El imputado Torrijos y el crucificado expirante

Carlos Navarro Antolín | 26 de septiembre de 2013 a las 13:44

la foto
Cristo expirante, solo, con un paisaje idealizado de la ciudad de Jerusalén. Una restauradora limpia la superficie del óleo, quitando la suciedad y reintegrando las lagunas de la obra. Hay claroscuros que evocan a Caravaggio. Ni están la Virgen ni San Juan. El crucificado aparece en una soledad tenebrosa. Todo ocurre en el patio central del Ayuntamiento de Sevilla. Son las 11:44 horas del jueves. Irrumpe en la escena el portavoz de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, recién informado de su imputación judicial. Baja las escaleras a gran velocidad, se marcha desparramando ligeramente la mirada sobre cuanto ocurre a su alrededor. No habla ni para decir esta boca es mía. Sale abanto, rehuyendo el bosque de alcachofas, barbeando los muros de la Casa Consistorial. La restauradora, ajena a cuanto ocurre a sus espaldas, sigue acariciando con mimo al Cristo solo, expirante, del que todo el mundo conoce su final, el Cristo que está en su último hálito de vida y aferra su mirada a un horizonte de última esperanza. Arte y política. Los claroscuros de Torrijos no son de Caravaggio, evocan un baile de togas, un paisaje mucho más terrenal y árido, un camino de meses plagado de espinas. Pero el final también lo conocemos: la soledad. El gallo de IU ha cantado ya tres veces. Nadie restituirá las lagunas de una obra pintada con brocha gorda en ocho años de gobierno.

  • Harto de chupones

    Pues nada, ahora que los de siempre le echen la culpa al alcalde, como tiene la culpa de todo lo que pasa en esta ciudad…
    Lástima que todo esto al final se quedará en nada, los políticos son inmunes a la justicia, al menos tendrá que agachar la cabeza de trincon cuando vaya por la calle.
    Estos son los comunistas defensores de los pobres, los que los esquilman para luego ponerlos a la vanguardia de la “lucha obrera”, o mejor dicho, lucha de unos cuantos progres y sindicalistas por mantener sus privilegios y ritmo de vida a costa del dinero público.

  • enrique

    Al alcalde dejarlo tranquilo, pobrecito, que bastante tiene con la matraca de la candidatura de su partido a la Junta de Andalucía. Señor, qué pesadez y qué prisas. Bastante tiene con su apretadísima agenda,cura-figurante de boda, fuera de su localidad incluida. ¿Qué se habrán creído estos “comunistas defensores de los pobres”? ¿qué podían robar impunemente como los de antes, los del Tito Paco, que eso sí que era robar con clase y estilo,? Hasta ahí podíamos llegar.

  • enrique

    Muy buena la metáfora pictórica, Sr. Navarro. El nivelito de los políticos españoles actuales, salvo honrosísimas excepciones, también es un cuadro; podría ser una mezcla de El Bosco, por lo incomprensible; de Münch, por lo angustioso y por la falta de esperanza en el futuro;lo que es seguro es que no es de Delacroix, y más concretamente no es el de LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO.

  • choriprogres no gracias

    Enrique y dejar tambien tranquilo al tito paco, que ya lleva 40 años muerto y todavía seguís con la misma cantinela, eso si, siempre para justificar los mangazos que nos hacen los “compañeros” progres e izquierdosos. Que lástima dais, no hay nada peor que un piojo resucitado, y de esos está lleno la izquierda española, se han erigido como una nueva clase social prepotente, chula, altiva, y que miran a las clases que teóricamente defienden por encima del hombro. Eso si, viven mejor que los ricos y se codean con ellos en las mejores urbanizaciones y clubs privados.

  • Juan

    Voy a tratar de mostrarles el cuadro prototipo de un comunista de España de ahora y de casi de siempre, exceptuando a los que todos hemos conocido, pues lo tengo en mi mente desde hace mucho tiempo; un señor o señora o lo que sea puesto de pié diciendo por diezmillonésima vez aquello de… Por el pueblo y para el pueblo, al mismo tiempo que baja la mano y metiéndosela en el bolsillo de la chaqueta del lado contrario haciendo el signo del mangante. ¡Ole! ¡Oooolé! Esta es una de las cuatrocientas mil Españas… Esta y otras muchas gilipoyeses con las que estamos adornados, esto es lo que tenemos, y sin posibilidad de echarle la culpa a nadie… Es de creación propia.

  • Torrijosimputado

    El único pecado de Torrijos fue gastarse el dinero de los sevillanos en sus cosas del Partido cuando el Arqueológico estaba apuntalao. Él sólamente quería mandar dinerito y estudiantes a Cuba cuando en Sevilla cada día se hace un desatino. Pues ala, ahora que le comen las imputaciones, que se vaya a Cuba, que Margallo a este no se lo trae de vuelta. Que se vaya a Cuba con el Paladín. A mucha le defraudará la izquierda, normal, en la guerra civil eran los que mataban anarquistas, no son trigo limpio

  • enrique

    “Choriprogres no gracias”: Puede que en la izquierda haya algún piojo resucitado. Pero los bichos más chupasangres en la política española y con más desfachatez han estado en la derecha, herederos del que vivió en El Pardo y que tanto te molesta que se le recuerde. ¿Te pongo un ejemplo? El presunto chorizo ex presidente de la Diputación de Castellón.