Lipasam y el Lunes de Resaca

Carlos Navarro Antolín | 29 de enero de 2013 a las 5:00


Que en la mesa de negociación de un convenio laboral de cualquier empresa, pública o privada, se valore la posibilidad de que los empleados tengan que ser incentivados exclusivamente para que acudan a su puesto de trabajo es sencillamente ofensivo para esa inmensa mayoría de trabajadores que cumple con su obligación sin necesidad de sonrojantes estímulos extras. Que la dirección de una empresa cualquiera se pliegue a pagar 1.400 euros anuales a cada uno de los trabajadores que no falten al trabajo sin causa justificada es sencillamente vergonzoso. Y que encima se haga con dinero público es sencillamente reprobable. Estamos de saldo con la sencillez, oiga. El denominado plus por no absentismo, que se está pagando desde hace años en Lipasam, equivale en el terreno laboral al denominado Lunes de Resaca en el calendario festivo de la ciudad. ¿Recuerdan aquellos Lunes de Resaca que después se ennoblecieron y tornaron en Lunes de Guardiola y que ahora han quedado en Lunes peladitos y mondaditos? Ese día de descanso tras la Feria oficializaba que los sevillanos necesitan un día para dormir la tajá antes de volver al puesto de trabajo, ergo reconocer que hay empresas públicas en las que se necesita un acicate (contante y sonante) simplemente por acudir al centro de trabajo ya me dirán ustedes lo que oficializa: la poca… Poquísima. Las loables conquistas sociales no pueden consistir nunca en que haya que pagar para garantizar la mera presencia del trabajador, dejando aparte el rendimiento y los resultados. Cuenta un sindicalista que ese plus hubo que instaurarlo ante el creciente absentismo en la empresa por la dureza del trabajo en la calle, en horario nocturno y con el clima jugando en contra en muchas ocasiones. Que Canorea y Valencia paguen a Morante el Domingo de Resurrección un plus por no acojonamiento ante el toro. Y no digamos el Domingo de Feria, que son de Miura, mire usted. Los de Zahariche merecen un plus playero. Pero no para irse a Matalascañas y quitarse del cartel, sino para aguantar el sistema nervioso ante la cornamenta playera de toros tan agalgados.
Tal vez el panorama actual no es más que la resaca de los años grandes, cuando los gobiernos municipales disparaban con pólvora del rey en las mesas de negociaciones para garantizar la paz social. Cuantísimos dirigentes no aparecían como hábiles negociadores cuando no habían hecho más que firmar un cheque. Se acabó la pólvora, se esfumó la paz. Cuando la pólvora sale por la puerta, la paz se pira por la ventana. Contra la resaca ya se sabe: agua, aspirina y café. Y pasar la vergüenza de haber metido la pata. Como pedir cobrar por simplemente llegar a la hora obligada.

  • PARADO

    No seria mala idea que el empleo que genera empresas publicas pagadas por los contribuyentes, sea rotatorio para que todos tengan las mismas opciones y posibilidades de disfrutar de el, dada las necesidades de la poblacion y el paro existente sin cotos privados o priviligios de unos pocos. Así como mayor transparencia a la hora de acceder a estos empleos.

  • Azabache

    Se expone Ud a la ira de las fuerzas progresistas de la ciudad, a que le esgriman una lanza, o una espada. Por cierto, ¿llegaría Mir (loable denominación sanitaria) a devolver la caseta de feria? ¿Alguien lo sabe?.

  • Ana Dron

    No hay duda de que crear un plus así y encima llamarlo de esa foma es insultante y recochineante. Pero hay dos cuestiones que no se deben obviar. Por una parte, es lógico pagar un plus al trabajador cuando el trabajo es especialmente duro/peligroso/penoso/etc. Ya se hace en otras profesiones normalmente y nadie pone el grito en el cielo. Si no se quiere gastar dinero en inspectores, hay que encontrar soluciones que no vayan contra los derechos básicos de los trabajadores. Por otra parte, se apreciaría un comentario sobre el hecho de que los trabajadores de Lipasam hayan aceptado la reducción del 5% y el aumento a las 37.5 horas, lo cual indica que el problema no está en las medidas sino en cómo las quiere aplicar el alcalde. Ese debate es real y ahí os deberíais centrar.

  • Juan

    Yo entregue personalmente un curriculum hace unos años a un vigilante, respetando el procedimiento a seguir… nunca me han llamado ¿donde estará mi currículum?…

  • lorenzo

    Este tipo de plus lo cobran todos los trabajadores de Lipasam , ojo digo “todos” desde el primero hasta el ultimo,desde el mandamas hasta el currito de la escoba, eso se le olvido decirlo, y en el resto de las empresas municipales tmbien se hace y nadie ha puesto el grito en el cielo. Ademas desde que se provo, hay menos absentismo laboral,menos bajas por emfermedad, y,aunque resulte contradictorio le sale mas rentable ala empresa que pagar mominas a trabajadores de baja,o,por lo menos hasta dia de hoy era asi.

  • Manuel

    Hay trabajos vocacionales (pongamos un cirujano) y otros de subsistencia (limpiar cualquier cosa). Entre ambos hay muchos otros. Se podría hacer una escala si no la hay hecha ya. Lo de Lipasam está en el grupo de los segundos, no critico pues que cobren un plus. El trabajo es duro y desagradable. Limpiar lo que otros ensucian no es precisamente bonito, pero por lo menos ganas dinero para vivir. En mi empresa hay gente que gana un plus de peligrosidad y nadie lo critica porque no es agradable tener que estar enfundado en un mono hasta el cogote y con mascarilla, sobre todo en verano.

  • harto de chantaje

    ANA DRON, con 6.000.000 deparados en el país no hay trabajos penosos. Cuando alguien no tiene para comer se acaban los escrúpulos. Hay que pagar un incentivo cuando no se encuentra quién haga el trabajo. Si a estos señores no les gusta su trabajo que se lo dejen a los millones de criaturas que están deseando de trabajar donde sea, y más en algo tan bien pagado. Menos demagogia y más arrimar el hombro. Fuera privilegios, que ya estamos hastíos los ciudadanos de pagar y pagar, para que una minoría se dedique a vaguear. Esto es muy fácil, a el que no le guste tener que trabajar cuando le toca y llegar puntual, que deje su puesto que hay 6000000 de parados esperándolo. Llamemos a las cosas por su nombre, basta ya de tanta palabrería barata. Que los privilegios salen de nuestros bolsillos, el dinero no viene del cielo

  • harto de chantaje

    Manuel, te digo lo mismo que a Ana Dron, el que no quiera su trabajo que lo deje, que hay 6 millones de españoles deseándolo. Esto es la ley de la oferta y la demanda, y cuando hay demanda el precio=sueldo baja. Y yo soy de los que he perdido mi puesto de trabajo después de 25 años sin faltar un solo día.

  • harto de chantaje

    Lorenzo, pues si ese plus lo tienen todos, que se lo quiten a todos. Ir a trabajar es una obligación, no merece un plus adicional. No justifiquéis lo injustificable, que eso que os lleváis sale de mi bolsillo.

  • emisan

    Lo que debería hacerse ahora, que además es perfectamente factible con la nueva reforma laboral es suprimir el plus de “no absentismo” y cambiarlo por “de patitas en la calle” a aquellos que no cumplan sus obligaciones. Al tercero que se despida de forma fulminante verás como deja de haber tanto absentismo.
    Y desde luego la bolsa de empleo de lipasam deber dejar de ser un coto cerrado a los familiares de los empleados. Ya que la cosa está calentita y hay huelga de todos modos, lo mejor que puede hacer el ayuntamiento es renegociar de arriba a abajo todo el convenio de Lipasam.

  • Reyes

    yo digo que si estan de huelga no cobran, ni cotizan a la seguridad social, bien otra opcion, personas que se encuentren en paro y quieran realizar este trabajo, por supuesto para los camiones quien tenga el carnet que le permita llevarlo. y así tambien contanrian con experiencia para poder cubrir alguna baja o trabajar en Lipasam que al fin y al cabo es una empresa pública.