La Plaza de San Francisco tiene propietario

Carlos Navarro Antolín | 4 de octubre de 2013 a las 13:02

Mesas Altas
Cuando los políticos se ponen cursis y dicen que la Plaza Nueva o la Plaza de San Francisco son el salón o la zona noble de esta casa de todos que es la ciudad de Sevilla, échense a temblar sobre el concepto que tiene un político sobre un salón. O sobre la nobleza. Este mal no es excluviso de Sevilla. Madrid, Salamanca, Vitoria… En estas ciudades la plaza principal o considerada mayor suele estar muchos días del año ocupada por carpas o atracciones muy distintas. La cara del japonés cuando entra por primera vez en la Plaza Mayor de Salamanca y se la encuentra colmatada (toma vocablo) por una muestra sobre encajes de bolillos de todo el mundo es para echarle unas pesetas de las antiguas. Una dolorosa nipona sin candelería. Recuerdo cuando el abogado Salvador Cuiñas descubrió por primera vez esta maravilla arquitectónica de Churriguera una noche de noviembre, con todos los medallones bien iluminados y con el de Franco con el correspondiente y tradicional tomatazo sobre la laureada. Confesó en voz baja.

-Hasta me he emocionado. Es preciosa
-Suerte que la has cogido vacía.
-Pero si está llena de vida.
-Vacía de carpas, quiero decir.

La Plaza de San Francisco estos días, más que el salón de la ciudad, debe ser el salón de celebraciones particular de una taberna, que lo mismo invade la acera con la botillería de bebidas espirituosas, que se mete en el pavimento de adoquines con veladores por un tubo, chorritos de agua, lámparas de pie de pensión con pretensiones, o que hace suyo el firme de losas de Tarifa con mesas altas para un cóctel si usted lo pide. Sólo nos falta un chill out con triclineos y cortinajes con exclusiva fachada plateresca de fondo. Quiso Monteseirín rematar esta fachada del Ayuntamiento siguiendo, por cierto, el modelo de la Plaza Mayor salmantina. Cuando don Alfredo quería despistar a la opinión pública de algún tema de facturas duplicadas o de obras parcheadas, se sacaba de la chistera (de Rivera Ordóñez) un conejo como el de la terminación de la decoración artística de la sede municipal por antonomasia. Pero quien está verdaderamente rematando la plaza es el tabernero, que ha hecho de ella su cortijo y que yo creo que hasta ha llegado a un acuerdo con el Banco de España para no pisarse los clientes como el del chiste del puesto de chucherías cuando la señora le pidió cambio: “Lo siento, pero ni yo doy cambio ni mi vecino el Banco de España vende golosinas, así no nos hacemos la competencia”. Pues eso, tengan por seguro que el Banco de España no colocará veladores. La coctelería de San Francisco es enterita para el tabernero. No querías veladores, pues toma dos filas más de mesas altas en el salón de la ciudad. Unas mesas altas que florecieron por todos los bares como hongos cuando empezó la crisis y el personal recelaba del tradicional mesa y mantel. Pedro Sánchez Cuerda, presidente de la patronal, bautizó este mismo modelo de mesa como los quitamiedos de la hostelería, para que la gente no se asustara a la hora de sentarse con formalidad temiendo la estocada del siglo. Ni de pie del todo, ni sentado del todo. Un mixtolobo, una salida a medias del portero, una solución de me alegro de verte bueno. Pero estas mesas altas de la Plaza de San Francisco más que quitamiedos, querido Pedro, son mesas altas de nolaco. Porque quien las coloca No La Conoce. La vergüenza, vamos. Y ha dicho como Fraga de la calle: “La plaza de San Francisco es mía”. Y lo es.
mesas altas 2

  • Skizoofrenico

    Estos de Robles o son amiguitos o saben untar donde hay que untar… En otras plazas pidiendo papeles a los bares y multando por cualquier cosa, mientras a la “sevillanía rancia” se le da carta blanca.

  • Agarrao

    Parece mentira lo carísimos que son los bares de Sevilla en comparación con sitios como Madrid, La Coruña, Santander, Bilbao, San Sebastián, Burgos…
    Me refiero a bares de tapeo con buena pinta. Barcelona no entra en la cuenta pues son guarros, malos y venden bazofia incomestible.

  • xomin

    sevillanear como sea , hortera , rancio o moderno, en esa “pedazo” de plaza San Frncisco,Sevilla como dice kiko Veneno es muy putita y los sevillanos somos su clientela…

  • Rosalia

    Es de vergüenza. En todas las narices del Ayuntamiento y no pasa nada. Vaya imagen que damos de la ciudad. Me pregunto si será porque muchos de los que “trabajan” en el Ayuntamiento son clientes…

  • Torrijosimputado

    PSOE, PP, IU, todo la misma porquería

  • MANUEL MUÑOZ DE LA ROSA

    Pues daros una vuelta por la Plaza de Doña Elvira, que casi no se puede andar. Ocupada con veladores de los Restaurantes de dicha plaza. El colmo es que ya ocupan hasta los bancos con platos, cubiertos, etc. Eso lo presencié ayer tarde que fuí con mi mujer a dar un paseo y cuando me iba a sentar en uno de ellos me encontré que estaba ocupado con los enseres propios de un restaurante. Por tanto me gustaría que la policia local se diera una vueltecita por la zona y comprobar los abusos que están cometiendo algunos locales.

  • Alcapone

    Yo no veo problema, tan solo para los tiesos, prefiero eso a que esté como un aparcamiento de motos, o un establo de caballos, que es como está durante el dia.

  • Antonio

    Para esto le hemos dados los votos. Vergüenza le debería de dar señor Zoido. Quiten esas mesas inmediatamente.

  • finito

    Por qué no pregunta a las familias de los trabajadores de esa empresa?
    En este país a cualquiera que crea empleo, se le llama explotador o e. El mejor de los casos chorizo. Antes de criticar, Infórmese.

  • Ana

    PERSONAS QUE SE DEDICAN A QUEJARSE DE LA OCUPACION DE VELADORES,ALLANAMIENTO DE LA PLAZA,… PERO NO SE QUEJAN DE LAS MOTITOS Y LOS COCHES QUE PASAN COMO PEDRO POR SU CASA NI DE LOS DIFERENTES EVENTOS QUE SE REALIZAN EN ELLA ;(SEÑOR MIO NI SE LE OCURRA USTED PASAR EN NAVIDAD CON ESA PROYECCIÓN EN LA FACHADA DEL AYUNTAMIENTO QUE NO CABE NI UN ALFILER NO SEA QUE USTED SE ME AGOBIE,ESAS SILLAS DE SEMANA SANTA QUE IMPIDEN A CUALQUIER CIUDADANO DISFRUTAR DE LAS PROCESIONES SI NO SE TIENE MANTECA TAMPOCO SE PASE USTED POR LA PLAZA QUE SE ME VA A DEPRIMIR INTENTADO LLEGAR A PLAZA DE ARMAS,ESOS CONCIERTOS QUE TANTO NOS GUSTA A LA GENTE ,A NO SER QUE SEA SU CANTANTE FAVORITO NO LO VAYA A CRITICAR)… ¿SIGO MENCIONANDO? SI SU TRABAJO ES CRITICAR EL DEL TABERNERO COMO USTED LO LLAMA ES DAR UN SERVICIO DE CALIDAD,DAR PUESTOS DE TRABAJO A PERSONAS QUE TIENEN FAMILIA, PAGAR LOS IMPUESTOS Y LICENCIAS CORRESPONDIENTES PARA ALLANAR ESA PLAZA.
    DICEN QUE PARA GUSTOS LOS COLORES Y SI USTED PREFIERE QUEJESE AL AYUNTAMIENTO PARA QUE QUITEN DE SU PLAZA MOTOS,EVENTOS,COCHES DE CABALLOS,SERVICIO DE BICICLETAS Y YA QUE NOS PONEMOS HASTA EL BUZON DE CARTAS PARA QUE USTED PUEDA PASAR TRANQUILAMENTE POR FAVOR NO VAYA SER QUE SE ME TROPIECE.
    BUENO SOLO DECIRLE QUE CUANDO QUIERA LO INVITO A TOMARSE UN CAFE POR ESA AVENIDA DE LA CONSTITUCION AL LADO DE ESA MARAVILLOSA CATEDRAL QUE PODRA PASEAR TRANQUILO ENTRE LOS VELADORES DE LOS NEGOCIOS, EL CARRIL BICI,…LE DOY UN CONSEJO ¡CUIDADO QUE VIENE EL TRANVIAAAA!
    O SI QUIERE PODRIAMOS IRNOS A TOMARNOS ALGO A LA CAMPANA,PLAZA DEL SALVADOR , LA ALFALFA,ARCHIVO DE INDIAS,PLAZA DE DOÑA ELVIRA,PUERTA JEREZ …. DONDE USTED QUIERA YO LE INVITO SI ESTA LLENA TODA LA CIUDAD LLENA DE ”TABERNEROS”.

    UN CORDIAL SALUDO

  • José María

    Esto es un atentado al buen gusto, además de una demostración del nivel de cutrerío y horterismo que tienen quienes lo permiten, los Sres. Zoido, Serrano y Peña, (éste el de “desprotección ambiental”). El alcalde es como un nuevo rico que pone su palacete todo lo “rococó” que puede, combinando todos los estilos de muebles que encuentra allá por la tienda de decoración que entre. Al mismo tiempo, hace pensar a los ciudadanos el poco nivel de los comensales que quieren demostrar al resto de la ciudad y visitantes su “nivel de vida”, gastándose públicamente su dinero para que los demás los envidien. Tal para cual. Posiblemente los de la foto también sean políticos o aspirantes a serlos, que da lo mismo. Venga, ahora, a promocionar el turismo de celebraciones de bodas, bautizos y comuniones en la calle. Je, je, je. ¡HORTERAS!