CLÍNICA EN EL VALLE DEL CAGUÁN 2 (Días repletos)

Paco Cumbreras Santana | 3 de octubre de 2012 a las 4:32

La clínica en la vereda (aldea) del Valle del Caguán ha permitido tres días completos de atención a la ciudadanía; en total 5 días, incluidos los dos del viaje de ida y de vuelta.

Estos días estuve pensando cómo describirlos en el espacio de este post; me harán falta varios. Son tantas las vivencias, la actividad frenética de mis colegas que se hace difícil describirlo sin citar muchísimos detalles.

La jornada empieza al amanecer; el baño en el patio y el desayuno a las siete de la mañana: un plato con alubias, perico y arepas para aguantar el día. A las 8 empieza la atención. En una sala habilitada como sala de espera la responsable imparte una charla que incluye la presentación de todos nosotros. Y empezamos la atención que terminará pasado el precioso atardecer que inunda de belleza el espacio de las ventanas de las consultas.

Empieza el circuito con la vacunación de los niños y niñas para seguir con la consulta de enfermería de crecimiento y desarrollo. A continuación pasamos a las consultas de las tres médicas y médicos para niños y adultos. La consulta odontológica también está operativa, además de la consulta de enfermería para citología y planificación familiar, sin olvidar el servicio de analítica clínica. Los dos logistas están pendientes de que haya energía, agua y colaboran como celadores del puesto de salud.

No olvidemos que el contexto social definido por el conflicto armado que dura décadas justifica la atención en Salud mental; el equipo de psicología atiende a las y los pacientes que desean y también imparte charlas en la escuela. Ansiedad, desesperación, estrés permanente, frustración continua, desesperación y un largo etcétera son efectos del conflicto armado colombiano en estas personas.

Lamentablemente, no pude tomar fotos para mostrarte, por ejemplo, alguno de los atardeceres o el amanecer en el campo de futbol de la aldea donde corre Belén; sencillamente espectacular. Tampoco puedo mostrarte el gesto de agradecimiento de la multitud de niños que pasaron por la consulta de la odontóloga, a quien tuve la suerte de complementar durante el último día de la clínica.

Y el mes próximo, de nuevo de vuelta el equipo de Médicos sin Fronteras.

Continuamos…

Paco Cumbreras Santana
Caquetá – Colombia, 1 Octubre 2012

Los comentarios están cerrados.