El negocio perfecto

Carlos Navarro Antolín | 12 de febrero de 2015 a las 5:00

10/03/08//preparativos carrera oficial//foto jaime martinez
El remedio, la solución de urgencia, la salida a la falta de recursos, quién lo diría, se acabó convirtiendo en el negocio soñado por todo empresario. El alcalde Luis Uruñuela, apoyado por el PSOE y el PCE, se encontró en 1979 un Ayuntamiento tieso e incapaz de mantener las subvenciones directas a las cofradías. Por eso optó por la cesión de la explotación de la carrera oficial al Consejo de Hermandades. Traspasó el problema al Consejo, al que dio la caña de pescar en lugar del pescado ya servido y limpio de espinas. Algunas mentes preclaras vieron una suerte de desprecio del gobierno tripartito para con las hermandades, asociaciones de la Iglesia, pero el paso de los años ha demostrado que la carrera oficial es el gran maná de las cofradías, lo que permite su subsistencia y el desarrollo de las tareas de caridad.

El Consejo de Cofradías confió en primera instancia la gestión de la carrera a cuatro silleros (que eran cuatro empresarios denominados los patas negras)para después dejársela en exclusividad a uno sólo de ellos –no sin polémicas y pleitos de por medio– que se integraba en la empresa de servicios Arcasur. Y de esta empresa se llegó al modelo actual, en el que el Consejo asume la gestión directa sin mayores intermediarios.

La carrera oficial es el negocio soñado por cualquier empresario. Se desarrolla en la vía pública con el apoyo absoluto del Ayuntamiento. Por el uso de esta vía pública se abonan a la Gerencia de Urbanismo unas tasas mínimas, en torno a los 12.000 euros. Todos los años hay una demanda de asientos que permitiría casi duplicar el público del recorrido, incluso en tiempos de vacas flacas. El Consejo sabe que el personal hace lo imposible por no perder el palco o la silla. La prueba es que no paran de subir los precios (un año el aumento fue del 10%) y no lo deja de hacer también la demanda.

El Consejo cobra el cien por cien de las tarifas a finales de enero, pese a que la actividad que genera el negocio se produce dos o tres meses después, y no se devuelve nada de lo cobrado en caso de lluvia o de cualquier otro tipo de suspensión de la actividad (por no llamarle espectáculo, que es lo que hizo el propio Consejo cuando gestionó ante Hacienda una modalidad de IVA rebajado). ¿Es o no el negocio redondo con el que sueña todo empresario? Y no se olvide que la carrera oficial terminó quedando exenta de tributos tras unas polémicas inspecciones fiscales.

El total de la recaudación roza los cuatro millones de euros, a repartir entre los gastos que genera la organización de la propia carrera oficial, las hermandades (fundamentalmente en función del número de pasos) y el propio Consejo de Cofradías para su organización interna.

A no pocos cofrades de reconocido prestigio chirría que se califique la carrera oficial de la Semana Santa como negocio. Pero lo es. Las cofradías lo generan con la coartada perfecta de establecer un orden de paso. Aquella solución de Uruñuela, mal vista por los sectores más inmovilistas de la ciudad que acusaban al tripartito como el gobierno del Frente Popular, supuso poner en manos del Consejo de Cofradías la gran gallina de los huevos de oro.

  • SILENCIO

    Para que luego se quejen ¡ Y luego no quieren que el Cecop regule con seriedad la madrugada ¡ A lo mejor estos señores necesitan otra avalancha y un funeral en la catedral al día siguiente para regular una noche muy difícil en seguridad. Hay que limitar el número de componentes de un cortejo. Si esto sigue creciendo imaginan la Macarena con 5000 miembros en 2020 ? A lo mejor hay que recordarles a los del Cecop de que si ocurre algo, los responsables legales serían ellos ¡ A lo mejor y por la cuenta personal que les trae, hacen algo útil ….

  • paco

    Pregunto:Esto paga IVA o algun impuesto

  • ATTICUS FINCH

    Sería estupendo conocer cuantos de los que se sientan ahí están cobrando el paro, subvenciones o cualquier ayuda de la Administración; me da que bastantes.

  • pescadero

    es lo que yo digo,si te pones a vender en la calle frutas para poder dar de comer a tus hijos ,llegan los delincuentes estos y te multan o te lo quitan ,pero para poner sillas a precios de infarto ,para eso si esta admitido?ven ustedes como hay que buscar la guerra a estos corruptos?llegara el dia que tengamos que ajustar cuentas nosotros contra los corruptos estos.atajos de corrupto,yo estoy a favor de luchar todos contra la morralla esta.

  • Mariano

    Esto no importa, lo de Monedero sí.

  • San Lorenzo

    Pescadero, seguramente las hermandades, que son las que se llevan el dinero de la explotación de las sillas, le paguen la luz, el agua o la hipoteca al que vende fruta en la calle. Seguramente la diputación de caridad de alguna hermandad le haya dado el carnet del Economato del Casco Antiguo para que pueda comprar allí los alimentos pagando sólo el 25% de su coste…. y muchas cosas más. A ver si de una vez nos enteramos de la labor que hacen las hermandades. Más de 4,5 millones de euros emplearon en caridad el año pasado.

  • JAIMITO

    Esta es la religión y los hipócritas que forman parte de ella

  • hartodedemagogia

    Por puntualizar la informacion inicial. En el 79 la primera corporacion democratica opto por sustituir el sistema de subvencion, para que jamas estuviera condicionada por vaivenes politicos ni promesas electorales, por la formula de la cesion y explotacion directa del espacio publico de la carrera oficial para que las hermandades pudieran continuar financiando sus salidas.
    No es que aquel ayuntamiento no estuviera tieso, que lo estaba, es que tenian muy claras las ideas aquella corporacion especialmente respecto de la Semana Santa. Para los desmemoriados, el equipo de gobierno estaba integrado por Partido Socialista de Andalucia (aun no eran PA), PSOE y Partido Comunista. Si, todo un tripartito lleno de rojos que se querian cargar la Semana Santa. No fue ni regalo envenenado ni desprecio, fue sentido comun y responsabilidad politica de los que ahoran llaman casta y regimen del 78. Ademas la fuente de esta informacion es directa y comprobable, basta preguntar a cualquier concejal de aquella corporacion o a cualquier miembro del Consejo por el origen de la explotacion de las sillas

  • Baeticus

    La gran gallina de los huevos de oro…que generan las propias cofradías, habría que añadir. ¿Y dónde de va el beneficio? A las cofradías. Yo me lo guiso y yo me lo como. ¿Dónde está el problema? Tal vez hubieran de pagar algo más por la utilización de la vía pública, pero ahí empieza y acaba toda la cuestión. Y además el ayuntamiento se quita de encima un gran problema ¿Se figura alguien el lío que se podía montar este año con las elecciones a la vuelta de la esquina, simplemente por la subida de precios? Pues iba a ser de muy padre y muy señor mío. El “negocio” es tan sostenible, que se sostiene a sí mismo, da también para sostener las bolsas de caridad, el sueldo de un montón de gente entre talleres artesanos, floristas, cererías, etc. etc. y además genera un montón de ingresos para la ciudad. ¿Dónde está el problema?