La esperanza de Juanma Moreno

Carlos Navarro Antolín | 7 de marzo de 2015 a las 5:00

MORENO CLAUSURA REUNIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PP-A
Los asesores de la calle San Fernando no están especialmente tristes. Es la ventaja del que sabe que nunca podrá entrar en el restaurante donde cada día mira la carta y se deleita con los títulos de las exquisiteces de la nueva cocina. Donde no hay, no hay. Ojos que no ven (el sondeo), corazón que no sufre (la caída de más de diez diputados). Pero en la calle San Fernando hay quienes recuerdan con toda precisión que hace tres años se estaban repartiendo las consejerías, elaborando informes de estrategia para los primeros cien días de gobierno y contratando el gran canapé del siglo a Pedro Sánchez Cuerda (Grupo La Raza) cuando llegó el mazazo de los 50 diputados que dejó a Javier Arenas con cara de Acebes el 11-M en aquel balcón donde el ministro Montoro estaba iuxta crucem lacrimosa. “¿Por qué nos vamos a fiar precisamente ahora de las encuestas cuando hace tres cuaresmas nos daban la presidencia y ahora hay hasta partidos nuevos que no se sabe realmente el juego que pueden dar?” ¿Por qué? ¿Por qué? Mouriño es del Pepé.

En el PP andaluz tienen la convicción de que sólo hay tres puntos de diferencia en porcentaje de votos entre Juanma Moreno y Susana Díaz. Incluso hay quien precisa: “Estamos a dos puntos y medio. Hay partido y podemos ganar, porque Susana tiene puntos débiles, ella es más de lo mismo, es un eslabón más de una cadena de 32 años”. El esfuerzo se centrará también en hacer saltar a la presidenta en algún momento:“La gente tiene que ver cómo es realmente Susana Díaz”. No hay otra esperanza para Juanma Moreno si quiere, al menos, estar cuatro años sentados en el Parlamento, ese lugar que interesa poco más allá de Sevilla, la ciudad donde venden un buen surtido variado de calzado de ante con borlitas de los que tanto gustan al líder del centro-derecha andaluz.

–Oiga, no es por incordiar, ¿pero cómo dice usted que es Susana Díaz realmente?
–La gente de Sevilla lo sabemos perfectamente. Se trata de que lo sepan ahora todos los andaluces.
–¿Entonces la noche electoral habrá por fin canapé de La Raza o sólo bocadillo de caballa?
–En el PP no tenemos nada en contra de la caballa. ¿Y usted?
–Yo sólo estoy en contra del calor.

  • el otro Alejandro

    ¿Y cómo es realmente Susana? Dice que “la gente de Sevilla lo sabemos perfectamente”, ¡pero no lo dicen! y así no nos enteramos los demás. ¿No será otro auto-engaño, como lo de los 2’5 puntos de diferencia que algunos en el PP-Se quieren ver y que solo por eso los ven? La fe mueve montañas, pero no multiplic los votos.

    La verdad, vista la calle, parecen hasta pocos los 5 puntos de diferencia de la encuesta “oficial”. Y el beneficiado de la “cocina” sería Ciudadanos, que mejoraría lo previsto sin esfuerzo.

    ¿Y dónde está el PAndalucista? ¿Acaso se ha resignado a ser marginal y municipalista? Ribera se desnudó para poder salir en los medios y que se hablara de su partido… Es solo una (mala idea), pero algo tienen que hacer porque el andalucismo es necesario, ¡pero que no se acerquen a PNV, CIU ni ERC!, por ejemplo.

  • SILENCIO

    Jajaja.
    Pobre Bonilla, hasta penita da ¡
    Ese está en Madrid instalao antes del Domingo de Ramos ¡

  • exnocilla

    nocilla. Deja al arenas en el ropero. o te no te comes ni el donut regalao …