La candidata Pilar

Carlos Navarro Antolín | 11 de mayo de 2011 a las 7:03

Pilar no quiere ni oír hablar de la llave. Qué malos recuerdos. Tanto se hablaba de que el PA tenía la llave de la ciudad que la situación acabó pasándole factura. Qué buena candidata si tuviera un buen partido. Ha recogido los rescoldos de una formación que se comenzó a acabar el día que Alejandro le entregó en Castelar las llaves de la ciudad (ay, las llaves, siempre las llaves) a Manuel Chaves a cambio del Metro, para lo cual se comprometió sobre la marcha al consejero Francisco Vallejo, al que un presidente andaluz arremangado telefoneó desde allí mismo. El poder por el poder, cueste lo que cueste. Y le costó. Al PA se le vio el plumero. Desde entonces, todo han sido males: una sucesión de resfriados, una gripe, una neumonía, un cáncer… Y la muerte en las elecciones de 2007, donde se desangraron por todos los barrios, especialmente por tres distritos poblados: Bellavista, Cerro-Amate y Este-Alcosa-Torreblanca. Por donde más duele. En total, 27.966 votos menos.

A aquella teoría de la llave se sumó la muy hábil del urbanismo bajo sospecha, que ahora el PSOE quiere recuperar a última hora dándole al tam-tam con la agenda oculta de Zoido. Todo un balón colgado al área a ver si cuela.

Pilar es una buena candidata. Ya la quisieran muchas formaciones. Da buena imagen. Habla bien. Aprovecha los escasos minutos de notoriedad, como hizo en la noche del lunes en el informativo del 24 horas de TVE, se escurre cuando le preguntan por los pactos, sabedora del daño que le hizo a su partido cambiar de pareja de baile con tal de seguir pisando la moqueta de la caracola uno de Urbanismo y, lo más importante, tiene capacidad de aguante. A veces no es que encaje con deportividad las críticas, que es su obligación, sino que tiene que soportar los zarpazos de la crueldad. Y eso es muy distinto.

  • Sergio

    Y el tiempo les ha dado la razón; no se hace el Metro completo que necesita la ciudad, nos pagan la deuda histórica en solares inútiles, sacaron las facturas falsas y de ahí viene todo lo demás, desde que no están todo ha ido a peor en Sevilla y Andalucía, lo de urbanismo bajo sospecha, todo mentira, ¿qué más quieren los sevillanos y andaluces? pues tienen lo que se merecen…

  • Andres Cortés

    Es una gran candidata para un partido que, con sus defectos, no merece el ensañamiento de muchos que perdonan los tremendos errores de PSOE y PP. Yo votaré Partido Andalucista.

  • Arturo

    Ayer la vi tres minutos en TV le preguntaron por si deberia gobernar la lista mas votada y hablaba de la ley elctoral, las cuotas de partido, reformas en el congreso de los diputados, leyes mas leye… señora, a lo mas que usted aspira es aconcejal… deje el congreso de los diputados a otros, Sevilla necesita politicos con micro politicas…que os gusta el ave a los pilíticos.

  • Cayetano Fdez,

    No solo es una gran candidata, es una gran persona, quizas lo mas importante en un polito urbano. Nuestra ciudad solo merece el voto andalucista, piensa que donde gobierna el nacionalismo, gobierna el pueblo.

  • Calle_Ancha

    Para mí, Pilar es la mejor candidata.

    El comentario anterior, me parece un silogismo forzado, no veo relaccion entre el AVE, y hablar de la legislación del Congreso de los Diputados, que totalmente afecta a las políticas municipales, porque las micropolíticas, se pueden o no se pueden hacer, en función de la legislación vigente y los recursos que vienen de arriba, y no precisamente como el manà. Nuestros alcaldes y alcaldesas promueven bandos sujetos a un marco jurídico nacional, y entre otras historias, limitados con cosas como el DECRETO-LEY 2/2010, de 28 de mayo.

    Sobre la intervención en TV, no la ví, pero que yo sepa, las reformas en la ley electoral, las cuotas de partido, y toda la pesca, inciden directamente en el proceso electoral local, tanto en su desarrollo como en sus resultados. Otra cosa es que le preguntaran una cosa y se saliera por los cerros de Úbeda, cosa que si no ví la intervención de 3 minutos, no puedo opinar.

    Salud.