La decadencia de Los Remedios

Carlos Navarro Antolín | 10 de septiembre de 2014 a las 5:00

17-1-204 JOSE LUIS MONTERO APERTURA PARKING VIRGEN DE LUJAN
IBÁÑEZ le hace el chaqué al pregonero de la Semana Santa. Todos los años vemos su foto con la lengua apretada entre los dientes mientras se agacha levemente para tomar medidas a esos señores taciturnos y con cara de estar llamados a una alta misión de Estado. Ibáñez se tiene que agachar porque en la gran mayoría de los casos está a mucha más altura que los pregoneros, pero a muchísima más. Por la cara de Ibáñez tomándole medidas al tipo se intuye cómo va a ser el Pregón. Y a la salida del teatro ya se sabe cómo ha sido la cosa.
–¿Qué tal ha estado el pregonero?
–Lo bien que le quedaba al tío el chaqué de Ibáñez con la chepa que tiene, oye.
Pero Ibáñez no vive de los pregoneros, por fortuna para sus fines de mes. Ibáñez, qué callado se lo tenía, también le hace trajes a los alcaldes de la ciudad a lo sastrecillo valiente. Este maestro sastre de la calle Asunción ha dicho, o más bien clamado, que Zoido tiene complejo con Los Remedios, el barrio de España donde mayor porcentaje de votos saca el PP, muy por encima del distrito capitalino de Salamanca, o sea tía. Ibáñez le ha tomado las medidas al alcalde, le ha recogido el bajo del pantalón, ha tenido en cuenta la sisa y el ancho de hombros y, hala, se le ha escapado un alfilerazo a cuenta del persianazo de Cañete por la caída de las ventas en la calle. Ibáñez le ha puesto a voz a muchos vecinos de Los Remedios: “Zoido está acompejadísimo de invertir en Los Remedios”. Sin anestesia. Y ha arremetido también contra Monteseirín por dejar la calle convertida en un paseo de abuelos con nietos, bicicletas y público low cost. Ibáñez ha mandado a los alcaldes a paseo, a paseo por el tramo de Asunción sin coches, pero con madres ocupando veladores con un café de hora y media.
Las calles se van adaptando a los tiempos. Como los seres humanos. Las calles tratan siempre de sobrevivir, de buscar la salida al entuerto. Donde estaba un salón de té, con batidos preparado a mano y bandejas de emparedados caseros, ahora se despachan cubos de botellines con chacinas plastificadas. Donde antier se negociaban hipotecas, se pedían préstamos o se invertía en fondo de inversiones, hoy se venden cigarrillos de vapor o bisutería. La crisis ha mudado la piel de las ciudades. Y la crisis impide también el rejuvenecimiento de la población de muchos barrios. ¿Qué edad tiene Los Remedios? La de sus primeros pobladores. De hecho el principal promotor inmobiliario del barrio, Gabriel Rojas, falleció hace sólo dos años. ¿Quiénes serán los vecinos de Los Remedios del futuro más próximo si no hay quien pueda pagar ni siquiera los recibos de IBI de esos pisos interminables de República Argentina, la Plaza de Cuba o Virgen de la Antigua, por poner sólo tres ejemplos? La gran mayoría de los hijos de aquellos primeros pobladores no viven en Los Remedios, huyeron al área metropolitana (conocida como la Gran Sevilla en la terminología de los años de ladrillo y champán) y sólo vuelven para bañar a sus hijos en las piscinas de los clubes junto al río. Heredar uno de esos pisos es cuadrarse para recibir la estocada limpia y certera de los impuestos correspondientes y los descabellos semestrales de la antigua contribución urbana. No hace tanto tiempo que este periódico publicó la lista de las calles de la ciudad donde más recibos de IBI se deben habitualmente. En el morboso top ten de la morosidad figuraban las principales arterias de Los Remedios… y la Avenida de la Palmera.
Los Remedios es un barrio decadente sin la belleza que lleva aparejada la madurez. Su estética se ha hecho vieja como los bajorrelieves de cerámica tardofranquista de esos portales, custodiados aún por conserjes tras un mostrador y con un par de sillones siempre vacantes a la luz de lámparas de pantalla blanca. El barrio se ha hecho viejo como las láminas de la caza del ciervo en la sala de espera de los dentistas, como las sillas con respaldo de varillas y asiento acolchado de algunas cafeterías. El barrio ha perdido su capacidad de sostenibilidad, que dirían hoy los sesudos analistas. Sus propios vecinos eran la clientela de esos comercios de chaqués y camisas a medida, muebles de caoba, suntuosas lámparas, modelos de boutique y hasta pan de tahona. No hay mejor ejemplo que la mudanza del Ochoa de Virgen de Luján a la Huerta del Rey. Hay mudanzas que son todo un aldabonazo.
Debe ser cierto que para saber la edad de los pobladores de un barrio hay que intentar aparcar el coche en sus calles en Nochebuena. Si hay hueco, barrio joven, emisor de comensales. Si se tarda, barrio viejo, receptor de hijos y nietos a lo Carpanta. Ibáñez padre abrió tienda en Asunción en los setenta. Ibáñez hijo, en los noventa. Pero en la mayoría de los pisos no ha habido sucesión. El ciervo sigue corriendo en las láminas y hay mosaicos de los portales que han perdido las teselas. Las entradas de los pisos son espaciosas en contraste con las viviendas de hoy, cuya puerta principal da directamente al salón y hasta a la cocina, porque el promotor quería rapiñar metros cuadrados para sacar más y más adosados. El barrio perdió el tren comercial cuando El Corte Inglés decidió en 1985 abrir su segundo gran centro en Nervión y no en Los Remedios. La edad de Los Remedios es la de sus primeros pobladores, juntos envejecen a la misma velocidad parsimoniosa que los feligreses salen de la misa de una.

  • mapashe

    Muy bueno, Carlos. me ha gustado!
    Los remedios…barrio rancio donde los haya…

  • antonelo

    Gran articulo si señor,
    solo te ha faltado decir que hasta hace 10 años el barrio pijo, snob,cool o como lo quieras llamar eran los remedios,que bonito quedaba presentarte una chica en un botellon o discoteca y rapidamente decirte que era de los remedios ( aunque viviese en Pagés del Corro).De hace 10 años hasta ahora pasa todo lo contrario, todos los universitarios de tuna, patillas y flequillo,afirman o desean vivir en Triana.
    Sería interesante saber el porqué

  • SILENCIO

    Consecuencia del libre mercado que tanto defienden quienes allí viven ¡ Es la especulación más espantosa, es un barrio horrible y feo a más no poder, un barrio ya de viejos, con una vida muy limitada, sin servicios porque la especulación no propició un barrio de Salamanca elegante, bonito, con espacios para comercios elegantes, sino solo cementos y metros cuadrados. Pues ahora el mercado les pone en su sitio. Los precios se depreciarán por más que no quieran ¡

  • Finito

    Aunque el revolcón fuerte se lo llevara cuando el Corte Inglés decidió abrir su centro en Nervión, la cornada de muerte ha sido la peatonalización de Asunción, unido al aspecto desértico en que quedó Virgen de Lujan tras la obra del parking. En Asunción podía encontrar un vecino de todo, sin necesidad alguna de salir del barrio. Desde una lavadora o electrodoméstico cualquiera en Busto o Ivarte, a un mueble de caoba en Simon Loscertales; desde un traje de alta costura en Missey u otros boutiques, a una barra de pan en la Tahona; desde un juguete en Juguetería Barreiros a un chaqué o un traje en Cañete o Ibáñez (este último el único que sobrevive de todos los nombrados). Además de todo esto existían cafeterías, videoclubs, agencias de viaje, agencias de seguros, mercerías, bancos, joyerías, ultramarinos, tiendas de ropa, cine, e incluso discoteca (Turín). Subsisten aun como buenamente pueden algún banco, ferreterías, zapaterías (no todas), algún bar, que han sido los únicos en beneficiarse colocando veladores tras la peatonalización, donde las madres se sientan a tomar un café durante dos horas con la tranquilidad de que sus hijos no corren peligro, aunque estos le peguen un balonazo al primero que pase. También médicos especialistas y franquicias de ropa.
    Ahora se ven padres que no consumen, dándoles picadero a los niños antes de bañarlos darles la cena y acostarlos, algunos paseantes, y gente muy joven en los citados bares de botellines low cost. Esto por la tarde. Por las mañanas multitud de ancianos en su paseo diario acompañados mayoritariamente por sudamericanas que se concentran en grandes reuniones en los bancos de la calle, donde conversan ellas y los abuelos escuchan. Todo esto resumiendo mucho. Esta calle se lleva el record de toda Sevilla en cierre de establecimientos en menor espacio de tiempo. Se ha llegado a ver inaugurar un negocio y colgar el cartel de cierre en dos meses.
    Virgen de Lujan, otra gran arteria comercial del barrio en tiempos, no es el tema, pero tres cuartos de lo mismo.

  • Antonio

    Gran artículo. Verdades como puños. Es fiel reflejo de la realidad del barrio. Enhorabuena Carlos.

  • Carlos Márquez

    Muy buen artículo, señor Navarro, además de todas las razones que en él se exponen, añadiría también la desidia de todos los gobiernos municipales con este barrio, es el único barrio de Sevilla sin un sólo colegio público, no existen instalaciones deportivas municipales de ningún tipo, calles arboladas prácticamente ninguna, con un problema gravísimo de de aparcamientos para vehículos, no posee una biblioteca pública que se pueda llamar como tal… Y todo porque es un barrio políticamente no rentable: Los gobiernos llamados “progresistas” saben que hagan lo que hagan pocos votos van a sumar y los gobiernos llamados “conservadores” saben que tienen un voto perpetuo con lo que utilizan fondos en lugares menos “afines”.

  • fed

    qué es eso de barrio rancio? quiénes son y dónde viven estas personas que critican el barrio donde me crié? del cerro, nervión, macarena, retiro obrero? pequeño tufo a envidia. tenemos un parque inmenso desde 1975. es el único barrio de sevilla a salvo de delincuencia. es un barrio de gente educada. los que somos de este barrio no lo queremos dejar porque sabemos lo que es vivir en él. que las cosas hayan cambiado porque la población ha envejecido…pues es ley de vida. yo no cambio los remedios por los bermejales, ni por la carretera de carmona, ni por la calle castilla. y otra cosa, me alegro por la peatonalización de asunción. soy ciclista convencido, y es el futuro.

  • Joseph

    Lo que me parece horrible son algunos cometarios que hacen referencia a ciertas personas:”es un barrio horrible y feo a más no poder, un barrio ya de viejos”. Creo que es una falta de respeto, como si las personas de tercera edad no tuvieran derecho a vivir o tuvieran que hacerlo a escondidas y que no se dejaran ver. Y que hay de malo que haya señoras tomando cafe, o niños jugando con el balón, o sudamericanos paseando a ancianos y hablando entre ellas, normal, no?
    El barrio quizás sea feo y decayendo, pero por favor respetad a sus gentes. Lo que mas me molesta es relacionar lo senil con algo negativo. Algún dia todos llegaremos y nos gustará ser considerados como ciudadanos normales

  • Cristóbal Bernal

    Al este barrio y a su ribera se los cargaron en 1924, cuando, tras ser aprobado el proyecto de Secundino Suazo para el ensanche de Triana – Los Remedios, los propietarios de sus terrenos consiguieron de las autoridades sevillanas la confección del bodrio de proyecto de García Mercadal, triplicando la superficie construida y privatizando la ribera derecha de nuestro río. El daño no solo fue para los actuales vecinos del barrio, sino para todos los sevillanos. Lo peor no fue esto, sino que los sucesores de aquella corporación que lo permitió ahondaron en la herida, y se sigue haciendo hasta hoy. Un solo ejemplo: ¿En qué puerto de las Muelas celebrará Sevilla y sus visitantes dentro de cinco años la conmemoración del medio milenio de haber sido la ciudad organizadora de la expedición que logró la primera vuelta al globo que habitamos?

  • Previsiones

    Hay que tomar como referencia varios factores:

    1) El caserío de Los Remedios es viejo y difícil de adaptar a los gustos actuales
    Su estética y trazado urbano ya era difícil de digerir hace 40 años, hoy es infumable. Nunca ha sido un barrio de estética señorial, aquello fue un timo que le dieron a mediados del siglo pasado a la burguesía sevillana para que malvendiese sus casas solariegas del centro histórico.

    2) Es un dato objetivo que cada vez se incorporarán al mercado menos formadores de familias que adquieran viviendas. Observando los gráficos de la perspectivas demográficas españolas la “economía del ladrillo” afortunadamente DEP.

    3) La recuperación económica de nuestro país será previsiblemente lenta (además en nuestra ciudad el turismo de velador es el único motor de la industria local) por lo que los salarios difícilmente podrán satisfacer una oferta capaz de recuperar zona urbana de semejante dimensión y con escaso atractivo inversor.

    Mi conclusión es que el comercio de la zona nunca volverá a ser lo que fue hace 30 años y el que quede deberá adaptarse a los escasos nuevos residentes que están incorporándose al barrio (población inmigrante que alquila pisos de muchos metros cuadrados con el objetivo de compartir una vivienda cercana a su puesto de trabajo en el sector servicios).

    Enhorabuena por el artículo

  • María José

    Me parece increíble este artículo. No sé donde vive Carlos ni quiénes lo que critican . Es verdad que durante mucho tiempo los jóvenes, por los precios, decidimos comprar en la periferia pero también es verdad que muchos de nosotros hemos vuelto a Los Remedios una vez que nuestros hijos se han hecho mayores y ellos mismos nos han pedido vivir en Sevilla para evitar autobuses, motos, taxis etc…. y que mejor barrio que este que está perfectamente ubicado, al lado del centro, del rio y sus clubs, grandes parques como el de los Príncipes, Mª Luisa….buenos colegios concertados!!! y públicos!!!! Ahora tenemos también Metro que nos acerca a todas partes…y una calle Asunción que está plagada de niños todos los días…y sus bares con sus terrazas repletas de familias….. y muchos viejecitos que todavía nos recuerdan la antigua educación (que ahora es pésima)….. Yo veo cada día más juventud que ya sea porque han heredado la casa de sus padres o por otros motivos… apuestan por un barrio tranquilo, familiar….. Creo que tenéis que pasear mas por Los Remedios!!! y otra cosa… los impuestos son igual de caros que en Tomares, Mairena etc…..

  • Miguel

    ¿Para qué quieren que vuelvan las boutiques y los muebles de caoba a Asunción si no tienen dinero ni para un café?…como dice el articulista, cafés de hora y media…Es el barrio de Sevilla con más supermercados baratos, verbigracia DIA, por metro cuadrado, ahora bien, que no falte la asistenta y el club privado que ya me comeré la pensión de mis padres. Es lo que tiene vivir de cara ak exterior e intentar aparentar lo que hace ya generaciones que no se es.

  • Koloke

    Pues yo paso todas las semanas por Asunción y veo una calle peatonal que ha mejorado (y mucho) la estética tradicional del barrio (hormigón + coches + humo + ruido). Veo una calle llena de gente; viejos, algunos, muchos niños; gente joven, también. Y esta gente no tiene pinta de estar triste sino, todo lo contrario, de estar disfrutando mucho.
    Parece que todo en esta ciudad se supedita a que le vaya bien a (algunos) comerciantes, en lugar a de a los ciudadanos. Pues qué queréis que os diga, el comercio se tendrá que adaptar, los dueños de los locales también (se acabará eso de 6.000 € por un minilocal) y los moradores de la zona seguirán disfrutando de la calle que ha mejorado (al menos un poquito) al barrio.

  • Sevillano, de Los Remedios

    Me parece un artículo de muy mal gusto. Los comentarios, en su mayoría destrutivos y nada elegantes, me hacen pensar que son de gente acomplejada y envidiosa, algunos poco educados. Por supuesto que no son de nuestro barrio.
    Los colegios están llenos. Hay niños.
    Hay numerosos bares de copas de moda. Hay gente joven.
    Hay muchos bares y restaurantes, clásicos, siempre llenos. Hay público de dentro y fuera del barrio.
    Muchas empresas tienen sus sedes locales o provinciales en República Argentina. No será un barrio tan incómodo.
    Está al lado de El Centro, al lado de Triana, a un paseo de El Porvenir y conectado perfectamente, entrada y salida rápida de la ciudad, varias líneas de autobuses y 3 paradas de metro, más que ningún otro barrio.
    Tenemos parques, calles peatonales y buenos clubes sociales.
    Además, la Feria ‘es nuestra’.
    Lo siento….

  • Finito

    Nada que objetar al barrio en cuanto a la edad de sus residentes, sus colegios o su parque. También creo, como dicen en otro comentario, que no es de los más inseguros, aunque no sea por presencia policial precisamente. La estética como la de la mayoría de calles en Sevilla. Su ubicación es perfecta, a 5 minutos del centro, y está decentemente conectado por transporte público. Podría lanzar más elogios a este barrio, pero no aburriré haciéndolo. El mensaje de mi intervención anterior es que creo que las ultimas obras de infraestructuras le han venido mal comercialmente. Yo vivo allí, me muevo por allí, mis hijos val al colegio y se han criado allí. No tengo pensamiento alguno de cambiar de zona. Pero invito a los lectores a que me digan si comercialmente la calle Asunción ha mejorado tras la peatonalización, y en que. Si lo que hemos ganado es una zona más para pasear, pues nada, a pasear. A ver si opina lo mismo Cañete.

  • yo misma

    Pura envidia que le tienen a ls remedios,yo vivo en los remedios y me encanta no lo cambiaria por ningun barrio, mas quisiera muchos que critican vivir aqui

  • José María

    Curiosamente, salvo error por mi parte, ni el articulista ni los foreros han citado el “botellón y coches discoteca” que nos martiriza a diario, sobre todo, a quienes vivimos en la llamada “costa feria”. Ni reuniones con la señora concejala y su “equipo municipal”, ni reuniones con la P. Local, etc. han servido de nada para cerrar el terreno de la feria una vez ésta concluye.
    Desde las seis de la tarde empiezan a llegar niños de 14-15 años al “botellón infantil”. Más tarde llegan los mayores con motos y coches discoteca que no se van hasta la una o dos o tres de la madrugada, previa rotura contra el pavimento de las botellas de cerveza y licor con el estruendo correspondiente.
    Cuando a las tantas de la madrugada llamamos al 112 para que venga un patrullero de la P. Local a disolver el botellón porque no nos deja ni dormir, ésta se “cachondea” de nosotros porque no aparecen.
    Dentro de poco, tras las próximas navidades, empezarán los políticos del PP a acercarse por la calle Asunción los sábados por la mañana para hacer campaña de cara a las municipales de mayo.
    ¿Con qué cara se va a acercar el Sr. Zoido si hace poco más de tres años nos prometió “erradicar el botellón de Los Remedios, si los vecinos me votan”? Pues con “un par” vendrá y se lo recordaremos y se quedará igual, a él y a su concejala delegada de distrito -doña Carmen Ríos- les importa muy poco el problema del botellón que tenemos y, por ende, la calidad de vida de los vecinos.
    Pero hay más problemas en el barrio. Por ejemplo, no tenemos centro para la tercera edad, no hay instituto ni un CEIP (hay que ir hasta Tablada o Triana), no tenemos polideportivo ni piscina. Eso sí, todo esto lo tenemos pero privado, pagando un dineral en los clubes del río o en los colegios privados.
    Veremos, también, cómo termina lo de la antigua Tabacalera, esa tala de árboles anunciada y ese macro espacio de ocio en los antiguos terrenos de Astilleros; (cuando un político ya no sabe qué hacer siempre se le ocurre lo mismo: zona de ocio-botellón).
    Nos ha llenado el barrio de veladores, que como sabemos es la gran industria ideada por don Juan Ignacio para Sevilla, nuestro I+D local. Y todos sabemos cómo funciona el empleo basura en los bares. ¡Menudo futuro les espera a nuestros jóvenes en el barrio de Los Remedios! Gracias.

  • Juan R.Contreras

    Es el mejor barrio de Sevilla para vivir o trabajar, toda mi vida viviendo en él, y ahora lo hago con mi mujer e hijas pequeñas. Toda una suerte. La gente será como sea, pero nada de ordinariez por ningún sitio.

  • Victor

    Es un magnifico barrio ,de donde hemos salido muchas generaciones y estamos orgullosos de lo bien que nos criamos y que añoramos.Que se encuentra abandonado,es cierto,que se podría hacer en ese barrio muchísimas mejoras,tambien,pero que merece todo el respeto ,no se porque de siempre ha sido atacado con tanta saña.

  • FranMa

    Bicicletas no, por el tramo peatonal de la calle Asunción está prohibido ir en bicicleta. parece que un vehículo tam “proletario” como la bici (aunque cueste 2000 euros) molesta a los señoritos.

  • Manolo

    Yo vivo en Los Remedios desde hace 18 años , aunque siempre he trabajado ahí. Si tengo que salir con el coche estoy en dos minutos en la se-30, si a Nervión o Viapol tengo dos paradas de metro, si a Virgen del Rocio o Macarena lineas de autobus directas, el Centro o Triana andando a cinco minutos, cruzando cualquier puente las paradas del 3.
    En cuanto al comercio, si es verdad que ha perdido mucho, pero todavía tiene una buena oferta y de servicios está bastante bien , 12 farmacias, colegios, instituto, ambulatorio, parroquias, 2 parques ,17 supermercados, mercado de abastos, 15 kioscos de prensa, algunos cerrados.
    Eso si no tenemos polideportivo,ni cines, ni teatros ni centro comercial, ni estadio, ni cementerio,ni hospital…

  • Finito

    No se trata de defender o no a Los remedios. En ese caso soy el primero. Creo que la intención del artículo es expresar la indolencia de los políticos hacia el barrio, unos por exceso de confianza, y los otros porque lo consideran una causa perdida. Todo esto en cuanto a votos se refiere claro.

  • Dani

    Articulo escrito por una pluma acomplejada y desde el mas puro resentimiento. Nuestro pecado? Educación, clase y saber estar. Por cierto me encanta mi portal tardofranquista con mosaico, mi club, mis muebles de caoba y mis queridos ancianos con asistenta a los que no metemos en residencias de la Junta… Siempre hubieron clases.

  • veladores everywhere

    jajajajajaja, qué buen artículo, y veo a mucho patillita escocido. Qué pasa, Dani, que no te da para el gintonic y la pulserita rojigualda porque el avecrem ha subido veinte céntimos? El auténtico barrio de la apariencia, del quiero y no puedo, de la Sevilla más rancia y casposa.

  • kika

    Era el barrio de mis padres, hoy es el mío y por ley de vida será el de nuestros hijos…..orgulloso barrio que puede presumir de perpetuarse de generación en generación….y si se ve ajado, ya llegará el sastre de turno que le haga un traje nuevo….

  • sonik

    La peatonalización se ha cargado la esencia de la calle Asunción. Las obras del aparcamiento castigaron el comercio en Virgen de Luján y las del metro el de República Argentina.

  • Ant.Ruiz

    Evidentemente los Remedios esta padeciendo un ciclo de envejecimiento poblacional. Es verdad que es un barrio al que los distintos gobiernos municipales, unos por unas razones y otros por otra, no lo han dotado de las infraestructuras sociales y educativas mínimas. También es verdad que la des-coordinación de las distintas instituciones responsables permitieron que grandes obras se realizaran de forma continuada, sin dar un respiro para la recuperación de las zonas comerciales.
    El comercio, despacho profesional, oficina o empresa que no obligo a cerrar las obras del metro, lo hizo las obras de la calle Niebla, o las construcción de los aparcamientos.Y si no, lo remato la peatonalización de la calle Asunción.Y para dar la puntilla, cuando esperas que la nueva imagen del barrio pueda “echar una mano” e iniciar la recuperación, plaf la CRISIS. El sector comercial de los Remedios ha sido machacado por las incompetencia de los gobernantes y por las circunstanciaras, y en vez de echar una mano cualquiera de las administraciones, bueno si nos echan, pero al cuello para terminar de ahogarnos.
    Los comerciantes no nos quejamos de que los vecinos hayan conseguido una zona de esparcimiento y de recreo, no. Muy al contrario, estamos convencidos, bueno lo estoy yo, que a la larga sera positivo para el sector. Lo que pedimos es que se realicen acciones puntuales que permitan la recuperación de nuestra clientela.
    Por ejemplo: cumplir con lo prometido y publicado y supriman las plazas de zona azul. Que desbloquee los terrenos de Altadis y se lleve a cabo el proyecto, también prometido, y se dote al barrio de esas infraestructuras sociales, educativas y culturales. Y por supuesto se lleva a cabo la construcción del centro comercial que sirva de locomotora para todo el comercio de la zona. Que nos apoyen y ayuden para que se puedan llevar a cabo diversos proyectos presentados por la Asociación de Comerciantes y por empresas para la organización de eventos, actos y espectáculos que atraigan a nuevos posibles clientes al barrio. La ampliación a los Remedios de la Zona de Especial Afluencia Turística. La implantación en el margen derecho de la Zona Franca Tacna. En fin, que tengan voluntad de subsanar parte de los errores cometidos.
    No queremos un trato privilegiado o de favor, lo que queremos es recuperar parte de lo que perdimos. Pero no solo económicamente, sino en puestos de trabajo.
    Todos los grandes proyectos que podrían ayudar a esa recuperación están bloqueados por el enfrentamiento y los intereses de los partidos. Y ya esta bien que piensen en ellos y en su beneficio y trabajen, dialoguen y acuerden acciones que posibilitarían la recuperación del sector comercial y de servicios de los Remedios y con ello de muchos puestos de trabajo.
    Pero seguramente es mucho pedir.

  • Poblador

    Artículo desafortunado pues, más que al barrio en su concepción urbanística, en realidad estereotipa a sus pobladores (como les llama, -hubiese sido más idóneo hablar de vecinos-). La caoba, los cuadros de caza, porteros, las misas (gracias a Dios), la intuida morosidad, etc.: connotaciones de un ambiente rancio que el articulista pretende infundir. Una descripción alejada de la realidad, pues éste no es distinto a otros barrios. Yo veo niños con sus padres, padres con abuelos, abuelos con nietos, bares y heladerías con animada conversación, madres encontradizas intercambiando opinión en la calle, estudiantes, mezcla de población (ancianos, niños, inmigrantes, estudiantes, etc).

    Para una vez que el blog no trata sobre Zoido, podría haber hablado de la exclusiva”tercialización”del centro; la pérdida de identidad de la renovación de algunos barrios cuando no se cuida el retorno de sus vecinos (San Bernardo, p.ej); la reconversión de la Alameda y San Marcos, cuyas nuevas viviendas (1 o 2 dormitorios) no ha propiciado la mixtura de modelos de familias, dando cabida sólo a singer y parejas a lo sumo con un hijo; la temática ocupación de avenidas comerciales con abacerías franquiciadas de poco interés culinario, triste escaparate gastronómico para el turista; la agresiva publicidad permitida en los puentes sobre el Guadalquivir, ahora con las lonas raídas y arrastradas por el suelo desde las lluvias del domingo (ya llevan 4 días así); la pérdida de dotaciones y equipamientos culturales en el centro, incapaz de crear centralizad más allá del horario comercial; …vaya si hay temas que afectan a los barrios de una ciudad, sin necesidad de desmerecer a sus “pobladores”.

  • Dardo

    Genial artículo. El aparcamiento es un suplicio. El diseño de las calles confuso y feo a más no poder. Y servicios públicos los justos.
    Me parece una lástima la degradación de los comercios tradicionales. En primer lugar los muebles de caoba y las joyerías, como cliente, no me interesan.

    Con los sueldos que tenemos, inversamente proporcionales a las hipotecas, quién se espera que me gaste 50leuros en una camisa?? Es que es para matarlos!

    El fondo de crítica a la peatonalizacion me parece triste. Las calles tienen que ser para que los señores aparquen su coche donde les de la gana y le compren a su mujer una gargantilla no??

    Los niños y los que queremos tomar un café sin tragar humo que nos den!

    Hace falta ver otros barrios para comparar.

  • caspa sevillana

    Ah, ahora el metro lo veis como algo positivo? con lo que largasteis en su momento…mira que sois falsos los patillitas.

  • Manuel Martín

    El barrio de los Remedios te espera para compartir tus vivencias e ideas de futuro. Un foro te debate de cientos de fotografías inédita.
    https://www.facebook.com/BarriodeLosRemedios

  • Manuel Martín

    El Barrio de Los Remedios se lo han cargado:

    1.- Por el “muro” hacia la expansión que supuso el cierre al río mediante clubes privados y una fábrica de tabacos abandonada.
    2.- El “solar eterno” que supone los terrenos de la feria. Abandonados durante todo el año para ser solamente utilizado una semana.
    3.- La extinción de la “movida”, que aunque molestaba, le daba vida y juventud al barrio.
    4.- La peatonalización y “vulgarización” de la Calle Asunción, convirtiéndola en una calle “low cost”.
    6.- La ausencia de aparcamientos subterráneos bajo los edificios, condición indispensable hoy en día para la gente joven.
    7.- Una relación calidad-precio en los pisos exageradamente alta.

    Todo ello aderezado con un envejecimiento exagerado de su población. De hecho, la zona más animada del barrio son los alrededores del centro de salud.

  • yo misma

    Quien diga que la zona mas animada son ls alrededores del centor de salud es que ha salido poco por ls remedio,hay que envidia le teneis a este precioso barriooooooooooooooooooooooooooo,y a ls del comentario de avecren sera en su barrio aqui comemos calidad porque lo valemos y punto

  • sevillano del pueblo llano

    ¿A quién le gusta ese barrio? Es el gueto de los peperos. También hay/había neonazis.

    Y para colmo los sociatas se lo han arreglao poniéndoles Metro y peatonizándoles Asunción. Cómo les escocerá.

  • sevillano del pueblo llano

    De todas formas, para no echarle la culpa a todos los gobiernos municipales actuales, muchas de las carencias son debidas a la, en su día, falta de visión y planificación e imcumplimiento de las normas urbanísticas. Pocos aparcamientos en edificios, espacios públicos, dotacionales, etc…