Blog of Beauty » Archivo » Naranjas de la china

Naranjas de la china

Auro y Coco | 15 de enero de 2009 a las 14:59

Últimamente los días ya se encargan de ponernos el color de temporada, ya que miremos hacia donde miremos, todo luce gris. De vez en cuando vemos algo de morado en cualquiera de sus múltiples gamas (en escaparates, en bodas, en fiestas, en todo) que parece que vamos todos en procesión. Pero más allá de ellos, hay un color que aparece por ahí dormido, discretamente, que poco a poco va dando que hablar y que pronostico que el próximo invierno aún lo dará más. Es el naranja. Un color muy muy cálido que sin ser excesivamente veraniego como el amarillo, aporta luz a los tristes días invernales.

Sea para un día a día, sea para vestir, el naranja se adecúa sin problema. Dependerá de nuestro grado de atrevimiento. Veamos diferentes opciones de cómo lucir el color naranja:

  1. Si soy atrevida: en camisas de cuadros estilo leñador. Talla XXL, sin abotonar, con las mangas remangadas y colocadas sobre unos pantalones pitillos con camiseta bajo la misma. Cierro con un chaleco abierto. Otra opción es colocarse dicha camisa sobre un vestido corto, de seda, y unos botines de cordones y tacón. También puedo lucir el color naranja para vestir, y para ello ponerme abrigo de dicho color, como los de Comptoir des Cotonniers. Un vestido negro con media tupida y zapato de tacón alto en ante negro.
  2. Si soy más reservada: en jerseys de cuello vuelto, amplios, de lana gordita, con pantalones baggy y botas. El jersey por dentro. O en un estilo más formal en forma de twin-set con pantalón masculino negro y mocasín. Y para salir, un vestido corte túnica naranja también de Comptoir des Cotonniers.
  3. Si aún así el color naranja sigue siendo mucho para mí: lo puedo relegar a los complementos. Tanto una bufanda extralarge, como unos maravillosos guantes de piel o unos magníficos zapatos de tacón, corte salón y tacón cuadrado, de ante en Uterqüe.

A ver si así se nos pega algo de vitamina C y por lo menos se nos hacen más llevaderos los terribles catarros y gripes. Probemos si con este disfraz de Frenadol funciona.

No se te ocurra: ponerte este color si eres muy muy pelirroja (de piel muy blanca y cabello muy muy naranja) o de cabello rubio y piel aceitunada. Quedará super uniforme.

Mezclar naranja+amarillo. Rollo naranjas y limones mejor para los programas infantiles.

Total look naranja. Tampoco es para eso. El naranja va estupendamente bien con el negro, pero también con el morado, por ejemplo.

Naranja charoliqui. Mejor en tejidos más uniformes, como la piel o el ante. Ya de por sí es un color brillante, y no se trata de parecer que vamos con el chaleco reflectante puesto.

Cuidado con las tonalidades si llevo varios elementos diferentes. Vigila que no sea cada uno de un tono, que si no, se matarán (qué tragedia, por favor).

Lo encontrarás en: el look de la izquierda es de Isabel Marant. Los guantes, de Filippa K.

Los comentarios están cerrados.