Amargura y Silencio » Archivo » El año que nos tocó el gordo

El año que nos tocó el gordo

Fernando Ollero | 21 de diciembre de 2011 a las 9:00

Durante muchos años una de las principales fuentes de ingresos de muchas hermandades ha sido la venta de participaciones para la lotería, añadiendo a la cantidad jugada un porcentaje, suele rondar el veinte por cierto.
Antes de la proliferación de los sorteos de loterías y apuestas del estado con la aparición primero de la primitiva y el bonoloto, después de la lotería de los jueves, el euromillones, etc. hubo hermandades que también vendieron participaciones para los sorteos semanales de los sábados. Hoy en día la mayoría solo reparten participaciones para los sorteos de Navidad y el Niño.

No se si muchos sabrán que la hermandad de la Amargura vendió integro el numero agraciado con el primer premio del sorteo extraordinario de Reyes de la lotería sevillana pro combatientes y se llevo a cabo en el ayuntamiento de Sevilla el 5 de Enero de 1938, día en el que se celebró durante mucho tiempo el sorteo del Niño.

Hay que tener en cuenta la situación en la que se encontraba España con la guerra civil y como se las apañaron en aquellos años ambos bandos con el tema de la lotería, para lo cual recomiendo la lectura de un articulo publicado en el boletín de loterías y apuestas del estado sobre este tema. Para leerlo pinchar aqui

El actual sorteo extraordinario del Niño lotería nacional era conocido desde hace años con tal nombre por su cercanía con la festividad de la Epifanía tiempo atrás, pero esa denominación no aparece ni en las inserciones en publicaciones oficiales, ni aun en las listas de números premiados hasta 1966. Eso si desde 1941 esta oficialmente institucionalizado y desde 1942 tiene carácter de sorteo extraordinario. En 2001 la fecha del sorteo se traslada del 5 al 6 de Enero.

La hermandad de la Amargura además de las dos series del primer premio, repartió las dos aproximaciones y nueve números de la centena con un importe total de 1.034.000 pesetas (que en aquella época era una fortuna). Los billetes fueron adquiridos en la administración de loterías nº 6, sita en aquel entonces en la calle Puente y Pellón nº 23 propiedad de Dolores Piazza de la Paz.

El número agraciado fue el 14.248. La tarde del 14 de Enero le fue entregada a la hermandad de la Amargura en la persona de su hermano mayor un cheque por el importe del primer premio, y la cantidad correspondiente a las aproximaciones y las centenas en metálico.

Como curiosidad Juan Luís Rodríguez estaba tallando nuevo canasto, respiraderos y candelabros para el paso de Nuestro Padre Jesús del Silencio en el Desprecio de Herodes. Para poder acometer tal obra la hermandad había constituido un emprestito. Pese a resultar agraciados muchos hermanos con aquel sorteo de lotería, en el cabildo general ordinario celebrado el 8 de Mayo de 1944 se dio cuenta de deudas pendientes con algunos de los que habían suscrito dicho empréstito.