Archivos para el tag ‘The Spokesman-Review’

Informe sobre las redacciones del futuro

Julio Alonso | 7 de enero de 2007 a las 23:14

Carla Savalli, jefa de Local del The Spokesman-Review, a quien su periódico había encargado desarrollar un prototipo para la sala de redacción del siglo XXI, acaba de resumir su trabajo de tres meses en un informe de 47 páginas (PDF, 147 KB), interesante por sus conclusiones y por la información sobre innovaciones en otros medios recogida en todo este tiempo. Los párrafos que destaco a continuación pertenecen al resumen que ella misma ofrece en su blog.

  • ¿Sobrevivirán los periódicos? Sí, pero probablemente habrá muchos menos y serán muy diferentes a los que se hacen ahora. Puede que no se publiquen a diario y, sobre todo, contendrán contextualizaciones y análisis. Las noticias puras y duras estarán en internet.
  • Los elementos de consulta, como los listados en letra pequeña característicos de las fichas deportivas o de los movimientos bursátiles, se verán sobre todo en línea. Es posible, incluso, que las historietas sean animadas.
  • Algunos periódicos se pasarán directamente a la Web, eliminando papel y tinta, y un sistema costoso y anticuado de distribución. Otros tendrán websites tan profundos y ricos de contenido que el periódico real se convertirá en un suplemento especializado, y no al contrario.
  • Los multimedia estarán por todas partes: vídeos, galerías de fotos, podcasts, vodcasts. Llegará un momento en que el equipo que lleven no permita distinguir a un reportero de un medio impreso de otro de la televisión, pues en ambos casos utilizarán videocámaras.
  • Incluso puede sobrevenir una época en la que sea el propio ordenador el que detecte el aburrimiento del lector ante una historia y lo elimine de la pantalla antes de concluir su lectura.

En la imagen, la primera de hoy de The Spokesman-Review (circulación media, 118.877 ejemplares entre semana y 132.489 los domingos).

‘The Spokesman-Review’, un ejemplo de transparencia redaccional

Julio Alonso | 28 de septiembre de 2006 a las 21:29

Merece la pena echar un vistazo al experimento de ‘Redacción transparente’ que un periódico local estadounidense, The Spokesman-Review, viene desarrollando desde mayo de 2005. El Instituto para el Periodismo Interactivo de la Universidad de Maryland acaba de concederle un premio por ello.

The Spokesman-Review, con 113 años de historia, se edita en Spokane, en el estado de Washington, y tiene una circulación media de 118.877 ejemplares en días laborables (132.489 los domingos).

El experimento en cuestión, cuyo objetivo es ganarse a los lectores y comprometerlos con el periódico, se desglosa en las siguientes iniciativas, todas ellas interactivas:

  • ‘Daily Briefing’, blog desde el que se adelantan los contenidos del día siguiente y se trata de implicar a los lectores en el proceso de creación.
  • ‘Ask the editors’, otro blog en el que se responden a las preguntas de los lectores sobre operaciones y decisiones editoriales.
  • ‘Live webcasts’, espacio desde el que se puede seguir, en audio o vídeo, lo tratado en los consejillos de Redacción.
  • ‘Future de newsroom’, nuevamente un blog en el que la jefa de Local, Carla Savalli, encargada de desarrollar un prototipo para la sala de redacción del siglo XXI, conversa con los lectores “sobre el futuro de la prensa, sobre tecnología, sobre los valores tradicionales de periodismo cívico y sobre cómo dar a lectores más acceso, más opciones y mayor voz”.

Visto lo visto, no hay duda de que The Spokesman-Review se merece el premio recibido.

Vía: The Editors Weblog.

Actualización (29.9.2006) Carla Savalli resume en su blog una reciente intervención de Stacey Cowles, el editor de The Spokesman-Review, sobre la prensa en el siglo XXI.

Facilitar la navegación de los lectores por otros medios, la mejor manera de fidelizarlos

Julio Alonso | 6 de agosto de 2006 a las 23:16

Dos interesantes afirmaciones de Ken Sands, director de la versión digital de The Spokesman-Review, un diario local estadounidense, de las que se hace eco Raphaël Benoît (en francés):

  • A los usuarios de websites periodísticos no les interesan demasiado las informaciones que proceden de la versión en papel.
  • La clave del éxito, sobre todo cuando los medios son escasos (y en un medio local lo son casi por definición, añado yo), está en la habilidad que se tenga para agregar informaciones de otros medios o para encaminar hacia ellos a los propios lectores.

El caso es que enlazar con otros websites, al margen de ser un recurso cuando los medios son limitados, está en la naturaleza de internet, hasta ahora reprimida por hábitos profesionales heredados de la era Gutenberg y hoy carentes de sentido.

  • Asimismo, como también informa Benoît, otros dos grandes diarios estadounidenses, The New York Times y USA Today, están ensayando la personalización de sus páginas de tal manera que los usuarios puedan incluir en ella enlaces a otros medios. El de USA Today está ya en versión beta.

Ken Sands es rotundo: “La ironía es que hay que saber dejar irse al lector de su sitio para que vuelva más fácilmente”.

El director dialoga con sus lectores

Julio Alonso | 8 de septiembre de 2005 a las 21:49

Pilar López, nueva responsable de los webs del Grupo Joly, escribe:

“Arsenio Escolar ya tiene blog.

“¿Y de qué habla? De su trabajo como director de 20 Minutos entre otras cosas.

“¿Y para qué sirve? Pues para hacer marca y para vender su periódico (nuevo marketing)…, pero también para contar las interioridades de su trabajo…”

Otros directores que utilizan el formato blog con el mismo fin: Rob Irvine, de Liverpool Daily Post, en el Reino Unido; Ken Paulman, o algún miembro del staff de Spokesman-Review (Spokane, Washington), y John Robinson, de News & Record (Carolina del Norte), en Estados Unidos. En España, sólo Arsenio Escolar en la prensa escrita o, como recuerda Juan Varela, Lluís Foix, de LaVanguardia.es, y Vicent Partal, de Vilaweb, entre los digitales.

Añadido. El sábado, día 10, se unía a la lista el Editors’ blog, creado por The Guardian coincidiendo con su paso a formato berlinés.

El lector manda

Julio Alonso | 30 de mayo de 2005 a las 2:31

Lo que parece claro es que han pasado los tiempos del periodismo para el pueblo pero sin el pueblo, del ‘se lo digo yo’ suficiente y autoritario. En pocos días, sin buscarlo —y en un caso por partida doble—, me he topado con estos dos ejemplos de participación de los lectores en decisiones sobre los contenidos de un periódico (a la postre, el que manda es el cliente):

  • Eric Herman, del Chicago Sun-Times, informando de la competencia: antes de imprimir, el Chicago Tribune muestra las fotografías y maquetas de algunas de sus secciones a un número escogido de lectores (la técnica de los focus group), a quienes les pide su opinión. Esto lo viene haciendo, vía internet, desde abril de 2004.
  • Jemima Kiss, en el website inglés Journalism.co, y Juan Varela, en Periodistas 21: Spokesman-Review, diario de Idaho (EEUU), se vale de blogs para decidir la cobertura informativa del día siguiente. Además, invita a un lector a participar en persona en sus reuniones de planificación.

Pequeños diarios con ‘web’ de pago

Julio Alonso | 25 de enero de 2005 a las 23:12

La mayor parte de los 1.400 diarios de Estados Unidos siguen ofreciendo gratuitamente sus contenidos en internet. Y sólo 35 cobran por el acceso, según una lista que publica Cyberjournalist.net. Con todo, lo más significativo de esta relación es lo siguiente: aparte de The Wall Street Journal (con una venta diaria de 1,9 millones de ejemplares), y de otros cuatro periódicos que superan ligeramente los 100.000 ejemplares al día (The Journal, de Albuquerque, en Nuevo México; The Spokesman-Review, de Spokane, en el estado de Washington; The Telegram and Gazette, de Worcester, en Massachusetts; y Tulsa World, de Tulsa, en Oklahoma), los restantes son pequeños diarios locales con menos de 60.000 ejemplares de venta diaria. No es cosa de suscribirse a esos 30 periódicos, pero queda la duda de si tales restricciones de acceso se deben a un intento de asegurar la escasa tirada del periódico impreso o, si por el contrario, es una oferta exclusiva y de calidad la que justifica esas minoritarias webs de pago.