Archivos para el tag ‘The Wall Street Journal’

Información a la carta y financiada por los lectores

Julio Alonso | 29 de agosto de 2008 a las 23:53

David Cohn, periodista norteamericano de 26 años, recibirá de la Knight Foundation 340.000 dólares (en euros, unos 232.000) para desarrollar un website basado en la siguiente idea: hacer periodismo de investigación, pero sobre temas propuestos por los lectores y financiado por éstos. El sitio, circunscrito por ahora al área de la bahía de San Francisco, se denomina Spot.us:

Los pasos, según se describe en la portada de Spot.us, son estos cuatro:

  • Un lector o un periodista propone un artículo sobre un tema local aún no abordado.
  • Los miembros de la comunidad votan, mediante su aportación económica, cuáles son las historias que más les interesan.
  • Un periodista investiga el asunto aprobado y escribe un artículo, que es sometido a los filtros de edición habituales en una redacción convencional.
  • Spot.us publica el artículo y colabora con los medios de comunicación locales a fin de que tenga la mayor difusión posible.

La idea no es completamente nueva. Se trata de una modalidad de crowdsourcing (proponer temas y recompensar a quien o a quienes encuentren su solución); en este caso, para ser más precisos, de crowdfunding. Con un precedente claro: Propublica, el sitio lanzado este mismo año por una organización independiente, sin fines de lucro, bajo la batuta de Paul Steiger, antiguo director de The Wall Street Journal.

El hecho de que Jeff Mignon haya propuesto no hace aún dos semanas una idea muy similar en el blog Media Chroniques (en francés) abunda en lo mismo: los modos de hacer negocio en periodismo están agotados y hay que buscar nuevas fórmulas.

Fuente: The New York Times

Especulaciones sobre la posible compra del ‘New York Times’ por Google

Julio Alonso | 27 de enero de 2008 a las 23:57

The New York Times podría acabar en manos de Google. Si así fuera, las previsiones recogidas en el videoclip Epic 2015 (duración: 8m52s) sobrevendrían antes e irían más allá de lo previsto. Esta especie ha sido lanzada por el ciberespacio especializado Realclearmarkets.com, que lo argumenta así:

  • En los últimos cinco años, el valor del New York Times ha disminuido en un sorprendente 70%, y no hay indicios de que situación vaya a mejorar a corto plazo. Todo lo contrario.
  • Rupert Murdoch no ha comprado la Dow Jones Company pensando en ilimitadas oportunidades de crecimiento de la información financiera y comercial. Lo ha hecho para tener en sus manos The Wall Street Journal, y entablar desde él una guerra a muerte con el Times.
  • Ser propietario del New York Times le supondría a Google, de un solo golpe, un espaldarazo frente a sus competidores; especialmente ahora que anda embarcado en un ambicioso proyecto de plataforma móvil. Es, por otra parte, lo mejor que podría ocurrirle al periódico.
  • Los Sulzberger, la familia que gracias a unas acciones de oro controla el New York Times, sin poseer por ello la mayoría del capital, no quieren vender. Por encima de todo, se consideran guardianes de la integridad y la excelencia periodísticas, que ven representadas en el diario. Pero a la larga no les cabe otra opción. John Ellis, el articulista de Realclearmarkets.com, lo dice sin tapujos: el ‘joven Arthur’ (Arthur Ochs Sulzberger Jr., actual presidente de la compañía) no va a mejorar la situación; ha tenido para ello tiempo más que suficiente y no lo ha conseguido.
  • Ellis habla incluso de una importante firma estadounidense, Kleiner Perkins, que podría estar buscando ya una nueva administración para el Times. Google, explica, puede atraer personas de gran talento para un proyecto difícil y fascinante: la reinvención de un gran periódico a través de múltiples plataformas y dentro de una variedad de aplicaciones.

Algo parecido a lo que el director de Le Monde y nuevo presidente del Grupo, Eric Fottorino, ha anunciado para el vespertino parisién, otro gigante en apuros: el nombramiento de un gestor externo.

Estos dos ejemplos ponen de manifiesto ciertas dificultades de las grandes empresas periodísticas para adaptarse a las nuevas circunstancias. Y ello mientras despuntan otras formas de hacer periodismo, sin gran aparato y controladas por los propios periodistas. Por ejemplo, el consolidado The Huffington Post, de la norteamericana Arianna Huffington; Rue89.com, obra de cuatro ex redactores y blogueros del francés Libération; o MediaPart (al frente del cual está precisamente un ex director de Le Monde, Edwy Plenel), cuyo lanzamiento está previsto para el 16 de marzo.

En el gráfico de Big Charts, el valor de la New York Company de 2005 a 2008.

Actualización (1/2/2008) David Eun, uno de los vicepresidentes de Google, ha negado en una entrevista que publica I Want Media que su empresa pretenda comprar el New York Times. Según ha dicho, el modelo de negocio de Google no incluye la producción de contenidos.

El ex director del ‘Wall Street Journal’ rememora su 41 años de vida profesional

Julio Alonso | 31 de diciembre de 2007 a las 20:36

Creo que para ser el último día del año, tan propenso a balances y recuerdos, nada mejor que recomendar la lectura del artículo escrito por Paul E. Steiger, el hasta ahora director de The Wall Street Journal. Steiger hace en él un repaso a sus 41 años de vida profesional (26 de ellos en el Journal) y trata de explicar los cambios registrados en el periodismo y la industria periodística desde que en julio de 1966, con 23 años, comenzó su carrera en San Francisco.

Desde los tiempos de la composición en plomo, cuando los periódicos, dice, eran de propiedad familiar, ámbito local, tamaño medio, competitivos y rentables, hasta el punto de verse obligados a rechazar publicidad, a estos otros de pérdida de audiencia y de ingresos, de despidos y absorciones empresariales. El caso, añade, es que los periódicos tratan de repetir en el digital los esquemas propios de los medios impresos. Y, sobre todo, que de los nuevos productos, los más creativos proceden de empresas no periodísticas.

Steiger deja el Wall Street Journal, pero no el periodismo. A primeros de enero se incorpora, como presidente y director, a una nueva ONG, ProPublica, cuyo objetivo es preparar informes sobre casos de abusos de poder a todos los niveles: Gobierno, empresas, sindicatos, tribunales, sistemas de enseñanza, profesionales, etc.

Vía: Mark Hamilton y António Granado

A leer en ‘Cuadernos de Periodistas’

Julio Alonso | 15 de diciembre de 2007 a las 22:18

Cuadernos de Periodistas, la revista que publica la Asociación de la Prensa de Madrid, incluye en el número de diciembre tres artículos que, a mi modo de ver, aportan ideas muy a tener en cuenta sobre el presente y el futuro del periodismo. Sus títulos y entradillas son estos:

Los periódicos en 2020, por Jeff Jarvis. El periodismo es un servicio, un proceso, un principio organizado. Y gracias a la tecnología, que muchos creen una amenaza para los periódicos —es decir, internet—, este servicio ahora se puede expandir de muchas maneras y convertir a los periódicos en algo nuevo y con un coste más bajo. (PDF, 68 KB.)

Un modelo para la redacción del siglo XXI, por Paul Bradshaw. El presente artículo lo forman las tres primeras partes de un ensayo-propuesta formulado por el periodista británico Paul Bradshaw sobre el proceso informativo, la obtención de noticias, la interactividad y los modelos empresariales. Bradshaw está considerado por la Press Gazette como uno de los más influyentes blogueros del Reino Unido. (PDF, 244 KB.)

De cómo Murdoch le arrebató Dow Jones a los Bancroft por 5,6 millones de dólares, por Juan Antonio Giner. Los tiras y aflojas entre el magnate australiano Rupert Murdoch y los Bancroft, una familia propietaria que sólo se preocupó de la empresa a la hora de repartir dividendos, incluso aunque, como ha venido ocurriendo en los últimos años, éstos fueran inferiores a los beneficios. Y también, la historia empresarial de una cabecera, The Wall Street Journal, la perla de Dow Jones, que pasa por ser el número uno de la prensa económica mundial. (PDF, 140 KB.)

Sólo me resta añadir, como nota aclaratoria, que soy el director adjunto de Cuadernos de Periodistas.

Actualización (15/12/07). Hay un error en la entradilla del tercer artículo: los dividendos repartidos en los últimos años han sido superiores a los beneficios obtenidos. Así figura en el texto.

El número de visitantes únicos de ‘Newyorktimes.com’ sube un 64%

Julio Alonso | 12 de diciembre de 2007 a las 13:27

En sólo tres meses, el número de visitantes únicos del website de The New York Times ha aumentado un 64%; exactamente, desde que hizo públicos todos sus contenidos, archivos incluidos. Ha pasado de 11,8 millones de visitantes únicos en agosto a 19,4 millones en octubre. El número de páginas vistas, a su vez, ha subido un 52%. Ahora está en los 181 millones. Son datos de Tech Crunch.

El website de The Wall Street Journal, todavía de pago (Rupert Murdoch, su nuevo propietario, se propone abrirlo al público), está en los 3,4 millones de visitantes únicos.

Jeff Mignon, al hacerse eco de la noticia, comenta en su blog (en francés) que la puesta en línea de los archivos ha de ser una “de las primeras decisiones estratégicas de los periódicos”. Según el especialista en temas de posicionamiento en la Web Eric Baillargeon, a quien entrevista Mignon, de aquí a marzo de 2008 el número de visitantes únicos de Newyorktimes.com puede rondar los 40 millones.

En 2006 la publicidad digital creció en España un 91,38%

Julio Alonso | 30 de marzo de 2007 a las 23:56

El pasado año la inversión publicitaria española en medios interactivos ascendió a 310,5 millones de euros. Según un informe de PricewaterhouseCoopers (PwC) e Interactive Advertising Bureau Spain (IAB Spain), citado por La Vanguardia, ha crecido un 91,38% respecto a 2005. De todas formas, por el momento sólo representa el 4,25% de la inversión sobre el total de medios convencionales.

El estudio de PwC e IAB Spain atribuye este fuerte incremento a tres causas principales:

  • La cada vez mayor apuesta por el medio de los diferentes sectores de anunciantes.
  • El modelo de buscadores y enlaces patrocinados que representan el 46,58% de la inversión, con un crecimiento interanual de un 132,41%.
  • El aumento notable de los formatos gráficos, que alcanzan los 165,83 millones de inversión sobre el total y un crecimiento interanual del 65,61%.

En el mismo período, la publicidad online registró en Estados Unidos un crecimiento que Followthemedia.com califica de “fantástico”: un 31,5% (637.000 dólares), frente al 1,7% perdido por los periódicos (800.000 dólares).

En enero de este año las pérdidas publicitarias de algunas cabeceras norteamericanas eran preocupantes, según lo publicado por The New York Times: USA Today; el 14%; The Wall Street Journal, el 10%; The New York Times, el 7,5%.

En el Reino Unido, según The Guardian, el crecimiento de la publicidad online fue del 41%, lo que representa el 11,4 de la tarta publicitaria. Los medios tradicionales registraron un modesto 1,1%.

El ‘website’ ideal para los lectores del ‘Wall Street Journal’

Julio Alonso | 22 de mayo de 2006 a las 2:35

The Wall Street Journal ha aprovechado su décimo aniversario en Internet para pedirle a sus lectores que describan cómo se imaginan la Red de aquí a otros 10 años. Y lo que desean fundamentalmente es esto: mayor contextualización y profundización en las noticias, nuevas maneras de recibirlas (preferentemente en dispositivos portátiles) y menos anuncios (sobre todo los animados o los que se abren en otra ventana).

Las conclusiones, resumidas en castellano, las ofrece Ramón Salaverría en su blog.

Dow Jones se reorganiza pensando en el lector

Julio Alonso | 25 de febrero de 2006 a las 18:05

Dow Jones, la empresa editora de The Wall Street Journal, anunció este miércoles importantes cambios de estructuras (ver The New York Times, así como el comunicado de la propia compañía). En lugar de organizarse según el soporte o el canal de distribución (edición impresa, edición digital), como venía haciéndolo hasta aquí, a partir de ahora lo hará en función de las audiencias (particulares, empresas y periódicos locales); es decir, no por razones o conveniencias internas, léase industriales o de fabricación, sino externas: el mercado, el cliente.

  • La primera unidad de negocio, la de los consumidores, engloba al buque insignia de la compañía, The Wall Street Journal, sin duda el mejor periódico económico del mundo; su versión digital, WSJ.com, uno de los pocos websites que siendo de pago gana dinero (más de 500 millones de dólares de beneficios); la revista Barron’s, el principal semanario financiero de EEUU, con una circulación superior a los 300.000 ejemplares; el portal Market Watch, así como otros negocios menores. En cualquiera de estos casos, sin importar el soporte; esto es, asumiendo también las extensiones digitales, radiofónicas o televisivas de cada uno de ellos, así como los capítulos de conferencias y newsletters. Al frente de esta división figurará Gordon Crovitz, hasta la fecha vicepresidente de Edición Electrónica (Crovitz entró en la empresa en 1981, como editorialista).
  • La segunda unidad de negocio la componen las empresas Dow Jones de índices bursátiles, servicios de noticias, bases de datos y venta de derechos de reproducción.
  • La tercera, los 34 periódicos locales —19 de ellos semanales—, más sus extensiones electrónicas, agrupados en la compañía subsidiaria Ottaway Newspapers, “una parte a menudo pasada por alto pero coherentemente provechosa de la empresa”, según comenta Seth Sutel, de Associated Press.

Recomiendo la lectura del memorándum en el que Gordon Crovitz explica a sus empleados el alcance y profundidad de la reorganización. Lo ha recogido Jim Romenesko en sus páginas de Poynter Online. A él pertenece el siguiente párrafo:

“Somos los primeros en la industria de los medios en darse cuenta del impacto que los cambios en la forma en que la gente consume noticias ha de tener en nuestra concepción del periódico diario impreso. Para servir mejor a nuestros lectores y usuarios el diario debe dar aún más valor a sus lectores con un formato más cómodo, un enfoque más de ‘faro’ y menos de ‘farola’, y una verdadera optimización de los puntos fuertes diferenciales de los medios impresos y online. Como ‘faro’ el diario impreso se enfocará en lo que siempre ha hecho mejor: exclusivas, ideas, tendencias, interpretación y análisis. Como ‘farola’ cubrirá también las noticias que una buena parte de los lectores ya conoce previamente, pero, para ayudarles a superar la sobrecarga informativa, lo hará optimizando las ediciones impresa y online, a las que especializará en lo que cada una de ellas hace mejor para los lectores”.

Respecto al formato “más cómodo” que Crovitz anuncia para The Wall Street Journal, The Editors Weblog cree que se tratará de una reducción de tamaño (de 38 a 30 centímetros de anchura) más que de un pase al formato tabloide, como sin embargo ha ocurrido con las ediciones internacionales del periódico.

En la imagen, la primera página del número 1 del Journal, fechado el 8 de julio de 1889.

Nuevos modelos de negocio para la prensa

Julio Alonso | 29 de octubre de 2005 a las 22:19

El periodismo no está en crisis, sino el modelo de negocio con el que hasta ahora se ha hecho periodismo. Es la tesis de Rich Gordon, profesor asociado y director del Programa de Nuevos Medios en la Medill School of Journalism de la Northwestern University (Chicago), en un artículo que publica la Online Journalism Review.

En la segunda mitad del pasado siglo, argumenta Gordon, el panorama informativo de una tipica ciudad norteamericana lo dominaban un periódico, el cual disfrutaba de una situación de monopolio o de oligopolio, y no más de tres emisoras locales de televisión. De ahí que sus márgenes de beneficio, según explica, estuviesen entre un 15% y un 25%, en el caso de los periódicos, y entre un 25% y un 40%, tratándose de las televisiones.

Eran los tiempos en que las predicciones sobre 500 canales de televisión producían hilaridad. El caso es que “contando redes del cable, los blogs, los podcasts, los boletines de noticias por email, etc., la cifra es hoy muy superior; como 500 ‘millones’ de canales”, dice Rich Gordon.

Eso explica las reducciones de plantilla y los recortes presupuestarios. Pero también el que algunas empresas periodísticas, superando el esquema de mera reventa o reutilización de contenidos, que es en lo que vienen a quedar la mayoría de las versiones digitales de los periódicos, exploren nuevos modelos de negocio. En este sentido, el articulista pone estos tres ejemplos: la compra de About.com por la New York Times Company, de Marketwatch.com por la Dow Jones, empresa editora de The Wall Street Journal, o de Myspace.com por News Corporation, de Rupert Murdoch.

(El artículo de Gordon fue escrito antes de que Arthur Sulzberger Jr., editor de The New York Times, anunciara el viernes pasado en la conferencia de la Online News Association, en Nueva York, que su empresa hará periodismo de alto nivel en un un sitio web con 1.200 periodistas y un presupuesto anual de 200 millones de dólares.)

Al hablar de nuevos modelos de negocio, y de nuevas oportunidades para los periodistas, Rich Gordon pone otros ejemplos, al margen de las tradicionales empresas periodísticas.

  • Otros se deben a empresas no periodísticas, como el blog de Kevin Site, iniciativa de Yahoo!, o el reforzamiento de las páginas financieras de éste con firmas de altura (ver los 10 primeros currículos). De uno y otro proyecto también se ha hablado aquí.

El último ejemplo quizá sea el de Pajamas Media, que anuncia para el 16 de noviembre la fusión de más de 70 conocidos blogs políticos estadounidenses en uno cuyo nombre, así como el de algunos de sus componentes, se reserva para la campaña de lanzamiento. Un blog con los gastos mínimos que pueda acarrear la coordinación de equis firmantes, cada cual trabajando desde su casa, pero que acumule toda la publicidad que éstos pueden atraer, no parece de entrada mal negocio.

Dos notas al margen. Una, el blog, a juzgar por el nombre de algunos de sus contribuyentes, nace políticamente escorado a la derecha. Dos, en el Comité Editorial figura el barcelonés José Guardia, mantenedor del blog Barcerpundit con el seudónimo de Franco Alemán.

Más información en Wired News y CNet News.com.

En la imagen, gráfico sobre el estado de la prensa norteamericana tomado del Star Tribune.

‘The Daily Telegraph’ sigue siendo sábana

Julio Alonso | 10 de octubre de 2005 a las 23:40

Hoy se ha puesto a la venta en el Reino Unido un nuevo Daily Telegraph, con las siguientes novedades: dos nuevos cuadernillos y el hecho de ser el único diario británico —periódicos económicos y semanarios aparte— que permanece fiel al formato sábana. Y lo ha hecho, desafiante, bajo el siguiente eslogan publicitario: “Orgulloso de ser grande, lo grande es bello”. La frase suena bien, pero es falsa: no todo lo grande es bello y, por lo demás, los cambios de formato no se producen por razones estéticas, sino funcionales.

La nueva fórmula de The Daily Telegraph apuesta por la información general, que pasa de 12 a 18 páginas; la económica, que se refuerza con un cuadernillo diario de 12 páginas, y la deportiva, a la que se dedican 32 páginas (¡en formato tabloide!).

Por lo demás, el periódico —de centro derecha— goza de buena salud: 900.000 ejemplares de venta media diaria, con la seguridad que da que un tercio de éstos lo sean por suscripción.

Más información en The Independent.

Que yo sepa, hay tres rediseños en ciernes: el día 12 lo hará el Star Tribune de Minneapolis (Minnesota, EEUU); el domingo, día 16, el británico The Independent on Sunday, que se pasa a tabloide (de 32 páginas sábana a 104 en tamaño compacto), y el 17, las ediciones europeas y asiáticas del Wall Street Journal, de las que ya hemos hablado aquí.