Las cuadrillas antiveladores

Carlos Navarro Antolín | 31 de octubre de 2016 a las 5:00

1-_91A1356
Antonio Muñoz está como si viviera en un continuo Viernes de Dolores: quitando veladores por las calles del centro. El gobierno se ha dado cuenta de que las batidas contra los abusos de ciertos hosteleros tienen impacto mediatizo. Yhasta hacen de sonajero que distrae al público de otros asuntos de la vida cotidiana. Muñoz saca las cuadrillas antiveladores, que dejan la camioneta al ralentí en las proximidades de la taberna de turno y en un plispás aparecen los tíos cargando mesas, taburetes, banderolas y demás utensilios que convierten la ciudad en la mayor covacha. Hala, todos los cachivaches a la camioneta y arranque usted que ya estamos soltando lastre en el almacén municipal, convertido en el cementerio de veladores. Todo hostelero que oye esos motores encendidos, sabe que no es el tío del hielo, sino los temidos hombres de Muñoz.

  • Uno que estaba arando...

    Lástima que a nadie le interese urgar en como se organizan los Negocios de ” La Noche ” en Sevilla, habida cuenta de que el Ayuntamiento no TIENE SERVICIO DE INSPECCIÓN para estos locales, y la POLICÍA LOCAL, se HA DECLARADO INCOMPETENTE para cerrarlos salvo en determinados supuestos de seguridad. Campan por la ciudad, desde hace decenios, locales abiertos sin licencia, locales con licencia que no cumplen requisitos, locales con unas autorizaciones que ejercen espectáculos, sin ellas, y todos, CALLADOS COMO MUERTOS. Todos. El AYUNTAMIENTO, el primero, LA JUNTA, QUE PUEDE RESCATAR COMPETENCIAS POR INCUMPLIMIENTO, la SEGUNDA, la PRENSA, la TERCERA, y los REPRESENTANTES DEL SECTOR, QUE LO CONOCEN TODO, LOS CUARTOS. Mientras los vecinos y ciudadanos en general, deben soportar, excesos, ilegalidades, competencias desleales etc… ¿ Los veladores ? Ah, sí, los veladores…UNA ANÉCDOTA, comparado con lo anterior…

  • ito

    tiene razon el que estaba arando el servicio de inspeccion tanto de medio ambiente como otros hace años que no sale a la calle , practicamente los mandaron de chupatintas a las oficnas y sin salir de noche

  • Miguel

    Por una vez, y sin que sirva de precedente: Tiene Vd. razón.