Archivos para el tag ‘La Sed’

Como cambian las cosas

Fernando Ollero | 3 de enero de 2015 a las 9:00

Siete Palabras

Video del canal de Último tramo

La cofradía de las Siete Palabras a poco de salir de la Catedral en dirección a la plaza del Triunfo el miércoles santo de 1989. Aquel año el orden de las cofradías fue La Sed, San Bernardo, Buen Fin, Los Panaderos, Baratillo, Cristo de Burgos, Siete Palabras y Lanzada.

La cofradía de San Vicente aún llevaba túnicas diferentes en el cortejo que antecedía a cada uno de sus pasos. El misterio acompañado por la agrupación musical de la Santísima Trinidad. La Virgen de la Cabeza bajo el palio de plata que se labró en el taller de orfebrería Villareal.

Para los nostálgicos, por aquellos años acompañaba al por aquel entonces paso de misterio del Buen Fin la banda del Maestro Patón, y al palio de la Virgen de Regla nuestra añorada banda del Soria 9. Tras el Crucificado de la Salud podíamos escuchar a la banda de Santa María Magdalena de Arahal. Tras el Cristo de la Sed iba la agrupación musical San Julián, al año siguiente se estreno el paso que talló Guzmán Bejarano, Maestro Tejera tras el palio de la Virgen del Refugio, y la banda de música de Rota hacia lo propio tras el palio de Madre de Dios de la Palma.

Aquí sí hay playa

Fernando Ollero | 25 de abril de 2011 a las 9:00

toalla de playa

Foto cortesía de Manuel Ruiz, administrador del blog El Humilladero

Hay quien llama exagerados a los detractores del uso de las famosas sillitas de los chinos en Semana Santa, cuentan que no es para tanto, que suelen utilizarlas personas mayores, o que no pueden estar mucho tiempo de pie.

Este año se ha podido ver una variante que podriamos denominar toalla de playa. La foto esta tomada en la Cuesta del Bacalao, mientras pasaba por allí la cofradía de la Sed. No sólo vieron de esa guisa esta cofradía, sino que seguian por allí cuando pasó la de la Lanzada.

Lo raro es que no circule ninguna foto de los picnics que se ven en algunos puntos, mesas incluidas.

Estampas de otoño

Fernando Ollero | 29 de septiembre de 2008 a las 7:00


Una de las estampas que se puede ver este otoño, el paso del Santísimo Cristo de la Sed en la iglesia de Santiago, la hermandad de Nervión se lo ha cedido a la del Beso de Judas para la procesión extraordinaria que esta ultima celebrara en unas semanas.

Algunos se han empeñado en comparar este mes que esta apunto de terminar con una especie de cuaresma anticipada. Oiga, para mi en lo único que este mes se ha parecido a la cuaresma es que hemos visto a más de una junta de gobierno mirando al cielo y consultando previsiones meteorológicas, lo demás es pura coincidencia. ¿Que hay mucha actividad cofrade? pues si, suele pasar desde hace años a la vuelta del verano.

Mirarse el ombligo

Fernando Ollero | 12 de agosto de 2008 a las 7:00

Hace unos días se hacia publico el programa de actos y cultos que las Hermandades de la Sed y de San Pablo realizaran proximamente con motivo del hermanamiento de ambas corporaciones. Al respecto se han podido leer en la red comentarios y opiniones para todos los gustos, desde quien se echa las manos a la cabeza hasta quien le parece perfecto.

Yo no voy a hablar de si me parece bien o mal los actos previstos por estas dos hermandades, sino que voy a ir un poco mas allá. Por que de un tiempo a esta parte hay quien pone el grito en el cielo cuando una hermandad decide organizar una procesión extraordinaria y después esta deseando que la suya busque la mas mínima ocasión para poner un paso en la calle. Es posible que quien lea estas lineas pueda argumentar que mi hermandad de la Amargura también busco no hace mucho algún pretexto para sacar en procesión alguno de sus pasos y que acepte encantada las invitaciones que cursó en su día la hermandad del Santo Entierro para que el paso de misterio de Nuestro Padre Jesús del Silencio participase en el Santo Entierro grande. Y probablemente no le falte algo de razon. Pero no es menos cierto que al menos en dos de las ocasiones en las que se planteo en la hermandad de la Amargura organizar una procesión extraordinaria (1992 y 1996) se produjo en la hermandad un amplio debate al respecto y que en ambas ocasiones finalmente se decidió no celebrar la procesión extraordinaria planteada.

Sinceramente creo que a la hora de emitir una opinión contraria sobre cualquier procesión extraordinaria que alguna de las hermandades organice, hay que mirar un poco hacia la nuestra y ver que posición tomamos cuando se dio el caso, no sea que critiquemos a los demás por lo mismo en lo que estamos a favor en la nuestra.

Finalmente como ya ha comentado el amigo Manolo Ruiz Leal en su blog El Humilladero, llama la atención que cierta web que cuenta con la posibilidad de que los lectores den su opinión en las noticias y artículos que allí se publican no vean la luz no pocos de los comentarios que muestran una opinión contraria a su línea editorial.