El PP de Sevilla se enroca

Carlos Navarro Antolín | 29 de octubre de 2014 a las 12:25

junta directiva PP
EL PP de Sevilla se enroca. Se evidenció en la junta directiva provincial del lunes. Las cosas son lo que son y no lo que las partes quieren que sean. Se enroca frente al aparato regional de Moreno Bonilla. Porque el líder natural de la derecha andaluza sigue ejerciendo como tal y se presentó a última hora a presidir la sesión y porque el partido ha nombrado para director de campaña de las municipales a un concejal de Mairena del Aljarafe, Juan de la Rosa, antiguo secretario de organización de la ejecutiva regional de Zoido y Sanz, y como coordinadora general del PP de Sevilla a Virginia Pérez, que es la número tres del PP andaluz, que ahora retorna a casa. Pérez, es la cuota sevillana que Moreno Bonilla colocó en su organigrama. Pero la realidad es que el PP andaluz no tiene ni número dos (Loles López) ni número tres, sencillamente porque hasta el número uno está puesto en duda.
Virginia Pérez, concejal de la oposición en la Rinconada, diputada provincial y cuñada del alcalde de Mairena del Aljarafe, Ricardo Tarno, trabajará más a partir de ahora para el PP provincial. En ningún caso se puede interpretar que el PP regional toma por fin las riendas del provincial. Aquí se podría decir en clave política lo de Julio Iglesias que corre por las redes sociales y que es válido para cualquier situación: “Moreno Bonilla sigue sin olerla en el PP de Sevilla. Ylo sabes…”
Juan de la Rosa no sólo es ex secretario de organización de la efímera ejecutiva regional de Zoido, sino concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe, donde gobierna Tarno. Ojo, porque Tarno gana peso. A De la Rosa se le reconoce capacidad de trabajo desde el punto de vista logístico en todos los actos del partido, domina la siempre compleja logística y el protocolo, pero no es lo que se conoce como un fontanero. Tampoco de su designación se puede colegir que Moreno Bonilla, ni muchísimo menos, desembarca en el PP sevillano. Salió escopetado de la ejecutiva regional cuando se frustró la operación diseñada por Cospedal para dejar a Sanz como presidente. De la Rosa es un hombre de la confianza de Sanz. Con esto todo está dicho.
Si acaso, en el mejor de los supuestos para sus intereses, Moreno Bonilla se deshace de Loles López en el Parlamento, con la que no está a gusto como secretaria general, por la sencilla razón de que sigue sin ejercer como tal, y también se deshace de la incómoda cuota sevillana representada por Virginia Pérez, a la que en el partido se le reconoce coraje y carácter.
La junta directiva provincial del lunes se presentaba como una de tantas, plúmbeas y lista para el prietas las filas. Pero, oh sorpresa, se presentó de improviso nada menos que Javier Arenas. La junta iba iba a ser presidida por Loles López, secretaria regional en las tarjetas de visita. De hecho, la enlatada nota de prensa así lo informaba. El comunicado en ningún momento hace alusión a la presencia del vicesecretario general del PP nacional, don Javier Arenas, presidente de honor del PP andaluz. Ni una mención. No se le esperaba.
Pero Javié llegó, besó, abrazó, arqueó la ceja y manejó a la perfección el cotarro. Dio los turnos de palabra: primero al presidente de Nuevas Generaciones, después al presidente provincial, Juan Bueno, y seguidamente al secretario general del PP sevillano, Eloy Carmona. Después se autoconcedió la palabra y trazó un brillante discurso de diez minutos sobre la coyuntura política actual, sin obviar el incómodo asunto de los imputados. Repitió su teoría sobre los votantes del PP que no acudieron a las urnas en las europeas, que hicieron eso: quedarse en casa. Pero no votaron a Podemos. Defendió la política económica y la gestión de la cuestión catalana de Rajoy. Y después de hablar, sabiendo que no hay orador más brillante que él en el centro derecha andaluz, invitó a Loles López por si quería tomar la palabra. Arenas volvió a su feudo: el PP de Sevilla. O, mejor dicho, no volvió porque nunca se ha ido. Sólo lo parecía. Presidió, lideró y manejó la junta directiva provincial de la que Zoido estaba ausente. Una junta directiva provincial a la que acude la columna vertebral del partido en Sevilla: presidentes locales, alcaldes de la provincia, concejales de la capital, etcétera.
Lo mejor ocurrió cuando Arenas anunció los nombramientos de la coordinadora general del PP de Sevilla y del director de campaña. “¿Alguien se opone?” Y se produjo un silencio masticable. Una quietud sólo rota cuando cierto sector de la bancada, donde estaba el líder de Nuevas Generaciones y antiguos cargos del partido, rompieron a aplaudir por cortesía.
Todo lo manejó Arenas como en sus buenos tiempos, cuando reservaba varias horas de despacho para hacer repaso de la situación de los pueblos de la provincia, de los que se sabía al dedillo quién era quién, los escrutinios de las últimas votaciones y los diferentes problemas sin necesidad de chuletas. Hay que reconocerle el mérito. Arenas reconquista, o no quiere perder ni un ápice de influencia en Sevilla. Y, como mínimo, escenifica su dominio. La cara de Juan Bueno, presidente provincial, era la del hijo al que el padre no termina de dejarlo volar solo. Cuando todos lo hacían en los maitines de Génova aprovechando el tiro de cámara para susurrarle al oído a Rajoy, apareció para controlar la junta directiva provincial de Sevilla. La nota de prensa oficial ni lo mencionaba. Pero allí estaba.
Moreno Bonilla ni está ni se le espera en Sevilla. El PP sevillano es de Arenas. Y lo sabes…

  • Miguel

    Todo el mundo sabe de que pie cojea Arenas, y de las muchas conectadas que ha ido dando. Pero lo malo es que M. Bonilla no da ni conectadas, sencillamente porque no tiene ni pies ni piernas. Algún malvado diría que Tampico tiene cabeza.

  • CURRANTE

    Javier Arenas Expo 92 – Expo 92 Javier Arena que suetre tuviste tus amigos “empresarios” y tu suegro.

  • Técnico

    Si Javier Arenas sigue manejando el PP andaluz, ya sabemos lo que le viene al PP andaluz: más travesía del desierto.Lamentable, que no exista alguién que los tenga bien puestos, y aparte a este tipo del centro de toma de decisiones del PP andaluz.El PP es un solar en Andalucia por culpa de este tipo, Javier Arenas.

  • Técnico pero técnico de verdad y no operario electricista

    Se puede saber que hace el Arenas este??????

  • Paco Mé

    Yo creo que el día que Arenas pase a mejor vida seguirá “apareciendo”, y no sólo con movitivo de Halloween…La plana mayor (oreja) del PP de Aznar está fuera de juego político, excepto el osito duracell Arenas, que sigue y sigue…Después del fracaso (el ultimo) electoral en Andalucia, que no supo ganar las elecciones con el 51 % de los escaños, Arenas debería de retirarse a meditar con el probre Migué…Arenas, córtate la coleta…No se la va a cortar? Mira que si el Coletas Arenas se apunta al partido del Coletas Pablo…

  • Carlos Lacave

    El inutil sigue medrando y llevando al PP al desastre.
    Cuando se daran cuenta que este hombre que huyo del PDP de Oscar Alzaga, cual rata cuando vio que se hundia el mismo, es un sonrisita inutil y que cumple los requisitos de lo que en el mal sentido se denomina “senorito andalu”

  • OLE!

    Que no estaba muerto, que no. Que no estaba muerto, que no, que estaba tocando palmas, ay lerele lele!!!

  • corruptos

    la cara de señorito de pueblo que tiene el arenas

  • remi

    Arenas siempre ha dicho que él no es sevillano, sino de Olvera. Pues qué hace en el pp de Sevilla? Que se vaya con sus amigos malagueños! Por su culpa esta Moreno Bonilla mandando en el PP de Andalucia. Está haciendolo tan mal que va a perder muchisimos votos en Sevilla.

  • SILENCIO

    Es decir que el compañero de pádel de Barcenas sigue manejando el cotarro ¡ Y que no hay nadie que discrepe, que piense en una alternativa que ofrecer a Andalucía. En vez de demonizar al Psoe, algún día deberían pensar en que han hecho ellos mal y que discurso y programa le imponen desde Madrid sin rechistar para que aquí les vaya tan “bien”

  • atiza

    Nuestro Pequeño Mundo?