Del CIS a los coches locos

Carlos Navarro Antolín | 6 de mayo de 2011 a las 12:22

MÁS de la mitad de los encuestados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) entre el 17 de marzo y el 17 de abril de este año admiten que en las elecciones municipales de 2007 y en las generales de 2008 votaron al PSOE, un 53,1% y un 54,1%, respectivamente. Pese a este reconocimiento de voto, el estudio vaticina que el PP subirá entre uno y dos concejales en los próximos comicios. El CIS asegura para los chicos de Zoido el acta número 16 y deja como posible, ojo porque sólo se ofrece como una posibilidad, el concejal de oro que otorga la mayoría absoluta, el número 17. La encuesta del CIS, organismo dependiente del Ministerio de la Presidencia, es la primera que da opciones al socialista Juan Espadas para ser alcalde, siempre con el imprescindible apoyo de la IU de Antonio Rodrigo Torrijos. Todos los sondeos han dado por segura hasta ahora la primera mayoría absoluta del centro derecha en Sevilla. Pero esta encuesta tan sólo garantiza al PP una victoria en número de votos, un resultado que dejaría a Zoido nuevamente orillado del poder municipal.

El tamaño de la muestra ha sido de mil entrevistas, una cantidad nada despreciable. Al igual que fueron mil en 2007, en las vísperas de las elecciones en las que Zoido debutó como candidato frente al alcalde Monteseirín (PSOE), Antonio Rodrigo Torrijos (IU) y Agustín Villar (PA). En aquel estudio, realizado entre el 9 y el 29 de abril, el CIS únicamente clavó el resultado de los socialistas: 15 concejales. Concedió entre 12 y 13 al PP, nada menos que 3 al PA y entre 2 y 3 a IU. La película terminó con el resultado ya sabido. El PP se fue hasta los 15 con un candidato fogeado tan sólo durante nueve meses. IU logró 3. Y los andalucistas desaparecieron de los despachos de la Plaza Nueva, comenzando una nueva travesía del desierto sin que, por el momento, intuyan el más mínimo oasis. Todo un pinchazo del CIS (no confundir con los pinchazos del CESID, que eso fue otra historia bien distinta). Resulta que, para colmo, el PA ni siquiera aparece en la encuesta del CIS de este 2011. No se pregunta por su candidata cuando sí se incluyen cuestiones sobre la de UPyD. Toda una descortesía. El PA parece el perro flaco de estas elecciones al que ya se sabe que le ocurre con las pulgas. Parece que los técnicos del CIS hubieran castigado a los andalucistas con esa arma que gusta tanto a la Sevilla taurina: el silencio.

La encuesta del CIS supone un impulso para el equipo de Espadas. Un ad calorem. Así ha sido recibida por sus asesores. El partido está abierto. La Alcaldía es posible. Son precisamente dos de los mensajes que más necesita el electorado socialista local. Quién ha visto y quién ve a este PSOE que en Sevilla, nada menos que en Sevilla, se ve obligado a depositar sus esperanzas en que el rival no llegue más que en llegar por sí mismo.

Que el CIS concluya a dos semanas de las elecciones que la mayoría absoluta del PP es posible después de entrevistar a mil ciudadanos (500 de ellos votantes socialistas hasta hace un cuarto de hora) es como para ponerse a pensar. O irse a los coches locos de la Calle del Infierno.

Los comentarios están cerrados.