El polémico cambio de criterio de la Junta al gravar las herencias modestas

Carlos Navarro Antolín | 5 de julio de 2018 a las 5:00

montero_web2

LAS agencias tributarias –todas– tienen la obligación de recaudar el máximo dinero conforme a los derechos de cobro generados en favor de la Administración. De estas agencias dependen en buena medida que las inversiones previstas en los presupuestos pueden llevarse a término, así como que los servicios y prestaciones públicos sean posibles. La Junta tiene una nueva vía de ingresos desde el pasado 13 de octubre, tal como publicó la Agencia Tributaria de Andalucía en una circular oficial de 33 folios. Se trata de un impuesto que grava una operación frecuentísima: la de un heredero que se queda con la única casa, finca o bien indivisible que compone la masa hereditaria y que compensa a los demás herederos con un pago en metálico (supuesto recogido en el artículo 1062 del Código Civil). Hasta antes de octubre de 2017, la Agencia Tributaria de la Junta consideraba que en esos supuestos específicos no se producía lo que técnicamente se denomina como un “exceso de adjudicación”, por lo que no procedía la liquidación por Actos Jurídicos Documentados (AJD), sino simplemente por el Impuesto de Sucesiones que, prácticamente, nunca salía a pagar al ser herencias modestas. Ojo, es importante no confundir este tipo de operación con otras herencias en las que sí cabe la liquidación por AJD al incluir nuevas operaciones como, por ejemplo, una obra nueva o una segregación. Por eso la Junta alega (con razón) que sí ha liquidado herencias por el tributo del AJD, lo cual es posible por lo que acabamos de describir, pero no lo sería en el supuesto específico de una herencia con un solo bien indivisible en la que el hermano compensa a los demás con un pago en metálico (el ya famoso artículo 1.062 del Código Civil).

Esta posición de la Junta de entender que no hay exceso de adjudicación cuando se asigna a un comunero un bien indivisible, se publicó con nitidez en una circular de 2013 y se confirmó en una circular de 2016. Es más, la entonces directora de la Agencia Tributaria de Andalucía, al interponer un recurso extraordinario de alzada para la unificación de criterios ante el Tribunal Económico-Administrativo Central, reconoce en 2015 que una escritura de herencia a la que se aplica el 1.062 no tributa por AJD en su modalidad de cuota variable. El mismo criterio de negar la calificación de “exceso de adjudicación” en este específico ejemplo de herencias se reconoce expresamente en la propia doctrina del Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) con fecha de 17 de septiembre de 2015.

Si no hay exceso de adjudicación no hay AJD que liquidar, puesto que además el AJD es incompatible con el Impuesto de Sucesiones al que ya están sujetos las herencias. Pero en octubre de 2017, la Consejería de Hacienda dirigida por la socialista María Jesús Montero –hoy ministra de Hacienda del Gobierno de España– cambia un criterio que afecta a un tipo de herencia muy habitual, de tal forma que en una herencia de cuatro hermanos y un inmueble de 100.000 euros, el hermano que se quede con la vivienda tiene ahora que abonar 1.125 euros (el 1,5% del considerado ahora como exceso de adjudicación).

Cualquier liquidación por AJD en herencias acogidas al 1.062 efectuadas antes de la circular de 2017 podría ser recurrida, pues está confirmado –al menos por tres vías– que la Junta no sólo no había variado de criterio de julio de 2013 a octubre de 2017, sino que lo había venido remarcando en ese período.

La Agencia Tributaria niega relevancia económica a la circular de octubre de 2017 que cambia el criterio. Insiste en que los ingresos por AJD en herencias no son importantes. Pone el ejemplo del año 2016, cuando se liquidaron 44 expedientes por Actos Jurídicos Documentados en el caso de herencias por un importe de 33.819,06 euros. Claro que hay que entender que ahí no debe haber ni una sola herencia del tipo descrito (el del ejemplo habitual de la familia en la que un heredero se queda con la única casa y compensa a los demás en dinero), pues caso de haberlo, la Agencia Tributaria habría ido entonces contra sus propios criterios. Y eso ya podría ser otro tipo de “exceso”, distinto al que ahora nos ocupa.

  • Rumba

    Ya no saben por donde robarnos y tenemos que tragar y tragar y tragar y seguir tragando

  • Sangregorda

    Los criterios recaudatorios de la Juan de Andalucía son tan incosistentes y poco escrupulosos con la legalidad, que lleva años perdiendo de manera escandalosa muchos pleitos que le plantean los contribuyentes. Aunque su fiscalidad depredadora le hace continuar con esta política ya que son muchos los que por desconocimiento eligen pagar antes que reclamar. Toda una desvergüenza y un abuso.

  • Juanma

    No me queda nada claro.Si heredó una vivienda con valor tasado de 70000 euros,¿Que impuestos implica?Si alguiene puede responder lo agradecería,gracias

  • Patricio

    La voracidad de la Junta de Andalucía contra los menos pudientes, no tiene límites.

  • Sonia

    Todos andaluces debemos pagar con los excesivos impuestos esta red clientelar para seguir manteniendolos y como recompensa tenemos una comunidad corrupta injusta y la más pobre de toda Europa

  • nomasimpuestos

    Son depredadores insaciables, ellos que nunca han tenido un trabajo de verdad, que no saben lo duro que es crear riqueza, que no saben lo duro que es ahorrar. QUE VIVEN DE NUESTRO DINERO.
    Cuando va a terminar este expolio a la poblacion???

  • JOAQUÍN

    Tenemos lo que nos merecemos. Seguid votando a estos carroñeros, que siguen expoliando bienes y exprimiendo a la gente humilde para mantener sus votos cautivos, subvenciones a sus amigochos y consejerías llenas de enchufados y vagos, que viven de esto. Ya hace muchos años que deberían haber sido desalojados de sus poltronas. Seguid votándolos.

  • Luisa

    Chorizos, en Madrid no se paga y aquí si te pasas la vida ahorrando para dejarles algo a tus hijos los arruinan.

  • juan

    Ahora vamos comprendiendo como la Montero lleva escolta hasta cuando va al baño.