Amargura y Silencio » estacion de penitencia

Archivos para el tag ‘estacion de penitencia’

El Silencio Blanco: los detalles

Fernando Ollero | 16 de marzo de 2009 a las 21:00

Fotografía procedente del archivo de David Benitez (Barcáiztegui), al que nunca sabre agradecer lo suficiente los detalles que tiene con un servidor. La cruz de guía de la Amargura en Campana el Domingo de Ramos de 1948.

Comentaba hace unos días un periodista en su espacio de opinión que la hermandad de la Amargura es muy especial con sus cosas, y no le falta razón. Dejando a un lado el tema del repertorio musical escogido para la estación de penitencia, que da mucho que hablar en los medios en los últimos años, hay otras cosas que hay que tener en cuenta sobre lo que muchos conocen como el Silencio Blanco.

De entrada, la estación de penitencia de la Amargura a principios del siglo XX sobre todo en la parte final del recorrido de vuelta a San Juan de la Palma podría ser cualquier cosa menos ejemplar, algún día entraré en detalles. Esto cambio a raíz de un cabildo general celebrado en 1911 donde a iniciativa de José Prados Vera, mayordomo de la hermandad en aquel entonces, se decide acabar con determinadas situaciones y se marcan unas pautas de comportamiento del cuerpo de nazarenos durante la estación de penitencia (que ya existían, pero no se aplicaban) que hacen que sea  en lo sucesivo ejemplar.

Hay que tener muy en cuenta que otros muchos aspectos fueron adoptados con el tiempo. En 1911 se suprimen definitivamente los antifaces morados en el cortejo de la Virgen y en 1912 adopta la cofradía la encomienda con la cruz de San Juan sobre fondo rojo y 1919 se acuerda que solo realicen la estación de penitencia los mayores de 16 años, limitación que después se bajaría, actualmente pueden realizar la estación de penitencia los mayores de 12 de edad. En las reglas de 1941 aparecen referencias a que los nazarenos no pueden llevar pañuelos de color en el cinturón, así como cualquier tipo de alhaja, puños, etc.

Temas que hoy en día vemos como normales en la cofradía de la Amargura también se fueron incorporando poco a poco. Conocido es que en 1919 vio la luz la marcha Amarguras. Hasta los años 40 del pasado siglo no se escucharon las marchas del maestro Escamez acompañando al paso de misterio, de la mano de la banda de la Policía Armada.

Otra de las cosas que no es muy conocida es que el cabildo general de 1910 que he mencionado antes, si se celebrase hoy en dia seria probablemente calificado como poco menos que un pucherazo y correrían ríos de tinta al respecto. En su momento la decisión no estuvo exenta de cierta polémica en el seno de la hermandad.

No es una cofradía de negro, lleva cornetas y tambores en el misterio y banda de música en el palio, pero con el orden y compostura debidos, no es una cofradía de barrio, es simplemente la cofradía de la Amargura, ni mas ni menos.

Una de disparates

Fernando Ollero | 9 de marzo de 2009 a las 19:00

Lo reconozco, una de las vías de inspiración que utilizo para el blog es la sección dominical de opinión sobre cofradías, cada semana que pasa se superan.

Este Domingo ha tocado una de disparates. Desde luego las cosas que ha enumerado no son en absoluto nuevas, muchos recordaran las propuestas que hubo para la segunda madrugá, alguna memorable estación de penitencia matinal, que la mayoría solo conocemos por fotos, cofradías que en sus inicios antes de hacer estación a la SIC salieron con túnicas de nazarenos, incorporación de imágenes titulares en las estaciones de penitencia. Alguna imagen, de forma excepcional eso si, fue sacaba en andas en Semana Santa. Por no hablar de recorridos mas o menos extensos, unos de motu propio y otros por que sencillamente no queda mas remedio. Y desde luego en caso de necesidad se han buscado soluciones para que las cofradías que no podían salir de su sede canónica, normalmente por obras, realizasen la estación de penitencia desde otros templos, en algún caso muy distantes de su collación.

Eso si para que se va a mencionar siquiera que la actual estructura de la Semana Santa esta obsoleta y que requiere nuevas soluciones. Una de ellas podría ser que todos los nazarenos de todas las cofradias pasasen por la carrera oficial de tres en tres, complementado eso si con un reparto mas justo de los tiempos de paso. También estaría muy bien que se limitase de alguna forma los excesos, sobre todo en Campana, y evitar que algunas cofradías una vez han salido por la puerta de Los Palos se duerman, pudiendo frenar a las que vienen detrás. Y acabar con el disparate que puede suponer que las hermandades mas antiguas de cada jornada tengan unos horarios tan rematadamente malos, por tardíos, entre otras cosas.

El Silencio Blanco: los detalles

Fernando Ollero | 3 de marzo de 2009 a las 10:00

Siguiendo con los detalles de la cofradía de la Amargura, conocida por muchos como el Silencio Blanco, hoy vamos a repasar un poco por encima el acompañamiento musical de ambos pasos.

Desde hace años el paso de misterio del Señor del Silencio en el Desprecio de Herodes ha venido siendo acompañado por una banda de cornetas y tambores. La excepción a esta regla fue el Santo Entierro grande de 1965, la banda de la Policía Armada que solía por aquel entonces acompañar al paso cada Domingo de Ramos salio en aquella ocasión con el misterio de la Oración en el Huerto de Montesión, contratando la Amargura a la banda de la 2º Comandancia Móvil de la Guardia Civil.

Respecto al repertorio que cada Domingo de Ramos se puede escuchar, viene dado por acuerdo de cabildo de oficiales, así como los puntos donde se interpreta alguna marcha. Este punto es importante por que hay gente que se sorprende cuando ve al paso de misterio subir la cuesta del bacalao a tambor. Cosa que ademas incide positivamente aligerando la salida de la catedral de la cofradía.
Las marchas que hoy en día interpreta la banda del Santísimo Cristo de las Tres Caídas proceden del repertorio de la desaparecida banda de la Policía Armada (o del de la de los Bomberos de Malaga, como prefieran) y del propio de la banda trianera y que es, mas o menos, el que sigue: Silencio Blanco, En tus lágrimas Amargura, Desprecio de Herodes, Virgen de la Paloma, Virgen del Mayor Dolor, Cristo del Amor, Soledad de San Pablo, Virgen de los Dolores, Santa Cruz, La Lanzada, Consolación y Lágrimas, Evocación y La Soleá.

En cuanto al repertorio que la banda de Nuestra Señora del Aguila de Alcala de Guadaira, aun contando la hermandad con otras marchas dedicadas a la misma (Amargura de Benito Hernandez, Camino del Golgota de Jose Castillo, San Juan de la Palma de Salvador Ruiz, entre otras) es la marcha compuesta en 1919 por Manuel Font de Anta la única que se interpreta. En el repertorio no suelen faltar Quinta Angustia, Marcha Funebre (de Chopin), Solea dame la Mano, Ione y Virgen del Valle incorporandose ademas La Madrugá, La Muerte de Ases, Tus Dolores son mis Penas, Mater Mea, Sagrada Lanzada y como novedad este año Margot.

El Silencio Blanco: Los detalles

Fernando Ollero | 23 de febrero de 2009 a las 21:00

Cruz de guia Amargura

La cruz de guía de la Amargura detenida ante la puerta del Convento de las hermandas de la Cruz. Como curiosidad la foto corresponde al año del famoso acotamiento de la calle Santa Angela de la Cruz, que tanto dio que hablar y que genero alguna situación cuando menos curiosa.

Hoy vamos al itinerario que realiza la cofradía de la Amargura y que en los últimos años es el siguiente: Plaza de San Juan de la Palma, Feria, Conde de Torrejón, Plaza de la Europa, Amor de Dios, Delgado, Trajano, Plaza del Duque, Campana, Sierpes, Plaza de San Francisco, Avenida, Catedral, Plaza Virgen de los Reyes, Placentines, Alemanes, Conteros, Argote de Molina, Placentines, Francos, Villegas, Plaza del Salvador, Cuna, Laraña, Plaza de la Encarnacion, Imagen, Santa Ángela de la Cruz y San Juan de la Palma.

Llaman la atención las modificaciones en el recorrido. A finales de los 70 y principios de los años 80 la cofradía de ida fue por la, Plaza de San Martín, Cervantes, Plaza de San Andres a Garcia Tassara. También algún año en la década de los 80´s, por mor de una casa en mal estado de conservación, hubo de ir por Correduría en vez de por Conde de Torrejón.
De vuelta de la Catedral ha ido por Alemanes, Hermando Colon, Plaza de San Francisco, Plaza Nueva, Tetuan, Velazquez, o´donnell, Campana, Martín Villa, Villasis a Laraña. También a comienzos de los años 80´s fue por Hernando Colon, Plaza de San Francisco (por detrás de los palcos) a Entrecarceles, Plaza del Salvador y Cuna (itinerario elegido también para 2003 y que no se llego a realizar por suspenderse la estación de penitencia por la lluvia).
En los años 90´s la cofradía volvió varios años por Placentines, Alemanes, Conteros, Argote de Molina, Placentines, Francos, Plaza del Pan, Lineros, Puente y Pellón, para salir a la Plaza de la Encarnación. Uno de los años que fue la cofradía por este itinerario acaeció la anécdota cangrejera que hace unos días comente en el blog.

Desde hace unos años, la cofradía prescindió de pasar por el lateral de la Plaza de la Encarnación a Alcazares, entrando en la calle Santa Ángela de la Cruz desde la calle Imagen.

La otra estación de penitencia

Fernando Ollero | 11 de octubre de 2008 a las 10:00

Esta foto lleva dando vueltas por internet unas semanas, a mi me llego por correo electronico y dejando aparte lo del Mercedes descapotable, puede hacernos reflexionar.

La mayoria de los nazarenos que realizan la estación de penitencia con su cofradia no viven precisamente cerca de la sede canonica de su hermandad y en muchos casos no tienen familiares o amigos con domicilio cercano a la iglesia, y han de buscarse la vida para poder llegar desde su casa. Raro es que aun no hayan proliferado por internet fotos de nazarenos bajandose de algún autobús o incluso de un taxi. Si recuerdo haber visto en un foro una foto antigua de un nazareno montando en una vespa.
Es habitual que una vez se ha recogido la cofradia, para muchos empiece otra estación de penitencia al tener que darse una buena caminata para llegar a casa, habida cuenta de la escasa presencia de transporte publico a las horas en que entran muchas cofradias. Los que optan por utilizar su vehiculo privado tampoco lo tienen facil, por la escased de sitio para aparcar, muy acusada en el centro.

El recorrido de la estacion de penitencia

Fernando Ollero | 13 de agosto de 2008 a las 20:16

Otro de los aspectos que más dan que hablar en Semana Santa es el recorrido que realizan las cofradías para ir y volver de la catedral en su estación de penitencia.
Una parte de el viene determinada por la localización de la iglesia desde donde sale, que salgo causa de fuerza mayor suele ser el templo que tiene por sede canónica, la carrera oficial y hasta el orden en el que pasan las cofradías por la SIC, en otras partes del recorrido influyen otros factores.

Partiendo de la base que no siempre es posible que la cofradía tome por el camino mas corto, creo que merece la pena repasar las causas por las que una cofradía pasa por tal calle y no por tal otra.

Hay causas de fuerza mayor, en no pocas ocasiones obras en la vía publica o en algún inmueble hacen que se tenga que variar el recorrido acostumbrado. Un ejemplo de ello puede ser la rehabilitación no hace muchos años de alguno de los inmuebles del final de la calle Francos que obligaron a que algunas de las cofradías buscasen una alternativa, en unos casos fueron las calles Chapineros y Alvarez Quintero y en otro fue por Hernando Colon y la Plaza de San Francisco por detrás de los palcos.

En otras ocasiones una parte del recorrido de una cofradía viene determinado por algún tipo de arreglo en pro del bien de la jornada. La cofradía del Gran Poder da un tremendo rodeo de vuelta de la catedral tras los problemas que hubo hace décadas en la madrugá y que propiciaron diversas pruebas que dieron origen al recorrido que la corporación de la plaza de San Lorenzo hace por las calles de los barrios del Arenal y del Museo camino de su sede canónica. Otros casos podrán ser San Esteban que prescindió del recorrido por Tetuán cuando se incorporó el Cerro del Águila o San Bernardo que hubo de desistir de pasar por dicha calle cuando la longitud de los cortejos de la Sed y el suyo propio lo hizo inviable.

Hay casos en que algunas cofradías dan una vuelta por su barrio y alrededores e incluso tensan un poco la cuerda para pasar por algunas de las zonas mas reclamadas por lo que podríamos llamar mitología cofrade.
Habrá quien piense que este bien podría ser el caso de mi hermandad de la Amargura que desde hace muchos años va por Feria y Conde de Torrejón o en no pocas ocasiones paso por Correduría. Se llego incluso a dar el caso en 1968 que fue por Gerona y Doña Maria Coronel y entre 1978 y 1982 que lo hizo por la Plaza de San Martín y la calle Cervantes.

El tema es que por una causa o por otra muchas cofradías alargan su recorrido, en ocasiones de forma inexplicable o por lo menos poco lógica y que este es uno de los factores que puede influir en el cansancio físico del sufrido nazareno y como consecuencia en la compostura en la calle, es cierto que también en esto el ritmo que cada cofradía tenga y de la distancia a la que se encuentre su sede canónica de la SIC o de la Campana, pero eso es algo de lo que hablare otro día.

Llama también la atención en el tema de los recorridos, que en los últimos tiempos, la vicaria general, por delegación del ordinario del lugar, y el Consejo de Cofradías accedan a muchas de las peticiones de cambio de itinerario que se formulan, ya estén justificadas o no, y que no estaría de mas un poco de mano dura al respecto.

Para terminar una reflexión sobre algo que a alguno llegado el día le cojera de sorpresa, pero que se ve venir. Es posible y solo posible que en algún momento se plantee el famoso CECOP intervenir en el tema de los recorridos (y también de los horarios). No es un tema para tomárselo a la ligera por los problemas de seguridad ciudadana que se puedan dar, cortes de tráfico, problemas con el transporte publico y sobre todo visto lo visto con la postura que relación con la ampliación de la carrera oficial ha tomado el ayuntamiento de Sevilla.