Archivos para el tag ‘Diario de Cádiz’

Falete, nunca mais

Elena G. Antón | 19 de febrero de 2011 a las 14:07

Vale, hay personajes que dan juego para hacer gracias con/sobre ellos. Pero, por favor, se debería tener un cupo máximo de veces que se puede utilizar cada uno.

Están los que se ponen de moda un año, donde destacan los que salen de reality shows. Fue el caso de la enana de Gran Hermano y este año es el de Chari, de Gran Hermano también, por ejemplo.

Luego hay otros que son como atemporales, que se explotan año tras año. Es el caso de Belén Esteban, Marichalar o, sobre todo, Falete. Por Dios, qué cansancio de Falete. En serio que no me puedo creer que una persona se ponga a escribir un cuplé o un golpe del repertorio y piense en Falete como una opción razonable. Está tan sumamente trillado que ya cualquier chiste que incluya su nombre me da pereza y me hace gracia cero. Debería ser una palabra prohibida. Este año, que parece que están tan de moda las penalizaciones, se debería penalizar también automáticamente a cada grupo que mencionara a Falete. O, incluso, incluir un artículo en el reglamento que prohibiera mentarlo.

No sé si es que se creen que el chiste un millón sobre Falete estará premiado con un viaje al Caribe y están compitiendo a ver quién se lo lleva pero, en serio, dejarlo ya. El sobrepeso de este señor y su aspecto ambiguo son algo tan explotado, que no creo que haya nadie que se siga riendo cuando se hace una gracia sobre eso. Un poquito de originalidad, por favor.

Fanatismo estacional

Elena G. Antón | 11 de febrero de 2011 a las 18:12

Nunca he entendido ese acto casi reflejo que tienen tantas personas que les hace, cuando ven a un “famoso”, ir corriendo a hacerse una foto, pedir un autógrafo o darle dos besos.

Esto, traído al Carnaval de Cádiz, es aún más asombroso. Más que nada porque creo que las personas que estos días atienden a cientos y cientos de “fans”, el resto del año viven una vida completamente normal en la que nadie se para a hacerse una foto con ellos.

Y no es que sean personas que luego no veas nunca. Al contrario. El tamaño de Cádiz y su población relativamente pequeña e interrelacionada hacen que esos chicos, los que ahora no pueden ni andar por la calle sin pararse al menos varias decenas de veces, sean los que después te venden una camisa, te dan clase de no sé qué o te vienen a leer el contador del gas.

Es una fama efímera, curiosa, porque se desinfla y vuelve a hincharse año tras año. Son famosos estacionales, a los que ahora no dejan respirar y que, dentro de un mes, estarán tranquilamente dando una vuelta por el Paseo. Y por lo cual los fans no son tales (no me imagino a un seguidor de Lady Gaga pasando de ella si se la cruza sin ser después de un concierto).

Así que la verdad es que no sé de qué son fans. Si del Carnaval, si de tener instantáneas al lado de un tipo (la gente se hace fotos con chicos de los que ni saben su nombre, sólo que son de la chirigota de tal o de la comparsa de cual), si de tener fotos con el puntero de turno para poder subirlas a las redes sociales y que un montón de gente le de a ‘Me gusta’, o de qué.

Lo que sí sé es que, sean fans de lo que sean, tienen muy poca capacidad de empatía. Porque hay veces que las situaciones fanáticas que veo alrededor de los grupos son realmente agobiantes. No creo que aporte tanto tener un foto, dos besos, o menos aún un autógrafo (?¿) como para someter a la gente a esas sesiones interminables de photocall improvisado y de jalones por todas partes intentando ser el siguiente. Se puede transmitir la enhorabuena y el apoyo a los grupos de una forma mucho más sobria y sin tener que obtener esos pequeños trofeos insulsos a cambio.

¿Somos aficionados al Carnaval o groupies de quince años?