26, 27 y… ¡28!

Elena G. Antón | 5 de marzo de 2011 a las 13:55

28 días en el Falla, ya lo decía nuestro nombre. 28 días que, al menos para la que habla, por fin han llegado a su fin. No porque se haga eterno un concurso tan largo, ni por aquellas malas de preliminares, ni por nada de eso, que otros años soporté bastante bien. Si no porque este año, la verdad, no me ha gustado todo esto.

Habrá sido por el ambiente frío y enrarecido que se ha respirado durante estos 28 días entre los muros del coliseo. Será por todos esos malos rollos de los que he hablado anteriormente; las pólemicas con el Reglamento, las letras talibanas, el público más talibán aún… Todas esas cosas. Será por la falta de deportividad que he podido ver en muchos competidores. Por la falta de compromiso de otros. Porque todo me parecía más de lo mismo, con pocas cosas a mejor y bastantes en picado hacia abajo. Por yo qué sé cuántas cosas que este año me han hecho sentirme incómoda y no disfrutar casi nada de lo que en años anteriores era lo que más me gustaba de todo el año.

En cualquier caso, ayer llegó el día 28 y yo me despedí del Falla con mucho más alivio que pena. Sí es verdad que echaré de menos a la gran familia que formamos los que estamos allí. Y también es verdad que no todo ha sido malo, faltaría más. He pasado buenos ratos allí, he escuchado cosas que merecían la pena y he tratado con gente que ha sido un placer.

Creo que éste será el último año que yo ande por estos lares, y espero que seguir el Carnaval desde ‘fuera’ me haga volver a conectar con la magia que me encandiló hace un par de años. Espero que se me pase la resaca de este Concurso en el que me han podido los malos rollos de alrededor y disfrutar, como he disfrutado tantas y tantas horas, de las coplas buenas. El Carnaval, el sano, merece la pena, y mucho. Así que espero no quedarme con este sabor de boca tan extraño.

De cara a años venideros, espero que esta fiesta se deshaga de todos sus lastres y resurja con toda su fuerza y resuene en todas las esquinas, en todas mis esquinas, el verdadero Carnaval.

  • de piel

    Ya empieza la cuenta atras… ay! Esperando más carnaval en pleno agosto