Amargura y Silencio » Silencio Blanco

Archivos para el tag ‘Silencio Blanco’

Cruz de guía de la Amargura

Fernando Ollero | 2 de marzo de 2017 a las 8:00

Cruz de guia Amargura

Foto de Juan José Serrano, cortesía de David Barcáiztegui.

Una de las cuestiones que no resulta fácil es la datación de las fotos antiguas. Cuantos más datos se suben a la red más complicado es cotejarlos, los buscadores no lo ponen nada fácil, y en los libros no es raro encontrar datos y fechas contradictorios. Y para remate cuando en las redes sociales se intenta aportar algo, parece que hay a quien le molesta.

Esta foto está claro que es de la cruz de guía de la cofradía de la Amargura en el dintel de la puerta lateral de San Juan de la Palma, conocida por aparecer en el libro de Joseph Peyré La Pasión según Sevilla.

Para fecharla podemos tomar como referencia los enseres que en ella aparecen. La cruz de guía obra de Cayetano González fue estrenada en 1941, el diputado que aparece tras ella lleva un canasto anterior al actual juego. Los canastos que conocemos se estrenaron en 1946 con orfebrería de Fernando Cruz Suárez . Sabemos que la foto no es de 1945, toda vez que se ve luz de la tarde, y aquel año por lluvia el Domingo de Ramos la cofradía salió el Jueves Santo a primera hora de la mañana. Por lo que nos quedan los años de 1941 a 1944. Los faroles que escoltan la cruz de guía son de 1931, y se salvaron del asalto que sufrió San Juan de la Palma el 18 de julio de 1936.

Por aquellos años la cofradía de la Amargura salía a las siete de la tarde, la entrada la tenía señalada a la una menos cuarto de la noche; las cofradías por aquellos años celebraban el cabildo de toma de horas el Sábado de Pasión.

En la plaza parece que el público guarda respetuosamente el pasillo por el que discurrirá la cofradía. No se fíen; no aparecen en la foto, pero era usual por aquella época que miembros de la Policía Armada hiciesen la misma labor de las vallas de hoy en día.

Silencio Blanco

Fernando Ollero | 17 de abril de 2011 a las 10:00

salida-amargura

Este Domingo de Ramos es un poco especial para la cofradía de la Amargura.Como muchos saben se cumplen 100 años de la primera estación de penitencia tras los acuerdos de cabildo general tomados a iniciativa de José Prados Vera. Los nazarenos de San Juan de la Palma dejaron de salirse de los tramos para entrar en las tabernas y se acabó con la especie de romería que era la vuelta de la Catedral.

Con todo la cofradía de la Amargura en el fondo sigue siendo de barrio, mas que de negro, no solo por las túnicas blancas.

Nunca renuncio al acompañamiento musical de cornetas y tambores para el paso de misterio, durante décadas los nazarenos se volvían para ver los pasos (y aun hoy algunos lo siguen haciendo), los pasos se siguen levantando a la voz del capataz, excepto en la Catedral, no es raro ver una petalada al paso de palio, y un detalle poco conocido, San Juan de la Palma es un pequeño caos durante la formación de la cofradía, situación que desaparece sobre las 19:30 cuando el hermano mayor dirige unas palabras a los allí presentes.

Durante el recorrido de ida la cofradía esta rodeada de una gran multitud, siendo mucho mas tranquila la vuelta, probablemente por tarde que entra la cofradía.

Tan lejos y tan cerca

Fernando Ollero | 12 de marzo de 2011 a las 9:00

inauguracion

Ayer fue inaugurada la exposición “Tan lejos y tan cerca” organizada por la hermandad de la Amargura, con la colaboración del Circulo Mercantil e Industrial, conmemorativa del centenario de los cambios introducidos en su estación de penitencia, a iniciativa de su entonces mayordomo José Prados Vera. Con el paso de los años la cofradía de San Juan de la Palma empezó a ser conocida como el Silencio Blanco.

En esta exposición se pueden ver enseres que en su día pertenecieron a la Amargura, como el palio azul bordado en el taller de Juan Manuel Rodríguez Ojeda de 1902, el manto de Joaquín Díaz de 1890, y el canasto del paso de metal plateado conocido como el acorazado Potemkin, que fue utilizado como altar de cultos durante décadas, entre otros.

palio-azul

También está la peana de la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso, de la hermandad del Gran Poder en la que se inspiraron José Sanjuán en 1919 y Juan Luís Rodríguez en 1938 para tallar el canasto para el paso de misterio de Nuestro Padre Jesús del Silencio en el Desprecio de Herodes.

Exposición

Fernando Ollero | 5 de marzo de 2011 a las 10:00

Desprecio de Herodes
Cartel de la exposición que se celebrara del 11 al 20 de Marzo en la sede de la calle Sierpes del Circulo Mercantil e Industrial organizada por la hermandad de la Amargura con motivo del centenario de la transformación de la cofradía en el Silencio Blanco.

Alguna de las piezas que se expondrán son las siguientes

El canasto del paso conocido como el Acorazado Potemkin, de 1911, convertido en altar del cultos y que posee la Hermandad del Rocío de Triana.
Los candelabros de las esquinas de aquel paso.
El manto de Joaquín Díaz de 1890, que fue adquirido en 1907 por la hermandad del Amor de Sevilla y que actualmente saca la Virgen del Pasmo de Bollullos Par del Condado.
El palio azul estrenado en 1905 de Juan Manuel Rodríguez Ojeda, que actualmente tiene la hermandad del Desconsuelo de Jerez.
Los respiraderos labrados por Cristóbal Ortega en 1893 y que fueron adquiridos por la hermandad de la Hiniesta.
Los respiraderos de 1916 que pasaron a la hermandad del Museo, y que actualmente están en Arjonilla (Jaén)
La peana de la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso del Gran Poder, en ella se baso José Sanjuan para tallar el paso de 1919, repitiendo el modelo Juan Luís Rodríguez en 1938.
La peana de la Virgen de Gracia y Amparo.
Los candelabros de cola de la Virgen de la Estrella de Sanlúcar de Barrameda
El palio que hizo Eloísa Rivera en 1885, que tras el incendio que sufrió el paso de Virgen en 1893, tuvo que ser reformado añadiéndosele una crestería y las bambalinas interiores. Los bordados en vertical, se utilizaron en el de los “bullones” de Ojeda de 1901, del que se utilizan los bordados para la Virgen de los Ángeles de la hermandad de los Negritos, posteriormente adquiridos por la Archicofradía de la Palma de Cádiz.

Nuestro centenario

Fernando Ollero | 8 de enero de 2011 a las 10:00

Como ya comente hace algún tiempo en Amargura y Silencio, en 1910 en un historico cabildo general, celebrado a iniciativa del entonces mayordomo José Prados Vera, la hermandad de la Amargura acordó dar un giro radical a su estación de penitencia, empezando a fraguarse lo que con el paso del tiempo conocemos como Silencio Blanco.

En dicho cabildo general se aprobó también establecer en 16 años la edad minima para que los hermanos pudiesen realizar la estación de penitencia, primera limitación que hubo en la hermandad al respecto. Con el paso de los años se rebajo la edad a 14 años y despues se establecio que para poder salir se debia tener cuerpo y estatura adecuada. Finalmente en la decada de los años 80 del pasado siglo se fijo en las reglas que la edad minima debia ser de 12 años.

Durante una buena temporada y hasta aquel año (1910) el comportamiento de los nazarenos de la cofradía de San Juan de la Palma podía calificarse de cualquier cosa menos de ejemplar, en especial en la vuelta desde la SIC. Era mas o menos habitual que los componentes del cortejo bebiesen hasta la embriaguez y el paso de palio estuviese arriado delante de los domicilios de algunos de los hermanos principales largos minutos. Tampoco era raro que se dejase alguna insignia olvidada en cualquier rincón, en alguna ocasión la cruz de guia fue devuelta a la hermandad la mañana del Lunes Santo, tras quedar abandonada en algún arbol de la plaza de la Encarnación.

Hay que aclarar que una parte del merito de lo que es la cofradia de la Amargura hoy en día se lo debemos a Pilar Parejo Aguilar quien requimino a su esposo el lamentable comportamiento que a su jucio tenia la cofradía.
Desde años antes José Prados Vera intentaba animar a su esposa para que viese la Amargura en la calle. El Domingo de Ramos de 1910 Pilar Parejo se acerco a ver la cofradia, acompañada de otros familiares, y quedo escandalizada por lo que vio. Cuando su esposo le pregunto, ella le hizo prometer que cambiaria la cofradia en la calle. José Prados Vera que era funcionario de obras publicas, apunto a la hermandad a todo el que pudo y en el siguiente cabildo general se aprobaron las reformas sobre la estación de penitencia que propuso.

Las medidas aprobadas para mejorar la compostura en la calle no fueron del agrado de todos. Cuentan que no pocos hermanos decidieron no vestir la túnica nazarena, e incluso hubo quien solicito darse de baja de la corporación, poniendo José Prados Vera de su propio bolsillo los fondos necesarios para que la cofradía saliese a la calle. Ademas el antifaz para los nazarenos del cortejo de la Virgen paso a ser blanco (quien sabe si el color morado, no servia para mal disimular las manchas de tinto).

Estas cosas que comento, no aparecen escritas en ninguna parte (al menos de momento), un servidor las ha escuchado de boca de Angel Prados Blanco y Javier Prados Ruiz, nietos ambos del artifice del Silencio Blanco.

Para terminar, en 1912 se adopto la encomienda que todos conocemos, la cruz de San Juan Bautista sobre fondo circular rojo (la cruz de malta), y poco despues el cinturon de abacá (hasta entonces los nazarenos llevaban cinculo).

Actualización 08/11/2010 17:00

En el boletín de la hermandad de la Amargura editado este mes de Enero se pueden encontrar una interesante entrevista a Angel Prados Blanco, y un articulo de Damian Huerta y Javier Macias, sobre el nacimiento del Silencio Blanco (paginas 28 a 33). Para leerlo pinchar aqui

Desprecio de Herodes

Fernando Ollero | 16 de abril de 2010 a las 15:00

Fotos del paso de Nuestro Padre Jesús del Silencio en el Desprecio de Herodes.
Gracias a Manolo Leal, administrador del blog El Humilladero.

Silencio Blanco

Fernando Ollero | 12 de abril de 2010 a las 9:00

Fotos gentileza de Manolo Leal, administrador del blog El Humilladero

Detalles de la cofradía de la Amargura.

El articulo

Fernando Ollero | 4 de marzo de 2010 a las 0:54

A petición de mi amigo Eduardo, dejo un enlace al articulo publicado por el diario El Mundo el pasado Jueves 25 de Febrero sobre la transformación de la cofradía de la Amargura en el Silencio Blanco, al cual hacia referencia en la anterior entrada.

pinche aqui

Del Silencio Blanco

Fernando Ollero | 3 de marzo de 2010 a las 1:21

Curioso articulo el que publico el Mundo en su edición de Sevilla el pasado 25 de Febrero sobre el nacimiento del Silencio Blanco.

Visto desde fuera debido asombrar sobremanera la transformación de la cofradía de la Amargura, en unos tiempos en que los nazarenos de las cofradías dirimían sus diferencias a ciriazos y era frecuente verlos por las tabernas. Los de la Amargura no eran una excepción, y según la mejor tradición oral el retorno desde la Catedral de la cofradía de San Juan de la Palma podía ser cualquier cosa menos lo que entendemos hoy por una estación de penitencia. Cuentan que no era raro que se dejase olvidada alguna insignia o la cruz de guía apoyada en cualquier parte y que los nazarenos bebían hasta las claras del día.

Visto desde dentro debió haber sus mas y sus menos, en otra ocasión comentare algunas de las cosas que cuentan de aquel cabildo de 1910 en el que se tomo la decisión de cambiar la cofradía y que la division de opiniones fue tal que la cofradia vio muy menguado el numero de nazarenos.

Como todo en la vida, la cofradia fue evolucionando. En los primeros años el paso del Señor era el conocido como acorazado Potemkim, el palio el azul de Juan Manuel que hoy en día posee la hermandad del Desconsuelo de Jerez. En 1912 se adopto la actual encomienda, la cruz de San Juan sobre fondo rojo, y al poco se sustituyeron los cíngulos por el cinturón de abacá.

Hasta 1919 no llego la genial composición de Manuel Font de Anta, desde 1943 nuestro paso de misterio es acompañado con marchas del estilo policía armada (o de los bomberos de málaga). La primera marcha de cornetas y tambores que fuese bautizada como Silencio Blanco la estreno la banda de la Policia Municipal de Sevilla en 1980.

El juego de insignias se fue haciendo poco a poco tras los sucesos del 18 de Julio de 1936. Tras la incorporación de la insignia de Santa Angela de la Cruz en 2004 se fija el orden actual de las insignias en el cortejo.

El itinerario de ida esta consolidado, tras unos años a principios de la década de los 80 del pasado siglo en que la cofradía fue por San Martin. Curioso debió ser el año en que se fue por Doña Maria Coronel.Para el de vuelta desde hace unos años va por Argote de Molina, Cuna e Imagen, en decrimento de Hernando Colon, Tetuan y Alcazares.

Como en otras cofradias. el modelo de las cuadrillas de costaleros cambio hace años. En la Amargura no es obligatorio ser hermano para salir de costalero. Como curiosidad la cuadrilla de Maria Santisima de la Amargura ora ante el cuerpo de Santa Angela de la Cruz camino de San Juan de la Palma la tarde del Domingo de Ramos.

Recorte de prensa con foto de Luis Arenas, gentileza de David Benitez (Barcáiztegui). Para que luego digan, los nazarenos de la presidencia de espaldas mirando al paso. La instantanea debe ser lo menos de los años 50 del pasado siglo.

Nuestro centenario

Fernando Ollero | 25 de abril de 2009 a las 11:55

Las cosas normalmente no surgen de la nada, la hermandad de la Amargura no es una excepción y aunque en el libro recientemente editado no se dice nada al respecto, realmente ocurrió. De hecho durante años hubo una lapida que recordaba la memoria del impulsor de lo hoy en día vemos cada Domingo de Ramos en la sala de los Esquivel y que desde hace un tiempo dicha lapida esta en el acceso al camarín del altar mayor.

Dentro de unos meses se cumplirá el centenario de un histórico acuerdo de cabildo de general por el que la estación de penitencia de la Amargura dio un giro total, sobre todo en la vuelta. Con el paso de los años empieza a ser conocida la cofradía como el Silencio Blanco.

Como basta que uno tenga una idea, para que esta no lleve a cabo, aquí van algunas:

Para el 2011, centenario de la primera estación de penitencia tras el histórico acuerdo de cabildo general, la hermandad editase tan siquiera un boletín especial (aunque lo suyo seria una revista de gran formato, que alguna se reparte gratis en Semana Santa, o un apartado especial en la web de la hermandad) con la evolución del cortejo de la cofradía: pasos, túnicas, insignias, horarios, itinerarios, fotos históricas, bandas y sus repertorios, etc.

Concierto de marchas procesionales, cuyo programa estuviese compuesto por las marchas para banda de musica de plantilla completa dedicadas a la hermandad.

Misa de acción de gracias coincidiendo con el día en que se celebro el cabildo general citado.

Mesa redonda con la participación de aquellos hermanos que hayan ocupado el puesto de diputado mayor de gobierno.

Lo dicho, quedan solo unos meses para nuestro centenario.