La caja negra » Archivo » Metro, un túnel sin salida para Espadas

Metro, un túnel sin salida para Espadas

Carlos Navarro Antolín | 9 de octubre de 2016 a las 5:00

Juan Espadas en el metro de SEVILLA
A Juan Espadas se le pone un día cara de Zoido, cuando se dedica a promocionar procesiones y a convocar el plebiscito del escarnio, y otro cara de Manuel del Valle, cuando no hay antiácido que le ayude a tragarse el sapo del Metro. Espadas con el Metro es Manuel de Valle pero sin camisa a medida ni austero abrigo largo. Del Valle llenó Sevilla de carteles para convencer a la grey de que el Metro era inviable, una campaña para decir que no había proyecto. Enseguía ahora el márquetin político que impera aprobaría una campaña igual, una campaña en negativo… El alcalde se ha metido en pocos meses en su segundo lío. Primero fue la consulta de la fecha de la Feria (¡Han cantado gol en propia meta!) y ahora ha sido el Metro, donde Espadas se ha construido su propio túnel sin salida sin necesidad de carteles ni de campañas. Manuel del Valle se salió del Metro. Espadas se vio metido y no sabe salir.

Ha dicho el alcalde esta semana en el colegio Buen Pastor, el auditorio blanco soñado por cualquier político, que las soluciones al tráfico de la ciudad no tienen por qué pasar por el Metro. ¡Ahí va, el Metro! ¡Ahí va, los donuts! El alcalde ha dicho la verdad ante un público blanco, inocente, alumnos que formularon preguntas sobre su ciudad. Juan Espadas, por fin, ha hecho la ingestión. ¡El sapo entró! No vamos a tener más Metro. Todos estos meses hemos sido nosotros, los sufridos administrados, los que nos hemos tragado los sapos de los diversos anuncios, el humo tóxico de las declaraciones y las cucharadas de sopas bobas. Sólo la Ciudad de la Justicia ha generado tanto humo como el Metro en menos tiempo. ¿Cuántas veces nos ha repetido Juan Espadas que no hay que dejar de reivindicar el Metro? El 13 de julio de 2010, cuando era el líder de la oposición, dio la razón a los vecinos de Pino Montano que llevan años exigiendo un Metro soterrado. El 9 de septiembre de ese mismo año alabó a los diez componentes del equipo de la Junta de Andalucía que han diseñado las líneas de Metro: “Cuentan con una experiencia internacional en la ejecución de metros en las principales ciudades del mundo”, por lo que todos, según Espadas, debíamos estar tranquilos ante los imponderables técnicos del trazado sevillano.

El 29 de abril de 2011, en vísperas de su primera campaña electoral, se comprometió a promover el paso de la línea 3 del Metro por San Jerónimo, caladero de votos socialistas. El 15 de abril de 2015, a un mes de las elecciones, sentenció: “Retomaré el Metro y derogaré la nueva zona azul”.

La coincidencia de gobiernos socialistas en el Ayuntamiento y en la Junta de Andalucía a partir del verano de 2015 servía en bandeja la ejecución de nuevas líneas de Metro. Ya no cabía la confrontación entre ambas administraciones. Zoido ya no estaba. Espadas sería un nuevo estilo, por fin había llegado el gestor a la Plaza Nueva como el tapicero a su ciudad, señora.

El pasado 27 de julio, metidos en las calores y sin sombra en la Avenida, el alcalde exigía financiación para el Metro al gobierno central, que todos sabemos que está en funciones y que tiene las manos atadas, pero el rigor es lo de menos. Se trata de confrontar. De hacer ruido, de vivir de la renta efímera de un titular, de echar el balón a la olla de las administraciones para señalar a todas y a ninguna a la vez . Espadas se ponía gallito ante el Ministerio de Fomento cuando la Junta de Andalucía ya daba por perdidos los proyectos de nuevas líneas, cosa que destapó recientemente este periódico. Sevilla tiene Metro, sí. Literal. Una única y solitaria línea de Metro. El 22 de septiembre, Espadas tildó el crecimiento de la red de Metro de “irrenunciable”, pero advirtió que la ciudad no estará parada mientras se inician unas obras ya descartadas por la Junta. Y tanto que Espadas no está parado, por eso agita el sonajero de la ampliación del tranvía hasta Santa Justa, ha ampliado en más de 3 kilómetros el autobús que cubre el Polígono Carretera Amarilla, ha creado las lanzaderas entre la Cartuja y el apeadero de Blas Infante con el pretencioso nombre de Tussam exprés, ha potenciado la línea C5 que pasea a velocidad de tío vivo a cuatro jubilados cada tres horas por el casco antiguo, y no para de referir que hay “otras soluciones” antes que el Metro cuando se relaja y dice la verdad antes tiernos infantes. Por fin asume en público el discurso de la Junta de Andalucía largamente ocultado en los despachos: Sevilla tendrá más autobuses y tranvías, pero no más Metro.

El alcalde sabía de sobras que la Administración autonómica tenía tirada la toalla del Metro sevillano pese al elevado coste (18 millones de euros) que había tenido el diseño de las líneas que faltan. Por eso llevaba varios meses exhibiendo los nuevos planes de Tussam sin verle la salida al túnel del Metro. Por eso Zoido tenía preparados en el cajón los proyectos de ampliación del tranvía a Sevilla Este y a la Plaza de Armas, dos nuevas líneas estudiadas por Tussam de cuyos detalles informó este periódico en agosto. Todos sabían la verdad y se fabricaron las respectivas salidas de un túnel donde se ahogan los sueños de Sevilla por ser de nuevo una gran ciudad.

El alcalde fija mientras otro objetivo para el mandato: acabar con el Vacie. Sevilla en blanco y negro en pleno 2016. De erradicar el Vacie ya habló Franco. Hasta lo visitó. Y la primera ley de Metro de la ciudad es de las cortes franquistas, de 1968. Seguimos con el Vacie como Hurdes a lo hispalense y tenemos un Metro menguado, insuficiente para una ciudad que roza los 700.000 habitantes y que en buena parte discurre por la superficie. Espadas cualquier día, entre viaje y viaje a Málaga, nos habla de recuperar el Canal Sevilla-Bonanza, reabrir Ecovol o reinstalar las sillas de tijera de color verde de la Plaza Nueva.

Ni Metro, ni cercanías al aeropuerto. Y Espadas sacando pecho al quejarse de que las cláusulas sociales de los contratos municipales son tan innovadoras que abrirían los telediarios si se tratara de Madrid y Barcelona. No se preocupe el señor alcalde que los sevillanos nos hemos hartado de salir en los telediarios el último mes entre su consulta sobre la Feria y el pifiazo de su compañera Verónica Pérez a las puertas de Ferraz. Eso es lo que le ha pasado al alcalde con el Metro, que ha hecho un Verónica Pérez al exigir un proyecto con mucha energía, obtener un portazo del gobierno amigo de la Junta y aplicarnos el placebo de unos cuantos autobuses más. Esperemos, al menos, que seamos capaces el próximo verano de colocar bien los toldos de la Plaza del Pan al primer intento y que al alcalde se le quite la cara de Manuel del Valle, quien, por cierto, nunca bailó en la Feria. Ni prometió el Metro ni la Ciudad de la Justicia. Al menos nos anticipó la verdad. El Metro sigue siendo un tunel sin salida. Aunque nunca haya que perder la fe. Dios existe, decían los autobuses de Tussam. Siempre Tussam.

  • triste

    El metro es muy necesario para una ciudad colapsada de trafico, conseguir llegar de una punta a otra de la ciudad es más de una hora perdida en retenciones y aglomeraciones de vehículos. Es muy triste que Sevilla siga sin una red de metro como otras ciudades.

  • Manuel

    Con una perspectiva de crecimiento cero o negativo de la población y con la previsible y deseable perspectiva de disminuir de forma sustancial el número de desplazamientos y mas de desplazamientos en vehículo privado. Sevilla no tendrá mas problemas de movilidad que los que ya tiene.

    Utilizar unos inexistentes 3.000 millones en un proyecto de metro subterráneo que ni siquiera soluciona los problemas d movilidad interurbana es un disparate.

    Mientras antes se abandone ese proyecto y se emprenda otro mas razonable mejor.

  • yaestabien

    Lo que el Gobierno de la Junta de Andalucía PSOE y el Ayuntamiento de Sevilla con el sr. Espadas al frente, están haciendo con Sevilla de enterrar la Red de Metro de Sevilla, con el cuento de que no hay dinero, es de muy poca Vergüenza, que no hay dinero venga ya! dejen de mentir entre lo que os habéis llevado y la falta de voluntad Política por parte del PSOE con Sevilla, por sus complejos ante las demás provincias Andaluzas, es para que los ciudadanos de Sevilla estemos tomando nota quien en este asunto está perjudicando a la ciudad de Sevilla y sus ciudadanos,a Sevilla la estáis paralizando y así no hay progreso

  • Enrique

    Es realmente patético que nos pretendan convencer de que la solución practicada universalmente en todo el planeta para la movilidad no es aplicable a Sevilla, por no hablar de la inequidad que supone que en Málaga y Granada haya Metro de características superiores a la raquítica línea de Sevilla, cuyos habitantes podrán disfrutar de un superior bienestar, muy superior al de los sevillanos.
    PD: y por no hablar de la dificultad de acceder a uno de los mayores cascos históricos de Europa sin un Metro.
    http://bitly.com/metrosEspaña

  • Carlos

    Manuel la metropolitana de Sevilla no ha parado de crecer, por lo que no es solo necesario el metro, sino que este tenga paradas por todo el aljarafe, zona norte, alcalá de guadaira y sur.

  • Unodesevilla

    No para nada el metro no es necesario, Manuel, Sr. Alcalde y demás lumbreras del mapa político. En Málaga si; con dos líneas y menos población, cojer autobuses en Pino Montaño hasta los Bermejales 45 minutos;o de Sevilla este, no nos tomen más el pelo

  • Olegario

    El día que vean posible llevárselo crudo con las líneas del metro, retomarán el proyecto de construcción, no os quepa dudas solo es cuestión de maquinar como llevarse el 3, 5 o 10%, esperando que arrecie el temporal. Por cierto, no sería la 1ª vez ¿verdad?

  • Manuel

    Carlos, repase la evolución del padrón municipal y comprobará que el municipio de Sevilla tiene ahora los mismos habitantes que tenía cuando la Expo del 92 y que las previsiones de crecimiento son negativas.

    En cuanto a la provincia se espera un crecimiento de pocos miles de habitantes en los próximos 50 años.

    En todo caso ninguna de las líneas previstas sobrepasa el término municipal de Sevilla. No están pensadas para la zona metropolitana.

  • Uno que estaba arando...

    Nada mas triste para Sevilla, que ceder el Gobierno de la Ciudad a un Alcalde cuyo partido siente HORROR, sólo de pensar que en Andalucía puedan acusarle de CENTRALISTA. Para ser Alcalde o Alcaldesa de Sevilla, hace falta UNA PERSONA CON VALOR, PROPIEDAD Y LIDERAZGO. Busquen el los bolsillos de Espadas o de cualquiera del PSOE, a ver si encuentran algo parecido…

  • Limoncello

    Señor Espadas, Señor Zoido. Estamos cansados de tantas promesas incumplidas. No más titulares, y más hechos. Hace el Metro en Sevilla y su área metropolitana, pero ya!
    En fin, Esta cuidad morirá de inanición por la desidia de los políticos… que pena,que tristeza!

  • Ya está bien

    Manuel usted que es muy dado a dar números, le conmino a que vea los habitantes del área metropolitana de Sevilla , que Sevilla pierde censo evidentemente , pero la cornisa del Alarafe los gana y la confluencia de los que circulamos y usamos los servicios públicos no son solos los que viven en la ciudad de Sevilla, Sevilla hoy día es lo que se le denomina la gran Sevilla, que por cierto somos nacidos en Sevilla que hemos decidido vivir y buscar Urbanizaciones o ciudades dormitorios con más calidad de vida que la ciudad,es decir su capital y área Metropolitana, lo que ocurre es que perece ser que La Junta de Andalucía PSOE y su Ayuntamiento todavía no se han enterado y claro con este nivel de políticos Sevilla pierde y paralizan su progreso

  • Torbe

    Otra genoflexión más del ínclito Espadas

  • Enrique

    Estimado Manuel, su argumentación es impertinente. El metro es solucion para hoy, no de mañana: piense que el metro no pasa por el hospital más grande de Andalucía (al que acude población de todo el área metropolitana, y de toda Andalucía), ni por el Viregn Macarena, ni al Sagrado Corazón, ni al Hospital de Fátima, ni por el Hospital de Valme, ni por los barrios más poblados (Sevilla Este, Macarena, Norte y Distrito Sur), ni por las facultades y escuelas de Reina Mercedes, ni llega al campo del Betis, no llega a un centro que se despuebla y cuya población envejece, ese enorme casco histórico al que no se puede acceder y se queda sin comercio tradicional y quedará como parque temático de los turistas….
    http://bitly.com/metrosEspaña

  • Nazareno

    Cuelga tú mi vida. No, no, cuelga tú, miarma. No, tú, cariñito. Que no, que no, que cuelgues tú. Así andan los que han gobernado 22 años en España y 12 los otros. ¿Pero alguien cree que la Junta que gobierna nuestra Andalucía ¡¡34 años ya, más los tres de cominito de la Preautonomía y los tres que le quedan a la Sultana, serán 40!!. (Ojo, que los franquistas “sólo” sumaron 36 y el proyecto de Metro data de 1969), alguien cree, repìto, que el Metro de Sevilla no hubiera seguido adelante?.
    Con decir que solamente con dos alcaldes andalucistas, en dos tirones distintos, la construcción se hizo realidad, se verá que en los dos grandes partidos no hay voluntad ni intención. El día que un partido cualquiera lo someta de veras en su programa como
    condición ineludible verán como todos correrán diciendo (perdón, es un dicho popular) maricón el último que no lo prometa.