El duelo a puerta cerrada

Carlos Navarro Antolín | 18 de septiembre de 2016 a las 5:00

RP JUAN BUENO
NADA ha trascendido de la última intervención de Virginia Pérez como secretaria general del PP en el comité celebrado a puerta cerrada. De tal intensidad fue el aldabonazo del jefe Arenas a sus cachorros que ha eclipsado cuanto dijeron Juan Bueno, presidente provincial, y la conocida como la camarlenga. Pues sepan todos que la Pérez intervino unos minutos y soltó un combinado de perlas australiana con cien gramos de ojana bien despachaítos, que ya se sabe que la política es una actuación. E incluso una sobreactuación. Pues que se abra el telón y sepamos cuanto ocurrió intramuros.

El discurso de la camarlenga era el más esperado. Comenzó negando la mayor: “Se me ha solicitado la renuncia como secretaria general porque se considera que ha habido un hecho desleal, una deslealtad. Yo entiendo que no he sido desleal ni con el partido ni con su presidente. Cumplo los acuerdos y, de hecho, hoy renuncio como secretaria general”. Acto seguido Virginia pegó el aguijonazo al denunciar que se enteró por la prensa de los dos nuevos fichajes que Bueno y Zoido preparaban para blindar la cúpula del partido contra el sector crítico que ella encabeza en Sevilla, unos nombramientos abortados por el mismísimo Arenas en colaboración con Fernando Martínez Maíllo, vicesecretario general de Organización. “El PP de Sevilla es un partido serio, debe ser un ejemplo de seriedad, compromiso, lealtad, participación y respeto. Pero la sensación que uno tiene cuando se entera por los medios de comunicación de convocatorias y de nombramientos de los que debería conocer precisamente este comité, es es de indignación y desconcierto, justamente algo que debemos corregir”. Y comenzó a combinar el fuego a discreción contra los rostros tradicionales que se han alternado en el control del partido en los últimos lustros con los guiños estratégicos de cara exclsuivamente a la galería: “No quiero un PP lleno de personalismos, sino que refleje los equipos, el proyecto de las ideas, principios y valores. Mi partido es el de los ocho alcaldes. José Luis, Ricardo, Juan, Jorge, Martín, Antonio, Lola o José Leocadio, quien no está aquí hoy porque está ejerciendo de alcalde. Mi partido es el de los cargos públicos y orgánicos. El de Zoido, Arenas, Juanma Moreno y Loles López. Es el de los 278 concejales de la provincia, el de los concejales de la capital y, sobre todo, el de los hombres y mujeres que no aspiran más que a ayudar, que no salen en las fotos, pero que son el pilar sólido del proyecto”.

Uno de los mensajes más directos se produjo cuando expuso su ideal de partido:“Quiero hacer un ruego. Me gustaría que este partido no fuera el partido del rencor, sino el de la unión. Que no sea el partido de tres o cuatro, sino de veinte mil. ¡Tenemos veinte mil afiliados! Con ellos tenemos que ofrecer proyectos para un millón y medio de sevillanos de la capital y la provincia. Tengamos amplitud de miras”.

A modo de declaración de últimas voluntades como secretaria general, Pérez hizo una petición con un tono pretendidamente solemne:“Os pido un último favor. Comportaos con nuestro nuevo secretario general como conmigo. No puedo estar más agradecida por el trato que he recibido en este año. Querido Andrés [Parrado], compañero de aventuras con el que tengo afinidad y amistad, tienes mi mano tendida”. Hubo un largo aplauso.

El presidente provincial Juan Bueno explicó previamente de forma muy somera el cese (renuncia) de Pérez como secretaria general por efecto de los “acontecimientos” que han marcado la vida interna del partido. “Las buenas relaciones que deben existir entre un presidente y una secretaria general se truncaron. Es cierto que yo soy el presidente y, por tanto, soy el que necesita más que nadie mantener esas relaciones. Yo le pedí a la secretaria general que ocurriera lo que está ocurriendo en este momento [su renuncia]. No hay más quejas sobre nadie, ni siquiera sobre ella. Ella es vicesecretaria general del PP andaluz y de Sevilla. Yes portavoz en la Diputación. Y lo va a seguir siendo. Cada uno hacemos las cosas lo mejor que podemos y ella lo va a seguir haciendo. Es la explicación que os quería dar. A algunos les parecerá suficiente y a otros no”. Bueno dejó claro que no entraría en detalles sobre sus problemas con Virginia Pérez. No habría reproches personales:“En los momentos que vivimos, creo que no nos llevaría a nada bueno hurgar en la pormenorización de otro tipo de cuestiones, hurgar en todos los problemas que hemos tenido, en los errores que yo, por supuesto, he cometido, en los asuntos en los que yo no he estado fino… Os pido que con esta explicación no os deis por satisfechos, pero sí por explicados”.

El comité tuvo notas pintorescas, como la del representante de Lebrija, harto de que el abogado del partido tarde en atender sus necesidades y cansado de los problemas internos: “Uno está luchando en Lebrija contra una manada de lobos y viene aquí y resulta que si hay un bando, otro bando…”. Bueno tomó la palabra de nuevo al final de la sesión:“Pido perdón por no haber controlado las filtraciones”. Y algunos hablaron de la cantidad de mosquitos que hay en Coria, la localidad del nuevo secretario general. El PP de Sevilla ya no tiene camarlenga. Pero la curia la sigue controlando (o condicionando) el mismo de siempre. Arenas, el sumo pontífice.
REUNION PP

  • Vicente

    Hay que decir basta de tener personas que nada mas se dedican a estorbar, aplaudir yno hacer nada por el partido.
    Que lo tenga claro el Sr. Bueno.

  • Vicente

    Hay que decir basta de tener personas que nada mas se dedican a estorbar, aplaudir y no hacer nada por el partido.
    Que lo tenga claro el Sr. Bueno.

  • Icaro

    El PP de Sevilla necesita una gran reforma: con servilismos, mediocridades y luchas internas no se puede ser alternativa de gobierno. Con un poco de suerte, si en las demás provincias hay mejores circunstancias, lo mismo por efecto rebote el PP tiene suerte. En cualquier caso, el “Señor Bueno” no me parece bueno, valga la redundancia ni como líder del PP, ni como cargo político de ninguna clase, pero como pasa en todos los partidos, siempre hay expertos en peloteo y eso son los que suelen estar en la cresta de la ola. Otra cosa que haría mucha falta es quitar a Javier Arenas ya. A pesar de esto seguiré votando al PP porque a pesar de esto, no quiero que nos sigan robando los socialistas o socialistos.

  • Para Icaro

    “no quiero que nos sigan robando los socialistas o socialistos.” Olé, que te roben los del PP, que son mancos, no te jo…es. Pero el caso es que ten roben, no? Este es como el tonto que coge el camino, termina el camino y el tonto sigue andando.

  • Afiliado

    Lo que ocurre en Sevilla no es nuevo. Todo el que intenta hacer algo para mejorar el partido tiene que salir escopeteado.

    Arenas controla todo y siempre ha mantenido dos grupos luchando por el poder del aparato y entre ellos siempre se han dado navajazos, eso sí el Arenas siempre se sale con la suya y además esto es de chiste al representar junto con Virginia Pérez el sector crítico, me río de los renovadores y los que no lo son… es solo otra lucha de poder entre Zoido el torpe traicionero y el de siempre el fósil Arenas. Los del medio tendrán para ello lo que siempre han hecho a los demás… navajazos por la espalda. Señores este siempre ha sido el PP de Sevilla por eso tenemos lo que tenemos y se lo dice un ex cargo público que dejó de serlo por no reír las gracias de todos estos vividores que ni han trabajado en su vida y han comido de la sopa boba. Panda de….

  • Me harto de reír

    Que la ex camarlenga se queje de filtraciones manda huevos…que haga discursos que ni ella se cree y al dictado de Arenas es patético.

  • Icaro

    Para el que me ha contestado. A ver: robar es malo venga de donde venga: ¿o es que acaso es mejor que roben los socialistas o socialistos? En España hay doble vara de medir y parece que si el que roba es de la presunta izquierda se le perdona todo o se le considera error administrativo, cosa que no hay quien se lo crea. El PP en Andalucía se merece una oportunidad tras largos año de dominio y monopolio socialista o socialisto. Y que no vengan los Podemitas porque de lo contrario esto ya es el armagedón o el apocalipsis.

  • Icaro

    Para el Afiliado: lo mismo nos conocemos porque yo también pertenecí al PP. Lo dejé porque no iba a poder teniendo la dedicación que había tenido y en segundo lugar porque no me gusta cómo se hacen las cosas en Sevilla. Veo las cosas iguales que tú: no hay renovadores,sino palmeros, pelotas, torpes y vividores. A pesar de todo espero que el PP tenga una oportunidad porque es bueno la renovación y el cambio a través de un partido constitucionalista.

  • De negro ruán

    Diputaciones, Ayuntamientos, comités, secretarías generales, portavoces, presidentes… todo esto lo pagamos los contribuyentes y a cambio no recibimos nada de nada… la partitocracia va a cargarse este país si es que no lo ha hecho ya.

    PD Magnífica la información que D. Carlos maneja del PP provincial. Eso es una fuente y no de las Las Ranas