Todos a llevar huevos al torno de la Alcaldía

Carlos Navarro Antolín | 21 de abril de 2014 a las 21:41

_MG_6854.JPG
Un político no controla cuándo llueve. Ni cuándo deja de llover. Si Juan Ignacio Zoido pudiera, tengan por seguro que prometería acabar con el calor de los veranos de Sevilla. Pero no puede. O sí… Pues ha habido alcaldes que nos han prometido una playa y aún estamos con la cara de tontos esperando dónde clavar la sombrilla. En esa rentabilización de la gestión cotidiana, esa política de infantería que es el estandarte del actual mandato, el alcalde convierte la Semana Santa de 2014 en su éxito político. La gran clave ha radicado en que las nubes han sido indulgentes todos los días, por lo que han salido todas las cofradías y, por lo tanto, ha habido más público y, por consiguiente, el consumo también ha subido. No hay más. Y no es poco. Los servicios municipales han funcionado, es cierto. Pero la obligación de los servicios municipales es hacer lo que casi siempre hacen en Semana Santa: funcionar. Ojalá pudieran reeducar a la mayoría de guarros que han dejado las calles como una covacha. ¿Cuál ha sido la habilidad del alcalde en cuanto se ha encerrado el último paso? Capitalizar nuevamente el éxito de la micropolítica: los barrenderos han barrido, los autobuses han circulado, los bares han vendido más cervezas y, por supuesto, las cofradías han salido… Y el rostro de esa gran gestión es el de un alcalde risueño. ¿Alguien recuerda al socialista Monteseirín presentando los balances de sus doce Semanas Santas? Nadie. Zoido sabe perfectamente las medidas de la ciudad. Le resbalan las críticas sobre su afición como alcalde a las fiestas mayores. Dame cofradías… y dime tonto. Tiene clara la escasa o nula importancia que la ciudadanía concede a los acuerdos del consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo, a la reforma del PGOU, a los informes del interventor sobre el grado de cumplimiento del Plan de Ajuste, a la incidencia de la reforma local, a la ejecución del presupuesto municipal y a los debates en los plenos municipales… Para presentar el balance de la Semana Santa, el alcalde ha comparecido con tres concejales del gobierno, dos gerentes de empresas municipales y cuatro altos cargos municipales. Una parafernalia que confirma la estrategia que tratará de aquí a a las elecciones de resaltar la importancia de lo cotidiano a falta de grandes proyectos. Los promotores de la Pax Zoidiana tienen claro el fomento del circo (fiestas de primavera), mientras no puedan dar el pan (empleo). El urbanismo morado que regaba a las cofradías de miles y miles de euros a cambio de varas en lugares destacados lo inventó Monteseirín. Pero la Semana Santa sin lluvia parece que la ha inventado Zoido, un alcalde vitaminado como el bombón helado por el médico recomendado, un alcalde a la medida, como las camisas de Javier Sobrino. El alcalde se puede encontrar la próxima cuaresma con una cola de cofrades llevándole huevos a su despacho como novias desesperadas de la primavera para que no llueva en Semana Santa. Quien quiera cofradías, que deje huevos en el torno de la Alcaldía, como las casamenteras en Santa Clara. Pero para que acabe con los veladores ilegales… Para eso hacen falta muchos, muchísimos huevos.

  • Sevillanísimo

    Parece según su artículo que no existe otra preocupación que la Semana Santa o Año santo en toda la ciudad. Tan limitados mentales considera a los sevillanos como para que a estos los pueda engañar otra vez, esta vez sin hechos, un cambiafarolas, un mentiroso compulsivo, un paranóico sevillano del centro ? Déjeme que lo dude.

  • ABOGADO90

    Sin que sirva de precedente, totalmente de acuerdo. Circo para ocultar el desgobierno de estos 4 años. Lo de la micro política es simplemente intentar engañar a algún analfabeto que piense que sirve de algo. Recuerdo la foto en la Avnd del Greco del arcarde mientras podaban los árboles … Jaja Solo faltaba que no los podaran … Vaya tela

  • José Ángel

    Zoido evidencia su inutilidad como regidor público al considerar como éxito político que la Semana Santa de Sevilla haya sido un éxito. ¿Y si hubiese llovido, habría sido un nefasto político? . Pues tampoco. Pero este hombre es tan cortito de mente como de talla. Probablemente le quede poco tiempo al frente de la alcaldía de Sevilla, a la que tan poco ha aportado.

  • El quinto Pino

    El dato objetivó es valorar que noticia género más espacios en los medios de comunicación o dio lugar a más comentarios en los digitales, ¿las catenarias del tranvía durante la Semana Santa o la falta de presupuestos para los polígonos industriales.?

  • capazycapataz

    Pan y Circo…bueno pan poco. En esto esta basando el alcalde su mandato, más de lo de siempre focklore, fiestas populares, cabalgatas y demás. Y lo de la micro-política dejeme que lo dude; un ejemplo, desen un paseo por el centro de la ciudad, que a fin de cuentas, es el escaparete de la ciudad y fijense en la manera más chapucera de arreglar los baches en las calles adoquinas, a base de asfalto y de mala calidad, a los días de estar recien puesto, se deshace en piedrecitas

  • la alegria de la huerta

    A Zoido, entre otras cosas que se valoraran en su momento, le dio la alcaldia el desempleo y la campaña mediatica unido a un vagon de promesas de todo tipo.
    A estas alturas, los que no le hemos votado, estamos muy contentos con que se dedique a rentabilizar la Semana Santa, la confrontacion con la Junta y seguir vendiendo la “gestion diaria” aunque no funcione tampoco demasiado bien.
    Es el ultimo estertor de un alcalde amortizado, desautorizado, fracasado, escondido y condenado al fracaso.
    Como decia Bretch : ” puedes engañar a uno todo el tiempo, a todos una parte del tiempo, pero no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo”

  • Harto de hipócritas

    Pues si, lamentablemente no hay dinero para grandes proyectos, el amigo Montesirín y sus socios de IzquierdaUndida han arruinado la economía de esta ciudad durante los próximos 20 años, se han llenado los bolsillos, nos han robado, nos han engañado y encima hay elementos que se atreven a criticar que ahora no se haga lo mismo. Bastante tenemos con sanear las cuentas y que todos los servicios municipales funcionen a la perfección, y lo más importante, QUE NO SE ROBE NUESTRO DINERO. Parece mentira pero esto sea un logro en un país europeo del siglo XXI. Es indignante leer comentarios de los cómplices del saqueo.

  • marco

    Zoido ya cansa , no es un alcalde cercano ni centrado en Sevilla como pretenden mostrale sus asesores de imagen.
    Si a eso le sumamos su prepotencia y su nula capacidad de autocrítica , nos quedamos con un figurín que anda de aquí para allá diciendo tonterías.