Amargura y Silencio » Archivo » Cofradías, lluvia, y una capota

Cofradías, lluvia, y una capota

Fernando Ollero | 8 de septiembre de 2014 a las 9:00

A buen seguro que muchos de los lectores del blog conocen ya el proyecto de una empresa de ingeniería para acoplar una capota al trono de la Virgen del Rocío de Málaga, desplegable en caso de que la lluvia haga acto de presencia con la cofradía en la calle.

Con los quebraderos de cabeza que genera la lluvia a las cofradías no es la primera vez que se le intenta dar una solución para prevenir posibles daños en las imágenes, y pasos o tronos. Desde plásticos de grandes dimensiones, capotes, y fundas de todo tipo, Tampoco es la primera vez que una cofradía recurre a un estudio de ingeniería para estudiar algún tipo de estructura acoplable, el año pasado se llegó a presentar un prototipo para paso de palio, con el que se realizó una prueba real en Jerez de la Frontera.

Lo que quizás no sea tan conocido este tipo de inventos ya se han puesto en practica en alguna procesión, como es el caso de las andas procesionales de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Priego de Córdoba, que ya disponen desde hace tiempo de un invento de este tipo.

Video de youtube del canal Andrew Napa

Para quien le extrañe este tipo de cosas, no es más que la evolución de alguna solución casera que ya hemos visto en nuestras cofradías. A bote pronto me viene a la mente el caso de las Cigarreras en 1985. Aquel año tuvieron que refugiarse en la Catedral a cuenta de la lluvia, programándose el retorno a su sede canónica la mañana del Sábado Santo. Cuando el paso de misterio de la Columna y Azotes estaba en el puente de San Telmo arreció la lluvia, siendo cubierto por completo el mismo con un plástico de grandes dimensiones al entrar en la calle Asunción, que fue retirado minutos después al escampar.

Los comentarios están cerrados.