era Digital:

  1. Copia y construye a partir de lo que hagan los líderes de la industria.
  2. No contrates empleados con mentalidad del mundo del papel.
  3. Ficha, como sea, un programador de primer nivel.
  4. Encuentra ayuda (gratis o barata) y enloquece experimentando.
  5. Contrasta y experimenta tus ideas con el mundo académico.
  6. Aúna esfuerzos con otros periódicos pequeños.
  7. Desarrolla muchas comunidades online locales.
  8. Utiliza ese ejército de gente que siempre lleva una cámara encima.
  9. Mezcla el periodismo profesional y la participación ciudadana.
  10. Utiliza todo lo que puedas aprovechar de Internet.

En la misma línea, Butch Ward, del Poynter Institute, propone a los “editores motivados” estas cinco pautas de conducta para el año que comienza (vía Editors Weblog):

  1. Familiarízate con tu equipo. Es gente a la que se pide mucho, y de la que depende el éxito o el fracaso —dice—, así que conviene conocerla bien.
  2. Charla con tu audiencia. Para Ward es fundamental saber qué hace la gente, de qué habla con sus vecinos o qué ven los niños en la televisión.
  3. Desarrolla nuevas fuentes. No hay que confiar en los hábitos; la diversificación de fuentes mejora las coberturas informativas.
  4. Aprende algo. Se trata de adquirir o mejorar cualquier habilidad que contribuya al perfeccionamiento profesional. Por ejemplo, cómo bloguear.
  5. Fomenta las ‘tormentas de ideas’ (brainstorming). Descargar el peso de las decisiones o del trabajo es unos pocos no es bueno; hay que conseguir que todo el mundo participe por igual y aporte ideas.

Periodismo de servicios en la portada del ‘Seattle Times’

Julio Alonso | 21 de diciembre de 2006 a las 23:45

Una fuerte tormenta en el área de Seattle, en el Estado de Washington (noroeste de EEUU),
fronterizo con Canadá, dejó hace ya una semana sin suministro eléctrico a más de un millón de hogares y negocios. Todavía hoy permanecen a oscuras más de 160.000 edificios; probablemente, hasta Navidad. Lo peor, con todo, han sido las 6 personas muertas y las más de 100 hospitalizadas por envenenamiento tras inhalar el monóxido de carbono generado por estufas de carbón o de gas encendidas en habitaciones cerradas.

Así las cosas, The Seattle Times, el periódico local, tomó ayer, miércoles, una sabia decisión editorial: dedicar la mitad superior de su primera página no a la cobertura del suceso, sino a alertar sobre el peligro de nuevas intoxicaciones. Es decir, antepuso la prestación de un servicio público a la cobertura del suceso, que fue relegada a la mitad inferior de la portada.

Lo hizo, dado el elevado número de inmigrantes (cuatro de los muertos eran vietnamitas), con un breve anuncio en seis idiomas: inglés, vietnamita, chino, español, ruso y somalí. Este era el texto:

“Si usted no tiene electricidad: no queme carbón ni use generadores con gasolina dentro de la casa, esto incluye el garaje. Nunca use hornos a gas para calentar su casa. No use calentadores a gas o querosén en habitaciones cerradas. Estas cosas producen monóxido de carbono, el cual ha causado la muerte de varias personas desde la tormenta del pasado jueves. Para obtener mayor información, llame al 1-800-222-1222.”

La página puede estar entre las “más fea que hayamos publicado nunca, pero es una de las que me siento más orgulloso”, ha comentado David Boardman, director del Seattle Times.

Al Tompkins y Jeremy Gilbert, ambos del Poynter Institute, han contado con pelos y señales cómo se fraguó la idea, las dificultades que presentó —incluida la obtención de algunas fuentes tipográficas— y el éxito alcanzado. La noche anterior, ya en la cama, David Boardman no dejó de darle vueltas a la portada del día siguiente y, al final, optó por algo que, arrastrados por ciertos tics profesionales, los periodistas solemos olvidar con demasiada frecuencia: cómo ser útiles a los lectores.

Me quedo con el comentario de Tompkins: “Ésta es una idea que debes almacenar en tu cajón de ideas”.

Menos firmas y mejor información

Julio Alonso | 3 de agosto de 2006 a las 23:12

Bruce Barlett, columnista estadounidense, comenta en un foro del Poynter Institute que a finales del siglo XIX y principios del XX, según ha podido comprobar en una reciente investigación, era raro encontrar una información firmada. Esto le lleva a preguntarse si ese anonimato no hacía a los reporteros de entonces más libres e incisivos.

Barlett cree que, al firmar casi todo lo que escriben, muchos reporteros de hoy en día se sienten sobrecogidos por la audiencia y alteran, consciente o inconscientemente, sus informaciones. Y cuenta el caso de una periodista que él conocía, autora de enérgicos y brillantes editoriales en un importante periódico, pero “más callada, conservadora y circunspecta” cuando firmaba algún artículo, “lo cual hacía mucho menos interesante lo que escribía”.

El columnista cree que la viveza de los artículos del Economist (más de un millón de ejemplares de venta en tiempos de caída generalizada) se debe en gran medida a que son anónimos. Dice también que cualquier lector del semanario Time reconocerá que sus artículos eran muy superiores en la época en que no se firmaban.

Todo ello le lleva a proponer que algún periódico experimente suprimiendo las firmas. Razones no le faltan y la idea, con las matizaciones que sean menester, no es mala. Otra cuestión es su impopularidad en algunas Redacciones.

El periodismo es conversación y participación ciudadana

Julio Alonso | 10 de julio de 2006 a las 0:48

El futuro (si no el presente) del periodismo y de los periodistas ha suscitado en estos días interesantes aportaciones en internet, y casi todas coinciden en lo mismo. Destaco las siguientes:

  • Gérard Ayache, profesor de la Universidad de París 1: Le désir de méta-information (en francés)
    “Hoy, el público ya no le pide al periodista que le reduzca las complejidades del mundo para poderlas comprender mejor; por dos razones: 1) ya no confía en él, 2) sabe que el mundo es demasiado complejo como para que baste con un solo ‘ángulo de ataque’, una sola interpretación o una opinión maniquea artificialmente tajante. Lo que le exige al periodista es exactamente lo contrario. Le pide que le ayude a ver el conjunto de los contenidos en su diversidad y en su contradicción, que le muestre el más amplio espectro de interpretaciones posibles. No espera de él que simplifique la complejidad, sino, por el contrario, que privilegie los puntos de vista complejos.”
  • Steve Outing, columnista de Editor and Publisher: How to make your web site more conversational
    “Cuando el trabajo de un periodista aterriza en una página web, es a menudo —o por lo menos debe ser— el comienzo de una conversación en curso; entre el periodista y los lectores, y de los lectores entre sí. Internet permite la conversación, y los consumidores de noticias del siglo XXI están haciéndose a la idea de que ahora sus voces se pueden difundir tan lejos y con la misma amplitud que las voces de los periodistas profesionales.”
  • Jeff Jarvis, profesor en la Escuela de Periodismo de la Universidad de la Ciudad de Nueva York y reconocido bloguero: Networked journalism
    “La cuestión no está entre ciudadanos o aficionados contra profesionales. En esto estamos todos juntos. El periodismo es una empresa de colaboración. El periodismo es una red.”
  • Amy Gahran, consultora y columnista del Poynter Institute: Has news competition outlived its usefulness?
    “En mi opinión, la cultura fuertemente competitiva del negocio de las noticias es una adaptación que ayudó al periodismo a madurar y prosperar durante el siglo pasado. Pero los tiempos han cambiado. […] Nuestra cultura competitiva se está convirtiendo, quizá, en un albatros alrededor del cuello del periodismo.”

Especialmente —añado yo en relación al último punto—, cuando esa obsesión por lo que publica o deja de publicar la competencia, a veces hasta el extremo de rechazar noticias sólo por el hecho de haber aparecido antes en otro medio, se traduce en un claro desprecio del lector.

Frente a actitudes como ésta, basadas en rutinas del pasado, destaca la decisión del Guardian de publicar en internet antes que en la edición impresa cierto tipo de noticias, una iniciativa polémica que ha sido comentada por Jeff Jarvis en el propio periódico (requiere registro, aunque gratuito) y por Steffen Fjaervik.

Cómo conseguir de los ‘ciudadanos periodistas’ buenos artículos

Julio Alonso | 28 de octubre de 2005 a las 20:29

¿Pueden los ‘ciudadanos periodistas’ llegar a escribir contenidos realmente dignos? Steve Outing, del Poynter Institute for Media Studies, que ha estado siguiendo durante algún tiempo algunos webs norteamericanos que se valen de este tipo de colaboraciones, cree que sí. Lo explica, recurriendo a ejemplos concretos, en una de sus últimas columnas.

El periodismo ciudadano en 11 pasos

Julio Alonso | 6 de julio de 2005 a las 22:18

Steve Outing, acaba de publicar en E-Media Tidbits, el blog colectivo del Poynter Institute que él coordina, un extenso artículo con un doble objetivo: hacer entender a empresarios y directores de medios lo que es el periodismo ciudadano o participativo, así como su importancia presente, y ayudarles a implantarlo en las redacciones.

Concebido como una especie de guía en 11 pasos o niveles de evolución, cada uno de ellos con enlaces a ejemplos ilustrativos, arranca con la posibilidad de que el público añada comentarios a los artículos —esto es, una evolución de las tradicionales ‘cartas al director’— y concluye con la fase superior, cuando los lectores son sus propios editores —o sea, en Epic 2014—. Por si acaso, conviene leer el artículo. Para estar preparados.

La línea argumental de Steve Outing se puede seguir, de forma abreviada y en francés, en el comentario que Francis Pisani le dedica en Le Monde.

Los periodistas se quejan

Julio Alonso | 15 de marzo de 2005 a las 18:02

El 65,1% de los periodistas encuestados se queja de trabajar más de 40 horas a la semana; el 46,2%, de no haber disfrutado el pasado año de las vacaciones reglamentarias; el 67,2%, de haber vivido recortes de personal en los dos últimos años, y el 50,9%, de que las reducciones de plantilla han desequilibrado su relación entre vida y trabajo. Por último, el 47,2% confiesa que en algún momento ha pensado dejar la profesión. Se trata de los datos más preocupantes de una extensa e interesante encuesta realizada por el Poynter Institute (Florida, Estados Unidos) entre 750 periodistas.

Todo lo escrito hoy me invita terminar con dos frases de Abe Rosenthal, un antiguo director ejecutivo del New York Times, muy oportunas para la reflexión:

  • “Tal vez la cosa más importante para el éxito de un diario sea la firme decisión de un editor de consagrar su esfuerzo y su dinero en mejorar la calidad de su periódico. No sólo en promoción, no sólo en circulación, no sólo en publicidad, sino, sobre todo, en calidad redaccional.”
  • “En momentos de crisis a una sopa de tomate lo mismo cabe añadirle más agua que más tomates. La tradición en el NYT ha sido siempre mejorar la sopa añadiéndole más tomates.”

En la foto, Abe Rosenthal.