Facendo baloncesto

Ángel Vilches | 11 de marzo de 2013 a las 22:00

Decía Carlos Cherry, sevillano buscavidas del mundo de la canasta, que  lo mejor que le ha dado el baloncesto es la gente que ha conocido por el camino. Y por el recorrido inverso de la vía de la Plata llegaron desde Santiago un grupo de aficionados del Obradoiro, el club más joven en la ACB pero del que tanto hay que aprender, especialmente sobre cómo conseguir en menos de cuatro años una simbiosis entre la ciudad, la afición y el club digna de estudio.

Todo comenzó con un mensaje en la red social twitter en el que la Peña Obraiados anunciaba su llegada a la ciudad y el deseo de “tomar algo” con aficionados del CB Sevilla. Dicho y hecho, el sábado a las 21 horas, jornada previa al partido que disputarían nuestros equipos se celebró el encuentro de aficionados, repetido durante la tarde y noche del domingo. Tema de conversación inicial no falta nunca debido a la pasión común de ambas aficiones por el basket, aunque cuando coincides con gente tan excepcional y con la que en pocos minutos congenias, el deporte pasa a un segundo plano y se convierte en la causa para hacer amig@s.

Hay quienes dicen que hay que estar algo loco para quedar con gente que no conoces de nada e irte de cervezas, cena y copas del tirón. Por desgracia para ellos, no conocen el baloncesto, ese deporte en el que salvo muy contadas excepciones, la sana rivalidad de la pista se convierte en amistad fuera de ella y te permite conocer a una santiaguesa loca por el Carnaval de Cádiz, a un periodista gallego que sale con los ojos humedecidos tras ver por primera vez el Gran Poder, al que inventó “La ley de Kostas” o comprobar como alguien se abre, de corazón, para aconsejarte en tus proyectos profesionales desde su experiencia en la otra punta de España.

Un fin de semana en el partido pasó a un segundo plano y que el baloncesto ha sido solo una excusa para conocer a una afición que ha conquistado un trocito de mi corazón. Esto es BA-LON-CES-TO, si no lo conocen, pruébenlo.

Fotos cedidas por @obraiados
  • Peña Obraiados

    Ahora la palabra anfitrión se eleva a las alturas gracias al trato recibido a la gente de las peñas y seguidores del “Caha”. Da gusto compartir esta vida con gente como vosotros que amáis el basket y el amor a unos colores.

    Unos gallegos del CDB Sevilla.

    FUERZA CAJA !!!!

  • salvador

    Amigo Angel,a pesar de lo duro que es ser aficionado al basket en esta ciudad,las aficiones rivales,no enemigas,nos respetan y valoran lo que somos.Solo nos queda terminar la temporada lo mejor posible y mirar al futuro con optimismo y apelar a nuestros antiguos colores verde y rojo.Un abrazo