Al Sur de los tebeos » Archivo » Vuelo rasante de Pejac: la fuerza de la imagen

Vuelo rasante de Pejac: la fuerza de la imagen

Paco Cerrejón | 17 de abril de 2009 a las 11:51


Vuelo Rasante de Pejac

Viaje a Bizancio, 48 páginas, 14 euros

El editor de Viaje a Bizancio tiene un olfato único para encontrar autores casi desconocidos (e incluso totalmente desconocidos) de una calidad impresionante. Si ya acertó completamente con Gaspar Naranjo, ahora lo vuelve a hacer con Pejac y su tebeo Vuelo rasante.

Cuando comencé a leer Vuelo rasante me quedé impactado desde las 5 primeras páginas. La fuerza de las imágenes, su potencia evocadora, el propio discurso me dejó, insisto, impactado. Estamos hablando de un tebeo mudo que fuerza las potencialidades plásticas y narrativas del cómic para ponerlas al servicio no ya de una, sino de varias historias, de varios personajes y sobre todo de los ambientes en los que estos se desenvuelven. Cada viñeta funciona como un cuadro, como una obra pictórica en si misma, cada una de ellas ofrece varias lecturas, sugiere ideas, ambientes validos en su individualidad, pero juntas, al formar un todo narrativo crecen hasta crear un tebeo de una fuerza onírica que no he visto en muchos años. Imágenes a medio camino entre la pintura figurativa contemporánea y el cómic experimental.

Es un tebeo que se digiere poco a poco, al que se vuelve varias veces, en el que cada lectura complementa la anterior, un tebeo abierto, en el que el lector debe dejarse llevar por las imágenes que Pejac compone de forma magistral.

Un tebeo para leerlo en un Centro de Arte Contemporáneo (si en España dejaran que los tebeos entraran en estos sitios, claro)