La caja negra » Archivo » Cambio de régimen, cambio de tabernero

Cambio de régimen, cambio de tabernero

Carlos Navarro Antolín | 9 de enero de 2012 a las 17:36

Decid niños que quéreis ser de mayores. Y los niños dijeron que Pedro Sánchez Cuerda, cuyos negocios hosteleros se reproducen como hongos en tiempos en que los empresarios retiran la infantería antes de acumular más heridos. El grupo La Raza se asentó en 2011 a la vera del Salvador con tres negocios tres sobre el redondel. Y ya ha colocado una pica a los pies de la Giralda con el Flaherty, que reabrirá en primavera, mitad para despachar pinta de cerveza irlandesa, mitad para capotes de melva. Cualquiera diría que Sánchez Cuerda es el tabernero emergente del régimen que dicen que viene. Una evolución con varios hitos. De Juliá a Robles. O lo que es lo mismo, del canapé del medio tomatito sobre microanchoa que ha probado media Sevilla en bodas, bautizos y comuniones a los postres en platos coloreados al estilo Kiko Argüello. Y de Robles a Sánchez Cuerda. O lo que es lo mismo, del PSOE de los años de la leyenda de la cabra que ganaba las elecciones a este PP que está quitándole ya las pelusas a las alfombras de San Telmo. Por los taberneros se sabe dónde está el voto. La transición no se acabó con la primera mayoría absoluta de Aznar, como dicen algunos historiadores. La transición, al menos en Andalucía, no concluirá cuando el PP gobierne en Dos Hermanas ni cuando Pepe Lugo sea concejal del Ayuntamiento de Sevilla, que ya va siendo hora, sobre todo de lo segundo porque el 22 de la lista de Zoido no puede tener mejor cartel. No, no, no… La transición en Andalucía acabará cuando a Sánchez Cuerda le adjudiquen servir las comidas en los salones de San Telmo. Si para entonces queda algo que servir. Y si los niños siguen teniendo ilusión por ser mayores.

Los comentarios están cerrados.