Archivos para el tag ‘The Washington Post’

Intercambio de contenidos entre periódicos

Julio Alonso | 9 de enero de 2009 a las 21:06

Compartir con otro periódico parte de la producción propia, aquella precisamente en la que cada uno es más fuerte, puede ser una buena manera de ahorrar costos sin merma de calidad. La fórmula han comenzado a experimentarla The Washington Post (que contribuye con noticias del Gobierno federal) y el Baltimore Sun (que corresponde con otras de carácter local).

No son los únicos. Así vienen haciéndolo ya periódicos de New Hampshire, Florida y Tejas, u organizaciones como la BBC, Politico y Reuters.

Fuente: Editors Weblog.

La revisión de originales no se debe confiar a las máquinas

Julio Alonso | 13 de abril de 2008 a las 20:33

Los Angeles Daily Journal ha suprimido de un plumazo su sección de edición, encargada —de acuerdo con el sistema norteamericano— de revisar los textos y redactar los titulares. Según ha explicado el director del periódico, Martin Berg, por razones económicas.

En enero, el Morning Call, diario de Allentown (Pensilvania), anunciaba que iba a instalar un sofisticado sistema que permitirá verificar la ortografía, el estilo y el uso de las palabras, la partición silábica y hasta algunos aspectos gramaticales. Y, consecuentemente, que reducirá su plantilla de editores.

Cito sólo estos dos ejemplos, aunque hay más, para mencionar una tendencia, peligrosísima, que amenaza al periodismo: creer que la elaboración de los diarios responde a los esquemas de una cadena de producción industrial. Es peligrosa, a mi modo de ver, porque las más de las veces se trata de recortes presupuestarios puros y duros presentados como mejoras de procesos de producción, de optimización de recursos, algo que en la actual coyuntura económica suena muy bien al oído de cualquier empresario.

Que se recurra a la tecnología para acelerar los procesos de revisión no me parece mal, todo lo contrario. Pero sí que se suprima toda intervención humana o que ésta se reduzca a niveles de ineficacia. Como ha escrito en su blog Lucas Grindley, “el ordenador no puede sustituir a todos los editores, ya que no puede comprender la historia ni cuestionarse los hechos”.

Es más, como plantea Peter Wilby, del Guardian, en su artículo ‘Errors in omissions’, no todo el mundo sirve para lo mismo, cada trabajo requiere sus habilidades, de manera que un brillante reportero no equivale a un brillante editor. Y añade: “La división del trabajo se ha considerado como dinamizadora del progreso económico en la medida que permite que cada uno de nosotros perfeccione un conjunto de talentos y habilidades”.

Para profundizar en el tema recomiendo la lectura del memorándum que a mediados de marzo dirigían a la redacción de The Washington Post el director ejecutivo del diario, Leonard Downie Jr., y el subdirector, Philip Bennett. Anunciaban cambios en la organización y presentación del primer cuadernillo; entre ellos, en edición, en donde se había detectado la intervención de 12 personas en un mismo original.

La calidad tiene su coste.

Véase también mi anterior nota ‘La figura del editor está amenazada’.

En la imagen, el copy desk de The News & Record, periódico de Greensboro (Carolina del Norte), a finales de los años 30 del pasado siglo.

Sitio web dedicado a los cinco años de la invasión de Iraq

Julio Alonso | 19 de marzo de 2008 a las 0:31

Mañana se cumplen cinco años de la invasión de Iraq. Con este motivo, la agencia Reuters y MediaStorm (un sitio patrocinado por The Washington Post) han creado un magnífico espacio, titulado Bearing witness: five years of the Iraq war, en el que se repasa el lustro transcurrido.

El espacio se ha montado a partir de más de 20 horas de grabaciones en vídeo y con imágenes seleccionadas entre 3.600 de las mejores fotografías de Reuters, algunas de ellas inéditas hasta ahora. Está dividido en cinco capítulos e incluye el testimonio de tres veteranos de Reuter en Iraq, una cronología compuesta por 223 fotos y 15 vídeos, 5 mapas y enlaces a decenas de fuentes.

Lleva su tiempo, pero merece la pena.

Recortes de plantilla y cambios de modelo de negocio en EEUU

Julio Alonso | 18 de febrero de 2008 a las 1:35

Noticias que nos deben dar que pensar, tanto a empresarios como a periodistas, todas ellas procedentes de América del Norte:

  • Bill Keller, director de The New York Times, ha comunicado en una reunión de directivos del periódico que en este año se eliminarán unos 100 puestos de trabajo en la Redacción, sobre una plantilla de 1.332 periodistas. Es la más grande de Estados Unidos, pues el diario que más redactores tiene apenas llega a los 900. (El texto integro de la intervención de Keller lo ha publicado The New York Observer. Al hilo, hay también un interesante comentario de Jeff Jarvis.)
  • El Star-Tribune, diario de Minneapolis y St. Paul, en Minnesota, ha anunciado el despido de 58 empleados (el 3% de su fuerza laboral), la mayoría de ellos del departamento de circulación, y una congelación salarial indefinida. ¿Razones? La continua disminución de los ingresos, la eficiencia de las nuevas tecnologías y la externalización.
  • Tribune Co. va a reducir su plantilla en unas 400 a 500 personas (un 2% del total); de ellas, unas 100 ó 150 en la que quizá sea su cabecera más emblemática: Los Angeles Times. También en este caso, a causa de la constante disminución de ingresos.
  • El vespertino The Capital Times, de Madison, la capital de Wisconsin, cambiará de formato (de sábana a tabloide) y sólo se publicará dos días a la semana (miércoles y jueves). Con estas medidas pretende más que cuadruplicar su distribución (de 17.000 ejemplares a 80.000) y, fundamentalmente, concentrar todos sus esfuerzos en la Web. Todo ello, según escribe Philip M. Stone en The Follow the Media, con el 25% menos de personal de redacción; de 60 periodistas, a 40 ó 45.
  • Otro modelo de negocio, escribe Stone en el mismo artículo, es el del Palm Beach Post, de Florida (circulación, 175.000 ejemplares), el cual proyecta reorganizar su Redacción local (flujo de trabajo, horarios, etc.), de manera que la versión digital prime claramente sobre la de papel.
  • El St. Petersburg Times se convirtió va para tres semanas en el último gran periódico de la Florida que ha dejado de distribuirse en Tallahassee, la capital del estado.
  • El caso de cambio de negocio más brusco se ha dado en Canadá: cierre por sorpresa del Halifax Daily News (20.000 ejemplares de circulación), despido de toda la plantilla (algo más de 90 personas) y anuncio de que el próximo día 21 reaparecerá como periódico gratuito. El nuevo diario, el Halifax Metro, contará con un equipo de 20 personas, se publicará 5 días a la semana, en lugar de 7, y reducirá el número de páginas de 56-60 a 20-24. Una de las explicaciones ofrecidas es que en una ciudad dominada por la competencia (The Chronicle Herald, con una circulación de 114.000 ejemplares) no había espacio para el Halifax Daily News.
  • The New York Times apuesta por el digital, pero sigue considerando a quienes trabajan en él como empleados de segunda clase. Henry Blodget cuenta en Silicon Alley Insider que la empresa se niega a igualar los salarios y prestaciones de éstos con las que rigen para el papel. Blodget apunta como una de las razones la falta de flexibilidad negociadora de los sindicatos.
  • La Newspaper Association of America ha lanzado las campanas al vuelo en un reciente comunicado: en el pasado año los índices de audiencia única de los websites periodísticos alcanzaron los 3,6 millones, lo que supone un aumento de más del 6% respecto a las cifras de 2006. El jarrón de agua fría lo echa The Washington Post: es cierto, pero el número total de visitantes de la Red creció en los últimos años un 51%, frente al 24% registrado por los ciberperiódicos, de modo que éstos están perdiendo cuota.
  • La alianza de cuatro grandes grupos mediáticos estadounidenses para crear una red de publicidad en internet que compita con Yahoo! quizá sea una de las maneras de abordar el problema. Componen la alianza Gannett, Hearst, New York Times Co. y Tribune Co., que suman 120 publicaciones con más de 50 millones de visitas mensuales. (Amy Gahran ha recogido en E-media Tidbits algunos comentarios surgidos al respecto.)

Todo esto sucede por ahora al otro lado de Atlántico, pero sin duda la tormenta llegará a esta otra orilla, no nos llamemos a engaño.

70 ejemplos de buen periodismo digital

Julio Alonso | 26 de diciembre de 2007 a las 19:36

Una ocasión para el aprendizaje y la inspiración. La ofrece el listado con las 70 páginas finalistas a los premios Digital Edge que publica, enlaces incluidos, el blog del mismo nombre. Están ordenadas por categorías (narrativa, interactividad, participación, guías locales, publicidad, clasificados, diseño y cobertura) y luego según la circulación de sus respectivas ediciones impresas.

Entre los periódicos con menos de 75.000 ejemplares de venta media, el que suma más páginas finalistas (4) es The Lawrence Journal-World, un diario de Kansas citado en este blog como modelo de periódico del futuro. Y entre los de más de 250.000 ejemplares, The Washington Post (3).

Los premios Digital Edge los concede la Newspaper Association of America, la cual tiene abierta una interesante Galería de Ideas.

Vía: Ponto Media

Participación y vídeo, las claves de internet

Julio Alonso | 30 de julio de 2007 a las 1:07

En los últimos días abundaron las noticias que confirman la idea de que el futuro del periodismo está en la participación y la primacía de lo visual. Yo he retenido estas:

  • Según Fortune, la estrategia del Washington Post para hacer frente al desafío digital es la siguiente: buenos periodistas que aprovechen las herramientas de internet y mucho vídeo. Leonard Downie, director del periódico, ha resumido la situación en estos términos esperanzadores: “Más que vernos como periódico que encoge, nos vemos como una redacción multimedia que se amplía”. En poco menos de 15 años, las ventas del Post bajaron el 20% pese a que la población aumentó otro tanto.
  • Planeta Media, consultora de medios online, cree que si Elpais.com superó en junio la audiencia de Elmundo.com (Nielsen/NetRatings dixit) fue por estas razones: mantener el equipo directivo, invertir en capital humano, apostar por la participación y la creación de comunidad, una buena política de posicionamiento en buscadores, más buen diseño y contenidos de calidad.
  • Un reciente informe de la WAN, la Asociación Mundial de Periódicos, sostiene que Eldorado (literal) de los periódicos puede estar en la telefonía móvil y el vídeo. Se prevé que en menos de tres años el número de suscriptores a través del móvil sea de 3.000 millones en todo el mundo.
  • Un sondeo de Comscore, recogido por CNN Money, en mayo pasado el 75% de los norteamericanos usuarios de internet accedió a páginas de vídeo en la Red. El consumo total alcanzó los 8.300 millones de videoclips vistos, con una media de permanencia por persona de 158 minutos.

Por si los tiros fueran por ahí, como presumo, me permito sugerir la siguiente lectura para vacaciones:

  • Los consejos de David Dunkley Gyimah, uno de los periodistas británicos pioneros en el videoperiodismo, sobre cómo implementarlo en las redacciones clásicas y las ventajas que éstas tienen de antemano respecto a sus iguales en televisión.
  • La lista —elaborada por Shane Richmond, del Daily Telegraph— con los 10 artículos más importantes sobre periodismo online publicados en la blogosfera.
  • Y por último, un manual de 132 páginas, titulado ‘Journalism 2.0, how to survive and thrive’, escrito por Mark Briggs a instancias del Institute for Interactive Journalism, de la Universidad de Maryland. Lo recomienda Mindy MacAdams. Está en PDF (2 MB) y se puede descargar gratuitamente en esta dirección. Yo ya me lo he bajado.

Felices vacaciones.

Sale ‘Loudounextra’, proyecto hiperlocal de un periódico nacional

Julio Alonso | 17 de julio de 2007 a las 0:54

The Washington Post ha puesto en marcha su primer website hiperlocal, Loudounextra.com. Se ocupa de uno de los condados próximos a la capital federal más florecientes: Loudoun. Para ser exactos, es el más rico de todo el país, con una renta media anual de 98.000 dólares (en euros, poco más de 71.000).

Rob Curley explica hoy en su blog los objetivos de este sorprendente proyecto hiperlocal de un periódico nacional. De él destaco las siguientes ideas:

  • El sitio debe ser un proyecto auténticamente local incluso sin el concurso de los lectores. La contribución de éstos ha de servir para darle el sabor personalizado que ellos quieran.
  • La mayoría de las noticias, incluso algunas locales, procederán de la Redacción central del Post. Curley sostiene que, con independencia del ámbito del medio, sea hiperlocal o no, siempre hay que hacer periodismo de calidad.
  • El equipo redaccional ha montado bases de datos propias que permiten consultar ciertos expedientes públicos (permisos de edificación o ventas inmobiliarios, entre otros). Asimismo, ofrecen información procedente de más de 300 restaurantes, 150 iglesias y alrededor de 90 centros escolares. “La guía escolar del sitio”, explica Curley, “puede decirte qué colegios tienen enfermeras a tiempo completo, si enseñan idiomas extranjeros o cuántos profesores de educación especial figuran en plantilla”. Por último, anuncia grandes sorpresas en la cobertura de la liga de fútbol americano disputada por los centros de enseñanza secundaria, que está a punto de comenzar.
  • Pese a ello, concluye Curley, las claves del éxito no están en las bases de datos especializadas, en los despliegues multimedia o en que las noticias puedan leerse desde un Ipod. Lo más importante de todo es una buena cobertura informativa. Que no se escape ninguna noticia.

Nuevo alarde multimedia de ‘The Washington Post’

Julio Alonso | 6 de junio de 2007 a las 0:24

A
Nunca, ni soñando, imaginé que para un reportaje de un solo día, sobre un asunto de cierta relevancia pero no trascendental, un periódico llegara a desplegar hasta 39 periodistas. Lo ha hecho The Washington Post, a propósito de las compras de los adolescentes, un negocio cuyas ventas alcanzaron el pasado año los 179.000 millones de dólares (en euros, 132.328 millones).

El resultado, como no podía ser menos, es magnífico. Todo un ejemplo de periodismo multimedia que ha dado para cinco páginas en la edición impresa, un par de ellas en Express, el diario gratuito de la casa (unas y otras se pueden ver aquí), y todo un microsite en Internet, al que no le falta de nada: historias, perfiles, fotogalerías, chats, infográficos, audios, videoclips, etc.

El reportaje se realizó en un día, pero ha llevado muchos otros de trabajo. Lo primero, seleccionar a las 61 quinceañeras cuya tarde de compras siguieron los 39 periodistas del Post; de ellos, 4 fotógrafos y 5 videocámaras. Rob Curley, que cuenta en su blog todos los preparativos, da estos datos: 1.700 fotos, 5 horas de vídeo, 30 de audio… y cientos de anotaciones que hubo que condensar, ordenar y distribuir entre los editores de los distintos soportes.

En su larga nota explicativa, Curley emplea negritas sólo dos ocasiones: cuando subraya que el reportaje fue realizado por periodistas de gran talento y super motivados. A la postre, lo que nos enseña este magnífico reportaje no es que pueden hacer cosas como ésa, sino que sólo pueden hacerse con gente de talento, motivada… y con medios.

Actualización (8/6/2007). Danielle Attias apunta en su blog (en francés) una constante en los proyectos acometidos por Rob Curley que me parece interesante resaltar. Los realiza, explica Attias, con equipos formados para la ocasión y disueltos al concluir el trabajo, sin crear estructuras redaccionales fijas. Lo cual, añado yo, le permite contar en cada caso con la gente más capacitada, brindar oportunidades de lucimiento y, en general, estimular al conjunto redaccional. Otra lección a aprender.

Exigencias tecnológicas del nuevo periodismo visual

Julio Alonso | 2 de abril de 2007 a las 23:34

The Economist ha introducido la caricatura animada, según cuento en mi anterior nota. Washingtonpost.com ha retocado ligeramente el diseño de su portada para dar mayor relieve a los vídeos. Y The New York Times acaba de recibir el Peter Sullivan, el más codiciado de los Premios Malofiej de infografía, por un gráfico interactivo permanente en el que ofrece información de bolsa. Por tanto, tres ejemplos de medios de prestigio, con altos niveles de exigencia, y para nada proclives al sensacionalismo o a lo facilón, que apuestan decididamente por el periodismo visual. El futuro está ahí.

Este nuevo desafío me hace pensar en lo urgente que es cambiar las redacciones, en hábitos y mentalidades, y adaptarlas a esas nuevas exigencias.

Kevin Kallaugher, el caricaturista de The Economist, que no es precisamente un jovencito (ver galería), estuvo el pasado año como artista-residente del Imaging Research Center, en la University of Maryland (UMBC), para familiarizarse con las técnicas de animación.

De los esfuerzos del Washington Post me ocupé hace poco en una nota titulada precisamente ‘Washingtonpost.com, modelo de Redacción digital’.

En cuanto al New York Times, el gráfico que le ha premiado la Society for News Design, que es la que otorga los Malofiej, va más allá del gráfico animado al uso. Como explica muy bien Ramón Salaverría, profesor en la Universidad de Navarra y miembro del jurado que concedió el premio, “son bases de datos representadas de forma gráfica”. Y añade: “Estos gráficos, que podríamos denominar de segunda generación, exploran formas distintas a la pura linealidad narrativa […]. Los nuevos gráficos son mucho más interactivos, personalizables y con un soporte tecnológico deslumbrante”.

Pero para llegar ahí son necesarios ciertos pasos previos. Entre ellos, contar con periodistas-desarrolladores en los equipos redaccionales y convencerse de que los listados de bolsa de los periódicos, con datos ya viejos antes incluso de imprimirse, están obsoletos. De todo ello me he ocupado en las siguientes notas: ‘Lo que sobra en la prensa local’, ‘Fuera las páginas de bolsa’, ‘Hay que abrirse a nuevas fórmulas o géneros periodísticos’, ‘Las redacciones necesitan periodistas informáticos’, ‘Nuevo ejemplo de periodismo de servicios’, ‘Washingtonpost.com permite consultar las votaciones en el Congreso desde 1991′, ‘The Washington Post recurre a los jóvenes desarrolladores’ y ‘Los periódicos necesitan programadores digitales’.

Actualización (3/4/2007). Casualmente, Francis Pisani escribía ayer en su blog sobre ‘Le mage des online news‘: Rob Curley.

Actualización (3/4/2007). MediaStorm, un magnífico ciberespacio dedicado al fotoperiodismo (casualmente patrocinado por The Washington Post), anunciaba el lunes cuatro incorporaciones a la plantilla en estos términos: ‘MediaStorm se inunda con nuevos talentos’. Merece la pena ver los currículos del equipo.

Actualización (4/4/2007). En las páginas de la Berkeley Graduate School of Journalism hay colgada una interesantísima conferencia de Rob Curley titulada It’s not about the device, it’s about the information. Dura dos horas y media.

‘Washingtonpost.com’, modelo de Redacción digital

Julio Alonso | 19 de marzo de 2007 a las 0:24

Apple se ha encargado de mostrarnos los interiores y bosquejar el funcionamiento del Washingtonpost.com, en un magnífico vídeo con el que promociona los aparatos de su marca utilizados en dicha Redacción digital. Merece la pena verlo. Así sabemos, por ejemplo, que el periódico cuenta con 50 reporteros con videocámara.

Pero las imágenes no son suficientes. En el vídeo aparecen dos personas cuyos currículos explican mejor los éxitos del Post.

Uno es el subdirector de multimedia, Tom Kennedy, durante 12 años director de fotografía en la National Geographic Society antes de incorporarse al periódico, y a quien Terry L. Heaton ha entrevistado recientemente para AR&D.

Otro es Rob Curley, de quien hablaba aquí el mes pasado. Curley publicó hace unos días en su blog unas interesantes reflexiones sobre el papel de un editor digital. Véase también la entrevista que le hace Bryan Murley en el blog Innovation in College Media.