Archivo para marzo 2013

Las ‘arrobas’ de la Semana Santa de Sevilla. Las hermandades y twitter.

Ángel Vilches | 24 de marzo de 2013 a las 12:46


La Hermandad de La Candelaria fue la primera en llegar a la red social del pajarito y los 140 caracteres, datando la fundación de @WebCandelaria del 7 de septiembre de 2009. Un año y medio después le siguieron Santa Genoveva, Santa Cruz, La Paz… hasta Jesús Despojado, la última de las 38 hermandades de penitencia de la Semana Santa de Sevilla con presencia con cuenta corporativa en Twitter, más de la mitad (55%).

Por jornadas, los días con mayor presencia son el Miércoles Santo con un 78% y el Martes Santo con un 75% y el de menor el Jueves Santo, con sólo un 29%.

En twitter no basta con estar presente, sino que es importante tener difusión, interactuar, informar y ser útil para el target al que va dirigida la cuenta, en este caso los hermanos , devotos o simples ‘simpatizantes’ de cada cofradía. Analizaremos estos factores en las 38 arrobas de la Semana Santa sevillana.

Triana por delante
La Esperanza de Triana es la única que supera los diez mil seguidores (11.186), seguida por la Macarena con algo más de ocho mil. Dor detrás, a cierta distancia, se encuentran el Cachorro (4.815), La Estrella (4.771), La Paz (4.732) o La Amargura (4.038).Como podemos comprobar. tres de las cuatro hermandades con más seguidores en twitter radican en el arrabal trianero.

En el otro extremo nos encontramos con cuatro corporaciones que no llegan al millar: Los Panaderos -penúltima en unirse- (445), Padre Pío (490), Jesús Despojado -última en unirse- (963) y Las Cigarreras (979).

Los 109.747 seguidores que suman entre todas las hermandades de penitencia se distribuyen así:

La frecuencia de publicación es alta en casi la totalidad de cuentas; 32 de ellas habían escrito un tuit en las 48 horas anteriores a la fecha en la que han sido extraidos los datos (tarde del sábado 23 de Marzo). El único caso de cuenta ‘abandonada’ que nos encontramos es la de Santa Cruz, sin actualizar desde Mayo de 2012.

Seis hermandades son reacias a seguir a otras cuentas de twitter (no siguen a ninguna) y el 64% sigue a menos de 65 usuarios que son principalmente otras corporaciones, instituciones o medios de comunicación cofrades. En cambio, hay otras como el Carmen Doloroso que ha seguido a más de 1500 cuentas o San Benito a 913.

Si Triana se llevaba la palma en cuanto a número de seguidores también lo hace en la frecuencia de publicación. El Cachorro, con una media de 6 tuits diarios, Pasión y Muerte con 5 y La O con 4 son las más activas. En el total de tuits publicados, sin tener en cuenta desde cuando está en funcionamiento la cuenta, sólo tres han sobrepasado la barrera de los 1.000 mensajes: El Cerro 1.611, Los Estudiantes con 1.570 y El Cachorro 1.551.

Utilizar twitter sólo para colgar titulares o información es desaprovechar las funcionalidades de una herramienta ágil, rápida y directa que permite ‘retransmitir’ cultos, resolver dudas, retuitear fotos durante la Estación de Penitencia o responder una crítica. Más de 80% interactúa respondiendo y retuiteando, aunque nos encontramos casos como el de La Candelaria que pese a ser la primera ‘tuitera’ tiene su perfil programado para que aparezca en el mismo lo que publican en Facebook; un simple “tablón” que poco aporta.

A las hermandades les costó bastante llegar a twitter pero la gran mayoría de las que lo han hecho, realizan un uso correcto de esta herramienta que permite que las casas de hermandad se abran al mundo. y ofrecer al hermano una nueva vía de comunicación adaptada a los tiempos. Esperemos que pronto todas tengan presencia en esta red social, aunque me temo que ocurrirá como con las nazarenas y habrá algunas a las que les costará bastante modernizarse.

Lista de twitter con las cuentas oficiales de las Hermandades analizadas en este artículo

Nota: los datos que aparecen han sido extraidos el 23 de Marzo de 2013.

Facendo baloncesto

Ángel Vilches | 11 de marzo de 2013 a las 22:00

Decía Carlos Cherry, sevillano buscavidas del mundo de la canasta, que  lo mejor que le ha dado el baloncesto es la gente que ha conocido por el camino. Y por el recorrido inverso de la vía de la Plata llegaron desde Santiago un grupo de aficionados del Obradoiro, el club más joven en la ACB pero del que tanto hay que aprender, especialmente sobre cómo conseguir en menos de cuatro años una simbiosis entre la ciudad, la afición y el club digna de estudio.

Todo comenzó con un mensaje en la red social twitter en el que la Peña Obraiados anunciaba su llegada a la ciudad y el deseo de “tomar algo” con aficionados del CB Sevilla. Dicho y hecho, el sábado a las 21 horas, jornada previa al partido que disputarían nuestros equipos se celebró el encuentro de aficionados, repetido durante la tarde y noche del domingo. Tema de conversación inicial no falta nunca debido a la pasión común de ambas aficiones por el basket, aunque cuando coincides con gente tan excepcional y con la que en pocos minutos congenias, el deporte pasa a un segundo plano y se convierte en la causa para hacer amig@s.

Hay quienes dicen que hay que estar algo loco para quedar con gente que no conoces de nada e irte de cervezas, cena y copas del tirón. Por desgracia para ellos, no conocen el baloncesto, ese deporte en el que salvo muy contadas excepciones, la sana rivalidad de la pista se convierte en amistad fuera de ella y te permite conocer a una santiaguesa loca por el Carnaval de Cádiz, a un periodista gallego que sale con los ojos humedecidos tras ver por primera vez el Gran Poder, al que inventó “La ley de Kostas” o comprobar como alguien se abre, de corazón, para aconsejarte en tus proyectos profesionales desde su experiencia en la otra punta de España.

Un fin de semana en el partido pasó a un segundo plano y que el baloncesto ha sido solo una excusa para conocer a una afición que ha conquistado un trocito de mi corazón. Esto es BA-LON-CES-TO, si no lo conocen, pruébenlo.

Fotos cedidas por @obraiados

CIS, periodismo y opinión pública

Ángel Vilches | 7 de marzo de 2013 a las 14:17

Los periodistas siguen comparecencia de Rajoy en una pantalla. No admite preguntasesidente no acepta preguntas. Foto: J.J. Guillén / EFE.

En el último barómetro del CIS aparece reflejada la profesión de periodista como la segunda peor valorada por la ciudadanía, solo detrás de los jueces.

Para alguien como yo, que nací con una radio pegada a la oreja y que de pequeño rechazaba el suplemento infantil de los periódicos y me peleaba con mi padre para ver quién leía el diario antes, la sorpresa inicial ha sido mayúscula, pero tras una reflexión, no me parece tan rocambolesca la valoración. El desconocimiento y la generalización son dos factores que considero causa tan baja valoración.

Para determinados sectores son periodistas todos los que salen en la televisión. Circos como Sálvame o Punto Pelota de periodismo tienen muy poco, son más shows de entretenimiento, pan y circo; diferenciación que no todos realizan.

El periodismo al servicio de partidos políticos y grupos económicos hace que la objetividad se pierda y más que informar se pretenda manipular. Hay ocasiones en las que como lector no sé si estoy ante una información o una opinión. De la guerra de portadas poco voy a descubrir que no se sepa ya.

La mala praxis de unos pocos hace que el ciudadano meta a todo el periodismo en el mismo saco, sin tener en cuenta que el periodista también es el redactor de a pie que por unos pocos euros, si es que los gana y si es que los cotiza, pasa horas esperando ruedas de prensa para después no poder preguntar, el que se levanta a las cinco de la madrugada para hacer el primer boletín de la mañana o el que viaja a un país en conflicto poniendo su vida en peligro para informar.

Gürtel, Noós, los ERE, Bárcenas, casos que sin el trabajo de los periodistas casi ni hubiésemos podido conocer, y es que un país sin un periodismo libre y de calidad es menos democrático. Y si no lo creen, pregunten en Cuba, Siria o Corea del Norte.

 
Foto: J.J. Guillén / EFE