El Colegio de Cádiz y Ceuta entrega sus distinciones anuales

Jesús de Sobrino | 2 de diciembre de 2014 a las 11:54

_KIK7836 _KIK7854 _KIK7881

El Colegio de Graduados Sociales de Cádiz y Ceuta llevó a cabo, en el transcurso de un acto solemne celebrado el pasado sábado en el Salón Regio de la Diputación Provincial, la entrega de sus galardones anuales, con motivo de la festividad de su patrono, San José Artesano.

María del Carmen Pérez Sibón, magistrada especialista de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, con sede en Sevilla, y al jefe de equipo de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Cádiz, Fernando Sicre Gilabert, han recibido las distinciones de Colegiado Emérito, materializándose así el acuerdo adoptado por la junta de gobierno de esta corporación profesional.

En el mismo acto, ha recibido idéntica distinción y su respectivo título de Colegiado Emérito, Antonio Reinoso Reino, representante del Poder Judicial en Andalucía Occidental y Ceuta y presidente de la Sala de lo Social del TSJ de Andalucía, Ceuta y Melilla,  con sede en Sevilla, galardón el cual le fue otorgado el pasado año 2013.

Precisamente, Antonio Reinoso Reino presidió el acto, estando acompañado por el presidente del Colegio de Graduados Sociales, José Blas Fernández Sánchez; el vicepresidente 1º, Luis Carrasco Quiñones y los vicepresidentes de Honor, Angel Luis Serrano Casal y Juan Pedro Aragón González.

Al Salón Regio acudieron numerosos colegiados y profesionales, además de representantes del ámbito socio-laboral y jurídico, representantes institucionales y políticos, encabezados por el subdelegado del Gobierno, Javier de Torre.

Durante el acto, José Blas Fernández destacó los dilatados currículums de María del Carmen Pérez Sibón y Fernando Sicre Gilabert, en sus respectivos ámbitos profesionales, y unas “trayectorias excepcionales”.

José Blas Fernández Sánchez, presidente del colegio, señaló en su laudatorio que “pertenecer a esta corporación de Derecho Público en la condición de Colegiado Emérito sólo se contempla en los estatutos para personas en las que concurren excepcionales circunstancias y son poseedores de una brillante trayectoria, que les hacen acreedores de esta alta distinción”.

En el mismo acto, se llevó a cabo la jura o promesa de seis nuevos graduados y se hizo entrega de los diplomas de reconocimiento a la medalla colectiva al Mérito en el Trabajo, en su categoría de oro, a los colegiados José Francisco Andrades Gil, Francisco Carrillo Mateos, Manuel Fraga Núñez, Gaspar de Lara Villar, Francisco Martínez Racero y Jesús Puente Álvarez.

Homenaje a Rafael Martínez Emperador

Con posterioridad a este acto, el Colegio trasladó los actos de homenaje a la Casa de las Américas, antigua sede de los Juzgados de lo Social. Allí, tuvo lugar un solemne  homenaje póstumo a la figura de Rafael Martínez Emperador, magistrado de lo Social del Tribunal Supremo, asesinado por ETA en 1997, depositándose una corona de flores junto a la placa que recuerda su figura.

Tras este emotivo acto, el Colegio hizo entrega de las distinciones de las Medallas de Plata y Bronce a los colegiados que llevan ejerciendo la profesión de graduado social de forma ininterrumpida durante más de 25 y 15 años, respectivamente.

Plata: Juan Corona Pérez, Inmaculada Cuenca Corbacho, José Gutiérrez González, José Antonio Hinojo Olmedo, Jesús Sánchez Caro, Gaspara Valenzuela Espinosa y José Miguel Villegas García.

Bronce: Jesús Castillo López, Rosario Grande Márquez, Juan Carlos Molina Romero, Elisa Isabel Moreno Pacheco, María Leonor Moreno Sánchez, Manuel Pérez Moreno, Javier Ponciano Vidal, Mercedes Sánchez Trujillo, Jesús María Tocino Caucín y Beltrán Ysasi Arizón.

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados.